Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 3331 al 3350 
AsuntoAutor
760/04 - El 21 de Humboldt
761/04 - LA DIÁSPO Humboldt
762/04 - ESPECIALI Humboldt
765/04 - ESPECIALI Humboldt
764/04 - ¿ De dónd Humboldt
7ma Conferencia Sociedad
763/04 - Jornadas Humboldt
Re: NoticiasdelCeH rschilan
766/04 - GESTION A Humboldt
767/04 - "METROPOL Humboldt
768/04 - ESPECIALI Humboldt
769/04 - LA GUERRA Humboldt
770/04 - MEDICIÓN Humboldt
771/04 - LOS MUNDO Humboldt
772/04 - ESPECIALI Humboldt
773/04 - Los EEUU Humboldt
774/04 - La ranci Humboldt
775/04 - Un refer Humboldt
776/04 - La limpi Humboldt
777/04 - Bushron : Humboldt
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 3552     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 770/04 - MEDICIÓN DE LA POBLACIÓN POTENCIAL BAJO RIE SGO ANTE PROBLEMAS DEL MEDIO FÍSICO CON SISTEMAS DE IN FORMACIÓN GEOGRÁFICA
Fecha:Sabado, 22 de Mayo, 2004  01:59:51 (-0300)
Autor:Humboldt <humboldt @............ar>

NCeHu 770/04
 
 

MEDICIÓN DE LA POBLACIÓN POTENCIAL BAJO RIESGO

ANTE PROBLEMAS DEL MEDIO FÍSICO CON SISTEMAS DE INFORMACIÓN GEOGRÁFICA.

EL CASO DE ARGENTINA.

Ms.Sc. María Celia García (*)

Prof. Marcela C. Pueblas (**)

(*) Centro de Investigaciones Geográficas (CIG) y Cátedras Geografía

Argentina y Sistemas de Representación II. Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires.

(**) Centro de Investigaciones Geográficas (CIG) y Cátedra de Sistemas de Representación II. Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires.


ABSTRACT:

Al abordar las características de calidad de vida de la población de Argentina, se ha intentado realizar una evaluación acerca de la población potencial bajo riesgo de inundación, anegamiento y sismicidad. Para ello se han elaborado bases georreferenciadas de las provincias de la República Argentina, mediante el empleo de un SIG vectorial, a partir del tratamiento de imágenes de satélite e información censada.

Se incorporó una base de coberturas o capas con áreas afectadas (cartografiadas de acuerdo con la escala) y en forma paralela una base de datos atributos referidos a áreas afectadas y población total para cada unidad provincial. Por último se trabajó con corredores areales idénticos a las áreas afectadas y se calculó el porcentaje de población potencialmente afectada por dichos riesgos naturales (en cada jurisdicción provincial) y se los tradujo en índices relativos con respecto a la situación de todo el conjunto de provincias.

De este modo se obtuvo una cartografía de población potencial bajo riesgo a desastres de inundación, anegamiento y sismicidad, cuyos índices ubican a las provincias de Buenos Aires, Santa Fe y Corrientes en las peores condiciones detectadas. Situaciones intermedias poseen las provincias de Chaco, Entre Ríos, Mendoza, San Juan y Salta. Lo mismo ocurre con Formosa y Misiones, aunque con una posición más favorecida. Por último se encuentran situadas el resto de las provincias, cuya población prácticamente no es afectada por los desastres naturales estudiados.

 

INTRODUCCION:

El trabajo que aquí se presenta, muestra los resultados de parte de un trabajo de mayor dimensión, cuyo objetivo final es elaborar mediciones de calidad de vida de la población de Argentina.

Se parte de la base de considerar que en la valoración de la calidad de vida de la población se deben incorporar aspectos o dimensiones tanto del área natural (donde la población vive) como del medio socioeconómico (aspectos de educación, salud, vivienda y ocupación). Y también se considera a dicha "medición de calidad de vida" como una herramienta necesaria a fin de delinear políticas y estrategias (ambientales, económicas y sociales) para "un mejoramiento de la calidad de vida de la población".

