Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 2341 al 2360 
AsuntoAutor
Re: NoticiasdelCeH Humboldt
1189/03 - Amérila Humboldt
1190/03 - VENTA DE Humboldt
1191/03 - El ALCA Humboldt
1192/03 - Bomba de Humboldt
1193/03 - Ciudades Humboldt
1194/03 - Primer E Humboldt
1195/03 - Argentin Humboldt
1197/03 - Los Cami Humboldt
1196/03 - Studying Humboldt
1202/03 - Las Tran Humboldt
1198/03 - Posgrado Humboldt
1199/03 - Semiotic Humboldt
1200/03 - Metodolo Humboldt
1201/03 - Where is humboldt
Foro Metropolitano Territor
1208/03 - Geograph Humboldt
1209/03 - Territor Humboldt
1207/03 - Studying Humboldt
1206/03 - DESAPARE Humboldt
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 2568     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 1213/03 - Inundaciones en el Gran La Plata
Fecha:Domingo, 23 de Noviembre, 2003  12:16:40 (-0300)
Autor:Humboldt <humboldt @............ar>

NCeHu 1213/03
 
INUNDACIONES EN EL GRAN LA PLATA.
Una mirada desde la teoría social del Riesgo.
 

María Isabel Andrade*    

Depto. de Geografía. Fac. de Humanidades y Cs. de la Educación. UNLP

Depto de Geografía. FFyL. UBA

 

RESUMEN.

 

 

Se presentan en este Encuentro, algunos avances y reflexiones a partir de una investigación sobre la Problemática de inundaciones en el Gran La Plata, para la construcción de un mapa de riesgo.

 

A través de esta investigación se busca analizar las relaciones entre los procesos naturales y los procesos sociales de las inundaciones en el área de estudio e identificar criterios para la construcción de una metodología de evaluación de riesgo de inundación.

 

El abordaje consiste en un intento de análisis de las inundaciones en el área de estudio desde la Teoría Social del Riesgo.

 

La metodología se basa en la construcción de un modelo de análisis de riesgo de inundación a partir del tratamiento de los componentes básicos: peligrosidad, exposición, vulnerabilidad e incertidumbre.

 

A partir de la elaboración de los resultados,  se van definiendo criterios para establecer niveles de vulnerabilidad. Se elaborará un mapa de riesgo de inundaciones y se identificarán prioridades de intervención.

 

El análisis se realiza con utilización de la tecnología de Sistemas de Información Geográfica.

 

Los resultados serán transferidos a los Organismos responsables de la gestión sectorial.

 

 

 

 

 

 

Palabras clave: Inundaciones, riesgo, Teoría Social del Riesgo, vulnerabilidad, catástrofe, Sistemas de Información Geográfica.


INUNDACIONES EN EL GRAN LA PLATA. Una mirada desde la teoría social del Riesgo.

 

Se presentan aquí para su discusión, algunas reflexiones a partir de una investigación sobre la Problemática de inundaciones en el Gran La Plata, para la elaboración de un mapa de riesgo.

 

Marco de análisis.

 

En este trabajo se aborda un análisis de las inundaciones en el área de estudio desde la Teoría Social del Riesgo.(Funtowicz, S.V.Ravetz,J.R, 1993)

La conceptualización del riesgo, en términos de una teoría social del mismo, permite incorporar otras dimensiones, cuya consideración apuntaría a la disminución de las consecuencias catastróficas. Estas son peligrosidad, vulnerabilidad, exposición e incertidumbre. (Natenzon, 1995.).

 

A través de este trabajo se busca analizar las relaciones entre los procesos naturales y los procesos sociales en circunstancia de inundaciones en el área de estudio e identificar criterios para la construcción de una metodología de evaluación de riesgo de inundación.

