Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 19161 al 19180 
AsuntoAutor
=?UTF-8?B?MjMwLzIx Centro d
=?UTF-8?Q?231=2F21 Centro d
232/21 - XXIII ENC Centro d
=?UTF-8?Q?233=2F21 Centro d
=?UTF-8?Q?234=2F21 Centro d
235/21 - IV Jornad Centro d
=?UTF-8?Q?236=2F21 Centro d
237/21 - XXIII ENC Centro d
=?UTF-8?Q?238=2F21 Centro d
239/21 - GAMBIA Centro d
240/21 - El nuevo Centro d
=?UTF-8?Q?241=2F21 Centro d
=?UTF-8?Q?CONCURSO =?UTF-8?
=?UTF-8?Q?Re=3A_No Dante Se
=?UTF-8?Q?242=2F21 Centro d
=?UTF-8?Q?243=2F21 Centro d
=?UTF-8?Q?244=2F21 Centro d
=?UTF-8?Q?245=2F21 Centro d
=?UTF-8?Q?246=2F21 Centro d
=?UTF-8?B?MjQ3LzIx Centro d
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
PŠgina principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 19506     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu =?UTF-8?Q?234=2F21_=2D_La_pandemia_y_la_visi=C3=B3n_oficial?=
Fecha:Lunes, 12 de Julio, 2021  16:28:32 (-0300)
Autor:Centro de Estudios Alexander von Humboldt <centrohumboldt1995 @.....com>

NCeHu 234/21

La pandemia y la visión oficial


‚ÄúLo normal ha llevado a esto‚ÄĚ. Ed Yong, periodista cient√≠fico de¬†The Atlantic.

                                               

Alfredo César Dachary

 

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† Para este periodista, el modelo actual de crecimiento econ√≥mico ha llevado a una¬†mayor deforestaci√≥n y p√©rdida de biodiversidad, una urbanizaci√≥n acelerada, explotaciones ganaderas intensivas y viajes globales, factores todos ellos, que se sabe, aumentan el riesgo de que los virus zoon√≥ticos salten a los hu√©spedes humanos y se propaguen con alarmante facilidad. Cient√≠ficos y personas expertas en salud p√ļblica de todo el mundo han estado advirtiendo durante muchos a√Īos de que iba a tener lugar una pandemia causada por un virus desconocido, tan solo era cuesti√≥n de saber ‚Äúcu√¡ndo‚ÄĚ ten√≠amos que estar preparados.

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† Mientras cada vez m√¡s cient√≠ficos, periodistas y pensadores van mostrando las diferentes caras, consecuencias y fases de esta tr√¡gica pandemia, el Presidente Biden da la orden de saber ‚Äú¬¿c√≥mo apareci√≥ el virus?‚ÄĚ, con el fin de acusar primero a China y luego a Rusia, los dos pa√≠ses que le est√¡n peleando la hegemon√≠a, el primero la comercial y el segundo la militar.

No hay que ser muy ilustrado para saber que los resultados ya existen en el Pent√¡gono, la culpa en la nueva guerra fr√≠a, como se est√¡ haciendo en Colombia, en Per√ļ, en Chile, en Brasil y todos pa√≠ses que quieren buscan futuro decolonial.

Los resultados son como el 11-S, nunca se sabr√¡, pero se desconf√≠a que fue como el Maine en Cuba a comienzos del siglo XX o el auto atentado en Vietnam que desat√≥ la guerra, o el ataque a Pearl Harbord, que se sab√≠a, pero se necesitaban v√≠ctimas para poder mover la m√¡quina militar.

Mientras esto ocurre, en M√©xico el gobierno se mantiene, como la mayor√≠a de los gobiernos del mundo, entre esperanzas y retrocesos, pero sin aclarar cu√¡l es la situaci√≥n.

El Consejo Nacional de Evaluaci√≥n de la Pol√≠tica de Desarrollo Social, que pese a cr√≠ticas de algunos grupos a√ļn mantiene un alto nivel de credibilidad en su medici√≥n de la pobreza, y su estudio inicial marc√≥ el hito del elevado nivel que se ten√≠a en el pa√≠s.

