Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 2921 al 2940 
AsuntoAutor
364/04 - Acto Home Humboldt
365/04 - Crisis de Humboldt
366/04 - Crisis de Humboldt
367/04 - El terrem Humboldt
368/04 - SEXTO ENC Humboldt
369/04 - As frente Humboldt
370/04 - Dangerous Humboldt
371/04 - III Congr Humboldt
373/04 - El genoci Humboldt
372/04 - ¿ Econome Humboldt
APROBA: 24 de marz APROBA
383/04 - ¿Quién ga Humboldt
374/04 - LUGAR DEL Humboldt
375/04 - ATRACTIVI Humboldt
376/04 - A la marc Humboldt
377/04 - La Pesca, Humboldt
378/04 - ENCUENTRO Humboldt
379/04 - Implicanc Humboldt
380/04 - Boletín G Humboldt
381/04 - ESTRUCTUR Humboldt
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 3131     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 367/04 - El terremoto de marzo de 2004
Fecha:Lunes, 22 de Marzo, 2004  13:19:01 (-0300)
Autor:Humboldt <humboldt @............ar>

NCeHu 367/04
 
 

 

 

El terremoto de marzo de 2004

    

Alfredo César Dachary

 

 

         El 11 de marzo pasado es una fecha tristemente memorable, ya que por un lado se dio un gran atentado que costó la vida a más de doscientas personas y por otro, sus impactos fueron más allá de lo previsible.

         El hoy famoso M-11 ha cambiado la realidad en tres grandes niveles. A nivel mundial, al ampliarse el radio de acción del terrorismo a los países aliados de  Estados Unidos en la invasión y ocupación de Irak; a nivel nacional español, ya que trajo la pérdida del poder del otrora poderoso Partido Popular (PP) que dirigía el Presidente Aznar; y nivel europeo, al poner el problema de la seguridad y las alianzas políticas en un primer plano no previsto.

         Comenzaremos por analizar los problemas de seguridad europeos que derivan del M-11 y ellos son inicialmente el lanzamiento de un plan de seguridad a nivel de la Unión Europea que tiene una serie de propuestas, como son:

·        Creación de un organismo centralizado para poder coordinar la inteligencia militar y la lucha antiterrorista, lo que en los Estados Unidos vendría a ser la CIA.

·        Redefinición de los documentos de identidad y las visas de entrada a cada país.

·        Incrementar la seguridad en todos los puertos de entrada desde los marítimos a los aéreos con un plan más drástico de revisión y análisis de los visitantes.

·        Por último, una nueva legislación integrada para poder aplicar todas las medidas que se consideren necesarias para poder controlar lo que se considera la gran amenaza terrorista.

Desde este punto, los Estados Unidos y su campaña de lucha contra el terrorismo, esto lo beneficiaría ya que ampliaría el radio de acción de su protección a su aliada histórica, la vieja Europa.

Sin embargo, ésta es la otra cara del problema, del cual los resultados electorales son el comienzo de una nueva relación de poder a nivel de la Unión Europea que tiene debilitada a la alianza de las derechas históricas al caer el gobierno de Aznar.

El nuevo líder de la mayoría española del Partido Socialista Obrero Español  (PSOE) no es un izquierdista de los tradicionales, sino un neoizquierdista ubicado a la izquierda de Blair y la denominada tercera vía y a la derecha de la Izquierda Unida, el partido más a la izquierda del panorama español.

José Luis Rodríguez Zapatero, el líder actual del PSOE y futuro Presidente del país, se ubica ideológicamente en el llamado Socialismo Libertario, para unos, o en el Republicanismo de P. Petit.

Esta posición del líder ganador es muy interesante ya que parte de la base de que asume como propios los valores de la sociedad en donde está, en este caso concreto, el pacifismo o no intervensionismo del pueblo español como una forma de garantizar que se cumplan y con ello, se den las bases de una verdadera democracia.

Este esquema de acción más pragmático viene de muy atrás, ya que está vinculado al radicalismo francés del siglo XX y al liberalismo radical anglosajón, ambas posiciones extremas en la izquierda tradicional europea, de allí el atractivo de este nuevo líder que pretende democratizar la anquilosada democracia europea  y profundizar el debate sobre el futuro político de cada país y de la propia Unión Europea.