 

Somos concientes de la carencia de información detallada sobre inundaciones. No obstante, creemos firmemente que: en la medida en que podamos comprender una realidad compleja como la de las inundaciones en el Gran La Plata, establecer rutinas adecuadas de búsqueda y procesamiento de información; y una metodología apropiada de evaluación de riesgo, incluyendo una evaluación del grado de vulnerabilidad de la población y recursos materiales expuestos, podremos sin lugar a dudas, manejar la incertidumbre y reducir el riesgo de inundación en la región y/o alertar sobre su ocurrencia a fin de minimizar sus consecuencias.

 

El riesgo es la materialización de lo imprevisto. Es la puesta en el presente de eventos no deseados. Es una amenaza de destrucción. (Beck,U. (2000, p.10)

Si el riesgo es la probabilidad de ocurrencia de un peligro; entonces, riesgo sería un peligro virtual (Beck,U. Op.cit., p.11). Pero esta “virtualidad”  depende del grado de percepción del riesgo que tenga la comunidad involucrada.

Riesgo y peligro van íntimamente ligados a las tradiciones culturales de percepción y  aceptación del riesgo.

 

Las acciones de los administradores locales y regionales al respecto, no siempre son adecuadas. La ciencia, por otra parte tampoco parece haber resuelto el problema.

 

“No existe ninguna tradición cultural, no importa cuán exitosa haya sido en el pasado, que pueda prever por sí sola, todas las respuestas que exigen los problemas del planeta” Funtowicz, S. y Ravetz, J.R. (1993, p.11).

 

A diferencia de lo que se consideraba respecto de la ciencia en el pasado, pareciera que lo “normal” entre los científicos en estos días, es la incertidumbre.

El científico en la actualidad sabe que no puede suprimir la incertidumbre sino intentar manejarla.

 

Metodología.

 

La metodología propuesta, en permanente revisión,  se basa en la construcción de un modelo de análisis de riesgo de inundación a partir del tratamiento de los cuatro componentes básicos que se han identificado como dimensiones del riesgo: peligrosidad, exposición, incertidumbre y vulnerabilidad.

 

La Peligrosidad es el potencial de peligro de ocurrencia de una amenaza. En el caso que nos ocupa, la amenaza es la inundación. La peligrosidad puede agudizarse por acciones humanas.  Para realizar un manejo adecuado de la peligrosidad, es necesario conocerla.

Para .evaluar la peligrosidad de las inundaciones en el área de trabajo se recurrió al análisis de la evolución espacial y temporal de las precipitaciones, al análisis de la evolución de inundaciones, a la identificación áreas inundadas e inundables según cuenca hidrográfica y comportamiento hidrológico de las principales cuencas.

 

Exposición  implica los recursos materiales y la población afectada. Lo “expuesto” a la inundación.

 

En el análisis de esta componente se expresa la distribución territorial de las personas y bienes afectados y los factores históricos que vinculan procesos naturales con las configuraciones territoriales que implican condiciones socioeconómicas, usos de suelo, distribución de asentamientos humanos, infraestructura,  y gestión de servicios públicos; que mitigarán o agudizarán la interrelación entre peligrosidad y vulnerabilidad que se expresa en la exposición.

 

Identificar el ámbito geográfico afectado por el fenómeno, fue la primera tarea para conocer la exposición de población a través del estudio de la evolución y comportamiento de los distintos tipos de uso del suelo, y de bienes materiales en el área.

 

La incertidumbre es la falta de certeza de lo que puede ocurrir. Constituye “la dimensión no cuantificable del riesgo” (González, S. et al.) No hay información suficiente sobre un determinado fenómeno. También puede contribuir a la incertidumbre una masa de información de baja calidad. O incluso falsa.

La incertidumbre se refiere a las limitaciones en el estado del conocimiento y las indeterminaciones jurisdiccionales y administrativas, así como normativa. (Incertidumbre técnico-científica e Incertidumbre político-administrativa)

 

Las inundaciones ocupan un lugar relevante, en el marco de los diferentes procesos catastróficos que amenazan vastas regiones de la provincia de Buenos Aires, por las consecuencias complejas que generan tanto a  nivel social como físico-material.

