Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 18801 al 18820 
AsuntoAutor
286/20 - GEOPOLÍTI Noticias
287/20 - VIAJANDO: Noticias
Re: NoticiasdelCeH Dante Se
288/20 - GEOPOLÍTI Noticias
289/20 - Los Imper Noticias
290/20 - VIAJANDO: Noticias
291/20 - LA DELIMI Noticias
=?utf-8?Q?292/20_- Noticias
293/20 - VÍNCULOS Noticias
294/20 - BOLETIN G Noticias
Triste noticia - F SOCIEDAD
295/20 - VIAJANDO: Noticias
Re: NoticiasdelCeH ana mari
296/20 - CIRCUITO Noticias
Re: NoticiasdelCeH Elias An
297/20 - INCENDIOS Noticias
298/20 - LA CARA O Noticias
=?UTF-8?Q?Re=3A_No rafael g
=?utf-8?Q?En_relac =?utf-8?
299/20 - Circuito Noticias
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 19149     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 293/20 - VÍNCULOS TERRITORIALES DE LA PRODUCCIÓN COMER CIALIZADA DEL CAFÉ DE COSTA RICA
Fecha:Miercoles, 7 de Octubre, 2020  02:17:10 (-0300)
Autor:Noticias del CeHu <noticias @..............org>

NCeHu 293/20

 

VÍNCULOS TERRITORIALES DE LA PRODUCCIÓN COMERCIALIZADA DEL CAFÉ DE COSTA RICA

 

 

Enrique Montiel Hernández

Colegio de Geografía, Facultad de Filosofía y Letras, Universidad Nacional Autónoma de México

Ciudad de México - México

 

Introducción

La presente investigación se encuentra orientada a revelar las interacciones espaciales generadas por las actividades de producción y comercialización del café especializado de Costa Rica. En una primera parte, se exponen de forma breve las estrategias metodológicas utilizadas durante el trabajo investigativo y en el trabajo de campo; después, se explican las características de la estructura y dinámica territorial que dan carácter a la economía cafetalera especializada de Costa Rica; finalmente, se devela el alcance regional de la actividad productiva a través del reconocimiento de las tendencias de flujo de comercialización actuales.

 

1. Estrategias metodológicas

La producción comercializada del café en Costa Rica se caracteriza por una compleja red de relaciones espaciales que ocurren a diferentes escalas en el territorio y vinculan e integran espacialmente las diferentes regiones cafetaleras del país, y otras partes del mundo mediante el comercio de especulación. En este sentido, se aplicó una metodología de carácter mixto con datos e información tanto cuantitativa como cualitativa, en busca de realizar un detallado análisis cognoscitivo que brinde una mayor comprensión de las relaciones de interacción espacial que suceden en el territorio.

            Por una parte, los datos cuantitativos obtenidos de bases de datos del Instituto del Café (2015; 2016; 2017; 2018), permiten dimensionar la importancia de la actividad cafetalera para la economía del país, mientras que, el análisis cualitativo, acompañado del trabajo de campo y durante el cual se realizaron entrevistas a personas clave en la comercialización del café, permite profundizar en las relaciones socio-territoriales que inciden en la construcción de los vínculos espaciales de la producción del café de Costa Rica y su estructura territorial.

 

2. Estructura territorial de la producción cafetalera especializada

El éxito de la producción de café de especialidad en Costa Rica se ha mantenido desde los noventa y durante las primeras décadas del siglo XXI, con el aumento gradual tanto de la producción como de los destinos de exportación, lo que, en buena medida, ha significado la reorientación de la producción cafetalera hacia mercados exclusivos y de alto poder adquisitivo de América del Norte, Europa occidental y el oriente de Asia, debido a que la producción de cafés diferenciados ha permitido que el café costarricense cotice hasta 50% más alto que los cafés del resto del mundo, vendido a través de la indicación geográfica ‘Café de Costa Rica’ que el ICafé otorga a toda la producción del país, y a través de la cual se promociona el café de acuerdo a su región de producción (Amador, et. al., 2017; A. Martínez, comunicación personal, agosto de 2019).