Para la medición de calidad del medio o ambiente físico se escogieron indicadores cuya representación cartográfica pudiera permitir el análisis del posicionamiento de cada una de las provincias en cuanto a la posibilidad de riesgo a tres procesos ambientales que adquieren la denominación de desastres naturales: inundaciones, anegamiento y sismos. Es decir en la evaluación se incorporaron áreas de desastres considerados críticos (aunque en el trabajo completo también se intenta medir y valorar otros problemas ambientales como pérdida de suelos y de biodiversidad entre otros aspectos).

 

METODOLOGIA:

Para calcular los distintos niveles de población potencial bajo riesgo se procedió a una primera etapa de inventario de capas geográficas y de los datos atributos ligados a ellas. Se digitalizaron las unidades provinciales y las áreas fotointerpretadas con mayores posibilidades de riesgo. Luego se escogieron atributos plausibles de ser aplicados a cada unidad administrativa provincial, y teniendo en cuenta las fuentes de datos y documentos empleados como base.

Se operó con un programa de sistema de información geográfica tipo vectorial.

Para la evaluación de áreas con problemas del ambiente físico se procedió al mapeo de las superficies que para cada provincia significan graves deterioros de suelos, biodiversidad, riesgos a inundaciones frecuentes y a procesos sísmicos reiterados. Para el mapeo se emplearon imágenes de satélite (NOA y Landsat) de diferentes fechas y zonas del país, cartografías de IGM, cartografías geológicas del área cordillerana y datos geológicos de sismicidad y el censo de problemas ambientales editado por PROSA y FECIC (1988).

Los datos de población correspondientes a cada provincia, así como los de su distribución en ciudades, fueron tomados de las estadísticas de INDEC.

Una vez que se digitalizaron las provincias y las áreas bajo riesgo, se calculó mediante el programa SIG la superficie afectada para cada provincia. Todos estos datos también se procesaron como atributos de cada unidad provincial. Al hacer el cálculo de áreas superpuestas (área afectada sobre área provincial) por barridos de áreas, se midió el porcentaje de área afectada y mediante la aplicación del método de distribución homogénea de población se obtuvo el porcentaje de población potencialmente afectada.

Los resultados se han dispuesto formando cinco intervalos de valores, los que permiten hacer la diferenciación entre la posición de las entidades provinciales: las mejor posicionadas, las de situación intermedia (a su vez divididas en tres rangos) y las de peor situación. Es decir, el objetivo de los mapas es conocer rápidamente la posición de cada una de las entidades geográficas (provincias) a partir de la simple lectura de los mapas.

Luego los tres aspectos de desastres considerados, fueron priorizados asignándoles un peso o ponderación (de cada uno sobre el resultado final de población potencial bajo riesgos del medio físico). El mayor peso (60%) se otorgó a las áreas correspondientes mayores rangos de población potencialmente afectada por mayor población potencial bajo riesgo de inundación y anegabilidad. Estos eventos (inundación y anegabilidad) se hallan muy relacionados espacialmente y fueron considerados en conjunto para la valoración. Se les asignó el mayor peso debido a que son los problemas ambientales más repetitivos en la historia de nuestro país, y que ocupan la mayor superficie en extensión.

Por último se ponderó al aspecto población potencial bajo riesgo sísmico (con una valoración del 40%). En este caso se consideró estrictamente la población que habita en áreas con riesgo a sismos de alta destrucción (escala de Mercali Modificada VIII y IX y en cuyo emplazamiento coexisten formas de piedemontes con estructuras subyacentes que albergan líneas de fallas con densidades promedios a 50 KM). Esta situación de alto riesgo sólo ocupa una importante área para una de las provincias de Argentina (San Juan).

Con los valores parciales de cada uno de los aspectos considerados, y luego de haberlos ponderado, se construyó un subíndice de Población potencial bajo riesgos naturales, el cual se tendrá en cuenta en el índice final de calidad de vida de la población. Dichos valores se pueden apreciar en la Tabla que se inserta a continuación.

 

VALOR DE LOS ASPECTOS CONSIDERADOS EN LA CONSTRUCCIÓN DEL INDICE DE POBLACIÓN POTENCIAL BAJO RIESGO

PROVINCIA

POBLACION

RANGO RIESGO

INUND.ANEGAB.

