Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 19121 al 19140 
AsuntoAutor
195/21 - 2DA. CIRC Noticias
=?utf-8?Q?196/21_- Noticias
197/21 - VALDIVIA Noticias
198/21 - LA CARA O Noticias
199/21 - VI CONGRE Noticias
200/21 - PROGRAMA Noticias
201/21 - La revolu Noticias
202/21 - Conversat Noticias
203/21 - Presentac Noticias
=?UTF-8?Q?Re=3A_No =?UTF-8?
204/21 - EL PLAN F Noticias
205/21 - Seminario Noticias
206/21 - CONFERENC Noticias
208/21 - Charlas d Noticias
207/21 - El turism Noticias
209/21 - Así fue e Noticias
210/21 - CICLO DE Noticias
211/21 - Movilidad Noticias
212/21 - ¿Qué es e Noticias
213/21 - ALGUNAS A Noticias
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 19476     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 207/21 - El turismo que propone la OMT: ¿simulacro o nue vo disfraz?
Fecha:Lunes, 14 de Junio, 2021  22:19:00 (-0300)
Autor:Noticias del CeHu <noticias @..............org>

NCeHu 207/21

 

El turismo que propone la OMT: ¿simulacro o nuevo disfraz?

“Nuestro destino de viaje nunca es un lugar sino una nueva forma de ver las cosas” Arthur Miller.

 

Alfredo César Dachary

 

No es casual que un gran escritor que realmente sacudía los cimientos de la sociedad de la opulencia de Estados Unidos, podría hacer la mejor definición de turismo, que estaba adelantado varios años a los nuevos modelos de manipulación de la gente y sus ideas.

El autor de “La muerte de un viajante”, éxito de Broadway es el mismo perseguido por los pobres de espíritu encabezados por McCarthy quiénes lo calificaban de comunista por el mostrar la otra cara de la realidad, y por eso asombra más al casarse con el icono sexual de esa época de oro en el imperio: Marilyn Monroe, luego la amante al final de su vida y la del propio John F. Kennedy, Presidente en ejercicio en esa época dorada.

Hoy en un mundo menos romántico, pero más lleno de emociones fuertes, aunque más dibujado a partir de las ideas extraídas a los futuros usuarios, el turismo se transformó primero en un derecho social, algo que pronto fue superado hasta llegar a ser hoy parte de la cotidianidad, en una sociedad donde los derechos sociales son papiros de otra época, desde la estabilidad laboral a los derechos sociales.

Esto se asocia al planteamiento de Paul Mason autor de “Post capitalismo”, que señala que lo increíble del neoliberalismo es que logró que la gente gane menos, pero gaste más, o sea, se comían el futuro y eso era posible por el aumento del crédito, y hoy en el turismo se repite en varios segmentos esta historia.

Por ello es que la masificación es el modelo que permite ampliar la base de turistas, al costo de afectar irreversiblemente al destino desde Venecia, Ámsterdam o Barcelona en el primer mundo, y en la periferia desde a Cancún o Los Cabos y Punta Cana en República Dominicana, entre los más socorridos.

Medio siglo de discursos ecologistas no sirvieron para frenar el calentamiento global, lo cual ratificó la incapacidad del modelo de regular su crecimiento a nivel inferior sacrificando acumulación, por ello, todas las propuestas nuevas al final son disfraces del viejo modelo acumulativo y masivo basado en una sociedad de un consumo sin límites.

En esta nueva etapa previa a la post pandemia, la Organización Mundial del Turismo (OMT) pretende hacernos creer que el turismo basado en la masificación se puede dar, volviendo a los nuevos argumentos como la economía verde y otros mecanismos de entretenimiento y no a la transformación profunda que exige el momento actual ante la gravedad de la situación ambiental.

Para la OMT, el turismo interior no tiene importancia pese a que éste mueve entre 400 a 500 veces más viajeros que el turismo internacional y la causa de su rechazo no es muy clara, ni tampoco hace planteamientos para posicionar al turismo interior.

Para algunos, el turismo interior no está controlado por las grandes marcas internacionales y no está relacionado con el mercado mundial aéreo, menos al de cruceros, y además su control, dada la forma en que se promociona, se vende y luego se opera de forma muy segmentada y es difícil de evaluar, a diferencia del internacional operado por grandes corporaciones y agencias internacionales.

La OMT ha servido de portavoz global del turismo cuando los Ministros de Turismo de los países del G20 se han reunido para diseñar el camino a seguir para una recuperación inclusiva, resiliente y sostenible del sector, una meta muy difícil de lograr sin afectar a las grandes corporaciones.

En la Presidencia del G20, Italia ha recurrido a las estadísticas de la OMT para destacar el impacto que la pandemia ha tenido en el número de turistas en todo el mundo y cómo esto se traduce en la pérdida de puestos de trabajo e ingresos, así como en la pérdida de oportunidades de desarrollo social.

