Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 2761 al 2780 
AsuntoAutor
217/04 - Tipos de Humboldt
219/04 - La cienci Humboldt
218/04 - ESPECIALI Humboldt
221/04 - Puja por Humboldt
220/04 - La estrat Humboldt
226/04 - Más allá Humboldt
225/04 - El espeji Humboldt
223/04 - A 10 años Humboldt
222/04 - Detrás de Humboldt
227/04 - Villa Car Humboldt
224/04 - La "balca Humboldt
232/04 - XXIV ENCU Humboldt
230/04 - Haití: qu Humboldt
231/04 - La gran Humboldt
228/04 - Presentac Humboldt
229/04 - MAPAS SOC Humboldt
234/04 - El difïci Humboldt
237/04 - Imperiali Humboldt
236/04 - Sobre la Humboldt
235/04 - Haití com Humboldt
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 2973     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 224/04 - La "balcanización" de Irak
Fecha:Lunes, 23 de Febrero, 2004  00:57:57 (-0300)
Autor:Humboldt <humboldt @............ar>

NCeHu 224/04


 

         Irak: Kissinger pregona la "balcanización"

 Alfredo Jalife-Rahme


 

ALFRED HEINZ (ALIAS "Henry") Kissinger, uno de los superlativos etnocidas del siglo XX, no oculta su solución final para Irak: el desmembramiento, para impedir el contagio del fundamentalismo a los países vecinos (El Clarín 19/2/04). Para el ex secretario de Estado, se ha malinterpretado la "transferencia de soberanía" a las autoridades iraquíes, cuando en realidad el compromiso del equipo de George W. Bush tomará una forma distinta, basada en un "nueva estrategia". De lo que se trata es que el gobierno iraquí, impuesto por Estados Unidos, goce de legimitimidad. En forma paradójica, la "nueva estrategia" podría soldar a la comunidad internacional, pese a las divergencias previas a la invasión anglosajona, ya que a todas las grandes potencias les conviene el éxito de la "reconstrucción". Es decir, la "reconstrucción exitosa" pasa por su desintegración, de acuerdo son el sofisma kissingeriano que oculta la verdadera intención: el reparto del petróleo tanto de Kirkuk en el norte (de preponderancia kurda) como de Basora en el sur chiíta, mientras el centro sunnita de Bagdad, carente del "oro negro", es abandonado a su peor suerte y muerte, como parte de una política más amplia de la desintegración pansunnita desde Arabia Saudita hasta Pakistán.