 

Para manejar la incertidumbre es necesario conocer la falta de información y/o sus límites, incluso los procedimientos con los que fue procesada y se deben desarrollar nuevos métodos para disminuirla.

“Tenemos que distinguir entre los niveles técnicos, metodológicos y epistemológicos de la incertidumbre, que corresponden a la inexactitud, no confiabilidad y “límites con la ignorancia”, respectivamente” ...”La buena calidad de la información depende del buen manejo de la incertidumbre científica.” Funtowicz S. y Ravetz, J.R. (1990)

Es importante el control de los instrumentos y los modelos teóricos para el buen manejo de la incertidumbre y la producción de información de calidad.

Las estrategias de gestión aún no han tenido resolución eficaz para estos problemas complejos; que cada vez abarcan mayor diversidad, en cuanto a actores implicados.

Una prueba de ello, entre muchas otras, es la falta de información sistemática para evaluar el problema desde una perspectiva integral.

El abordaje de este problema, implica un ejercicio de integración no sólo de los factores físico-naturales que, obviamente, influyen en ello; sino de los factores sociales y de gestión que están directa o indirectamente involucrados.

 

La vulnerabilidad es la susceptibilidad a un daño producido por una amenaza determinada.

“Por vulnerabilidad entendemos las características de una persona o grupo, desde el punto de vista de su capacidad para anticipar, sobrevivir, resistir y recuperarse del impacto de una amenaza natural.” (Blaikie,P. 1996, cap.2. pag.7)

La vulnerabilidad se expresa por la falta de acceso a determinados recursos y por la incapacidad para resistir y recuperarse de un evento desastroso.

 

“La implementación de políticas va mas allá de los ministerios y agencias del gobierno. Muchas agencias voluntarias que han dado ayuda en los desastres, ya están llegando a ver la necesidad de atender las condiciones anteriores a los desastres, que dan origen a patrones de desastre repetidos y a la incapacidad de la población para salir adelante.” (Blaikie, P. Op.cit. Cap 2, pag.6)

 

Muchos desastres ocurren como una combinación de factores naturales y de acciones (o inacciones) humanas. Por esta razón, no es suficiente con tratar las amenazas naturales sino que deberían ponerse en práctica instrumentos de gestión de recursos y usos que eviten la exposición de población y bienes materiales al fenómeno peligroso. Y además se deberían implementar políticas tendientes a reducir la vulnerabilidad de la población involucrada recurrentemente en los eventos catastróficos.

 

La vulnerabilidad es la capacidad diferenciada de hacer frente al evento catastrófico. Está condicionada por la situación socioeconómica previa a la ocurrencia del evento.

 

Preparación, prevención y estrategias de recuperación, son componentes centrales en la mitigación de la vulnerabilidad.

El riesgo se expresa como un resultado imprevisto que surge como consecuencia de las actividades o decisiones de los actores sociales. (Giddens 1990).

Entendemos a la catástrofe como momento de actualización del riesgo, donde la vulnerabilidad, la peligrosidad, la exposición y la incertidumbre se ponen en evidencia. (Natenzon, 1995, op. cit)

Las condiciones concretas en que cada grupo afectado se pueda preparar o reconstruir frente a una catástrofe pueden ser muy diferentes,. Así, “vulnerabilidad es un término relativo y específico, que siempre implica una vulnerabilidad a una amenaza particular” (Blaikie et.al , Op.cit.).

Generalmente, el problema de las inundaciones se ha considerado de manera fragmentaria; dando un tratamiento desigual a cada una de las dimensiones componentes del riesgo, arriba señaladas. Es necesario incorporar en la evaluación del problema, una perspectiva más amplia e integrada de la que se ha utilizado hasta ahora en los estudios de este tema.

 

De la elaboración de los resultados del trabajo se van definiendo  criterios para establecer niveles de vulnerabilidad.