La crisis está lejos de haber terminado en su versión pandémica, pero, sin embargo, el Secretario General ha acogido con satisfacción las Directrices del G20 para el futuro del turismo y ha pedido que "se mantengan, y en la medida de lo posible, se amplíen los planes destinados a apoyar la supervivencia de los puestos de trabajo y las empresas del sector turístico, sobre todo teniendo en cuenta que millones de medios de subsistencia siguen estando en peligro”.

Para los Ministros de Turismo, la crisis actual representa una oportunidad para repensar y reiniciar el turismo, haciendo hincapié en orientar el sector hacia una mayor sostenibilidad, una estrategia que no aclaran como será si para lograrlo hay que reducir masividad, en el transporte aéreo y terrestre y controlar la expansión descontrolada de la infraestructura.

La reanudación segura de los viajes internacionales y de apoyar los puestos de trabajo y las empresas es mantener la línea de insostenibilidad que ha prevalecido en las últimas décadas, aunque los Ministros de Turismo del G20 se comprometieron a tomar medidas para impulsar la transformación digital del sector, que podría poner en riesgos puestos de trabajos actuales.

La especial referencia a garantizar que todos tengan un acceso justo a las oportunidades que se derivarán de más innovación, debe implicar que no haya una reducción de empleos y a promover una mayor inversión en infraestructuras turísticas ecológicas, menos masivas e invasivas en el territorio.

Todo esto forma parte de las nuevas recomendaciones de la OMT para la Transición a una Economía Verde de Viajes y el Turismo, definidas en colaboración con el Grupo de Trabajo sobre Turismo del G20, y se consideraron un recurso clave para avanzar en el ámbito político de la "transformación verde" de las principales economías del mundo.

La economía verde fue presentada como una alternativa para solucionar los problemas socio ambientales como el combate a la pobreza, a las desigualdades y la degradación ambiental y como meta de los Objetivos del Milenio en el programa de la ONU por el Banco Mundial y por la Organización de los Estados Americanos (OEA).

La economía verde es un verdadero caballo de Troya en el cual las variables ambientales ocultan un paquete forjado por el sector financiero y ajustado a sus intereses, iniciativas y propuestas que han partido de los grandes centros de decisión y las reuniones de esas mismas instituciones que han contado con una ilegítima representación de los mismos políticos y sus promotores en los megaproyectos de infraestructura responsables por los impactos ambientales en las regiones de donde han partido las propuestas.

Así, importantes propuestas discutidas en años de trabajo junto a las más diversas comunidades que constituyeron, por ejemplo, los Comités de cuencas hidrográficas, como el “cobro por el uso del agua”, fueron puestas en el mismo paquete de lo que llaman “pago por servicios ambientales”.

El sector de agronegocios y empresarial utiliza los recursos naturales (agua, energía y minerales) mediante concesión de exploración como insumo para producir bienes y servicios, mientras la propuesta elaborada por los comités de cuencas hidrográficas, “cobro por el uso del agua”, está siendo incluida en la economía verde, sin la debida explicación de que significa “firmar” un contrato con una cláusula específica sobre “pagos por servicios ambientales”.

En el 2020, el agua empezó a ser negociada como recurso teniendo como base el índice Nasdaq Veles California Water (NQH2O) en el mercado de futuros de Wall Street, como acontece con el petróleo y el oro.

La cotización del agua en el mercado de futuros de Wall Street, como si fuese oro o petróleo, viola los derechos humanos básicos y vuelve el elemento líquido vulnerable a una eventual burbuja especulativa, según enuncia en un comunicado el relator especial de la ONU sobre el derecho a agua potable y saneamiento, Pedro Arrojo-Agudo.

La creación del índice ‘Nasdaq Veles California Water’ en octubre de 2018 por parte del mencionado CME Group, con la finalidad de poner un marcador en la bolsa de futuros del agua en California, tiene como antecedente próximo la formación de mercados de futuros que involucraran perversamente los alimentos desde 2008, como sucedió con el trigo, el cacao y el arroz. Eso haría que los grandes bancos privados internacionales destinasen enormes cifras para la compra de los referidos títulos, mientras se especulaba con éstos, disparando los precios de los alimentos y aumentando la cantidad de hambrientos en el mundo. Al valerse de conceptos confusos, de posiciones política dudosas, pero con sofisticada ingeniería financiera respeto de la ecuación tierra y bienes comunes, los recursos naturales estratégicos han engrosado a los negocios de la geopolítica internacional.

Ésta es la economía verde que plantea la OMT junto al G20, los países más poderosos del sistema, para que sirva de modelo al turismo, que de por sí ya es un consumidor masivo de agua, en detrimento de la sociedad de acogida, del golf en detrimento de las reducidas áreas verdes de la población y del servicio propio en las casas habitaciones que generalmente no llega a tener la mitad del consumo que realiza el cuarto hotelero, con menos personas en promedio.

Esta economía verde es un modelo que los ecologistas inicialmente impusieron y luego se transformó, quedando verde por fuera y negro por dentro, desde la perspectiva de la población local que vive en los destinos turísticos.

 

cesaralfredo552@gmail.com