Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 19141 al 19160 
AsuntoAutor
214/21 - VIAJANDO: Noticias
215/21 - ¿Qué está Noticias
216/21 - Nuevos da Noticias
217/21 - Seminario Noticias
218/21 - EEUU dice Noticias
219/21 - Cultura F Noticias
Re: NoticiasdelCeH Cecilia
Re: NoticiasdelCeH diana m
=?UTF-8?Q?220=2F21 Centro d
Re: NoticiasdelCeH Centro d
=?UTF-8?Q?221=2F21 Centro d
Re: NoticiasdelCeH diana m
=?UTF-8?B?MjIyLzIx Centro d
223/21 - Cuenca Ma Centro d
=?UTF-8?Q?224=2F21 Centro d
=?UTF-8?Q?225=2F21 Centro d
=?UTF-8?B?MjI2LzIx Centro d
227/21 - JORNADAS Centro d
=?UTF-8?Q?228=2F21 Centro d
229/21 - De la des Centro d
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 19501     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 229/21 - De la desigualdad social a la sociedad de las mascotas
Fecha:Domingo, 4 de Julio, 2021  11:14:42 (-0300)
Autor:Centro de Estudios Alexander von Humboldt <centrohumboldt1995 @.....com>

NCeHu 229/21

De la desigualdad social a la sociedad de las mascotas


 “Los animales del mundo existen por su propia razón. No fueron hechos para los humanos” Alice Walker.


Alfredo César Dachary

 

En el estudio de Oxfam para el 2021, en el que colaboraron economistas muy destacados a nivel mundial, como Jayati Ghosh, Jeffrey Sachs y Gabriel Zucman, se concluyó que el 87 % prevé que aumentará la desigualdad de ingresos como consecuencia de la pandemia.

Por ello, los economistas de 77 de los 79 países encuestados compartían esta opinión y, a la vez, creen también que es muy probable que la desigualdad de género aumente, y más de dos tercios de ellos piensan lo mismo respecto a la desigualdad racial.

Dos tercios de los economistas consultados consideran también que sus gobiernos no han adoptado ningún plan para luchar contra la desigualdad y ésta generó una desigualdad extrema que tiene un coste humano inmenso y así las mil mayores fortunas del mundo tan solo han tardado nueve meses en recuperar su nivel de riqueza previo a la pandemia, mientras que para las personas en mayor situación de pobreza del mundo esta recuperación podría prolongarse catorce veces más, a lo largo de más de una década.

La fortuna acumulada por los 10 milmillonarios más ricos del mundo desde el inicio de la crisis es más que suficiente para evitar que ninguna persona del mundo se vea sumida en la pobreza a causa del virus, así como para financiar la vacunación contra la COVID-19 de toda la población mundial.

Con este cuadro, la sociedad debería prestar más atención a este desarrollo desigual, que ha generado el neoliberalismo en el mundo, pero ello nos ha llevado a conocer y ver como la sociedad logra nuevos consumos, que se transforman en nuevos intereses muy por encima de los de la humanidad, que el individualismo parece que los ha borrado.

Este distinto consumo viene a reparar la nueva sociedad que se está imponiendo de libre juego de las personas y falta de compromisos, y mucho menos de bebés, ya que las parejas son más informales, en una sociedad donde se dan motivos para mantener el individualismo, a una generación que le cuesta mucho salir adelante.

Llama la atención la correlación que hay entre el incremento de las mascotas como parte de las familias y la reducción de las familias numerosas y estables en el mundo más desarrollado y su periferia.

En el caso de México, hoy hay entre 4 y 5 millones de parejas que sufren problemas de infertilidad y cada año se suman más, de acuerdo con información del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI).

Esta cifra demuestra que un porcentaje considerable de parejas tiene dificultades para concebir y como consecuencia se ha incrementado el número de personas que se someten a tratamientos de reproducción asistida en los últimos años.

La infertilidad afecta a mujeres y hombres por igual y según los especialistas este problema de salud va en aumento por diferentes circunstancias como el estrés, el consumo de alcohol y tabaco, la mala alimentación y la postergación de la maternidad, además de factores genéticos y hormonales y, entre las principales causas de infertilidad femenina, se encuentra la endometriosis que afecta la calidad de vida de siete millones de mexicanas, según la Organización Mundial de la Salud. 

El individualismo y las demás consecuencias de una sociedad que se forma por grupos muy diferentes a los tradicionales de la época anterior, la del fordismo, hoy comienza a plantearse un nuevo modelo social con distintas instituciones.

