Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 1901 al 1920 
AsuntoAutor
Socializacion Urba VDC
807/03 - ACTIVIDAD Humboldt
806/03 - ESPECIALI Humboldt
805/03 - Comisión Humboldt
804/03 - Geography Humboldt
803/03 - POSTGRADU Humboldt
Acerca de las esca VDC
808/03 - Seminario Humboldt
Re: NoticiasdelCeH Hilda Pu
811/03 - El Medio Humboldt
810/03 - MARRUECOS Humboldt
809/03 - Social Sc Humboldt
821/03 - Universid Humboldt
819/03 - Argentina Humboldt
820/03 - American Humboldt
817/03 - Argentina Humboldt
815/03 - Globaliza Humboldt
813/03 - ACTIVIDAD Humboldt
812/03 - ESPECIALI Humboldt
814/03 - AFICHE QU Humboldt
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 2107     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 815/03 - Globalización, América Latina y Argentina
Fecha:Lunes, 23 de Junio, 2003  22:31:02 (-0300)
Autor:Humboldt <humboldt @............ar>

NCeHu 815/03
 
Para Cardoso,"el FMI se equivocó con la Argentina"
 
Además, el ex presidente de Brasil elogió a Kirchner

SAN PABLO.- Se trata de la voz de quien hasta el año pasado fue el político más influyente de América latina. La marca dejada por sus dos mandatos es tan profunda que si el gobierno de Luiz Inacio Lula da Silva no la trasciende, será considerado apenas un apéndice de su predecesor.
.
Fernando Henrique Cardoso, que entre 1995 y 2002 puso a Brasil en la órbita de las naciones con alguna influencia en el mundo, conversó con LA NACION sobre la Argentina, el papel de Brasil en la región, el gobierno de Lula, las dificultades para la integración regional, Estados Unidos y el ALCA.
.
"El Fondo Monetario Internacional se equivocó con la Argentina, pero no se equivocó con Brasil", disparó, durante la primera conversación con un medio latinoamericano desde que dejó el poder.
.
En la entrevista, realizada en un edificio de la tradicional avenida Paulista, en la sede provisional del que será el Instituto Fernando Henrique Cardoso, el ex jefe de Estado de Brasil elogió al presidente Néstor Kirchner. "Ya logró lo que era más importante para la Argentina: recuperar la confianza en el país. Porque yo siempre insistí durante todo este tiempo, en cualquier parte del mundo en que estuviera, que era un error considerar a la Argentina un "caso perdido"".
.
Tiene 72 años y aparenta una década menos. "No fumo, bebo sólo en las comidas y nado", dijo, explicando su fórmula. Su jovialidad, en cambio, parece estar en un sentido del humor, a prueba de todo, plagado de ironías. "Estaba escuchando el discurso de Lula sobre las reformas (jubilatoria y tributaria). Parece escrito por mí", comentó, y soltó una carcajada. Lo que más le irrita a Lula es que digan que su gobierno parece la continuación de la "era Cardoso".
.
El ex presidente está lejos de ser un político de pantuflas. Continúa hablando con los líderes del mundo como si aún fuera presidente. Con Bill Clinton conversa con frecuencia, y la entrevista con este medio debió interrumpirse por instantes para que pudiera atender las llamadas de presidentes latinoamericanos, porque tiene como misión coordinar la próxima Cumbre Iberoamericana. Mientras tanto, prepara no un libro de memorias - "son muy aburridos"- sino de "diálogos", en los que intercala ideas de grandes pensadores y filósofos con su visión práctica del poder.
.
A pesar de que asegura que no será más candidato a nada, en el Partido Social Demócrata se insiste en que, si el gobierno de Lula no resulta un éxito, en 2006 el candidato sería él.
.
En esta entrevista, Cardoso califica de "cosmético" el esfuerzo de los Estados Unidos por el Area de Libre Comercio de las Américas y dice que es "una ilusión" esperar ayuda de Washington a cambio de ingresar en el ALCA. Y confiesa que la integración en el Mercosur es difícil porque "el empresariado no quiere ceder nada, y los Estados no quieren ceder soberanía". Aún así, dijo que Brasil y la Argentina deben insistir en integrarse. "Brasil solo, por el tamaño de su mercado, tiene posibilidades de éxito. Argentina, sola, no tiene ninguna."
.
-Usted siempre defendió un cambio en la arquitectura del sistema financiero internacional. ¿Qué piensa de la medida tomada por el gobierno de Kirchner, de restringir los capitales "golondrina"?