RANGO DE

RIESGO A SISMOS

INDICE

PPBR

JUJUY

512329

0 a 89902

0 a 4583.32

60.1 a 80

SALTA

866153

0 a 89902

155372.92 a 173230.61

40.1 a 60

FORMOSA

398413

89903 a 179804

0 a 4583.32

60.1 a 80

CHACO

839677

179805 a 269706

0 a 4583.32

40.1 a 60

CORRIENTES

795594

359609 a 449510

0 a 4583.32

20.1 a 40

MISIONES

788915

0 a 89902

0 a 4583.32

60.1 a 80

ENTRE RIOS

1020257

89903 a 179804

0 a 4583.32

40.1 a 60

SANTA FE

2798422

269707 a 359608

0 a 4583.32

20.1 a 40

TUCUMAN

1142105

0 a 89902

4583.33 a 22842.13

80.1 a 100

Sgo Del Estero

671988

0 a 89902

0 a 4583.32

80.1 a 100

CATAMARCA

264234

0 a 89902

4583.33 a 22842.13

80.1 a 100

LA RIOJA

220729

0 a 89902

22842.14 a 33109.35

80.1 a 100

SAN JUAN

528715

0 a 89902

155372.92 a 173230.6

40.1 a 60

MENDOZA

1412481

0 a 89902

33109.36 a 155372.91

40.1 a 60

SAN LUIS

286458

0 a 89902

0 a 4583.32

80.1 a 100

LA PAMPA

259996

0 a 89902

0 a 4583.32

80.1 a 100

CORDOBA

2766683

0 a 89902

0 a 4583.32

80.1 a 100

BUENOS AIRES

1259497

359609 a 449510

0 a 4583.32

20.1 a 40

NEUQUEN

388833

0 a 89902

0 a 4583.32

80.1 a 100

RIO NEGRO

506772

0 a 89902

0 a 4583.32

80.1 a 100

80.1 a 100

357189

0 a 89902

0 a 4583.32

80.1 a 100

SANTA CRUZ

159839

0 a 89902

0 a 4583.32

80.1 a 100

TIERRA D. FUEGO

69369

0 a 89902

0 a 4583.32

80.1 a 100

Para la transformación de valores ponderados en números índices, se procedió a dar: al mayor de los valores de cada serie evaluada la puntuación igual a 100 (lo cual refleja la mejor situación relativa). De forma inversa, para el más bajo valor se le asignó puntuación 0 (lo cual determina la peor situación relativa). A los valores intermedios se les asignaron puntajes proporcionales dentro de la escala de índices.

Para cada uno de los indicadores considerados se analizó su distribución y coeficiente de variación, así como el peso de cada una de ellas dentro de la ponderación general.

Por último y como valoración final de la población potencial bajo riesgo, se construyó un índice resumen (ponderando a cada uno de los aspectos analizados), el que se puede considerar como una síntesis de los indicadores atributos. Esto permitió la confección de la cartografía de población potencial bajo riesgo a desastres naturales, de acuerdo a los aspectos analizados.

En la descripción final del mapa resultante se consideró un nuevo atributo que influía en las mediciones: la cantidad de población de cada unidad geográfica. Esto se debe a que los aspectos positivos y negativos relativos se pueden hacer superlativos si se comparan con las sumas totales que representan en cada provincia.

En el caso concreto de San Juan, el valor de población potencial bajo riesgo presenta un margen de error importante, ya que el área sísmica coincide con la zona de oasis más densamente poblada. Lo mismo ocurre para las zonas urbanas localizadas en la margen occidental del Río Paraná. Debido a ello se está considerando la posibilidad de mejorar el modelo de cálculo (en base a la población distribuida en forma homogénea).

DESARROLLO:

En el trabajo de medición de calidad de vida de la población Argentina 1999, se ha introducido un nuevo aspecto o variable y es el de la calidad del medio físico.

