Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 2841 al 2860 
AsuntoAutor
295/04- Soja y emi Humboldt
296/04 - La desest Humboldt
297/04 - Simpósio Humboldt
298/04 - Conferenc Humboldt
RES: NoticiasdelCe Vânia
305/04 - Acerca de Humboldt
302/04 - ARANCELES Humboldt
307/04 - El Día de Humboldt
304/04 - Cátedra d Humboldt
306/04 - Hoy somos Humboldt
303/04 - FICHA DE Humboldt
300/04 - Día Inter Humboldt
301/04 - Calidad d Humboldt
299/04 - Saludos a Humboldt
308/04 - ¿Gobernar Humboldt
Re: NoticiasdelCeH Gerusa
312/04 - El mayor Humboldt
311/04 - Mercado Humboldt
310/04 - Los trene Humboldt
309/04 - "Soberaní Humboldt
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 3065     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 311/04 - Mercado y Estado: una relación inextricable e inefable. A pesar de ello, Estudio de caso.
Fecha:Martes, 9 de Marzo, 2004  22:12:14 (-0300)
Autor:Humboldt <humboldt @............ar>

NCeHu
 
NRCehu: durante algún tiempo, desde vertientes "culturalistas" pretendió imponerse aquello de "capitalismo de amiguetes", para indicar una desviación - abyecta- respecto del luterano -por ascético,claro- capitalismo serio. Este, propio de la geografía del desarrollo; aquél, originario - y a la vez causa- de la geografía del subdesarrollo. Pasó el tiempo. Ahora ya conocemos lo de ENRON y otros 'ejemplos'.
 En este caso nos asomaremos a uno de los emblemas de la sexta economía mundial, la celebérrima compañía de Parma, Parmalat. Y con ella, creemos que otro mito de los "culturalistas" se evaporará. Un 'cuento' menos ecuménico, más regional; el que sitúa en la región rioplatense (más precisamente, en la banda occidental) el epicentro del 'cultivo' de la amistad, hecho que será puesto en duda por el ejemplo de la región Emilia-Romana. Allí, como se verá, también se hace de la amistad un "culto"; tanto que esta nota bien podría titularse:  " Vida y obra de Calisto.....y sus amigos".

Al zozobrar la unión negocios-política en Italia, cayó Parmalat

Extendió sus dominios de América Latina a Asia, pero no logró sobrevivir sin
su antigua red de amigos influyentes. 'Reconozco mis errores', dice Tanzi

Alessandra Galloni y Yaroslav Trofimov
The Wall Street Journal


PARMA, ItaliaCalisto Tanzi pasó su vida construyendo dos imperios gemelos: uno para vender leche y otro para dispensar poder.

El fundador de Parmalat SpA expandió su negocio lácteo hasta que su leche de larga vida llenó vasos desde Chile a China. En Italia, financió a políticos, rescató a empresarios y renovó catedrales. Fue nombrado caballero y logró puestos en directorios de bancos.

Tanzi pagó mucho dinero por su influencia: gastó al menos US$120 millones en contribuciones y actividades relacionadas con la política durante años, dice su abogado.

 

 

Hoy, el magnate se encuentra en la cárcel y sus dos imperios se han desmoronado. Los fiscales han sostenido en las órdenes de arresto que el empresario encabezó años de fraude — incluyendo una cuenta bancaria fantasma de US$4.700 millones— que ayudaron a sumir a Parmalat en una deuda de casi US$17.000 millones y la llevaron a solicitar la protección por bancarrota.

Ahora, los fiscales intentan descubrir cómo Tanzi, un ex vendedor de jamones, se convirtió en el presunto artífice del mayor crimen corporativo de la Europa moderna.

La clave radica en gran parte en el matrimonio de los negocios y la política en Italia. Durante gran parte de los últimos 50 años, los grandes empresarios de la sexta economía del mundo han prosperado manipulando los hilos del poder: los políticos, la banca y la iglesia Católica. Tanzi, durante años, participó en el juego con gran maestría.

Su auge partió en los años 60 con ideas innovadoras acerca del marketing para la leche. Pronto aprovechó los fondos de Parmalat para establecer relaciones con los líderes políticos, relaciones que ayudaron a Parmalat a eludir dificultades y obtener financiamiento.

Pero Tanzi fue demasiado ambicioso. En un intento por hacer favores a sus aliados políticos realizó adquisiciones poco afortunadas. Según los fiscales, usó Parmalat —que cotizaba en bolsa— para beneficio propio, echando mano de al menos US$1.100 millones para financiar negocios familiares y cuentas bancarias. Dos de sus hijos, Francesca y Stefano, fueron arrestados el mes pasado ante las sospechas de implicaciones en el fraude. Ninguno de los Tanzi han sido acusados.

