Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 1954 al 1973 
AsuntoAutor
854/03 - Curso "E Humboldt
853/03 - ACTIVIDAD Humboldt
852/03 - Lettres e Humboldt
851/03 - América L Humboldt
856/03 - Curso de Humboldt
855/03 - I Encuen Humboldt
presentación Mapa Mapa Esc
858/03 - Geography Humboldt
857/03 - Social Sc Humboldt
859/03 - Samir Ami Humboldt
860/03 - Forestry Humboldt
861/03 - Sherpas o Humboldt
862/03 - Epistemol Humboldt
863/03 - ACTIVIDAD Humboldt
864/03 - Justicia, Humboldt
(sin asunto) Maria En
864/03 - Geography Humboldt
865/03 - La Miel d Humboldt
866/03 - ACTIVIDAD Humboldt
867/03 - Los Dinos Humboldt
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 2157     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 862/03 - Epistemología, geógrafos y espacio geográ fico
Fecha:Domingo, 29 de Junio, 2003  04:35:06 (-0300)
Autor:Humboldt <humboldt @............ar>

Día luminoso

NCeHu 862/03
 

 

El espacio geográfico y las sociedades

 

Epistemología, geógrafos y  espacio geográfico

           

Dra. Elena Chiozza              

Miembro Honoraria del Centro Humboldt                

Doctora Honoris Causa de la Universidad Nacional de Luján

                                  

        

Lic. Cristina Carballo

Miembro Activa del Centro Humboldt

 

En torno al concepto de espacio geográfico se han formulado tantas ideas como se han desatado profundas críticas a las diversas propuestas teórico-conceptuales. Para reflexionar y representar esta frondosa y entusiasta producción teórica, se transcriben algunas ideas de geógrafos contemporáneos. Esta discusión es central para la disciplina, ya que más allá del origen de las ideas, todos los geógrafos convergen en la necesidad de construir un campo teórico-conceptual en que se desarrollen aportes para su caracterización y definición. Entre los textos seleccionados están:

-                     A: una transcripción de la introducción de El Espacio Geográfico de Oliver Dollfus;

-                     B: un fragmento de la entrevista que Geografikós realizó a David Harvey en su paso por Buenos Aires con motivo del VI Encuentro de Geógrafos de América Latina;

-                     C: algunas palabras que Milton Santos pronunció en la conferencia de cierre del VI Encuentro.

 

A)                "En su sentido más amplio, el ámbito del espacio geográfico es la epidermis de la Tierra, es decir, la superficie terrestre y la biosfera. En una acepción más restrictiva, es el espacio habitable, allí donde las condiciones naturales permiten la organización de la vida en sociedad. Hasta fecha reciente la oikuméne coincidía más o menos con las tierras utilizables para la agricultura y la ganadería. Pero esta noción debe ser revisada. El espacio geográfico es el espacio accesible al hombre, usado por la humanidad para su existencia. Por lo tanto, incluye los mares y los aires. Es localizable, concreto, diríamos «trivial». Aunque cada punto del espacio puede ser localizado, lo que importa es su situación en relación con un conjunto en el cual se inscribe y las relaciones que mantiene con los diversos medios de los que forma parte. Ese espacio geográfico se forma y evoluciona partiendo de unos conjuntos de relaciones, que se establecen en el marco concreto de la superficie de la Tierra. El espacio geográfico se presenta como el soporte de unos sistemas de relaciones, determinándose unas a partir de los elementos del medio físico, y las otras procedentes de las sociedades humanas que ordenan el espacio en función de la densidad de poblamiento, de la organización social y económica, del nivel de las técnicas, en una palabra, de todo el tupido tejido histórico que constituye una civilización". (Dollfus; 1982, 7)

 

B) "La discusión sobre el espacio es muy rica e interesante. Surgen muchas cuestiones cruciales alrededor de esta discusión. La primera es que dentro de la geografía tenemos que tener cuidado de no repetir siempre lo mismo pero con un nombre distinto. En el mundo anglosajón la palabra región no es muy usada, la ‘Geografía regional’ no es muy común; pero el concepto de lugar se ha vuelto muy popular y surge una cuestión interesante que es cuando los geógrafos hablan del lugar y la teoría del lugar, se refieren a conceptos básicamente diferentes a lo que se entiende por región, no le están dando un nuevo nombre a una misma cuestión. Y en tal caso, ¿de qué serviría usar un nombre distinto si estamos hablando de lo mismo? En la geografía aparece ese tipo de planteos. En mi caso, prefiero el concepto de lugar al de región  porque cuando trato de teorizar acerca de la construcción social del espacio, la relación entre espacio y lugar está profundamente arraigada en el discurso filosófico e incluso en el matemático, y todo eso me permite comprender la forma en que el espacio puede ser fluido y cambiante; al mismo tiempo, los lugares están imbricados en esa fluidez y ese cambio. Creo que la cuestión del espacio, en este sentido, está en peligro de estancarse porque el espacio ha sido considerado tradicionalmente como una estructura en la que se lleva a cabo la acción no como algo que puede ser transformado por las acciones que lo producen. Y es bastante difícil trabajar con esta última concepción porque no contamos con muchos trabajos que estudien eso.

La segunda cuestión que reviste gran interés es que en la teoría, el espacio y la cartografía se usan como metáforas por medio de las cuales se describe la realidad. Cuando Edward Soja habla del ‘giro o cambio espacial’ se refiere a la manera en que la teoría social trata de explicar las metáforas y entender la realidad. Existen muchos libros actualmente que se refieren a "cartografías".