 

No obstante, la metodología todavía esta siendo revisada, pues a diario nos encontramos con dificultades en cuanto al acceso a la información.

En efecto, no existen suficientes registros de información básica. O no existe en el nivel de detalle necesario. O existe pero es imposible de pagar en el marco de un proyecto modesto como éste.

 

Debido a esto el equipo de trabajo se ha visto forzado a realizar constantes ajustes en la metodología planteada inicialmente, echando mano de la imaginación para sortear los escollos que surgen a diario en la tarea de investigación.

 

A manera de ejemplos:

 

1) No existe información sistemática sobre registros de inundaciones en el área de estudio.

 

Para superar esta dificultad, se recurrió a una fuente informal: los archivos del Diario local,  que tenia registros de eventos hídricos desde 1963. (precipitaciones, tormentas,  inundaciones).

Se tomaron los registros existentes en el Diario, que van desde 1963 al 2000.

 

Por otra parte se tomaron en cuenta, para corroborar estos datos los brindados por Defensa Civil. Este organismo posee una lista de zonas geográficas críticas, definidas como “zonas que se inundan siempre, llueva poco o mucho, están permanentemente en alerta”.

 

También se contrastaron estos registros con otra fuente formal: los registros de precipitaciones obtenidos del Servicio Meteorológico Nacional para el mismo período.

 

A partir de un registro minucioso de las diferentes tormentas ocurridas en el área y registradas por el diario se sistematizaron los datos a partir de la confección de una tabla con la siguiente información: Día del evento, Calle; Tramo o Altura (desde-hasta), Barrios afectados por inundaciones, delegación municipal, Cantidad de Precipitaciones (pp), Altura o nivel de las aguas, Tiempo o duración del registro de precipitaciones, Fuente que proporciona los datos de precipitaciones o alturas, Problemas detectados a causa del evento, Observaciones; se detallan datos que pueden ser de interés a posteriori –cantidad de evacuados, vientos, crecida del río, datos comparativos con Capital Federal o Gran Buenos Aires-

 

Del procesamiento de la tabla antes mencionada se realizaron mediante un Sistema de Información Geográfica (Se trabajó con Map/Info y ARC/View), dos tipos de mapas: uno en donde se representa las intersecciones de calles y el segundo que se relaciona con la extensión de las calles con ocurrencia de inundaciones.

 

Resultados preliminares.

En un análisis preliminar se puede observar que existen delegaciones bien diferenciadas que se inundan o se han inundado en algún momento: comenzando de Este a Oeste encontramos en primer lugar a un sector de City Bell (menor escala)  y Gonnet; Tolosa y San Carlos en la periferia.

Con mayor extensión que las anteriores en el casco fundacional de La Plata se encuentra un rectángulo aproximado que va de la calle 9 a la 19, y de 35 a 49. Luego en dirección Oeste se observa el área de calle 7 a 122 y de 60 a 72 (en el casco) continuando luego en la delegación de Villa Elvira.

Según un análisis temporal preliminar, se observan las áreas con recurrencia de inundaciones, desde la década de 1960 hasta el presente. 

Así, para la década del 60 se identifican registros de inundaciones en la avenida 13, en diag. 80 y calle 3 y en la avenida 19 a la altura de la calle 54.

La mayor cantidad de registros en la década de 1970 se observan dentro del casco fundacional, en la zona de circunvalación de 32 y 72; calle 10 a la avenida 13 y de 33 a 37; en las proximidades de la calle 1 a 3 y de 40 a 64; y en gran parte de la extensión de la diagonal 73.

Como en los decenios anteriores, en la década del 80, la circunvalación en la zona de 32 de 6 a 13 se ve inundada, por otra parte se presentan inundaciones en las siguientes áreas: la zona de contacto del casco con la delegación de Villa Elvira; de calle 26 a 18 y de 68 a 72, la avenida 7 en la delegación de Ringuelet; en la  zona de Tolosa al sur de la avenida 13. Luego se observan algunos casos aislados.

