Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 381 al 400 
AsuntoAutor
RE: NoticiasdelCeH José Mar
334/02 - Biografía humboldt
Re:NoticiasdelCeHu menecozi
335/02 - Actividad Humboldt
336/02 - Actividad Humboldt
337/02 - Actividad Humboldt
340/02 - Jornadas Humboldt
341/02 - Actividad Humboldt
338/02 - Actividad Humboldt
339/02 - Actividad Humboldt
342/02 - Actividad Humboldt
343/02 - Eleccione Humboldt
353/02 - Los error Humboldt
352/02 - La crisis Humboldt
344/02 - Bolivia - Humboldt
345/02 - La Geogra Humboldt
346/02 - Negociaci Humboldt
347/02 - Entrevist Humboldt
348/02 - La Nación Humboldt
349/02 - Viraje Po Humboldt
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 560     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 344/02 - Bolivia - 20 años
Fecha:Sabado, 13 de Julio, 2002  20:18:02 (-0300)
Autor:Humboldt <humboldt @............ar>

Ataque radial

NCeHu 344/02
Bolivia

 
"20 AÑOS"
 
 

Un voto por el cambio que se dispersó

LA PAZ (De una enviada especial).- Los campesinos, los indígenas, piden salir de la pobreza institucionalizada. Los profesionales, los comerciantes de las ciudades, ansían el fin de la corrupción en el gobierno y el reparto del poder. Los empresarios quieren reglas claras. En un país habituado a las desigualdades, los bolivianos ayer lanzaron un reclamo parecido: cambio.
.
Pero ninguno de los candidatos logró un mandato claro, y será ahora el Congreso el que deberá definir quién gobernará Bolivia. Así, esa ansiada renovación en la forma de gobernar puede hacerse esperar. "El conflicto social no es el resultado de una estrategia organizada, sino de una acumulación de descontentos y frustraciones. Hay estabilidad política, pero las políticas de ajuste se han agotado. De ahí la demanda del cambio, un sentimiento de ricos y pobres por igual", dijo ayer a LA NACION el analista Jorge Lazarte.
.
La más visible de esas frustraciones buscó ayer luz en Evo Morales. En las elecciones de 1997, sólo obtuvo el 4% de los votos. Pero llegaron el plan de erradicación de plantaciones de coca del entonces presidente, Hugo Banzer, y una crisis que hizo caer el empleo y subir el subempleo, arrastrando a sectores pobres a mayor pobreza. Así, desde 2000 se acumularon los piquetes de cocaleros en el Chapare y el asedio de los cortes de rutas por campesinos e indígenas en La Paz. Y Morales, con la misma habilidad con la que se enfrentó al embajador norteamericano, Manuel Rocha, se hizo con la llave para decidir el nombre del futuro presidente.
.
Más silencioso, pero igual de determinante, fue en las ciudades el desgaste del Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR), del Movimiento de Izquierda Revolucionario (MIR) y del oficialista Acción Democrática Nacionalista (ADN), que desde 1982 se intercambian la presidencia.
.
Ineficiencia y venalidad
.
El gobierno de Banzer, acusado de flagrante corrupción, incapaz de revertir la caída del PBI y rápido para abusar del déficit fiscal, trasladó esa pátina de ineficiencia y venalidad a los otros partidos tradicionales. De esa forma, ni la experiencia ni los programas de los ex presidentes Gonzalo Sánchez de Lozada y Jaime Paz Zamora lograron capturar del todo a los bolivianos. Tampoco pudo, por más brillante que haya sido el traje de renovación con el que se vistió, Manfred Reyes Villa. Sus propuestas populistas no le alcanzaron para acaparar los votos necesarios.
.
Sin ningún candidato que respondiera a la necesidad de cambio, el reclamo de los bolivianos se dispersó en el voto, y ahora, paradójicamente, puede derivar en una administración que se maneje de la misma forma que lo hicieron las que la precedieron en los últimos 20 años.
.
Hoy comienza en el nuevo Congreso la carrera por negociar la presidencia. El resultado puede ser una rara pero no infrecuente ecuación de derecha e izquierda con Manfred Reyes y Evo Morales o la unión de dos políticos que no se ocultan su mutuo desagrado, Sánchez de Lozada y Paz Zamora. Esa negociación, que tan cansada tiene a la mayoría de los bolivianos, hoy parece inevitable. Y peligrosa.
.
"Cualquiera sea la combinación de partidos en el poder -dijo Lazarte-, el presidente va tener un grave problema de gobernabilidad. Va a ser muy débil en los primeros dos o tres años. Va a tener que enfrentar la oposición desde el Congreso y desde la calle."
.
Así, ni los indígenas y los campesinos, ni los profesionales y los comerciantes, ni los empresarios habrán logrado el cambio que buscaban. Bolivia, entonces, correrá el riesgo de transformarse en otra historia más de inestabilidad política y económica en una región golpeada.
.

Fuente: Inés Capdevila, diario La Nación, Buenos Aires, 1ro de julio de 2002.