Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 3001 al 3020 
AsuntoAutor
439/04 - NAVEGANTE Humboldt
440/04 - Guía de f Humboldt
441/04 - Argentina Humboldt
442/04 - Brasil, Humboldt
452/04 - ARANCELES Humboldt
451/04 - SEXTO ENC Humboldt
450/04 - II ENCUEN Humboldt
443/04 - Seminário Humboldt
444/04 - El debate Humboldt
445/04 - Paul Samu Humboldt
446/04 - Nombre in Humboldt
447/04 - El alza d Humboldt
448/04 El golpe de Humboldt
449/04 - CURSO A D Humboldt
453/04 - " Record Humboldt
454/04 - Argentin Humboldt
455/04 - La crisis Humboldt
456/04 - "Clamor Humboldt
457/04 - El golpe Humboldt
458/04 - CURSO DE Humboldt
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 3216     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 447/04 - El alza del petrópleo, Shell, Bildberg y Ca rlyle ( Alfredo Jalife Rahme )
Fecha:Miercoles, 31 de Marzo, 2004  21:58:54 (-0300)
Autor:Humboldt <humboldt @............ar>

NCeHu 447/04 


El alza del petróleo, ¿estratagema de Shell y los grupos Bilderberg y Carlyle?

Alfredo Jalife-Rahme


 

COMO QUE SUENA muy paradójico que la angloholandesa Shell, la tercera petrolera trasnacional más importante del planeta, presente severas dificultades contables, mientras el precio del crudo se dispara a los niveles más altos de los pasados 13 años, desde que Saddam Hussein invadió Kuwait. La cotización de referencia West Intermediate Texas ronda los 40 dólares por barril, y todo indica que nada podrá detener su irresistible escalada, similar a la de la década de los 70 del siglo pasado, cuando pasó de 2 dólares el barril a 35; es decir, se elevó 15 veces en 10 años.

VISTO EN RETROSPECTIVA, en cerca de un cuarto de siglo, el precio deflacionado del petróleo se encuentra prácticamente regalado, en especial cuando se cotiza en la divisa estadunidense, la cual, en el mismo lapso, ha perdido sustancialmente su valor.

DESDE LUEGO QUE la década de los 70 del siglo anterior exhibió otros factores de suma relevancia en geopolítica y geoeconomía, que convirtieron el crudo en uno de los principales activos geoestratégicos del planeta, como fue notorio en el último tercio del siglo XX y como parece asentarse en el primer cuarto del XXI -lo cual desecha por completo la postura descabellada de Luis Pazos (contradictorio fanático monetarista desde la oposición, ahora transmutado en desarrollista en el gobierno foxiano debido a su chamba en Banobras), Ernesto Zedillo y Luis Téllez, de que el petróleo constituye una vulgar materia prima que se cotiza por la simple "oferta y demanda". A propósito, el anterior secretario de Energía, Téllez Kuenzler -bisagra operativa del salinismo y zedillismo, ahora representante del Grupo Carlyle en México (el conglomerado de armas y energéticos de la dinastía Bush)-, engañó al Congreso diciendo que el precio del petróleo se situaría en 6 dólares por barril: "¡se equivocó" más de seis veces en seis años! Tal parece que en México los fundamentalistas neoliberales padecen una severa petrofobia por encargo texano, pese a que los amigos seudobanqueros de la tríada maligna Salinas-Zedillo-Fox vivan de manera parasitaria de los ingresos del oro negro. No es casual que Fox haya despreciado asistir al aniversario de la nacionalización petrolera para irse a cobijar a sus amigos seudobanqueros, quienes se quedaron sin bancos pero con suculentos ingresos subsidiados por el Fobaproa-IPAB.

YA QUE HABLAMOS de engaños, muy comunes en el sector energético, plagado de desinformación deliberada, la trasnacional angloholandesa Royal Dutch-Shell "se equivocó" al haber inflado 20 por ciento sus "reservas probadas", que han sido revisadas a la baja dos veces de manera consecutiva en menos de tres meses, ante el azoro de sus cándidos inversionistas. La revisión solamente reporta 40 por ciento de sus posesiones y según Oliver Morgan y Heather Cannon, reporteros del londinense The Observer ("Shell teme lo peor por venir", 21/3/04), "los inversionistas se encuentran muy temerosos de lo que encontrarán en el restante 60 por ciento".

