Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 19204 al 19223 
AsuntoAutor
=?UTF-8?B?MjcwLzIx Centro d
271/21 - Conferenc Centro H
272/21 - "CONOCER Centro H
273/21 - CHINA Y A Centro H
274/21 - Una socie Centro H
275/21 - ANÁLISE D Centro H
276/21 - POSSIBILI Centro H
277/21 - ASPECTOS Centro H
278/21 - A PANDEMI Centro H
279/21 - Puentes e Centro H
280/21 - Conferenc Centro H
=?UTF-8?Q?281=2F21 Centro d
282/21 - VIAJANDO: Centro d
283/21 - El turism Centro H
284/21 - GEOPOLÍTI Centro H
285/21 - NOTAS SOB Centro H
286/21 - CIRCUITO Centro H
287/21 - CONSIDERA Centro H
288/21 - O COMPLEX Centro H
289/21 - TECNOLOGI Centro H
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 19558     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 283/21 - El turismo y sus caminos alternativos
Fecha:Domingo, 22 de Agosto, 2021  23:48:43 (-0300)
Autor:Centro Humboldt <noticias @..............org>

NCeHu 283/21

 

El turismo y sus caminos alternativos

 

El turismo es una industria de futuro que no teme a los cambios” Michelle Bachelet.

                                                       

Alfredo César Dachary

 

El turismo navega en medio de la tercera ola de la pandemia a la par del incremento también acelerado de los contagios por el Covid-19 en México y el mundo en un escenario cada vez más complejo, mientras se va alejando de una finalización rápida de la pandemia, que algunos creen que va a ser más larga de lo previsto.

En el caso de nuestra región, Puerto Vallarta – Bahía de Banderas, las cifras son de retorno al turismo, con un escenario paralelo de incremento de contagios, así se pasa de una ocupación para los primeros 19 días de julio de un 26,9% de ocupación a la semana siguiente del 19 al 25 de julio en el cual aumenta a un 74%, o sea, tuvo un crecimiento porcentual del 47,1% según el informe de Datatur.

Esto es muy elevado, pero además la región lidera el crecimiento en todo el país seguido por Los Cabos con 71,9% y en tercer lugar Cancún, que llegó a un 67,6%, luego viene con más del 40%: Tabasco, Aguascalientes y Acapulco, este último llegó a un 43,6% cuando dos semanas anteriores estaba en un 11,2%.

Si bien la pandemia es considerada un problema de salud y como tal tratado por las instituciones de salud del país, ésta tiene entre sus causas temas que son derivados de la gran afectación a la naturaleza, expresada en la deforestación, contaminación de acuíferos y mares y la destrucción de humedales, que reduce los territorios naturales de las especies y los obliga a entrar en el territorio de los humanos, lo cual termina generando la zoonosis, que es cuando los virus de ciertos animales pasan al humano, como fue la influenza española y, en la Edad Media, la peste negra.

A nivel de la sociedad, la pobreza genera en la población la sindemia, que es cuando hay problemas de salud sinérgicos que afectan a las poblaciones de bajos ingresos y su mala alimentación, como la diabetes, la obesidad, la presión arterial, el VIH y la tuberculosis, entre otros, haciendo más débil a ésta para hacer frente a la pandemia.  

Si a ello se le suma la gran pérdida de derechos sociales básicos, acentuada con la reducción del Estado que influye en la caída de los servicios de salud y la pérdida de la estabilidad laboral, la pandemia de Covid-19 es una verdadera fotografía trágica de esta época en tiempo real.

Pero no nos equivoquemos de territorio – población, ya que hablamos del mundo como una unidad, cuando en realidad es todo lo contrario, ya que mínimamente hay dos grandes mundos: uno dominado por el desarrollo y la riqueza y el otro es la tierra de los marginales o supervivientes, donde reina la pobreza.

En enero del 2020 se presentó en Davos, en el Foro Económico Mundial, el Informe Anual de la prestigiada organización civil OXFAM, donde muestra nuestra realidad como mundos paralelos, y es que en un lado tenemos un total de 2,153 milmillonarios que hay en el mundo, los cuales poseen más riqueza que 4,600 millones de personas (un 60% de la población mundial), que es el otro mundo.

Esta referencia está relacionada con el turismo, ya que, si bien éste es una actividad global, porque se desarrolla en todos los países sin excepción, sin embargo, el impacto de la pandemia y sus consecuencias sociales, económicas y culturales no es igual; ya que la asimetría antes planteada se traslada a las realidades nacionales, que en muchos casos se profundiza a nivel mundial e internamente en los propios países.

Por ello, cuando hablamos de que el turismo representa más del 20% del PIB de algunos países, no es general, aunque éste es el tercer sector más importante de la economía mundial, ya que para el 2019 generó el 7% del comercio mundial.

