Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 2521 al 2540 
AsuntoAutor
NCeHu 1/04 "Hait Humboldt
"Cuba, hace cuaren Humboldt
03/04 - SEXTO ENCU Humboldt
04/04 - Studying i Humboldt
05/04 - NAVEGANTES Humboldt
06/04 - EL VIAJE D Humboldt
07/04 " La apropi Humboldt
08/04 'Lula no es Humboldt
09/04- Las Ambigüe Humboldt
10/04- ' Los mapas Humboldt
Re: NoticiasdelCeH VANIA RU
11/04- 'Samuelson Humboldt
12/04- ' Periferi Humboldt
Re: NoticiasdelCeH Didima O
16/04- Los benefi Humboldt
14/04- China, Jap Humboldt
15/04- ' Distancia Humboldt
13/04 - Studying i humboldt
17/04- 1º Congreso Humboldt
18/04- El café y Humboldt
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 2734     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 11/04- 'Samuelson, el realista'
Fecha:Domingo, 4 de Enero, 2004  20:35:56 (-0300)
Autor:Humboldt <humboldt @............ar>

  NCeHu  11/04
 
                               Dos regalos de navidad para Bush

La captura de Saddam Hussein y las renovadas noticias sobre la recuperación económica de los Estados Unidos dieron, para el autor, nuevo impulso a la reelección de George W. Bush en noviembre de 2004. Y si el proceso de crecimiento económico estuviera en riesgo, la Casa Blanca y el Congreso no dudarían en volver a impulsar el gasto público.

                                                                                                                                                       Paul Samuelson
                                                                                                                                                      Premio Nobel de Economía    
                                                                                                                                                    
     


El presidente George Bush recibió dos regalos anticipados de Navidad. Uno fue la captura fortuita de Saddam Hussein, un desaliñado guerrero que alguna vez fue beligerante y que esta vez no opuso resistencia heroica
El otro hecho afortunado fue la llegada de la recuperación económica tan anhelada de los Estados Unidos. Tan fuerte fue el ritmo de crecimiento del PBI estadounidense que, aunque cayera entre hoy y el día de las elecciones en noviembre de 2004 a la mitad de su aumento de los últimos meses, aun así serían buenos tiempos para los candidatos republicanos.

Los hechos dramáticos que ocurren en el corto plazo también cuentan, pero sólo por un tiempo limitado. La muerte del marido de la reina Victoria a me diados del siglo diecinueve interrumpió el ciclo económico británico por un corto tiempo. Lo importante para la reputación de los Estados Unidos así como para su autoestima en cinco años será si Osama bin Laden tiene un destino similar al de Hussein y si Irak y Afganistán logran convertirse, de alguna manera, en sociedades estables y prósperas.

Sobre este asunto no económico tan importante nadie que sea realista puede abrigar un verdadero optimismo. Las guerras son fáciles de iniciar pero difíciles de terminar. Cincuenta años después, Corea todavía está dividida en dos. Cualquiera haya sido la intención de Estados Unidos respecto de Indochina, cuarenta años más tarde ya no importa porque la Guerra Fría se acabó. Los conflictos civiles en Irlanda del Norte y en Yugoslavia hasta ahora no se resolvieron, pero decreció su intensidad.

Un supuesto plausible es que George Bush o alguien parecido a él presida Estados Unidos hasta 2010. Los oponentes de Bush que buscan la candidatura demócrata del 2004 para la presidencia son, en su mayoría, políticos de centro. Tal vez Howard Dean, el candidato demócrata hoy con mayores posibilidades, sea quien podría tratar con mayor esfuerzo de cambiar las actuales tendencias globalizadoras de los Estados Unidos. Pero muy posiblemente esta misma circunstancia lo convierta en el oponente más fácil de derrotar por Bush.

Esto significa que, como ocurrió en el pasado, el bienestar futuro del resto del mundo dependerá en gran medida de la salud y la fortaleza de la economia estadounidense en general. Dado que la economía no es una ciencia exacta podemos entender que las recientes buenas noticias sobre el crecimiento del PBI en los Estados Unidos no necesitan ser analizadas y supervisadas constantemente.


A trabajar

Aquí comienza nuestro trabajo como economistas profesionales. ¿Por qué persisten tantas dudas sobre la continuidad de la expansión estadounidense? ¿Acaso es verdad que la no creación de nuevos empleos industriales en nuestro rico país significa que la recuperación pronto quedará en nada por esa misma razón?

Pensado de ese modo, mi respuesta a esta pregunta es que el grueso de la sociedad norteamericana es capaz de prosperar incluso en un momento en que muchos puestos de trabajo quedan en manos de China y del mundo en desarrollo. Esta "tercerización" probablemente contribuye a la desigualdad. Sin embargo, al 94 % de la población le fue bien en el pasado mientras que el 6 % es víctima de lo que el difunto Joseph Schumpeter, denominó "la destrucción creativa del capitalismo".

Existe otra razón que explica por qué los empleos pueden seguir siendo escasos aun si la producción crece bastante. Cuando la productividad de una nación aumenta, cualquiera sea el motivo, gran parte de la producción nueva puede obtenerse con la misma cantidad previa de trabajadores. Sí, este proceso es la segunda causa de la creciente desigualdad en los Estados Unidos.

Debemos aceptar, por cierto, que algunos de los estímulos recientes no van a repetirse. Cuando el nivel de nuestra tasa de interés de corto plazo esté cerca de cero, el banco central no podrá ya bajar las tasas de interés en forma considerable. Esto, ¿interrumpirá toda nueva refinanciación de hipotecas de viviendas? Estas refinanciaciones, que tientan a los propietarios a pedir más efectivo aumentando la hipoteca de sus casas, fueron una de las razones de las recientes subas en el gasto de los consumidores. Es muy probable que esto desaparezca en breve.

El rápido colapso de la defensa armada de Irak también significa que el gasto fiscal en armamento pasará a ser el gasto en personal de ocupación y en esfuerzos para reconstruir la economía iraquí.

A esto se suma un último peligro para la continuidad de la recuperación acelerada: los precios de Wall street crecieron como anticipación de la recuperación. Quizás las ganancias de capital se recuperen y al hacerlo pongan freno al renovado espíritu de invertir en emprendimientos riesgosos. Quizás.

Los gastadores keynesianos fueron antes demócratas liberales. A partir de Ronald Reagan, los republicanos les robaron esas vestimentas keynesianas. Por ende, me animo a predecir que toda señal preocupante de disminución del ritmo durante la preelección hará correr por las canillas fiscales de Washington un torrente de nuevos gastos y nuevos recortes tributarios.

No importa si estos gastos y recortes son malos para 2010. La elección de 2004 debe ser ganada en 2004.

Traducción: Susana Manghi


Fuente: Diario Clarín, de Buenos Aires, Argentina, 4 de enero de 2004. Suplemento Económico, p. 24.