La mayor cantidad de datos existentes es en la década del 90. Los mismos se extienden en un rectángulo aproximado que va de la calle 9 a la 19 y de 35 a 49, en las delegaciones de Villa Elvira (área próxima al casco fundacional), en San Carlos, Tolosa, Ringuelet y en el contacto de ésta con la delegación de Gonnet.

Algunas primeras observaciones.

ü      Sólo se mapearon las áreas que presentaron correlación entre las distintas fuentes consultadas respecto del día del evento y el área que se inunda.

ü      Hay una coincidencia con las intersecciones de calles que se inundan, lo que completaría de alguna manera los datos faltantes.

ü      Muchas de las zonas identificadas como inundables coinciden con arroyos entubados o próximos a los mismos.

 

2) No existe información demográfica discriminada por sectores, detallada como para evaluar el grado  vulnerabilidad de las áreas inundables.

En este caso, se recurrió al análisis multitemporal de imágenes satelitales , obteniéndose como producto un mapa de Zonas urbanas con tres niveles de densidad para contrastar con el mapa obtenido de Areas Inundables.

Con el cruce de estos dos productos, se elaborará un mapa de riesgo de inundaciones y se identificarán prioridades de intervención.

 

El procesamiento y análisis de la información se realiza con utilización de la tecnología de Sistemas de Información Geográfica en el marco del cual se procesan distintas capas de información: Amanzanado, red hidrografica y de canales, Usos de suelo, curvas de nivel, zonas de pendientes, Densidad de urbanización, etc.

Los resultados serán transferidos a los Organismos responsables de la gestión sectorial.

Es posible que teniendo identificadas las “áreas problemáticas” se arbitren los medios para el seguimiento de la población involucrada.

 


Avance realizado a diferentes escalas.

 

ESCALA REGIONAL:          

 

Variables analizadas:                Uso del suelo 1986/2000

                                               Evolución de la mancha urbana.                      

                                               Densidades urbanas                                                                                                               Curvas de nivel           

                                               Evolución de las precipitaciones

                                               Cursos de agua superficiales.

 

Producto:                                Mapa correctivo de áreas inundables.

Análisis multitemporal de áreas criticas mediante teledetección y fotogrametría.

                       

ESCALA LOCAL:     

 

Variables analizadas:                calles inundables hasta 1992 y hasta el 2000

                                               Calles pavimentadas hasta 1992 y hasta el 2000

                                               Desagües pluviales

                                               Densidad de población

                                               Usos de suelo

Pendientes

 

Productos:                               Nuevas áreas inundables a partir de pavimentos.

                                               (Nuevas situaciones, Autopista BsAs-LP)

Zonas donde la pavimentación sin los desagües provoca inundaciones.

Zonas donde es necesario la construcción de desagües por los continuos anegamientos.

Zonas construidas en planicies de inundación.

Papel de factor edáfico y de pendiente en problemas de escurrimiento.

Determinación de zonas con diferentes usos y densidades estableciendo jerarquías de complejidad y exposición.

 

 

Tareas pendientes de realización:

 

Ø      Definición de pautas o criterios para la evaluación del grado de vulnerabilidad  (menos vulnerabilidad mas seguro)

Hasta el momento se han realizado grupos de discusión para determinar criterios para evaluar la componente vulnerabilidad en el supuesto de ninguna limitación en la obtención de información.

Los indicadores que se han identificado son:   

Nivel socio-económico.

Género

Edad

Origen (Nativo, inmigrante de otra región del país, extranjero.)

Hacinamiento

Tipo de vivienda

Medios de vida. (o subsistencia)

Nivel de ingreso

Regularidad del Ingreso

Lugar de trabajo

Distancia al lugar de trabajo.

Regularidad del Trabajo (Trabajador eventual, Desempleado, Otros (especificar))

Nivel más alto educativo alcanzado.

Pertenencia a Redes sociales

Derechos legales   (propiedad de la tierra, de herramientas, etc)

Disponibilidad de credito.

