Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 2001 al 2020 
AsuntoAutor
895/03 - Curso de Humboldt
896/03 - ACTIVIDAD Humboldt
897/03 - POSTGRADO Humboldt
898/03 - ACTIVIDAD Humboldt
899/03 - HISTORY O Humboldt
900/03 - MAPAS SOC Humboldt
901/03 - ACTIVIDAD Humboldt
902/03 - Samir Ami Humboldt
903/03 - LULA EQUI Humboldt
904/03 - La OMC y Humboldt
905/03 - "Deus é b Humboldt
906/03 - La Crisis Humboldt
907/03 - Economic Humboldt
908/03 - Población Humboldt
909/03 - ¿Un imper Humboldt
910/03 - Boletim G Humboldt
911/03 - No a la g Humboldt
912/03 - ACTIVIDAD Humboldt
ENCUESTA: TEMAS LI Lista hu
913/03 - La Revolu Humboldt
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 2208     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 911/03 - No a la guerra del Imperio
Fecha:Jueves, 3 de Julio, 2003  13:30:28 (-0300)
Autor:Humboldt <humboldt @............ar>

Día luminoso

NCeHu 911/03

No a la guerra del Imperio. ¿Qué hacer?

 

Autor: Tariq Ali

Fecha: 7/8/2003

Traductor: Solmaria- especial para PI

Fuente: CounterPunch


Puesto que es inútil dirigirse a la ONU, a Europa y aún menos a China o a Rusia para oponerse a las ambiciones norteamericanas en Medio Oriente, ¿de dónde puede emerger la resistencia? En primer lugar, de la propia región. Es posible que una reacción de amplitud nacional crezca para oponerse al régimen de ocupación en Irak y que los invasores sean expulsados, así como sus colaboradores, como Nusi Said antes que ellos. Tarde o temprano, la cadena de regímenes tiránicos y corrompidos alrededor de Irak será quebrada. Si existe un lugar que contradiga que la revolución fue dejada atrás, es precisamente el mundo árabe. La arrogancia norteameriacana – e israelí – cesará cuando las dinastías tipo Mubarak, Assad, Hashemite, saudí y otras sean barridas por la furia popular.


Al mismo tiempo, en Estados-Unidos, quienes se oponen a la lógica de guerra deben inspirarse en su propio pasado. Ya a fines del siglo XIX, Mark Twain se alarmaba, choqueado por las reacciones chauvinistas en la revuelta de los Bóers en China y en la ocupación de las Filipinas por los Estados – Unidos. Hay que combatir al imperialismo, declaraba. En 1899, una asamblea de masas en Chicago fundó la Liga norteamericana anti-imperialista. En el período de dos años, la Liga contaba con más de medio millón de miembros, entre los cuales William James, W.E.B DuBois, William Dean Howells y John Dewey. Hoy, cuando los Estados-Unidos son la única potencia imperialista, es necesaria una liga anti-imperialista.

Ahora bien, en tal frente, el componente crucial será el norteamericanol. Para ser eficaz, toda resistencia debe comenzar en su propio país. En la historia, los imperios decayeron cuando los ciudadanos dejaron de creer en la virtud de la guerra sin fin y de las ocupaciones permanentes. Es éste un golpe fatal para los imperios.

El Foro social mundial se concentró hasta el momento en el poder de las multinacionales y de las instituciones neoliberales. Pero el poder de éstas siempre se apoyó en la fuerza imperialista. Un Friedrich von Hayek [economista liberal] es coherente cuando inspira el « Consenso de Washington » y apoya la intervención militar para extender este nuevo sistema, y llama entonces a bombardear Irán en 1979 y Argentina en 1982.

El Foro social mundial debe levantar este desafío. ¿Por qué no hacer campaña por el cierre de todas las bases militares en el mundo, es decir en el inmensa centenar de países donde los Estados – Unidos tienen tropas y material militar ? ¿Qué es si no una demostración de fuerza de la dominación norteamericana ? Si las principales preocupaciones del foro son económicas, no son contradictorias con tal extensión de sus consignas. Después de todo, la economía no es más que política concentrada, y la guerra una continuación de ambas por otros medios.

Durante la guerra en Irak, estabamos cercados por políticos, prelados e intelectuales desfilando sobre las ondas con su buena conciencia para explicar que estaban en contra de la guerra, pero una vez que ésta fue declarada, sólo quedaba esperar una rápida victoria de los Estados-Unidos para ahorrarles a los Iraquíes demasiados sufrimientos. Son los mismos que no habían visto ninguna objeción a las sanciones criminales, acentuadas por bombardeos semanales anglo-norteamericanos que aplastaron la población iraquí durante los doce años precedentes. El único mérito de esta canción repetida y repugnante, es que clarifica lo que significa una verdadera oposición a la conquista de Irak.

La primera tarea del movimiento anti-imperialista, es apoyar la resistencia iraquí frente a la ocupación norteamericana, oponerse a todo plan de reintroducción de la ONU en Iraq. Sea cual sea el plan, sólo apunta a justificar retrospectivamente la invasión y los servicios postventa de Washington y Londres. Dejemos a los agresores pagar el precio de sus propias ambiciones imperialistas. Toda tentativa de disfrazar la recolonización de Iraq en una nueva Sociedad de las Naciones, al estilo de los años 20, debe ser desenmascarada. Bush y Blair están a la cabeza de la elaboración de este plan, pero el resto de Europa no se queda atrás. Detrás de esta campaña obsena transmitida masivamente en los medios, se siente la urgencia que tienen por pacificar la situación reunificando occidente. En Europa, y en los Estados-Unidos, los políticos quieren sacar adelante el proceso de apaciguamiento de posguerra.

Frente a esto, la única réplica posible está contenida en el slogan que resonó en las calles de San Fransisco : « No a la guerra, no a su paz ».



Extraído de : Re-colonising Iraq a publicar en Verso en octubre de 2003