Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 2861 al 2880 
AsuntoAutor
313/04 - BECAS 200 Humboldt
314/04 - DESOCUPAC Humboldt
315/04 - CONVOCATO Humboldt
316/04 - BOLETÍN G Humboldt
(sin asunto) jsgeo
317/04 - SEMINARI Humboldt
318/04 - " La elev Humboldt
319/04 - Transgéni Humboldt
320/04 - ALCA: Mai Humboldt
321/04 - Neolibera Humboldt
V CONGRESO VENEZOL Luis San
322/04 - Seminario Humboldt
CURSO METODOLOGIA Institut
Ref. 318/04 - “La Humboldt
323/04 - MAESTRIA Humboldt
324/04 - PARTICIPA Humboldt
325/04 - CONFERENC Humboldt
326/04 - Choque de Humboldt
327/04 - Soberbia Humboldt
Busqueda-Relevamie VDC
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 3068     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 314/04 - DESOCUPACIÓN EN LA ARGENTINA
Fecha:Miercoles, 10 de Marzo, 2004  12:49:57 (-0300)
Autor:Humboldt <humboldt @............ar>

NCeHu 314/04
 
ARGENTINA
 

CIFRAS DEL ÚLTIMO CENSO DEL INDEC

 

Se perdieron 1,5 millón de empleos en la década del 90

En ese período el número de ocupados pasó de 12,4 millones a 11 millones.

 

(Clarín, 10 de marzo de 2004)

 

A diferencia de otros países donde años a año crece o se mantiene estable el número de puestos de trabajo, en la Argentina tienen empleo 1,5 millón de personas menos que 10 años atrás, según el INDEC.

 

Las cifras oficiales indican que en 1991 había 12,4 millones de personas ocupadas y en el 2001 la cifra descendió a casi 11 millones: 1,5 millón menos. Este retroceso de la cantidad de puestos de trabajo se dio en otros países por guerras u otras catástrofes como la crisis de 1930.

 

Según datos del censo del INDEC de 2001 recién procesados ahora, en igual período la fuerza laboral aumentó en 2,1 millones de personas. Además, de los que conservaron o consiguieron un trabajo, como obrero, empleado, cuentapropista, trabajador familiar o patrón, más del 40% se desempeña en negro.

 

Es lo que surge de los datos del Censo 2001 que dio a conocer el INDEC y que constituyen una verdadera radiografía del retroceso ocupacional y laboral de la Argentina de la década del 90.

Lo primero que se desprende de la encuesta es que en 10 años casi 2,1 millones de personas se incorporaron a la fuerza laboral porque encontraron un empleo.

 

Se trata de un incremento importante de la población activa que se explica básicamente por los altibajos de la década, con dos crisis (Tequila en 1995 y recesión prolongada a partir de 1998 con su desenlace en 2001) y sus consecuencias en términos de destrucción de fuentes de trabajo y deterioro salarial que llevaron a más gente a buscar, con poco éxito, una fuente de ingresos.

 

Un dato destacado, es que de ese 2,1 millón, 1,5 millón son mujeres. Y esto se debe a los cambios culturales, a que más mujeres son jefas de hogares y también a que la pérdida del empleo del hombre empujó a la mujer a buscar un empleo que compensara la pérdida de ingresos por parte del marido o del padre.

 

Los que más perdieron sus ocupaciones fueron los varones: de casi 8 millones ocupados en 1991, ahora hay 6,8 millones con empleo, mientras las mujeres ocupadas descendieron de 4,4 millones a 4,1 millones.

 

Esta combinación entre más gente activa y menos gente ocupada provocó el fenómeno del hiperdesempleo con 4,3 millones de desocupados. Esta cifra es más elevada que las encuestas del INDEC porque muchos de los que tenían changas declararon ser desempleados.

 

Entre los que se conservaron sus puestos de trabajo también hubo un retroceso ya que de los casi 11 millones ocupados 4,5 millones se desempeñan "en negro" porque no paga aportes jubilatorios, entre otros.

Hacia el futuro, estos datos plantean un enorme interrogante con relación a los ingresos que tendrán esta enorme masa de ocupados "en negro" y desempleados. Porque en definitiva, sobre una población activa de 15,2 millones de personas, aportan a la Seguridad Social apenas 6,4 millones: el resto -8,8 millones- podría no reunir los requisitos de aportes declarados para, en algún momento, poder jubilarse.

 


Gentileza: Félix Marcos.