El impacto del turismo podría reducir el PIB global en 1,17 billones de dólares para los más optimistas, para otros sería de 2,22 billones de dólares y el desempleo promedio podría ser de más de 20 puntos porcentuales, entre 100 y 120 millones de empleos en el sector. 

El transporte aéreo, terrestre y marítimo es fundamental para el turismo, como lo confirma el hecho de que antes de la crisis, alrededor del 58% de los 1,500 millones de turistas internacionales lo hacían por vía aérea, frente al 39% que lo hacía en transporte terrestre. La aviación comercial tenía cerca de 37 millones de puestos de trabajo en el sector del turismo y aportaba aproximadamente 897,000 millones de dólares al año al PIB mundial y las estimaciones más recientes de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) apuntan a que en 2020 las compañías aéreas podrían perder entre 324,000 y 387,000 millones de dólares de ingresos de explotación brutos.

En el segundo trimestre de 2020, alrededor del 90 % de la flota estuvo parada y la demanda fue prácticamente nula, con lo cual se superó la caída observada debido al brote de SARS de 2003 y al 11-S en el año 2001.

Un caso similar, aunque de otra magnitud, es el de los cruceros, que constituyen uno de los subsectores clave del turismo y contribuyen de manera considerable a la economía de muchos destinos, fueron muy afectados y el impacto se visibilizó mucho perturbando su imagen.

La Asociación Internacional de Líneas de Cruceros estima que, en 2018, gracias al turismo de cruceros, tuvo un movimiento de 28,5 millones de pasajeros, y generaron en total 150,000 millones de dólares a partir del consumo de bienes y servicios en la economía mundial y en esa dinámica se mantuvieron más de un millón de empleos.

La situación es muy fuerte en el turismo, y ello incidió para que el año pasado, la Organización Mundial del Turismo (OMT) planteara que uno de los pilares de la recuperación en el turismo debería ser el turismo interior, esto derivado de que, en el 2018, se dieron 9,000 millones de viajes en el mundo dentro del denominado turismo interior, que son seis veces más que las llegadas del turismo internacional que en esa fecha fue de 1,400 millones.

En México, el turismo interior genera cerca del 75% PIB Turístico, lo que se determinó en la formulación de la primera Cuenta Satélite del Turismo en México con el apoyo de un equipo de la OMT, sin embargo, domina la idea de que el turismo exterior debería ser el modelo a seguir, algo que la experiencia de los países más desarrollados y, que a la vez son líderes turísticos, es diferente a esta concepción.

En los países de la OCDE, el turismo interno genera el 75% del PIB turístico, y en los Estados Unidos: el gasto turismo interno es de 840,000 millones de dólares, en Alemania: 210,000 millones y en Japón de 170,000 millones.

La relación dialéctica entre endogeneidad - dependencia del turismo en los procesos de desarrollo no es siempre igual, ya que, si los destinos en el sistema turístico responden a pautas de desarrollo exógenas, la mayor parte de las rentas generadas escapan del propio territorio hacia los nodos centrales de la red; si son endógenas o auto centradas, los beneficios económicos, sociales y ambientales se asientan en el propio destino - territorio

Así tenemos que cercano al 55% del gasto realizado por el turista en sus viajes a los países pobres en vías de desarrollo (PPVD) permanecen o retornan a países emisores - inversores, según el propio Banco Mundial y el UNCTAD, porcentaje que incluso alcanza el 75% en algunos países de África, Asia Meridional y el Caribe. En Tailandia, por ejemplo, sólo un 30% de los ingresos generados con el turismo se queda en el país y en Cuba menos del 40%, pese al intervención del gobierno cubano a través de las empresas turísticas mixtas.

El 10% para los cruceros, el 20% en los “todo incluido” o el 40% turismo individual del volumen de negocio turístico va a parar a los países en vías de desarrollo visitados, sometidos frecuentemente a una inestabilidad muy fuerte de los flujos internacionales e ingresos turísticos por motivos climáticos, políticos y sociales.

Las grandes corporaciones de cruceros, de aviones y hoy los grandes fondos de inversión que adquieren cadenas de hoteles y destinos, son las que deberán enfrentar los retos de la crisis de la post pandemia y del sistema en lo general, comenzando por el empleo y la remuneración. Ésta es quizás la oportunidad que genera la pandemia y sus consecuencias para poder organizar mejor los destinos de interior y, a su vez, plantear un nuevo modelo que sea sustentable y más equitativo.

         Esta reflexión que se hace entre los promotores del negocio turístico como masividad frente a la búsqueda de modelos de menor impacto no solo en su desarrollo sino en su transporte, es parte del conflicto al interior del sistema por un ajuste, que racionalice el mismo o lo enfrente a un potencial cambio.

Del programa que se planteó en el marco del G-20, la economía verde, a la cumbre medioambiental One Planet que se celebró en París, donde se sostuvo que el cambio climático representa el desafío más determinante de la época en que vivimos, hay un corto y rico camino de propuestas que plantearemos en una próxima nota.

 

cesaralfredo552@gmail.com