De all√≠ la importancia del documento titulado ‚ÄúLa pol√≠tica social en el contexto de la pandemia por el virus SARS-CoV 2 (Covid-19) en M√©xico‚ÄĚ, ya que sabe que la pandemia ha generado muchos muertos en M√©xico, pero no se trata solo de la visi√≥n simplista de que la infraestructura sanitaria era muy d√©bil o la hab√≠an desmantelado.

La pobreza es la cara social de la inequidad y genera una sociedad con muchas debilidades, desde la carencia de servicios por la mala alimentaci√≥n que hoy nos coloca mundialmente en la cabeza de la obesidad, alto √≠ndice de poblaci√≥n con diabetes, hipertensi√≥n y dem√¡s problemas de salud que se suman a la carencia de servicios b√¡sicos.

Para la Ley General de Desarrollo Social, la pobreza se caracteriza por una privaci√≥n simult√¡nea en diversos aspectos de la vida, de all√≠ deriva la medici√≥n multidimensional de la pobreza a partir del bienestar econ√≥mico y el de los derechos sociales (rezago educativo, acceso a los servicios de salud, a la seguridad social, calidad y espacios de la vivienda, servicios b√¡sicos en la vivienda y acceso a la alimentaci√≥n nutritiva y de calidad).

De all√≠ que, seg√ļn esta metodolog√≠a, una persona se encuentra en situaci√≥n de pobreza cuando tiene al menos una carencia en alguno de los indicadores de derechos sociales y adem√¡s su ingreso es insuficiente para adquirir los bienes y servicios contemplados en las canastas alimentaria y no alimentaria; y la pobreza extrema es aquella que presenta tres o m√¡s carencias sociales y cuenta con un ingreso total insuficiente para adquirir la canasta alimentaria.

Las cifras har√≠an palidecer a cualquier humano con dignidad, porque el tema, evadido en las campa√Īas pol√≠ticas porque la responsabilidad no deja a nadie afuera, es vergonzoso, y explica realmente lo que pas√≥. El 22,6% de los mexicanos no es pobre y no vulnerable, o sea, 27 millones; el resto son pobres extremos, pobres moderados y carenciados.

En n√ļmeros, 52 millones de mexicanos son pobres, divididos el 43% en pobreza moderada y un 9,3% en pobreza extrema, y un 45% son vulnerables, esa es la radiograf√≠a que muestra los efectos reales de la pandemia.

Dentro de los pobres y carenciados, el 57,3% no tiene acceso a la seguridad social, un 16,6% no tiene acceso a los servicios de salud y un 20% no tiene acceso suficiente a la alimentación que coincide con un 19,8% que no tiene acceso a la vivienda, junto a un 21,6% que tiene rezago educativo. En síntesis, el 20% de los mexicanos son pobres extremos, aunque en la cifra sean menos, pero por las carencias también se puede medir.

En el 2019, la poblaci√≥n con ingreso laboral inferior al costo de la canasta alimentaria era en el mundo rural del 49,6%, en las ciudades el 33,3% y la media nacional es de 37,3%, parece que la pobreza inunda cada espacio que toca. La participaci√≥n porcentual de las fuentes de ingreso en el ingreso total per c√¡pita de M√©xico, 2018, es de: 59,3 % de remuneraciones de trabajo subordinado; 16,7% de transferencias; 6,6% por trabajos independientes; 13,6% renta de la propiedad; 1,8% ingresos de otros trabajos; 1,9% pagos en especies.

En el período de febrero a marzo de 2020, tiempo en el que se dieron los primeros casos de COVID-19 en el país, se observó una desaceleración en la tasa de crecimiento de los trabajadores asegurados al IMSS, siendo los jóvenes los que experimentan una constante y pronunciada disminución de los empleos formales y con ello cambiaría también la distribución por grupos de edades de los empleos formales.