Esta es la diferencia de fondo con la dupla del Presidente Bush – Powell, que han hecho del discurso democrático un mensaje sin contenido, ya que sólo sus intereses están dentro de él, al extremo que ellos no fueron elegidos democráticamente.

En Europa hay un serio problema de crecimiento económico, de libertades, de multiculturalismo, de inmigración y es por ello que las respuestas de las sociedades no son homogéneas, ya que una semana atrás dejó el gobierno el socialismo histórico en Grecia y una semana después llega el PSOE al poder en España, mientras se ven amenazadas las posiciones del últimos aliados de Bush, Blair en la Gran Bretaña y Silvio Berlusconi en Italia, este último además de ser parte de la alianza está muy atacado por sus actitudes antidemocráticas y delictivas que ponen a Italia en el primer lugar en tener un Presidente con graves acusaciones y que aún se mantiene en el poder.

Las elecciones en España han llevado a importantes plumas a realizar afirmaciones que no se escuchaban hace mucho tiempo, como la que realizó Laporta al sostener que este evento político encierra el eco de lo que John Stuart Mill dijo mucho tiempo atrás ” ...en toda elección política por sufragio universal, el votante tiene la obligación moral absoluta de tomar en consideración el interés público y no su propio beneficio, y a su mejor juicio dar su voto como hubiera debido hacerlo si fuera el único votante y la elección dependiera solamente de él”.

En los largos análisis que hoy se realizan para evaluar el impacto real de las elecciones de España y el efecto del M-11, hay quienes sostienen que no fue el atentado el motor de este cambio del electorado, sino que el mismo sólo radicalizó una tendencia que existía y no se evaluaba bien.

En un análisis realizado sobre las tendencias del voto español el año anterior, éste daba resultados diferentes a los de las encuestas, lo cual una vez más nos hacen reflexionar sobre el valor que éstas tienen como elementos más de persuasión que de evaluación.

Según las tendencias de las elecciones regionales anteriores, el PSOE obtendría más votos que el PP antes del atentado, pero más concentrado en algunas regiones, lo cual llevaría a tener menos representatividad.

El otro tema importante en las denominadas democracias maduras y que es un común denominador con nuestros modelos, hoy incipientes, es la falta de interés o el hartazgo de los votantes, lo cual lleva a grandes porcentajes de abstencionismo y es en este sentido que el M-11 se transformó en un motor para que la sociedad salga a responder ante el atentado y sus orígenes y consecuencias como lo hizo.

También se dio un caso que en México fue muy discutido, el voto útil de los simpatizantes de izquierda hacia el PSOE para sacar a la derecha del poder, a la que se sintió como la responsable de los atentados por su participación en la invasión a Irak.

Pero este profundo cambio aún no ha podido ser asimilado por los perdedores, los viejos franquistas y sus seguidores del Partido Popular, que en el mejor lenguaje de la Falange Española han preferido darle el triunfo a los terroristas que al triunfador PSOE.

El orgullo herido, la responsabilidad histórica no asumida, la corrupción política y la falta de ética son los elementos que hoy afloran de la vieja derecha que sobrevivió a Francisco Franco, los fantasmas que aún no han entendido que el mundo ha cambiado y se niegan a regresar al Valle de los Caídos.

El triunfo del PSOE no significa la instauración de la izquierda en Europa, sino el reconocimiento a la opinión de las mayorías en una sociedad, mayorías que se han negado a hacer de su país un bufón de Estados Unidos o un escudero de Bush, trágico papel que les tocó a Aznar y Blair.

El triunfo de la oposición significó que el pueblo asumiera que tiene una cultura política y no puede ser engañado por falsos profetas de la manera más cobarde, tras más de doscientos muertos.

Este triunfo que tardarán en digerir los españoles del PP es una lección del pueblo español para con él mismo, es un reconocimiento no partidista sino societario de que no se puede seguir siendo parte de una alianza espúrea y responsable de un delicado desequilibrio mundial, que no sabemos hasta donde llegará.

Bush debe entender; los líderes de Estados Unidos deben asumir su error y empezar a desactivar esta compleja trama de intrigas y mentiras que han llevado a que miles personas inocentes mueran, tanto del lado de estos países invasores como de los invadidos. Los muertos civiles no deben ser más el precio de estos errores.

 

 

alfredo@pv.udg.mx