LA REGULADORA BURSATIL neoyorquina (SEC, por sus siglas en inglés) ha iniciado un investigación sobre los cuestionados procedimientos de Shell y un grupo de inversionistas tenía la intención de entablar un juicio por mil millones de dólares. Lo más preocupante radica en que "las dificultades de Shell podrían diseminarse a otras competidoras" (BBC, 19/3/04), en referencia a la otra petrolera británica BP, la cual también infló malévolamente sus "reservas probadas". ¿Qué tan confiables serán las "reservas probadas" de las estadunidenses Exxon-Mobil y Chevron-Texaco, cuyos directivos participaron activamente en el montaje de las supuestas armas de destrucción masiva para invadir Irak, país que posee las segundas reservas oficiales de crudo a escala global? La BBC comenta que "la nueva dosis de malas noticias de Shell se da cuando los precios del petróleo se encuentran por las nubes". Por lo pronto, dos de sus principales ejecutivos han sido eyectados y en forma insólita ha pospuesto hasta finales de este año su reporte anual, el cual era esperado con ansia estos días. Lo interesante es que, pese a los avatares contables, sus ganancias se incrementaron 27 por ciento, cerca de 12 mil millones de dólares. Tim Fawcett, de la BBC (18/3/04), admite que la imagen de Shell, con todo y sus "bellas cifras", quedó "hecha añicos". El síndrome Enron, símbolo de la contabilidad espuria de la quebrada gasera mafiosa texana, parece haberse constituido en la epidemia del alma anglosajona subyugada por la codicia sin escrúpulos. ¿Se puede equivocar tanto, 20 por ciento, la contabilidad de las "reservas probadas" de la tercera petrolera mundial?

DETRAS DEL SUBITO recorte de sus "reservas probadas", a juicio de la Red Voltaire (18/3/04), "el problema de fondo" consiste en "la penuria que se anuncia" en el sector petrolero mundial. Es evidente que existen enormes inconsistencias en la forma en que las "cuatro hermanas" anglosajonas (las otrora legendarias "siete hermanas", que reportó en su clásico libro Anthony Sampson y que en la etapa de la globalización financiera y sus "megafusiones" se transmutaron en "cuatro hermanas") reportan alegremente sus "reservas probadas", de lo que dependen los financiamientos en un mercado de por sí tenebroso (en el doble sentido de la palabra), lo cual, por razones obvias de complicidad, les han permitido hasta ahora en forma laxa las reguladoras a los dos lados del Atlántico. A estas alturas, pese a la asombrosa tecnología del siglo XXI, todavía no existe una homologación entre Estados Unidos y Europa en la forma de contabilizar las "reservas probadas", que se prestan a todo tipo de acrobacias contables trasatlánticas. Así las cosas, entre las reservas "probadas" y las "probables" existe una maroma contable que depende de la definición de la reguladora, ya sea que se ubique en Nueva York o en Londres. Las implicaciones son infinitas para compañías de un país en vías de desarrollo y huérfano de bancos, como Petróleos Mexicanos, que no sea admitida en el club de las acrobacias contables de la colusión aritmética anglosajona que pueden asfixiar al más pintado con la sola reducción perentoria de sus "reservas", que ipso facto le mermaría sus financiamientos externos requeridos. Sin ningún testimonio creíble de la menor protesta de la tríada neoliberal maligna Salinas-Zedillo-Fox, que pareciera hasta cómplice, ¿será por ello que Pemex ha sido podada estrepitosa y extrañamente de sus "reservas probadas" en los pasados 8 años para controlar sus financiamientos y orillarla a su "inevitable" privatización anglosajona?