.
-Como medida de defensa temporaria, la veo razonable. Pero sin dificultar la salida, porque, si no, no viene nadie a invertir. Yo insistí mucho en la arquitectura financiera, pero quedé aislado. Nadie quiso meter mano en eso, porque asusta a los gobiernos. Hay que tener un banco central de bancos centrales, las viejas ideas keynesianas, y hoy no hay clima para eso.
.
-¿Y el Fondo Monetario Internacional no se volvió anticuado con sus recetas, entonces?
.
-Es injusto decir que el FMI no cambió sus políticas. El FMI se equivocó en algunos lugares, se equivocó en Indonesia, se equivocó en la Argentina. Pero no se puede decir que no nos ayudaron en Brasil (N. de la R.: el FMI le prestó a Brasil más de 70.000 millones de dólares y el gobierno de Lula aún recibe cuotas del último acuerdo). Pero eso no resuelve todo. Mientras no tengamos condiciones para que los flujos de capitales no causen tragedias, hay riesgo de crisis.
.
-¿Cómo evalúa al gobierno de Néstor Kirchner?
.
-Kirchner ya logró lo que era más importante para la Argentina: recuperar la confianza en el país. La Argentina no es un `caso perdido´. El país estaría en un callejón sin salida si aún viviera en el descrédito total. Conozco superficialmente al presidente Kirchner, pero creo que es importante lo que él logró hacer en este momento. Debo decir también que el ex presidente Eduardo Duhalde hizo lo que nadie creía que pudiera hacer. La Argentina demostró que tiene capacidad de rehacer la política.
.
-¿Qué papel le queda, en el mundo globalizado, a naciones capitalistas periféricas como las nuestras?
.
-Brasil y México sacaron músculos con la globalización. Aquí había democracia, mercado, tecnología, universidades, y eso atrajo inversiones. El Brasil de los últimos 20 años cambió mucho. La sociedad está más organizada y las instituciones existen. ¿Por qué insisto con la integración de Brasil y la Argentina? Porque si logramos un flujo mayor, tenemos más oportunidades de éxito. Brasil solo, por el tamaño de su mercado, tiene posibilidades de éxito. La Argentina, sola, no tiene ninguna. Con la globalización, algunas naciones empeoraron y otras tienen más oportunidades. Venezuela, Bolivia, Uruguay, Paraguay, Ecuador, Perú, todas empeoraron. Y la propia Argentina.
.
-Usted decía que Brasil tenía una especie de obligación de "organizar el espacio sudamericano". Sin embargo, durante su gobierno, Brasil se mantuvo cerrado: fue excesivamente estricto en las negociaciones con la Argentina, no entró en el problema colombiano, fue indiferente con Perú, respaldando a Fujimori... ¿No hubo allí una...
.
-... una cierta contradicción? Sí, es posible. La tradición brasileña es la de un país que mira hacia adentro. Mi discurso era diferente porque era pro Argentina y pro Mercosur, pero el problema es que cuando uno va a la mesa de negociaciones, el empresariado no quiere ceder en nada. Y el Estado tampoco quiere ceder soberanía. El discurso político puede ir para un lado, pero a la hora de hacer que los actores funcionen, van para el otro.
.
-¿Y cómo se avanza, entonces?
.
-Fomentando la fusión de capitales. Porque así la integración ocurre de hecho. Cuando la Argentina estaba en una situación difícil, algunos empresarios brasileños me consultaron, incluso Petrobras. Les dije que había que apoyar a la Argentina, y que invirtieran. Algunos lo hicieron. Independientemente del ALCA, éste es nuestro camino.
.
-Durante la crisis de energía en Brasil, en 2000, cuando aquí se ahorró compulsivamente electricidad, usted dijo que en Brasil hay espíritu de bien común, y que en la Argentina no. ¿Por qué?
.
-Eso puede estar cambiando. En Brasil la pobreza es elevada, y entonces nadie puede darse el lujo de no pensar en todos. No podemos enfrentar en Brasil lo que ustedes enfrentaron en la Argentina: 20 % negativo del PBI en dos años. Brasil explotaría. La Argentina tenía grasa para quemar, pero aquí no la hay, o hay menos.
.
Por Luis Esnal
Corresponsal en Brasil

.Fuente: Diario La Nación, del 10 de julio de 2003. Buenos Aires.