Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 2841 al 2860 
AsuntoAutor
295/04- Soja y emi Humboldt
296/04 - La desest Humboldt
297/04 - Simpósio Humboldt
298/04 - Conferenc Humboldt
RES: NoticiasdelCe Vânia
305/04 - Acerca de Humboldt
302/04 - ARANCELES Humboldt
307/04 - El Día de Humboldt
304/04 - Cátedra d Humboldt
306/04 - Hoy somos Humboldt
303/04 - FICHA DE Humboldt
300/04 - Día Inter Humboldt
301/04 - Calidad d Humboldt
299/04 - Saludos a Humboldt
308/04 - ¿Gobernar Humboldt
Re: NoticiasdelCeH Gerusa
312/04 - El mayor Humboldt
311/04 - Mercado Humboldt
310/04 - Los trene Humboldt
309/04 - "Soberaní Humboldt
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 3061     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 308/04 - ¿Gobernar es poblar?
Fecha:Lunes, 8 de Marzo, 2004  22:02:36 (-0300)
Autor:Humboldt <humboldt @............ar>

 
NCeHu 308/04
 
 
NRCeHu: La economía como una disciplina auxiliar de la Demografía. O la política en los tiempos de la angustia conservadora. 
 
 
 

 
 
                    ¿GOBERNAR ES POBLAR?
 