LA AMENAZA A LA Unión Europea y Rusia (además de India y China, que comprenden poderosas comunidades sunnitas) no es nada velada cuando la profiere un etnocida profesional: el fracaso de la "reconstrucción" exportaría al islamismo radical fuera de sus fronteras; si el nuevo Irak, dotado de su soberanía, se transformase en fundamentalista, entonces todos los países preocupados por el contagio terrorista (que por necesidad y necedad de la desinformación se ha convertido en sinónimo del Islam en forma absurda, como si se tratase de una intrínseca característica teológica) correrán un grave peligro. Viene la frase: el objetivo común fundado en el miedo, que pasa necesariamente por el freno al terrorismo (islámico, desde luego), puede edificar el principio de un nuevo análisis del orden internacional. Kissinger pertenece a la escuela geopolítica del británico Castlereagh y el austriaco Metternich, quienes en el Congreso de Viena de 1814 edificaron el nuevo equilibrio europeo encima del féretro de Napoleón. En el cementerio iraquí creado por la invasión anglosajona, Kissinger busca la legitimidad perdida y el nuevo equilibrio de las grandes potencias. Sin compunciones ni rubores, el etnocida de Indochina desecha cualquier aspiración a la democracia del pueblo iraquí que, a su juicio, carece de tal "experiencia" (como si Estados Unidos fuera tan "democrático" después de su elección bananera en Florida, que atentó contra el voto popular y que, en forma paradójica, creó un monstruoso régimen protofascista). Según Kissinger, los iraquíes buscarán refugio en su comunidad en lugar de esperar la seguridad de un gobierno central. ¿Pues adónde más deseaba que se refugiaran después de los bombardeos inmisericordes y del saqueo de su nación por la invasión anglosajona? El "refugio en su comunidad" -el "tribalismo" que analizó magistralmente Ibn-Khaldún, el padre de la sociología moderna- constituye sin duda la característica de los iraquíes, incluyendo a los kurdos de origen ario, lo cual es extensivo no solamente a toda la cartografía de los árabes islámicos (sunnitas y chiítas) y sus minorías cristianas, sino también a las viejas civilizaciones con una fuerte carga histórica de la que carece EU, país formado recientemente (a finales del siglo XVIII). Dado el apego comunitario de los iraquíes, Kissinger propone fragmentar a la antigua Mesopotamia en lugar de unificarla, para instaurar así "instituciones democráticas" en cada pedazo. Para el etnocida de Indochina, los chiítas, kurdos y sunnitas han creado la "inestabilidad" al tratar de obtener el "máximo de riquezas y de poderes". ¡El sofisma kissingeriano en todo su esplendor! Ahora resulta que no fue la invasión anglosajona la que provocó la apertura de una caja de Pandora en todo Medio Oriente (y, de paso, al mundo entero), sino que los componentes etnorreligiosos del mosaico iraquí por no dejarse esclavizar han creado su propia "inestabilidad". Así se las gasta el etnocida de Indochina, quien desea prolongar sus hazañas sanguinarias con sus consejos aplicados al Medio Oriente. A su juicio, "los vecinos de Irak tienen objetivos diferentes"; no especifica cuáles, pero se desprende que existe un reparto tácito del "vellocino de oro negro" en esta fase con la teocracia chiíta de los ayatolas de Irán y con Kuwait, una gasolinera (más que un país) de la petrocracia anglosajona. Como "no se sabe qué desea la Unión Europea" (un eufemismo para evitar señalar el aprovisionamiento del petróleo del que carece), Kissinger ofrece la "reconstrucción de Irak" como la oportunidad dorada para reanudar el diálogo trasantlántico, siempre y cuando los europeos (no especifica si los "nuevos" o "los viejos" en la escala telúrica Rumsfeld, pero se infiere que se trata de los dos grandes, Francia y Alemania) admitan el hecho de que, como en Yugoslavia, la antigua Mesopotamia no puede tener instituciones democráticas sin su desmembramiento parcial. ¡Vaya satanismo! Kissinger no deja de asombrar, porque siempre se supera a sí mismo en su espiral negativa. Por demás interesante resultó la confesión de que el desmembramiento de Yugoslavia fue un operativo deliberado de la política exterior de EU: enorme trampa en la que cayó el ingenuo presidente serbio Slobodan Milosevic, quien después de haber colaborado estrechamente con Daddy Bush fue arrojado como carroña a los buitres de la geopolítica (como Saddam).

NINGUNA NOVEDAD NOS depara esta vez Kissinger (por cierto, el ídolo de Zedillo, otro buitre, pero de las finanzas trasnacionales): la idea original de la "balcanización" de Irak habría que acreditársela al cuarteto maligno Wolfowitz-Perle-Libby-Feith (Bajo la Lupa, 27/7/02). Sin el empantanamiento anglosajón en Irak, debido a la asombrosa guerrilla sunnita, el cuarteto maligno de marras no hubiera nunca recurrido a los servicios geopolíticos y maquiavélicos de Kissinger, a quien, a propósito, considera muy oxidado. Desde luego que a quienes más les complace la balcanización de Irak es justamente a los superhalcones de Israel, con los que están identificados tanto el cuarteto maligno Wolfowitz-Perle-Libby-Feith como Kissinger: "Tres Irak son mejor que uno" (The Jerusalem Post, 23/10/03), pregona Shlomo Avineri, un profesor de ciencias políticas de la Universidad Hebrea de Jerusalén. Así que habrá que prepararse a las limpiezas étnicas por venir en el norte de Irak, tanto en Mosul como en Kirkuk, de sus poblaciones sunnitas árabes, caldeo-asirio-católicos y turcomenos, para que fluya el oro negro sin obstáculos por los oleoductos reabiertos hasta el puerto israelí de Haifa.

A NUESTRO JUICIO, el equipo Bush, averiado en Irak, recurre al satánico Kissinger para intentar seducir a los europeos por medio de la "balcanización", modelo exquisitamente "europeo" del equilibrio precario del poder. Queda claro el dilema, propuesto como diagnóstico por Kissinger al rotativo argentino El Clarín: equilibrio del poder en Irak bajo el modelo de la balcanización en Yugoslavia, válgase la tautología -como sucedió con las guerras libradas en la década de los 90 del siglo pasado desde Bosnia-Herzegovina hasta Kosovo, bajo el estandarte multilateral de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN)-, o triunfo del fundamentalismo y su desbordamiento a los vecinos.

ES EVIDENTE QUE los europeos saldrían perjudicados por el "efecto dominó" del desbordamiento fundamentalista desde Irak, que hasta parece un espantapájaros terrorista muy a la medida de los propósitos aviesos y traviesos del equipo Bush, que convulsionaría a todo el Medio-Oriente, el patio trasero demográfico y económico de la Unión Europea.

