Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 19181 al 19200 
AsuntoAutor
248/21 - VIAJANDO: Centro d
=?UTF-8?Q?249=2F21 Centro d
=?UTF-8?Q?250=2F21 Centro d
=?UTF-8?Q?251=2F21 Centro d
252/21 - Revista P Centro d
253/21 - JORNADAS Centro d
=?UTF-8?Q?254=2F21 Centro d
=?UTF-8?Q?art=C3=A Stella A
=?UTF-8?B?MjU2LzIx Centro d
=?UTF-8?Q?257=2F21 Centro d
258/21 - Los difer Centro d
=?UTF-8?Q?255=2F21 Centro d
=?UTF-8?Q?259=2F21 Centro d
=?UTF-8?Q?260=2F21 Centro d
=?UTF-8?Q?261=2F21 Centro d
=?UTF-8?B?MjYyLzIx Centro d
=?UTF-8?Q?263=2F21 Centro d
=?UTF-8?Q?264=2F21 Centro d
265/21 - Vulnerabi Centro d
=?UTF-8?Q?266=2F21 Centro d
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
PŠgina principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 19522     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 248/21 - VIAJANDO: Rumbo a Ayacucho
Fecha:Martes, 27 de Julio, 2021  10:34:21 (-0300)
Autor:Centro de Estudios Alexander von Humboldt <centrohumboldt1995 @.....com>

NCeHu 248/21


Rumbo a Ayacucho

 

El martes 16 de julio, cuando ya era de noche, part√≠ desde el hotel Quito de Santiago de Chile hacia el Aeropuerto Internacional ‚ÄúArturo Merino Ben√≠tez‚ÄĚ. El taxista era estudiante de piloto comercial. Dijo que SKY usaba los aviones viejos de LAN, por lo que me iban a doler los o√≠dos. Que √©l ambicionaba trabajar en LAN o en American Airlines porque contaban con muy buena flota y que eran empresas muy serias. Respecto de COPA, me coment√≥ que esos aviones segu√≠an conduci√©ndose a palanca, por lo que su concepto era p√©simo; y le di la raz√≥n, ya que tanto mi experiencia como la de algunos allegados, hab√≠a sido muy mala.

Mi vuelo era a Lima, pero tuvimos una escala en Antofagasta donde hicimos migraciones. Por suerte en mi fila 23A no hab√≠a nadie, as√≠ que me tir√© a dormir, pero me despert√© con fuerte dolor de o√≠dos, ¬¡el joven piloto no se hab√≠a equivocado! A las 2:25 a.m. comenzamos a sobrevolar El Callao, pero hasta casi las tres no tuvimos manga porque el Aeropuerto Internacional ‚ÄúJorge Ch√¡vez‚ÄĚ, estaba colapsado.

A las 3:40 ya estaba libre, pero cansada y deshidratada. Busqu√© un lugar donde tomar algo y encontr√© uno muy lindo, con todas sillas desiguales de diferentes estilos, y atendido por mozos. Me sent√© y ped√≠ un desayuno livianito. Pero el hombre me ofreci√≥ pato con papas o aj√≠ de gallina. ¬¡Le dije livianito! As√≠ que com√≠ una ensalada de frutas con yogur, jugo de pi√Īa y un caf√© doble. Por todo pagu√© veinticuatro soles, equivalentes, en julio de 2013, a ocho d√≥lares.

Tom√© un taxi de la empresa Green. Le ped√≠ ir al Centro, a la calle Jir√≥n Puno 450. No la encontraba, le pregunt√≥ a barrenderos, polic√≠as y a alg√ļn que otro transe√ļnte. Nadie sab√≠a demasiado y lo mandaban de ac√¡ para all√¡. El chofer me pregunt√≥ si me dirig√≠a a un hotel. Le dije que no, que iba a una instituci√≥n y crey√≥ que se trataba de un hospicio. Tanto √©l como un polic√≠a no pod√≠an creer que fuera a la Sociedad Geogr√¡fica de Lima, a la cual llegu√© siendo las cinco y media de la ma√Īana. Y despu√©s de tantas vueltas me cobr√≥ cuarenta y cinco soles.