Pero el tema que abordamos no llega allí, sino que tomamos un ejemplo de como la tradicional mascota que históricamente se daba en muchas familias hoy ha cambiado y se transformado no solo en un miembro más de estas nuevas formas sociales, que van desde los animales a los robots que simulan algo similar, pero con otras características.

Según la consultora Euromonitor International, el consumo de productos para mascotas ha alcanzado el valor de 1,900 millones de dólares y, con un crecimiento regular anual, para el 2022 podría llegar a 2,000 millones, y esto pese a estar en medio de la pandemia y con grandes restricciones para poder sacar a los niños o las mascotas de esos minúsculos departamentos que caracterizan a las grandes ciudades.  

Hay un informe sobre animales domésticos realizado por la agencia GFK que asegura que más del 56 % de la población mundial tiene por lo menos una mascota en casa. En el caso de Europa occidental, para el 2019 la diversidad y el número de mascotas era impresionante, así tenemos:

Ø  Reptiles 9.420,000. -  peces ornamentales 15.540,000

Ø  Gatos 106.424,000 -  perros: 87.510,000

Ø  Pequeños mamíferos 28.565,000 – aves ornamentales 51.686,000

Ante esta expansión masiva hay una gran cantidad de productos y servicios dirigidos a los dueños de animales de compañía, que han mantenido un crecimiento importante en los últimos años, y según reportes de IBIS World, para este año se estima un crecimiento del 2.2% en la tenencia de mascotas por parte de las personas, pese a la pandemia.

Ante la pandemia global del COVID-19 había dudas sobre si el auge de las mascotas cambiaría, ya que los habitantes habían resentido los impactos en sus ingresos. Sin embargo, y mientras en Europa no se podía adoptar animales, en Estados Unidos y Australia sí estaba permitido y se han vaciado los refugios porque el confinamiento ha impulsado las adopciones de perros y gatos de quienes buscaban compañía.

Ha habido medidas que han favorecido mucho, como es el caso de la normativa española durante el confinamiento que favorecía a los propietarios de mascotas, quiénes podían salir a la calle a pasear a sus perros, incluso en lo peor de la pandemia, algo necesario ante los reducidos espacios urbanos de las familias u otros grupos sociales.  

Lo que parece claro es que el impacto del COVID-19 podría resultar positivo para el sector, que generaría una nueva industria del cariño, la compañía, temas que ya estaban fuera de agenda en ciertos grupos de la sociedad y por ello este podría ser un buen nicho de mercado dentro del sector consumo, ya que el neoliberalismo transforma en productos para el mercado todo lo que aparezca, porque es su esencia y consecuencia de un sistema que vive de la sociedad del consumo.

En el caso de Japón, destaca por ser la vanguardia de la sociedad donde la tecnología convive con los actores sociales y se ha comprobado que estos robots pequeños, similares a perros, han sido muy bien aceptados y se están imponiendo en ese país.

De acuerdo con las estadísticas del Ministerio de Salud, Trabajo y Bienestar, en 2014 había 6.9 millones de perros registrados en Japón donde el registro es obligatorio dentro de un plazo de 30 días después de adoptar un can como parte de las medidas contra la rabia. El Gobierno anima a los dueños de gatos a castrar y vacunar a sus mascotas y mantenerlas dentro del hogar, lo cual no siempre se logra.

La Asociación Japonesa de Comida para Mascotas calculó en 2015 que había unos 9.8 millones de gatos en hogares japoneses y el número de perros, incluyendo aquellos no registrados, en 9.9 millones. En la última década el número de gatos se ha mantenido estable, pero la suma de canes ha ido descendiendo paulatinamente, lo que señala un leve cambio en las preferencias de los japoneses en cuanto a mascotas.

Entre el tema inicial, la gran crisis y la pobreza y el otro del nuevo consumo mundial de las mascotas, hay un camino en que los actores sociales lo hacen sin ver, ya que entre alimentar animales y niños que mueren de hambre me parece habría grandes diferencias.

Pero al final, ésta es una sociedad nueva, profundamente individualista y contraria a los compromisos, encuentra en las mascotas a algo que no responde o cuestiona, que no pretende cambiar las cosas y que la relación se puede romper en cualquier momento con el abandono.

De allí que el nuevo consumo superfluo se transforma en sentimental, el que era de apoyo o custodia se transforma de compañía, ya que el individualismo ha logrado crear una gran sociedad de solitarios. 


cesaralfredo552@gmail.com