Debido a que son muchos los problemas del medio físico en Argentina, para el presente trabajo sólo se ha considerado la gama de aspectos a los que se valoran y denominan como catástrofes y desastres naturales, es decir aquellos fenómenos o procesos que tienen "la posibilidad de generar peligro y pérdidas de distinto tipo: humanas, económicas y en los ecosistemas" (Granados, 1998). No es la intención del presente trabajo entrar en la discusión teórica de si los desastres son o no "tan naturales como parecen"(Gonzalez del Tanago, 1990), sino tratar de identificar las áreas de nuestro país que son escenarios repetitivos de este tipo de eventos y calcular la cantidad de población que potencialmente quedaría bajo riesgo.

Debido a la extensión del territorio se ha trabajado con capas cartografiadas a partir de imágenes de satélite. Para hacer el análisis se puede activar cada capa (de un problema o riesgo en particular) o todas las capas a la vez. De la ultima forma se puede observar rápidamente las zonas donde se superponen riesgos en cada provincia (ver Figura 1).

De este modo la utilización de SIG, es una ventaja para su apreciación ya sea en conjunto o de cada problema por separado.

Del mismo modo, se pueden traducir las áreas a datos atributos que se corresponden con cada unidad provincial. Este nuevo mapa presenta una ventaja comparativa con respecto al anterior, debido a que si existen censos de áreas pequeñas con problemas graves o de gran intensidad (que por su escala o localización puntual, se pierden del mapeo que uno pueda realizar desde las imágenes), son igualmente considerados dentro de cada unidad geográfica, aunque esta vez lo hacen como un dato atributo y no como una capa geográfica.

E inclusive se puede elaborar un mapa síntesis de tramas en el cual se puedan leer un índice resumen de riesgos a problemas o desastres naturales.

En general, para todo manejo integrado de información geográfica la ventaja está en que se pueden disponer, analizar y presentar evaluaciones que permiten valorar distintos datos sobre un mismo problema en estudio.

El presente trabajo, pretende aplicar una medición de calidad del medio físico a fin de elaborar un indicador relacionado con la población afectada por aspectos considerados como desastres del medio físico. Se han considerado áreas bajo riesgos naturales y se han relacionado (por capas y por datos atributos) a fin de calcular la población que potencialmente padece las inundaciones, el anegamiento y los movimientos sísmicos.

Al considerar riesgos derivados del medio físico en Argentina, se pudo observar que el mayor problema se presenta (de acuerdo a las áreas que cubre y por las implicancias socioeconómicas que tiene) para las zonas con pérdida de suelos. Debido a que no reviste las características por las que se encuadra a un desastre natural y a que aún no se han completado los estudios (por falta de coberturas a escala adecuada para cada provincia), se decidió no incluirlo en la medición efectuada.

Un aspecto que sí se encuadra dentro de las características aquí estudiadas, pero que no se ha podido incluir (debido a que aun se siguen procesando y georeferenciando los datos de los que se dispone) es el de tornados y tormentas con vientos fuertes.

De allí que en la ponderación se incluya como valor más importante el referido a áreas y medición de riesgo a inundaciones-anegamiento, orden asignado por distribución areal y por las posibilidades de afectar a la población que allí vive. Precisamente la importancia de las inundaciones y áreas con anegamiento radica principalmente en ese segundo aspecto, ya que afectan a gran parte de la población urbana (sobre todo en Cuenca del Paraná-Plata y región pampeana).

 

Figura Nº 1

Ambos aspectos se han tomado como un único problema debido a que se solapan y superponen en extensas zonas del territorio . De la lectura de las áreas cartografiadas se desprende que la distribución del problema muestra una mayor concentración en torno a la red troncal de la Cuenca Paraná Plata. De acuerdo con la morfología de la zona, existe un desplazamiento hacia las márgenes occidentales de dicha red troncal, afectando a las siguientes provincias de acuerdo al porcentaje de superficie comprometida: Corrientes, Chaco, Formosa, Buenos Aires, Santa Fé y Entre Ríos.

Figura Nº 2

Por último, se ha decidido incluir a un aspecto que también acarrea riesgo humano en las oportunidades en que ocurre. Se trata de los sismos y por ende de la localización de las principales zonas sísmicas dentro de nuestro país.

