Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 19181 al 19200 
AsuntoAutor
248/21 - VIAJANDO: Centro d
=?UTF-8?Q?249=2F21 Centro d
=?UTF-8?Q?250=2F21 Centro d
=?UTF-8?Q?251=2F21 Centro d
252/21 - Revista P Centro d
253/21 - JORNADAS Centro d
=?UTF-8?Q?254=2F21 Centro d
=?UTF-8?Q?art=C3=A Stella A
=?UTF-8?B?MjU2LzIx Centro d
=?UTF-8?Q?257=2F21 Centro d
258/21 - Los difer Centro d
=?UTF-8?Q?255=2F21 Centro d
=?UTF-8?Q?259=2F21 Centro d
=?UTF-8?Q?260=2F21 Centro d
=?UTF-8?Q?261=2F21 Centro d
=?UTF-8?B?MjYyLzIx Centro d
=?UTF-8?Q?263=2F21 Centro d
=?UTF-8?Q?264=2F21 Centro d
265/21 - Vulnerabi Centro d
=?UTF-8?Q?266=2F21 Centro d
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 19524     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu =?UTF-8?Q?250=2F21_=2D_VIAJANDO=3A_Primeros_d=C3=ADas_de_vacaciones_en_S?= =?UTF-8?Q?antiago_de_Chile?=
Fecha:Jueves, 29 de Julio, 2021  19:57:51 (-0300)
Autor:Centro de Estudios Alexander von Humboldt <centrohumboldt1995 @.....com>

NCeHu 250/21


Primeros días de vacaciones en Santiago de Chile

 

El 7 de enero, después de cruzar la Cordillera a bordo de un ómnibus, un viaje tan hermoso como cansador, dedicamos los primeros días de vacaciones a relajarnos.

Ocupamos el sitio que habíamos alquilado en el Santiago Suite Apartmnent de la calle Merced 562, y rápidamente salimos a almorzar a un resto cercano.

Martín y Laurita se sirvieron italianos de vienesas gigantes, como en Chile llamaban a los panchos grandes con palta y acompañados de papas fritas, pero Omar y yo preferimos una chuleta con arroz y huevo.

 

Martín y Laurita comiendo italianos de vienesas gigantes

 

 

Omar con su chuleta con arroz y huevo

 

 

Después fuimos al supermercado Líder, que estaba al lado del edificio, Laurita se dedicó a mirar televisión, y a la noche cociné chuletas de cerdo con cebolla y papas.

 

Laurita mirando televisión

 

 

Cocinando chuletas de cerdo con cebolla y papas

 

 

A la mañana siguiente, después del desayuno, Martín (24) intentó despertar a Laurita (12), pero sin buen éxito, ya que a ella le duraba el cansancio del viaje, así que, resignado, terminó acostándose junto a ella.

 

Martín desayunando en el apartamento

 

 

Martín tras intentar despertar a Laurita, se acostó junto a ella

 

 

Ya siendo el mediodía, salimos a almorzar a un restorán del Centro, y después, durante gran parte de la tarde llevamos a Martín a andar en metro, tal cual le encantaba hacerlo en Santiago.

 

Omar y Laurita almorzando en un restorán del Centro de Santiago

 

 

Martín durante el almuerzo en el Centro de Santiago

 

 

Martín y Laurita en una estación del metro de Santiago

 

 

Martín y Laurita en el metro de Santiago

 

 

Martín feliz en el metro de Santiago

 

 

Después de dar varias vueltas, nos bajamos en la estación Manquehue, en la comuna de Las Condes, una de las zonas más cotizadas de la ciudad, e ingresamos al cosmocentro “Apumanque”.

Este centro comercial había sido inaugurado en 1981, siendo el primero en su estilo de todo el país, tanto por la gran cantidad de rubros y operadores como por los estacionamientos, escaleras mecánicas, sistema de seguridad y aire acondicionado.

A lo largo del tiempo, se le habían hecho varias modificaciones, y en enero de 2016, cuando nosotros nos encontrábamos allí, contaba con dos pisos con trescientos setenta locales y un patio de comidas en el tercer piso, denominado “La Terraza de Apumanque”. Allí tuvimos nuestra “once” en la cual disfrutamos de diversas tortas elaboradas con la mejor calidad.

 

Laurita y Martín teniendo la “once” en “La Terraza de Apumanque”

 

 

Regresamos al Centro, para que Laurita conociera el entorno del Palacio de La Moneda. Ese edificio que fuera inaugurado en 1805 con la finalidad de acuñar monedas, había pasado a convertirse en la Casa de Gobierno de Chile desde el año 1846, siendo declarado Monumento Nacional en 1951.

 

Laurita y Martín frente a la fachada sur del Palacio de La Moneda

 

 

Desde allí caminamos varias cuadras hasta retomar la calle Merced, que había obtenido su nombre luego de que la Orden de la Merced construyera su convento y su iglesia en 1566. En la Colonia también se la conocía como calle de los Condes, por las familias aristocráticas que se habían instalado allí. Y continuaba siendo emblemática por los edificios que albergaba, además de haberse constituido en una importante vía comercial.

 

Martín y Laurita en la calle Merced entre San Antonio y Enrique Mac Iver

 

 

Al regresar del paseo yo me dediqué a lavar ropa mientras Omar cocinaba fideos con salsa de tomate, aceitunas y chorizo riojano. Laurita barrió, ordenó, hizo las camas, puso la mesa, sirvió el postre y preparó las infusiones. Pero Martín se lo pasó tirado en la cama o en el silloncito giratorio comiendo galletitas. ¡No hizo absolutamente nada! Parecía que las vacaciones eran solamente para él.

 

Omar cocinando

 

 

Fideos con salsa de tomate, aceitunas y chorizo riojano

 

 

Laurita poniendo la mesa

 

 

Laurita preparando infusiones

 

 

Martín comiendo galletitas en el silloncito

 

 

Ana María Liberali