LA OTAN SE resquebrajó debido a la invasión anglosajona en Irak, y muy bien podría restaurarse bajo los auspicios de la "reconstrucción" compartida en los negocios trasatlánticos. El equipo Bush "lucha para reducir su presencia militar y su vulnerabilidad en Afganistán y en Irak, por lo que ha volteado a la OTAN para expandir su mandato en Afganistán y para jugar un papel sustancial en Irak (...) La OTAN puede ser el vehículo para proyectar el poder militar y político de Francia, así como para reparar sus lazos con EU", comenta Elaine Sciolino en relación con el acercamiento trasatlántico (IHT, 21/2/04).

COMO ERA DE esperarse, el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Kofi Annan (un ghanés mentalmente colonizado por los anglosajones), se inclinó a las exigencias del procónsul Paul Bremer III (anterior ejecutivo de Kissinger Asocidos; la cita no es ociosa después de la exhibición del "plan Kissinger" para la balcanización y vulcanización de Irak) para posponer las elecciones 15 meses (NYT, 21/2/04), después del montaje teatral hilarante de la "transferencia de soberanía", el próximo 30 de junio, al títere consejo de gobierno que redactará la nueva Constitución para luego realizar elecciones, con la asesoría de la ONU (y quizá hasta del cómico IFE) muy a modo de las fuerzas ocupantes que han embargado precautoriamente el petróleo mediante los invaluables servicios financieros de JP Morgan-Chase. Tal es la "democracia embargada" que exporta el equipo Bush al Medio Oriente.

EL GRAN AYATOLA Sistani parece acomodarse hábilmente a los nuevos tiempos electorales y le ha concedido una prórroga a las fuerzas de ocupación (Der Spiegel, 19/2/04), a sabiendas de que la región chiíta de Basora será la gran triunfadora en los futuros comicios. Una manera de iniciar la balcanización por el método "democrático" ha sido propuesta por los líderes chiítas del títere consejo de gobierno: la celebración de "elecciones parciales"(sic) en las regiones kurdas del norte y chiítas del sur (NYT, 18/02/04), abandonando el centro sunnita de Bagdad e inmediaciones a su suerte y muerte. Lo mejor: no se irán las tropas de ocupación de EU, que solamente esperan su legitimización el primero de julio por el títere consejo de gobierno: por lo menos 100 mil soldados permanecerán otros dos años (Boston Globe, 20/02/04). Si se fueran las "indispensables" tropas estadunidenses, ¿quién va a resguardar los yacimientos de petróleo de Kirkuk y Basora, además de ayudar a "estabilizar" los precios al alza irresistible? En realidad, la presencia "indispensable" para la "democracia" y la "reconstrucción" va a durar "varias décadas", de acuerdo con los comentarios vertidos ante los legisladores de EU por el general Jay Garner, antecesor de Paul Bremer III en Irak (Congress Daily, 06/02/04). Para que no se sientan tan solos, los soldados de EU estarán acompañados por unos mercenarios de la compañía privada de seguridad Erynis International, quienes en el anterior régimen racista de Sudáfrica pertenecían al cuerpo paramilitar de aplicación implacable e impecable del apartheid, lo cual asusta, con justa razón, a la revista de un segmento de la comunidad hebrea de EU, The Forward (21/02/04). Dos escollos mayúsculos se vislumbran en la "nueva Constitución" redactada y dictada por el equipo Bush al títere consejo de gobierno, pero que muy bien pudieran servir de pretexto para profundizar la balcanización: la ausencia tanto de la "sharia" (ley islámica) a la que se aferran los chiítas (Al Jazeera, 16/02/04), quienes buscan instalar su teocracia regional, como la autonomía de los kurdos (The Washington Post, 21/02/04). A nuestro juicio, estos "dos escollos" simbolizan las cartas maestras marcadas para propinar el golpe de gracia a Irak cuando mejor le convenga al procónsul Paul Bremer III. Iniciada la balcanización en la región kurda, ¿quién podrá impedir la creación del Kurdistán que arropa partes de Turquía, Siria e Irán? ¿Qué podrá detener la expansión chiíta al yacimiento petrolero más importante del mundo de Dhaharan: sede de la compañía estatal de petróleo Aramco y la aislada región chiíta de Arabia Saudita (en forma paradójica, de aplastante mayoría sunnita), que sufriría también las turbulencias de la balcanización desde Basora, con la consecuente elevación estratosférica del crudo?


Fuente: diario La Jornada, de México D.F., México; 22 de febrero de 2004.