Mientras se expandía el supuesto fraude de Tanzi, la clase dirigente en la que él confiaba se desplomaba ante los cambios que tenían lugar en Italia. A principios de los años 90, los fiscales de Milán llevaron a juicio a cientos de políticos y hombres de negocios, derrocando al partido de Tanzi, la Democia Cristiana. Los bancos estatales fueron privatizados, lo que los hacía menos vulnerables a la influencia política.

Tanzi intentó no quedar atrás y repartió dinero a la nueva clase dirigente durante la última década, dijo recientemente a los fiscales, según fuentes cercanas.

Pero hacia finales del año pasado, cuando se hizo evidente la magnitud de los problemas financieros de Parmalat, su red de amigos influyentes ya no podía salvarlo. Tanzi ha admitido que engañó a los inversionistas, ocultando pérdidas y transfiriendo fondos de Parmalat a las compañías de la familia. "Reconozco mis errores. Sé que violé la ley", dijo a los fiscales, según su abogado, Fabio Belloni.

Pero Tanzi niega haber saqueado la firma para su enriquecimiento personal y se niega a reconocer el fracaso de Parmalat. "Puedo ser idiota o megalómano, pero creo que esta compañía aún tiene valor", dijo durante un interrogatorio reciente, según una transcripción revisada por The Wall Street Journal. "Yo también quiero entender lo que sucedió".

Tanzi estuvo ligado al negocio de la alimentación prácticamente desde su nacimiento. Su padre vendía jamón y pasta de tomate en Collecchio, un pueblo cerca de Parma en la región Emilia-Romagna, origen del prosciutto y el queso parmesano. Pero cuando Tanzi asumió las riendas del negocio, en 1961, tenía sueños más ambiciosos. "Queríamos que Parmalat se convirtiera en la Coca-Cola de la leche", cuenta Domenico Barili, ex director general de la compañía y colaborador de Tanzi desde 1963.

Tanzi importó tecnología para envasar la leche en los cartones rectangulares característicos y conservarla sin refrigeración durante seis meses. Las innovaciones permitieron a Parmalat cobrar una prima por lo que había sido un bien básico.

Asimismo, Tanzi fue uno de los primeros europeos en explotar el deporte como herramienta de marketing. Patrocinó concursos de esquí, carreras de Fórmula Uno y fútbol. Por casualidad, los deportes llevaron a Tanzi a su primera incursión en el extranjero. Según Barili, un conductor italiano de Fórmula Uno tuvo un accidente en Brasil en 1973 y durante una larga convalecencia se puso en contacto con Parmalat acerca de establecer una compañía de yogures en este país. Al año siguiente Parmalat adquirió Laticínios Mococa SA, fabricante de leche en polvo. El acuerdo fue el primero de una ola de adquisiciones que llevó a Parmalat a 30 países.

Durante un discurso pronunciado en 1992, Tanzi se jactó de que esas inversiones estaban mejorando las condiciones de vida en América Latina, lo que representaba "una gran satisfacción moral" para su grupo.

Se paseó por todo el mundo para lanzar nuevas cremas, postres y jugos y se convirtió en un mecenas católico en Parma, donde financió un centro de rehabilitación para drogadictos, un refugio para personas sin hogar y se gastó US$2 millones en la renovación de la catedral del siglo XII de la ciudad. "Calisto siempre decía que sí", comenta monseñor Franco Grisenti, uno de los líderes religiosos de Parma.

A fines de los 90, las pérdidas de Parmalat se dispararon pero las transferencias las compañías de la familia Tanzi supuestamente continuaron. Entre 1997 y 2003, unos US$72 millones fueron transferidos a SATA, la sociedad inversionista de la familia, según un informe preliminar elaborado por la firma de auditoría PricewaterhouseCoopers.

Todo esto ocurrió tras bambalinas, al mismo tiempo que crecía el prestigio de Tanzi en la sociedad italiana. En 2000, fue invitado a participar en el directorio de Confindustria, el poderoso grupo empresarial italiano. En 2001 pasó a integrar los directorios de Capitalia y Banca Intesa SpA, el mayor banco de Italia.

Pero Rinaldo Del Monte, el consejero espiritual de Tanzi, dice que vio cómo la presión se iba acumulando sobre su amigo. Católico ferviente, Tanzi solía invitar a Del Monte a su oficina y a los partidos de futbol. "Me decía: Ayúdeme rezando por mí", recuerda Del Monte, un ex cantante de música pop que fue famoso brevemente en Italia durante los años 60. "Calisto es un hombre que siempre quería crecer, crecer, crecer. Era como una enfermedad".


Fuente: www.wsj.com/AMERICAS., 9 de marzo de 2004.