A LA MUY aguerrida Red Voltaire (18/3/04) no se le podían escapar las dificultades que atraviesa Shell y pone en la picota su historial macabro, que pasa por sus alianzas con los nazis y las dictaduras africanas y asiáticas con tal de extraer un barril de crudo. La omnipotente tercera petrolera mundial (detrás de Exxon-Mobil y BP) "cuenta con 2 mil filiales en 143 países, 90 mil empleados, 25 millones de clientes por día e ingresos por 179 mil millones de dólares, que comparados con el producto interno bruto estadunidense la colocaría en el lugar número 24". A finales del siglo XIX, su fundador, Marcus Samuel, "compra y transporta el petróleo ruso que explotan los hermanos Nobel (hijos del inventor de la dinamita) y los Rothschild"(..), y "su primera flota de petroleros compite en el mercado asiático con la Standard Oil, de los Rockefeller". Marcus Samuel consigue un contrato de comercialización del petróleo texano por 21 años y desde entonces tiene problemas con la contabilidad de las "reservas probadas", ironiza la Red Voltaire, lo cual obliga a Shell a fusionarse en 1907 con Royal Dutch, de Jan Kessler, Hugo Loudon y Henry Deterding, quienes habían descolgado importantes concesiones en el extremo oriente. Sin yacimientos en Gran Bretaña y Holanda, Royal Dutch-Shell adopta "una estrategia casi militar para defender los mercados de la compañía en el mundo (..) y juega muy rápido un rol político en el plan internacional". La Red Voltaire sostiene que las grandes trasnacionales petroleras anglosajonas se reúnen en secreto desde 1928 para "limitar la sobreproducción y mantener los precios suficientemente elevados". ¿Y el tan cantado libre mercado? Nada nuevo: es el mismo mecanismo de colusión criminal que realizaron las gaseras texanas, encabezadas por Enron, la gran aliada de la dinastía Bush, que incrementó siete veces los precios de la electricidad en California. Por cierto, uno de los principales accionistas de Royal Dutch-Shell afirma, según la Red Voltaire, que fue el príncipe Bernardo de Holanda (atrapado luego en un escandaloso fraude con la empresa de aviación Lockheed) quien "organizó un club cerrado para la elite económica atlantista, el Grupo Bilderberg: Shell se encuentra así en el centro de una red en la toma de decisiones en el mundo occidental"; en 1972 controlaba 12.9 por ciento de la producción mundial de crudo, y su nueva política consiste en "alentar una penuria artificial por medio de decisiones políticas" (¿y el libre mercado?, que por lo visto no es tan libre ni mercado) y "es la única compañía que se adelanta a la cuadruplicación del precio de la energía, provocado por choques petroleros y la caída de la demanda debido a crisis económicas". Sobre el Grupo Bilderberg, genuino conglomerado del poder financiero-económico que se mueve en las penumbras de las catacumbas, existe una abundante casuística sobre la cual habrá necesidad bibliográfica de regresar algún día. De la Shell se desprende GBN con su director Peter Schwartz, quien acaba de profetizar las "guerras climáticas" a cuenta del Pentágono, recuerda la Red Voltaire, la cual enfatiza su contexto inescapable de penuria energética: "la producción en el mar del Norte declina desde 1999", lo cual "obligará a que Gran Bretaña se convierta en importador neto de crudo antes de finalizar la década". Luego de un recuento de las atrocidades ambientales de Shell, finalmente la Red Voltaire revela que "después de la invasión a Irak, en 2003, la industria petrolera nacional (sic) es dirigida de hecho por Phillip J. Carroll, anterior director de la filial de Shell en Estados Unidos".

EN ESTE HIPERCONTEXTO, resulta por demás atractiva la próxima superconferencia que se celebrará en Basora los días 16 y 17 de abril "para investigar cómo desarrollar los yacimientos de Irak (el boleto de entrada cuesta 4 mil dólares; hasta suena muy barato, dada la riqueza en juego), en la que destacan Exxon-Mobil, BP y Shell, según apunta Oliver Morgan (The Observer, 21/3/04), quien refiere que los opositores a la invasión estadunidense a Irak calificaron la conferencia de evidencia de que la guerra fue librada por petróleo".

EL GRUPO BILDERBERG, del que forman parte los Rothschild y Kissinger, además de Richard Perle, sumado del grupo Carlyle, del nepotismo dinástico de los Bush, ¿estará tramando ahora un "choque petrolero", similar al de la década de los 70, esta vez por la vía del montaje hollywoodense de la "guerra contra el terrorismo global", conectada a la invasión anglosajona a Irak?


 Fuente: diario La jornada, de México; 24 de  marzo de 2004.