Disponibilidad de ahorros.

Disponibilidad de bienes de capital

Disponibilidad de seguros.

Percepción del riesgo de inundación.        

 

            Se prevé la realización de un taller para el ajuste metodológico en lo referente a criterios para la evaluación de la vulnerabilidad en el estado actual de la información.

 

Ø      Definición de grados de vulnerabilidad de las zonas con riesgo de inundación.

Ø      Elaboración de un mapa de riesgo de inundaciones.

Ø      Identificación de prioridades de intervención

Ø      Los resultados serán transferidos a los Organismos responsables de la gestión sectorial.

 


Bibliografía:

BARRENECHEA, J. y GENTILE, E. (2001) Gestión local de riesgos urbanos:
inundaciones y accidentes industriales en los Municipios de Zárate y Campana, Provincia de Buenos Aires.
En Revista Electrónica Mundo Urbano N° 10. [Documento de Internet disponible en http://www.argiropolis.com.ar/mundourbano/articulos.htm].

BARRENECHEA, J. Y NATENZON C. (1997): “Dirección Nacional de Defensa Civil y Segunda Reforma del Estado. Modificación del encuadre institucional”, en Territorios en Redefinición. Lugar y Mundo en América Latina. 6º Encuentro de Geógrafos de América Latina. Resúmenes. Buenos Aires, FFyL-UBA (Ponencia completa en CD).

BECK, Ulrich (1993): De la sociedad industrial a la sociedad del riesgo. Cuestiones de supervivencia, estructural social e ilustración ecológica, en: Revista de Occidente, nº 150. México.

BLAIKIE, PIERS, CANNON; DAVIS Y  WISNER (1996): Vulnerabilidad. El entorno social, político y económico de los desastres. Bogotá, LA RED/ITDG.

ESTADÍSTICAS CLIMATOLÓGICAS FUERZA AÉREA ARGENTINA. Comando de regiones aéreas. Servicio Meteorológico Nacional.

FEDEROVISKY, S. (1990) Influencias de la urbanización en un desastre: El caso del Area Metropolitana de Buenos Aires. En Medio Ambiente y Urbanización N° 30, Buenos Aires, pp 31-50.

FUNTOWICZ, S. y RAVETZ J. (1993): Riesgo global, incertidumbre e ignorancia, en Epistemología política. Ciencia con la gente. Buenos Aires, CEAL, pp. 11-42.

GIDDENS, A. (1990): Consecuencias de la modernidad. Madrid, Alianza Editorial.

GOBIERNO DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES (1977) Decreto Ley 8912 de Ordenamiento Territorial y Uso del Suelo.

GONZÁLEZ, S. (1999): “La gestión del riesgo por inundaciones en la ciudad de Buenos Aires. Situación actual y alternativas posibles”. Ponencia presentada a la Tercera jornada legislativa para el Area Metropolitana de Buenos Aires: AMBA, Integración para una mejor calidad de vida, organizada por la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires y la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires. Buenos Aires, Legislatura de la Ciudad, 19 de noviembre de 1999 (http://www.hcdiputados-ba.gov.ar/amba/gonzalez.htm).

HEARN MORROW, B. (1999): Identifying and mapping community vulnerability, en Disasters, vol. 23, Nº 1, pp. 1-18.

HERZER, H. (1990) Los desastres no son tan naturales como parecen. En: Medio Ambiente y Urbanización No. 30. Buenos Aires, IIED/AL.

HERZER, H. y GUREVICH, R. (2001) Construyendo el riesgo ambiental en la ciudad. La Red (Red de Estudios Sociales en Prevención de Desastres en América Latina). Ciudad de Panamá. [Documento de Internet disponible en http://www.desenreddando.org].

INSTITUTO PROVINCIAL DEL MEDIO AMBIENTE. Gobierno de la Provincia de Buenos Aires. Cuencas Hidrográficas. Contaminación y Evaluación de Riesgo y Saneamiento. 1995

INDEC (1991). Censo Nacional de Población y Vivienda 1991.