En este trabajo, se localizan las áreas sísmicas de mayor gravedad para la República Argentina. Para su cartografía se tuvieron en cuenta criterios de intensidad y posibilidades de destrucción por localizaciones históricas y calidad de emplazamientos (Bueno G. y Montalván L., 1997). Las situaciones más desfavorables se hallan plasmadas en las provincias cordilleranas de San Juan y Salta.

Debido a que muchos datos acerca de áreas inundables- anegables, así como de localización de áreas afectadas por sismos no son cartografiables a partir de las imágenes LANDAST y NOA consideradas como fuentes, se procedió a incluir los datos provenientes desde otras fuentes (diferentes a las gráficas ya mencionadas). Se consideraron como datos atributos georeferenciados en cada unidad provincial, y fueron expresados en proporción de área afectada (Figuras 2 y 3).

En la figura número 3, se muestra la cartografía temática de porcentaje de áreas de cada provincia en las que se observa mayor grado de repitencia y gravedad de la actividad sísmica. Las provincias más comprometidas se ubican en el área pedemontana de la cordillera andina. Quedan afectadas importantes áreas de las provincias de San Juan y Salta. Le siguen en orden decreciente La Rioja y Mendoza.

Figura Nº 3

Suponiendo una distribución homogénea de la población sobre el territorio, y disponiendo de los datos de población por cada provincia (también como atributos de la unidad espacial provincial), se estimó la población potencialmente afectada por cada aspecto considerado (traduciendo valores porcentuales a absolutos). Los resultados se han traducido a índices, donde 0 le corresponde a la peor situación analizada, mientras que el valor de índice 100 muestra la mejor posición. A página siguiente se muestran los Mapas temáticos correspondientes a los sub-índices de población potencialmente afectada por los desastres analizados: inundación - anegamiento y sismos (figuras 4 y 5).

Las cantidades absolutas de población potencialmente afectadas (cuya lectura por rangos puede hacerse desde la Tabla inserta en este documento), se muestran con alta correlación con los procentajes de áreas afectadas, ya que de ellas son derivadas.

Las escalas de diferenciaciones se presentan a la hora de considerar los datos atributos de población de cada provincia.

Por último y a partir de hacer un trabajo de ponderación y valoración final de la población bajo los riesgos analizados, se construyó un índice resumen. El mismo resulta un trabajo de síntesis que permitió la confección de la cartografía de población potenacial bajo riesgo a desastres naturales, diferenciado por cada unidad provincial (Figura 6).

Figura Nº4

 

 

Figura Nº5

 

 

Figura Nº 6

CONCLUSIONES:

Las dimensiones o aspectos que se consideraron en forma separada durante el análisis se encuentran asociados o disociados entre sí. Esto se observa claramente en la distribución geográfica de las áreas con mayor gravedad en cada aspecto.

Los indicadores construidos a partir de las inundaciones y anegamientos tienen una fuerte correlación entre sí. A su vez estos indicadores muestran una fuerte correlación con el grado de riesgo a sismicidad más bajo.

En cuanto a la distribución geográfica de las variables analizadas, presenta plena coincidencia con zonas muy pobladas de nuestro país, de allí que se continua en el diseño de otro tipo de corredores que contemplen el riesgo para áreas urbanas.

De acuerdo a las características de distribución de la población en Argentina, los valores del indice de población potencial bajo riesgo a desastres indican las peores condiciones para las provincias de Buenos Aires, Santa Fé y Corrientes con alta incidencia de las inundaciones.

En el caso de las provincias pampeanas, les correspondería una problemática aún mayor ya que los datos se corresponden con alto porcentaje de población urbana.

Los mejores índices se presentan en general para todas las provincias patagónicas, y del centro del país. Dentro del Noroeste del país se destaca con esta ubicación la provincia de Jujuy.

Para las provincias cuyanas de San Juan y Mendoza, se observa situaciones intermedias con una alta incidencia de la sismicidad. Con las mismas características se encuentra la provincia de Salta. Con estos valores intermedios también se encuentran las provincias de Chaco y Entre Ríos, en ambos casos afectadas por inundaciones.

En un rango de índice también intermedio de población potencial bajo riesgo a desastres (pero ubicado en mejor situación relativa) se hallan las provincias de Formosa y Misiones, sobre las que principalmente inciden las inundaciones.