As√≠ tenemos que el cambio porcentual del empleo registrado ante el IMSS por grupo etario en el pa√≠s entre 2017 ‚Äď 2020 es muy significativo, ya que solamente crece el grupo de 65 a√Īos o m√¡s y los dos anteriores caen. As√≠, el de los j√≥venes de menos de 29 a√Īos cae en picada y el intermedio de 30-49 y el siguiente de 50-64, tambi√©n se reducen en esta crisis.

En la emergencia sanitaria y desaceleración económica, la pérdida de empleos no solo implica la disminución de los ingresos en los hogares sino también la imposibilidad de hacer uso de las prestaciones laborales a las que se tiene acceso mediante éste.

De all√≠ que para el CONEVAL la carencia por acceso a la seguridad social es la m√¡s alta de las seis carencias contempladas en la medici√≥n multidimensional de la pobreza. En 2018, 71.7 millones de personas (57.3% de la poblaci√≥n) no ten√≠an acceso a la seguridad social.

Debido a que la seguridad social se encuentra directamente vinculada a los mercados laborales, las personas empleadas en sectores afectados directamente por la epidemia son m√¡s vulnerables, as√≠ como algunos grupos poblacionales que cuentan con menor cobertura de seguridad social.

 En 2018, el 77.3% de los ocupados, sin tomar en cuenta a los jubilados, fueron trabajadores que dependen de un patrón, y se estima que alrededor de 67.5% de los trabajadores subordinados no contaban con acceso a la seguridad social como prestación laboral y, por lo tanto, no podían extender la cobertura a sus familiares.

El ingreso laboral de estos trabajadores representa 38.9% del ingreso total de sus hogares, por lo que, ante la emergencia sanitaria y la desaceleración de la actividad económica, estos hogares verían mermados sus recursos económicos para satisfacer las necesidades del hogar.

Los trabajadores subordinados sin seguridad social como prestación laboral resultan especialmente vulnerables, ya que 13.5 millones se encuentran en situación de pobreza y para este grupo poblacional, el ingreso laboral representa en promedio 41.1% del ingreso total de sus hogares.

De acuerdo con la ENIGH (Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de Hogares) en 2018, 22.7% de la población ocupada, sin tomar en cuenta a los jubilados que trabajan, eran trabajadores por cuenta propia, y el 99.4% de éstos no contaban con acceso a la seguridad social como prestación laboral.

Los ‚Äúcuentapropistas‚ÄĚ representan 50.9% de los ocupados en el primer decil, mientras que en el d√©cimo decil representan 15.7%. Esto refleja la vulnerabilidad a la que se enfrentan los trabajadores por cuenta propia, en t√©rminos de p√©rdida de ingresos y carencia por acceso a la seguridad, pues una reducci√≥n en su ingreso afectar√≠a en mayor proporci√≥n a los hogares de menores recursos.

En el pa√≠s, la pandemia amenaza con reducir los avances que se han dado en desarrollo social de la √ļltima d√©cada y comprometer la capacidad de recuperaci√≥n econ√≥mica de los hogares y las unidades econ√≥micas, ante el posible aumento en los niveles de pobreza y pobreza extrema por ingresos, as√≠ como riesgos importantes para la poblaci√≥n que depende del ingreso laboral, por las caracter√≠sticas estructurales de la econom√≠a mexicana que son de gran fragilidad.

La crisis derivada de la contingencia por la enfermedad COVID-19 obliga, en primer lugar, a tomar decisiones de emergencia en materia de bienestar econ√≥mico (ingreso), salud, alimentaci√≥n, vivienda y educaci√≥n, para contribuir a la protecci√≥n de los grupos m√¡s vulnerables.

Esto incluye movilizar recursos y afinar los instrumentos disponibles para asegurar que los programas y acciones prioritarios de desarrollo social logren llegar a quienes m√¡s lo necesitan; que la dispersi√≥n de recursos sea √¡gil, transparente y se focalice a los grupos de poblaci√≥n m√¡s afectados.

La grieta política impide un acuerdo nacional y ambos bandos se consideran con la razón, aunque como siempre sería el pueblo mexicano la víctima de este enfrentamiento, luego de tres décadas de neoliberalismo que logró empobrecer masivamente al país y con ello sentar las bases de un Estado fallido. 



cesaralfredo552@gmail.com