INDEC (2001). Censo Nacional de Población y Vivienda 2001.

KULLOCK, D., KREIMER, A. Y VALDÉS, J. (2001) Inundaciones en el Área Metropolitana de Buenos Aires. Disaster risk management working paper series N° 3. The World Bank, pp. 250.

LAVELL, A. (2002) Degradación ambiental, riesgo y desastre urbano. Problemas y conceptos: hacia la definición de una agenda de investigación. La Red (Red de Estudios Sociales en Prevención de Desastres en América Latina). Ciudad de Panamá. [Documento de Internet disponible en http://www.desenreddando.org].

MASKREY, A. (1998): Navegando entre brumas. La aplicación de los Sistemas de Información Geográfica al análisis del riesgo en América Latina. Lima, ITDG/La Red.

MINISTERIO DE OBRAS PÚBLICAS DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES y Ministerio de Obras y Servicios Públicos de la Nación. Lineamientos Generales y Regionales para un Plan Maestro de Ordenamiento Hídrico del Territorio Bonaerense. 1988

MINUJÍN, A. (1999): “¿La gran exclusión? Vulnerabilidad y exclusión en América Latina”, en Filmus, Daniel -comp.-: Los noventa. Política, sociedad y cultura en América Latina y Argentina de fin de siglo. Buenos Aires, Flacso-Eudeba, pp. 53-77.

MUNICIPALIDAD DE LA PLATA. Elementos de diagnóstico para la elaboración del Nuevo Código de Planeamiento Urbano. 1998

MUNICIPALIDAD DE LA PLATA (2000). Ordenanza n° 9231 Código de Ordenamiento Urbano y Territorial.

MUNICIPALIDAD DE BERISSO (1985). Ordenanza n° 886. Delimitación de Áreas.

MUNICIPALIDAD DE ENSENADA (1983). Ordenanza n°  977. Delimitación de Áreas

NATENZON, C. (1995): Catástrofes naturales, riesgo e incertidumbre. Buenos Aires, FLACSO, Serie de Documentos e Informes de Investigación nº 197.

PERRY, R., y MONTIEL, M. (2001) Conceptualizando Riesgo Para Desastres Sociales. La Red (Red de Estudios Sociales en Prevención de Desastres en América Latina). Ciudad de Panamá. [Documento de Internet disponible en http://www.desenreddando.org].

Thornthwaite C. W and Mather, J. R .1955. The water balance. Publications in Climatology. 8 (1) Laboratory of Climatology, Centerton, New Jersey (104 págs).

Thornthwaite, C. W. 1948. An approach towards a rational classification of climate, Geog. Rev. 38, 55-94.Williams, Bryan; Sylvia Brown, Michael Greenberg y Mokbul A. Kahn (1999): “Risk perception in context: the Savannah River Site Stakeholder Study”, en: Risk Analysis, Vol. 19, Nº 6, pp. 1019-1035.

 


 

ANEXO:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Mapa 2:

 

 

 

 

 

 


 

 

Mapa 3:

 

                       

 

 

 

 



Se presentan aquí algunos resultados de la investigación realizada por el siguiente Equipo de Investigación:

Directora: Dra María Isabel Andrade. Coordinadora: Lic. Beatriz N. Plot.  Investigadores: Dra. María Elena Infesta, Ing.Agr. Olga E. Scarpati, Lic.Patricia A. Pintos, Lic. Margarita Papalardo, Lic. Víctor Hugo Vallejos,  Prof.María del Carmen Montes,  Lic. Patricia Gratti, Lic. Claudia Carut, Lic. Gabriel Losano, Prof. Mirela Benítez, Sr.Juan Pablo del Río.


Ponencia presentada en el Quinto Encuentro Internacional Humboldt. Neuquén, Argentina. Octubre de 2003.