Nuestro desafío como geógrafos es el siguiente: podemos usarlas como metáforas, pero lo que nos interesa es la realidad material que define el significado de esas metáforas. Han surgido interesantes debates acerca de la relación entre el espacio como una metáfora idealista y el espacio como resultado de una construcción y producción material. Aquí aparece un diálogo muy interesante que no hace estática a la discusión sobre la espacialidad, sino muy dinámica, relacionada al espacio como una representación y al espacio como el producto de una actividad material".

(Harvey; 1997:88)

 

C) "Nuestra disciplina, en lo que va del siglo, se ha enfrascado en una interminable y casi vacía discusión alrededor de la palabra ‘geografía’. Me parece que no hay nada que reiterar de la continuación de ese debate. El debate central, el debate que permite un debate ontológico, no es alrededor de un nombre de disciplina sino alrededor de un problema que sea ontológicamente trabajado. A mi juicio, ese tema es el tema del espacio. Eso significa que hay que enfrentar, al mismo tiempo, lo que existe frente a nuestros ojos como realidad actual y el tiempo. El tiempo debe ser datado de forma empírica, si queremos que sea compatible con esa otra categoría empírica que es el espacio y que podría ser definido brutalmente como el conjunto de cosas, de ideas y de relaciones fundadas en cosas e ideas. Pero no únicamente cosas e ideas de relaciones existentes, sino cosas e ideas de relaciones posibles. En una época dada, ¿por qué no se puede trabajar, enfrentar una situación contra aquello que llamábamos en el pasado "la realidad" con enorme pretensión? Si no disponemos de conceptos, fabriquémolos. Que esa fabricación esté de acuerdo con la sistematización de lo real del mundo. Así incorporamos la historia a nuestro raciocinio, y nos ponemos como geógrafos en el mundo, frente al mundo. Hay que encontrar una definición que permita hablar del presente, del pasado y del futuro. Porque si mi definición no es abarcativa de esas cuasi dimensiones del acontecer no sabremos cómo tratar lo que pasó, no sabremos cómo enfrentar las situaciones y, por lo tanto, no estaremos en condiciones de proponer. Estoy  proponiendo, hace algunos años, que el espacio sea definido como un conjunto indisociable de sistemas de objetos y sistemas de acciones. Ni objetos separadamente, ni acciones separadamente. Objetos y acciones conjuntamente.

Hay que hacer una definición operacional y que al mismo tiempo incluya el  pasado, el presente y el futuro. Los objetos son creación del hombre en todos los tiempos y las acciones son algo que en todos los tiempos marcan la posición de la historia hecha sobre los objetos. Y significa que en esa definición, que la complicamos después en la realidad del proceso de producción teórico, nos tomamos la libertad de proponer algo sencillo. Lo trabajamos, complicándolo, y volvemos al proceso de simplificación que permite una primera discusión con nuestros interlocutores. Pero no hay que insistir en el error fundamental de nuestra disciplina que es trabajar desde afuera y no enfrentar la cuestión del espacio desde adentro. Esto, junto a otra idea que no debe detenerse porque está en las calles, la gente pobre sabe de eso. El espacio no es sólo un resultado de la producción, sino un resultado de la producción y de la vida. Esto nos permitirá pensar que una epistemología que tenga en cuenta esa realidad supone ser una epistemología existencial. (...)

Las acciones de hoy están enmarcadas por un fenómeno técnico a su servicio como hallamos en sus dos fases. La técnica es la sociedad, la sociedad es la técnica. Eso significa que si en nuestras preocupaciones separamos técnica y sociedad, y frecuentemente hacemos cuadros de todo, la geografía es una ciencia que parece no poder desprenderse de los dualismos asesinos de la producción de un conocimiento  utilizable. Hay que liberarnos de esa herencia del iluminismo y de la modernidad como propone Latourre, y, a partir de esos híbridos, a partir de esas mezclas, trabajar de otra forma, y la técnica nos permite esta operación metodológica si la consideramos como sociedad y si consideramos a la sociedad como técnica. El interés de este enfoque es exactamente éste: suprimir las ambigüedades, los dualismos, los enigmas que perturban el desarrollo de nuestro trabajo. Objetividad vs. subjetividad, socialidad vs. individualidad, materialidad vs. socialidad y, sobre todo, tiempo vs. espacio. 

Tiempo-espacio que es, hasta hoy, el problema más grande de nuestra disciplina. (...) No se ha podido encontrar la solución, primero porque no incluimos la cuestión de la técnica: La técnica y el tiempo; La técnica y el espacio.  Las dos cosas. La manera como definimos el acontecer en cada período histórico está relacionada generalmente con lo que en cada período histórico es la técnica. La construcción del espacio y la relación del hombre con la extensión es igualmente marcada en cada período histórico por la técnica correspondiente a ese período histórico. De ahí que la casi totalidad, por no decir la totalidad, de los estudios geográficos sobre el tiempo no tuvieran éxito, porque la ausencia de la noción de técnica supone la imposibilidad de unir el tiempo y espacio, aunque algunos geógrafos imaginen que han resuelto la cuestión". (Milton Santos; 1997, 81)

Extraído del curso de Introducción a la Geografía. Universidad Virtual de Quilmes – Universidad Nacional de Quilmes – Quilmes – Argentina.