Julio Nudler


 Dice John Hamre, presidente del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales, que el rejuvenecimiento acelerado de una sociedad, fruto de una alta tasa de natalidad, tiende a crear condiciones revolucionarias. Puede ser el caso del mundo árabe-musulmán, donde la edad promedio es de 18 años. En Palestina es de 16. Y que una población declinante, como hoy la rusa, trae decadencia. En el Islam, la población se duplicó en los últimos 18 años. Arabia Saudita, que en 1950 tenía 3 millones de habitantes, tendrá 120 millones en 2050. ¿Cómo hará su monarquía para retener el control político? En ese país, y en general en los que rodean a Irak, e Irak misma, no se generan puestos de trabajo suficientes. De cada cinco hijos que da a luz la madre promedio, tres serán desocupados, y sin red alguna de contención y sostén.
Mientras tanto, Europa envejece, si bien no vertiginosamente, salvo en Rusia. Pero en la mayor parte del continente, no nacen suficientes niños. Esto, entre otras cosas, resta poder militar al Viejo Mundo, que ya está claramente por debajo del estadounidense. Paulatinamente, un 30 por ciento de la pirámide poblacional europea dejará de tener edad para combatir. Europa dispondrá de menos jóvenes para llamar a filas, pero además necesitará que trabajen para mantener a los viejos, cuya proporción seguirá creciendo. Así, en el 2030 la inferioridad militar europea respecto de Estados Unidos no será menor que hoy sino mayor.
Esto ayuda a entender, dice Hamre, por qué EE.UU. antepone la vía armada, mientras Europa se inclina por las negociaciones. Los norteamericanos son de gatillo fácil, en tanto los europeos prefieren darle a la lengua. Se saben militarmente cada vez más débiles. Por ende, las tensiones entre las dos orillas del Atlántico Norte seguirán in crescendo, mientras ante ellos se irá agravando el desafío estratégico del Oriente Medio.
El húngaro Peter Schwartz, presidente de la Red de Negocios Globales, acota que la CEE, hoy Unión Europea, es un producto de la Segunda Guerra Mundial. Su objetivo fundamental no fue ni es la eficiencia económica, sino lograr que los europeos dejasen de matarse entre ellos. Y por eso sigue agrandándose hacia el este, y no tardará mucho en incorporar a Rusia. No cree que vaya a jugar un gran papel geopolítico porque la UE estará concentrada en atender sus problemas internos.
Volviendo a la famosa pirámide social, México también envejece: en los últimos 20 años envejeció tanto como EE.UU. en 120. China, al haber prohibido tener más de un hijo por pareja, envejece más rápidamente aún. Pronto, uno de cada cinco chinos tendrá más de 65 años, y el país carece de un sistema jubilatorio digno de ese nombre. India, a su vez, dentro de dos decenios tendrá el mismo perfil etario que EE.UU.
¿Qué significa la declinación poblacional del Hemisferio Norte? Que su base de consumo se achicará, y con ello perderá fuerza el mayor motor de crecimiento económico. Esas economías ricas deben colocar un desproporcionado acento en el aumento de productividad y en las ganancias para poder sostener a una creciente legión de retirados. Para Hamre, esto exige encontrar oportunidades de negocio en el Sur, porque en los países subdesarrollados la rentabilidad del capital es más alta.
El reto, por ejemplo para un político norteamericano, es muy difícil: debe conseguir que aumente drásticamente el ahorro interno, y además favorecer su inversión en lugares como China, India, Brasil, quizás Argentina. ¿Cómo puede un capitalista alemán esperar mayores tasas de retorno sobre su inversión en Alemania si allí hay cada vez menos habitantes y éstos son más viejos? “Tendremos que exportar más capital ahorrado hacia el mundo subdesarrollado. Nuestro futuro, irónicamente, está mucho más conectado –razona Hamre– con el desarrollo humano y el buen gobierno” en los países pobres, aunque sólo sea para responder a esa dinámica demográfica.
Richard Cincotta y Robert Engelman, investigadores de Population Action International, afirmaban recientemente que, demográficamente, la edad de la rebelión y el terrorismo es notoriamente similar en Haití, Afganistán o Gaza y Cisjordania: “Son jóvenes que no trabajan ni estudian y están cargados de odio”. Eso dicen ellos, y aseguran que países con una alta proporción de adultos de menos de 30 años tienen dos veces y media la probabilidad de experimentar un nuevo estallido de conflicto social, en relación a naciones con poblaciones más maduras. Estas son en general las que han atravesado la transición demográfica que consiste en pasar de una sociedad caracterizada por grandes familias y corta duración de la vida a otro perfil, de familias chicas y vida larga.
Para redondear el cuadro, Maya MacGuineas, miembro de la New America Foundation, describió las terroríficas perspectivas de la Seguridad Social en EE.UU., ahora que la generación del baby-boom encara su retiro, mientras en general crece la esperanza de vida sin elevación paralela en la edad jubilatoria, cae la tasa de natalidad, etcétera. En síntesis, el valor presente del monto de dinero que los estadounidenses deberían apartar hoy si quisieran asegurar la solvencia del sistema en los próximos 75 años asciende a 3,5 billones de dólares, algo así como 20 deudas externas argentinas. Pero sanear realmente el sistema exigiría 10,5 billones, que equivale al tamaño de la economía estadounidense. Ahora, si también se deseara prefinanciar tanto la Seguridad Social como el PAMI norteamericano, harían falta 44 billones de dólares.
Frank Eich, asesor económico del Tesoro británico, sostuvo que la mayor inmigración neta que recibe EE.UU. en relación a la Unión Europea, que restringe cada vez más el ingreso de extranjeros, es una razón que explica por qué EE.UU. envejece más lentamente y logra un crecimiento económico más acelerado. Pero, a mayor o menor ritmo, en todos los países ricos seguirá subiendo el cociente de dependencia de la vejez, que indica cuánta gente hay que ya superó la edad laboral en relación a quienes tienen aún edad para trabajar. Para colmo, los países que están por entrar a la Unión Europea también están envejeciendo.
El ya citado Schwartz predice, en otro plano, un resurgimiento del Estado como actor económico. Su intervención muestra éxitos impresionantes, desde la minúscula Singapur a la gigantesca China. Según él, la economía de mercado, a la Thatcher y a la Reagan, deja paso a otro modelo. Todo esto dicho y oído en un debate público sostenido en la sede del Fondo Monetario Internacional.



Fuente: diario Página 12, de Buenos Aires, Argentina; 6 de marzo de 2004.