La situaciones de las provincias con respecto a la potencialidad de estar afectadas por estos desastres (considerados como subíndices de la medición), nos permiten tener una aproximación rápida acerca de la dimensión de las afecciones. Pero de todos modos se necesita una corrección de las medidas en base a otro tipo de distribucion de la población. Debido a ello, en estos momentos el trabajo se continúa desarrollando desde lo metodológico en la estructuración de corredores y barredores areales que suponen una distribución de la población concentrada en distritos urbanizados (para lo cual se está experimentando con el método de centroide).

 

BIBLIOGRAFIA:

-Albaro Granados, 1998: EL Concepto de riesgo ambiental, terminos asociados y sus implicncias en la planeación territorial. Documento de la Facultad de Planeación Urbana y Regional. Página de internet www.uaemex/publica/mora/riesgo.htm. Mexico, 30 12 98.-

-Argentina. INDEC (1994): Censo Nacional de Población, Hogares y Vivienda. Buenos Aires.

-Bolós M.A.de (1992) "Manual de Ciencia del paisaje: teoría, métodos y aplicaciones" Colección de Geografía. Ed. Masson. Barcelona.

-Bueno G. , A. Y Montalván L, (1997) "Comportamientos Geosísmico del Cusco". En 6to Congreso Internacional de geografos Latinoamericanistas. CIGA Pontificia Universidad Católica del Perú. Arequipa. Peru. Pp41-42.

-Cebrián y Mark, 1986; En Bosque, J.; Escobar, F. y Otros (1994) Sistemas de información Geográfica: Prácticas con PC ARC/INFO e IDRISI. Ed. Ra-ma. Madrid.

-Centro para la Promoción de la Conservación del suelo y del Agua (1988). El deterioro del ambiente en la Argentina. FECIC. 2da.Ed. Buenos Aires.

-Estes, R (1993) "Hacia un índice de calidad de vida: enfoques empíricos para la evaluación del bienestar humano a nivel internacional". En Kinsberg, B: Pobreza, un tema impostergable. FCE-PNUD. UNESCO, Caracas: 132-148.

-García, M.C. (1990) "Problemática ambiental urbana de la cuenca de los arroyos Blanco, del Fuerte, Langueyú y Lago del Fuerte en el área urbana de Tandil". Tesis de Licenciatura, Depto Geografía UNC, Tandil.

-García, M. C. y Velázquez, G.A. (1999) "Mediciones de Calidad de Vida y SIGs en Argentina". Informe técnico de II Jornadas TELESIC Proyecto Alfa. Unión Europea. Alcalá de Henares. Madrid.

-García, María C, (1997). "Principales problemáticas ambientales". Capítulo N° 7 TANDIL Universidad de La Serena e IPGH. Chile

-Gonzalez del Tanago y Otros, (1990) "El estudio del medio físico en la ordenación del territorio". Ministerio de Obras y Transporte. Monografía de Secretaría de Estado para las políticas de agua y medio ambiente. Brcelona. España.

-Liberali, A; Massa, L (1986) "Los indicadores de calidad de vida en la Argentina", en Yanes, L; Liberali, A: Aportes para el Estudio del Espacio Socioeconómico (1). Buenos Aires, El Coloquio: 143-180.

-Olave F. D; Bodini CC, H; González G, E (1995) "Metodología básica para detectar calidad de vida en ciudades intermedias". Depto de Geografía, Universidad del Bío-Bío, Chillán.

-Velázquez, G (1997a) ¿Por qué algunos viven más que otros? Desigualdades geosociales de la mortalidad. El caso del partido de Tandil (Buenos Aires). Tandil, Fac. Cs Humanas UNC.

-Velázquez, G; García, M.C (1996) "Calidad de vida y desigualdad social en ciudades intermedias latinoamericanas", en Camargo, M.G: La gestión local y la Calidad de Vida. Mérida (Venezuela), ULA, Inst. de Geografía: 165-182.

 


Ponencia presentada en el Primer Encuentro Internacional Humboldt. Buenos Aires, Argentina. Noviembre de 1999.