Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 3440 al 3459 
AsuntoAutor
835/04 - A 35 años Humboldt
834/04 - FELICITAC Humboldt
837/04 - EL MUNDO Humboldt
836/04 - DÍA DEL G Humboldt
Zndows-1252?Q?Jos= José Mar
841/04 - APORTES P Humboldt
842/04 - EL PLANET Humboldt
840/04 - PRÓRROGA Humboldt
839/04 - JORNADA - Humboldt
838/04 - DÍA DEL G Humboldt
843/04 - Apropiaci Humboldt
844/04 - "Los trab Humboldt
Felicitaciones Hum Geog. Je
845/04 - El Cordob Humboldt
846/04 - Universid Humboldt
847/04 - " No deje Humboldt
848/04 - "Problema Humboldt
849/04 - Del alza Humboldt
850/04 - UE-Latini Humboldt
Para listas de Hum Carvajal
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 3711     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 888/04 - Ecos de la Cumbre de Guadalajara
Fecha:Domingo, 6 de Junio, 2004  18:27:37 (-0300)
Autor:Humboldt <humboldt @............ar>

 
NCeHu 888/04

 
Abrir nuevos mercados, una promesa que dejó la Cumbre

Matías Longoni

 
 GUADALAJARA.
El tropel de líderes de Europa y América latina dejó ayer Guadalajara. De esta Cumbre, Argentina se llevó promesas concretas para abrir mercados y ampliar sus exportaciones, una de las patas angulares del proyecto económico de Néstor Kirchner. A la ratificación de que en octubre próximo el Mercosur llegará a un acuerdo de libre comercio con la Unión Europea, se sumaron dos anuncios que apuntan en igual sentido: la próxima asociación de México al bloque regional y la creación de un espacio de negociación exclusivo para países en desarrollo.

La gestión de Kirchner es decididamente menos liberal que la que condujo la Argentina en los noventa. Pero en materia de "libre comercio" se ha mostrado mucho más activa que aquella. Esta postura "aperturista" se explica en la necesidad. Además de renegociar la deuda externa, el Gobierno debe hacer crecer las exportaciones, para obtener el dinero con qué pagar.

Brasil enfrenta un escenario parecido, y por eso el Mercosur funcionó últimamente como un relojito. Juntos, argentinos y brasileños están lanzados a la conquista de nuevos mercados, fundamentalmente para sus competitivos productos agrícolas.

En Guadalajara, el Mercosur y la UE ratificaron el jueves, al máximo nivel político, que en octubre concluirán las tratativas para conformar la primera zona de libre comercio entre dos regiones, y que además será la mayor del mundo por población. En este pacto Argentina se juega buena parte de sus chances de exportar más. Si todo sale como quiere el Gobierno, los embarques hacia ese continente podrían subir en 10 años de 5.500 a unos 10.000 millones de dólares.

A última hora del viernes, en tanto, el presidente mexicano Vicente Fox y su par brasileño Lula De Silva acordaron que también México negocie un tratado de libre comercio con el Mercosur. El anuncio formal será hecho el 8 de julio en Buenos Aires, durante la Cumbre en que Argentina traspasará a Brasil la presidencia pro témpore del bloque sureño.

La asociación de México, que deja la puerta abierta a su posterior ingreso como "miembro pleno" del Mercosur, no es un dato menor. Ese país importa cada año por U$S 170.000 millones, buena parte en alimentos, pero lo hace de EE.UU. y la UE.

En paralelo, el ministro Roberto Lavagna anticipó también aquí que una propuesta argentina había comenzado a dar sus frutos: es la de lanzar un nuevo foro de negociaciones pero esta vez entre países en vías de desarrollo del cono sur. La iniciativa —que el propio Lavagna ideó en setiembre de 2003, cuando el fracaso de la cumbre de Cancún— tendrá su puntapié inicial en San Pablo, durante la reunión que la UNCTAD (Organización de las Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo) realizará en junio.

La negociación fue aceptada por el G-20, el bloque de lideran Argentina, Brasil, China, India y Sudáfrica para pelear contra los subsidios en la OMC. Y será extendida al G-77. Si prospera, será clave para que el crecimiento de las exportaciones no dependa sólo del humor de las potencias.

El Mercosur tuvo quizás un único fracaso: la Declaración final no incluyó, por el rechazo de Europa, un párrafo que había pedido especialmente el bloque regional. Reclamaba "garantizar un adecuado acceso de mercado" a aquellos países que, como Argentina, están muy endeudados.

Fuente: diario Clarín, de Buenos Aires, Argentina; 30 de mayo de 2004.



"Europa tiene que aportar fondos para el desarrollo social"
 
 
Néstor Restivo


 
Para Carlos Quenan, profesor del Instituto de Altos Estudios de América Latina en la Universidad de La Sorbona, París, el acuerdo Mercosur-Unión Europea debería incluir la creación de fondos estructurales regionales —cofinanciados por la UE y organismos como el Banco Nacional de Desarrollo brasileño, o la Corporación Andina de Fomento— que, asumiendo la experiencia europea que permitió desarrollar las regiones periféricas, "ayuden al desarrollo social y de las infraestructuras en Latinoamérica". Para él, es ése un tema central, ya que sesgar el acuerdo a temas puramente comerciales en este momento no aportaría demasiado al Cono Sur.

—¿Por qué?, preguntó Clarín.

—Ampliar acceso a mercados es positivo. Pero sólo con eso no seríamos en serio ambiciosos. Las relaciones económicas bilaterales se han debilitado. Y las financieras tuvieron su auge en los 90, sobre todo en inversión directa extranjera europea, pero se frenaron en 2002 por causas internas de Lationoamérica y por desvío de flujos de inversión a Europa central y oriental (a países que ahora entraron a la UE) o a China.

—¿Y cómo funciona el intercambio comercial?

—Hoy es mediocre y desequilibrado en favor de la UE, que tiene superávit sistemático con Latinoamérica desde 1993 (aunque Argentina, luego de la devaluación, trocó el déficit en superávit). Latinoamérica importa sobre todo productos manufacturados y exporta primarios o pocos elaborados, a precios volátiles. La proporción de bienes industriales que vende a Europa ronda el 28%, mientras que la participación de estos bienes en las exportaciones totales de la región es de 60%, y de casi 70% en las que van a EE.UU. Además, la UE y Latinoamérica perdieron entre sí participación relativa en sus sendas exportaciones/importaciones, a diferencia de Asia.

—¿Cómo sería entonces una verdadera asociación estratégica bilateral?

—Ahí entran los otros aspectos que mencioné. Es en el plano del voluntarismo político y de la audacia conceptual que ambas regiones podrán encontrar recursos para incrementar el crecimiento. Ya que un tema central de la agenda birregional es la cohesión social y territorial, una pista puede ser la implementación de fondos estructurales regionales. La UE logró desarrollar las regiones periféricas y ayudó al desarrollo social y de infraestructura. Eso podría trasladarse a Latinoamérica. El combate contra la exclusión y el atraso se vincularía así con la promoción del crecimiento y de los intercambios birregionales. Los fondos se agregarían a las iniciativas de infraestructura ya existentes en el subcontinente. Para Quenan "si el acuerdo Mercosur-UE es modesto, como lo fue el de México-UE en 2000 y el de Chile en 2002, la ambición de una asociación estratégica birregional deberá reconsiderarse".


Fuente: diario Clarín, de Buenos Aires, Argentina; 30 de mayo de 2004.