Toqu√© timbre y golpe√©, y al rato sali√≥ un sereno, viejito y peque√Īo, tanto de estatura como de f√≠sico. El hombre carg√≥ al hombro mi maleta, bien pesada por los libros que conten√≠a y subi√≥ la escalera para llevarme a mi habitaci√≥n. El edificio era antiguo, pero la habitaci√≥n, si bien era muy sencilla, estaba super-limpia con piso de madera, ba√Īo privado y olor a pesticida. ¬¡No pod√≠a creer que dispusieran esa comodidad para hospedar a los visitantes! Me sent√≠ como una reina y me fui a dormir.

 

Interior de la Sociedad Geogr√¡fica de Lima

 

 

Mi habitaci√≥n en la Sociedad Geogr√¡fica de Lima

 

 

Lavatorio del ba√Īo de mi habitaci√≥n

 

 

Sanitarios del ba√Īo de mi habitaci√≥n

 

 

A las nueve y media me levant√©. Salud√© a las administrativas y me llevaron a desayunar con el Presidente de la Sociedad Geogr√¡fica de Colombia, Ingeniero Eufrasio Bernal Duffo y el Profesor Rodrigo Barreto de la ACOGE (Asociaci√≥n Colombiana de Ge√≥grafos).

En realidad, Lima era la escala previa a nuestro viaje a Ayacucho donde se desarrollar√≠a una Jornada de Geograf√≠a Regional latinoamericana. Pero ese d√≠a lo tendr√≠a libre, as√≠ que en un taxi me traslad√© hasta Miraflores, camin√© por la avenida Jos√© Larco, compr√© algunos regalos, y fui a una peluquer√≠a a recomponerme un poco, ya que estaba muy desalineada con tanto traj√≠n, en especial, por los vuelos de madrugada. Almorc√© un s√¡ndwich cl√¡sico de tomate, huevo y palta con pan integral, una Inca Cola Zero y un espresso en mesita a la calle. Ya de regreso en el Centro de Lima, compr√© objetos musicales para mis hijos y volv√≠ a la Sociedad Geogr√¡fica para dormir una larga siesta.

Fui a cenar temprano a un local donde ofrec√≠an men√ļes, y busqu√© algo que no tuviera pescado, por lo que eleg√≠ huevera. Pero cuando el mozo trajo el pedido, vi algo frito sobre unas papas y le pregunt√© de qu√© se trataba porque yo hab√≠a pensado que ser√≠an huevos fritos‚Ķ ¬¡Pero no! Eran huevitos de pescado apanados. ¬¡No lo pod√≠a creer! Le ped√≠ que me lo cambiara y quer√≠a convencerme de que lo probara porque no ten√≠a gusto a pescado, pero ya el olor me daba asco. As√≠ que tras insistir me trajo un huevo de gallina con papas fritas.

Regres√© a la Sociedad despu√©s de pasar un rato en un cyber contestando mensajes, y en mi habitaci√≥n ya estaba Gloria Naranjos Ram√≠rez, de la Sociedad Chilena de Estudios Geogr√¡ficos. Y si bien ten√≠amos ganas de charlar largo, tuvimos que ir a dormir porque a las tres de la ma√Īana deb√≠amos partir hacia Ayacucho.

En el aeropuerto nos encontramos con el resto de la comitiva integrada por el Doctor Zaniel Novoa Goicochea, Presidente de la Sociedad Geogr√¡fica de Lima, el Contraalmirante Ra√ļl Parra Maza, Presidente Honorario de la Sociedad Geogr√¡fica de Lima, el Contraalmirante Eduardo Re√¡tegui Guzm√¡n de la Sociedad Geogr√¡fica de Lima, el Profesor Jorge Arnao Quispe del Colegio de Ge√≥grafos del Per√ļ, los profesores Hildegardo C√≥rdova Aguilar y Miriam Nagata Shimabuku de la Pontificia Universidad Cat√≥lica del Per√ļ, y los profesores √Ālvaro S√¡nchez Crisp√≠n y Alejandro Ramos Trejo de la Universidad Nacional de M√©xico, entre otros.

Con cierto atraso subimos al avioncito BAe 146 de Star Per√ļ, con capacidad para ochenta pasajeros, en medio de una intensa niebla, algo bastante habitual en esa zona. Y si bien me agradaba mucho volar y no sol√≠a tener temores, pese a algunas situaciones complicadas que me hab√≠an tocado vivir, en esa oportunidad, la aeronave no me ofrec√≠a confianza. Y mucho menos cuando vi en la informaci√≥n que sol√≠a aparecer al respecto, que se trataba de una m√¡quina brit√¡nica con cuatro reactores que ten√≠a ya veintitr√©s a√Īos de antig√ľedad, para atravesar semejantes cadenas monta√Īosas, donde supuse habr√≠a turbulencia.

Inmediatamente comenzamos a volar sobre nubes, pero, si bien no pude apreciar el paisaje, ¬¡el avi√≥n ni se movi√≥! Y de pronto, cuando se despej√≥ el panorama, pude visualizar el r√≠o Totorillas, y enseguida‚Ķ, en medio de los Andes Peruanos, la ciudad de Ayacucho.

 

Vista aérea del río Totorillas

 

 

Sobrevolando los Andes Peruanos

 

 

Vista aérea de la ciudad de Ayacucho

 

 

A los treinta y cinco minutos de haber despegado est√¡bamos aterrizando en la pista del aeropuerto ‚ÄúCoronel FAP Alfredo Mend√≠vil Duarte‚ÄĚ, que era muy corta, y se encontraba contigua al predio INIA (Estaci√≥n Experimental Agraria Canaan-Ayacucho). Y debido a que las distancias entre las paredes de las monta√Īas eran acotadas, el descenso hubo de hacerse en forma de tirabuz√≥n.

 

Visualizando la pista del aeropuerto ‚ÄúCoronel FAP Alfredo Mend√≠vil Duarte‚ÄĚ

 

 

Pista del aeropuerto y predio de la INIA (Estación Experimental Agraria Canaan-Ayacucho)

 

 

Descendiendo en tirabuzón

 

 

Aterrizando en la pista del aeropuerto ‚ÄúCoronel FAP Alfredo Mend√≠vil Duarte‚ÄĚ

 

 

Descendiendo del BAe 146 de Star Per√ļ

 

 

Nos hospedaron en el hotel V√≠a V√≠a, en el cual cada habitaci√≥n estaba dedicada a un lugar geogr√¡fico. Y a m√≠ me toc√≥ la referida a la COSTA, donde toda la decoraci√≥n se basaba en conchillas marinas.

 

Decoración de la habitación COSTA del hotel Vía Vía

 

 

Detalle de la mesita de luz de la habitación COSTA

 

 

Jabonera con una valva de caracol marino

 

 

El hotel se encontraba sobre el Portal Constituci√≥n y desde sus balcones tuvimos una vista panor√¡mica de la plaza de Armas y de los principales edificios de la ciudad, que en su mayor√≠a eran verdaderas obras de arquitectura barroca y databan de los siglos XVI y XVII.

Dicha plaza era llamada informalmente plaza de Sucre, por la estatua erigida en honor al Gran Mariscal de Ayacucho Antonio José de Sucre, rodeado por los escudos de armas de los países bolivarianos.

 

Plaza de Armas de Ayacucho o plaza de Sucre

 

 

Estatua del Mariscal Sucre en la plaza de Armas de Ayacucho

 

 

Frente a nosotros se encontraba la Catedral Bas√≠lica de Santa Mar√≠a, de estilo barroco renacentista, que hab√≠a sido declarada Patrimonio Hist√≥rico Cultural de la Naci√≥n del Per√ļ en 1972, ya que su construcci√≥n se hab√≠a realizado entre los a√Īos 1632 y 1672.

 

Catedral Basílica de Santa María

 

 

Edificios de Jirón Cuzco desde Portal Constitución

 

 

Como recibimiento nos ofrecieron un contundente desayuno tras el cual me dispuse a dormir el resto de la ma√Īana, no solo por el madrug√≥n sino porque haber pasado en tan corto tiempo desde el nivel del mar a dos mil setecientos sesenta y un metros de altura, hab√≠a comenzado a producir sus efectos.

 

Ana María Liberali