            La quiebra y salida de empresas agroexportadoras a finales del siglo XX en Costa Rica, llevó a la diversificación de actores que inciden en los procesos de producción y comercialización del café, pues los pequeños productores se vieron en la necesidad de buscar nuevas oportunidades y espacios de inserción para la comercialización del grano, por lo que dos tipos de establecimientos se consolidaron a partir de la reorientación a la producción de cafés especializados: las sociedades cooperativas, existentes desde hacía un siglo pero que adquirieron autonomía y capacidad para la comercialización; y los microbeneficios, como establecimientos de reciente aparición en historia de la caficultura costarricense.

            Las sociedades cooperativas funcionan como lugares centrales de regiones pequeñas, pues se encuentran en localidades de mediano tamaño, y son las encargadas de concentrar y procesar el café de los pequeños productores en los espacios circundantes. De esta manera, el proceso de beneficio se realiza en las instalaciones de la cooperativa, donde además tienen lugar el secado y almacenado de los granos. El crecimiento de las sociedades cooperativas y la diversificación de sus actividades económicas, así como la necesidad de cubrir nichos de oportunidad en los mercados de exportación, han motivado, además, el surgimiento de microbeneficios.

            La diferencia fundamental entre los beneficios tradicionales y de las cooperativas, en relación con los microbeneficios, se encuentra, precisamente, en el tamaño del establecimiento, pues este último ocupa espacios reducidos, con lo que se ve limitada su capacidad de producción. Los microbeneficios se han convertido en establecimientos populares en regiones como Tarrazú, de alta especialización en el café, y de una importante densidad de productores. Los microbeneficios han representado importantes inversiones para los productores que han optado por su instalación, pero les han permitido prescindir de intermediarios en los procesos de comercialización, y ofertar su producto como cafés diferenciados, insertándose en mercados recientes de especialización (C. Ureña, comunicación personal, agosto de 2019).

            Otro factor que ha resultado decisivo para el impulso reciente a la caficultura de Costa Rica, es la participación del Instituto del Café (ICafé): un ente gubernamental autónomo que incide en los procesos tanto de producción como de comercialización mediante diferentes tareas y facultades que le permiten participar en la cadena productiva con presencia sólida en el territorio. Debe destacarse que el ICafé es una institución única en el mundo, pues se trata de un organismo público, del Estado, regulando rígidamente una actividad particular. Entre las atribuciones del ICafé se encuentra mediar en el pago entre exportadores y productores, a través del establecimiento de precios de liquidación por temporada y por región, asegurando pago justo a los productores. Los tratos se negocian de dos a tres años por adelantado para cada ciclo cafetalero, de forma que el total de la producción de varios años queda comprometido con los mercados internacionales. Otra de las funciones del ICafé, y que es parte del éxito de la comercialización de café diferenciado, es la promoción del grano a través de la indicación geográfica ‘Café de Costa Rica’ (B. Elizondo, comunicación personal, agosto de 2019).

            Los canales de articulación territorial se reconocen como las vías y medios de comunicación, que permiten la integración de diferentes niveles de interacción espacial en las actividades relacionadas con la caficultura. Un primer nivel de concentración se realiza entre los productores y el actor encargado del proceso del beneficio, incluyendo instalaciones industriales, microbeneficios y cooperativas. En algunos casos, el grano puede pasar a torrefactores locales ubicados en el corredor industrial San José-Cartago, o, como comúnmente ocurre, ser enviado directamente a torrefactores en el extranjero.

Actualmente, la ley costarricense busca que al menos el 2% de la producción total se destine al consumo nacional, sin embargo, trabajadores del ICafé señalan que la ley no se cumple, pues la totalidad de la producción es exportada, por lo que torrefactores locales importan café desde México, Guatemala, Honduras o Perú. El transporte del café hacia los mercados de exportación se realiza a través de contenedores sellados por el ICafé, y embarcados por los comercializadores a través de los puertos de Puntarenas y Caldera en el Pacífico, o Limón en el Atlántico, considerando principalmente el costo de traslado. Una parte menor de la producción es transportada vía aérea desde el Aeropuerto ‘Juan Santamaría’; ésta, suele corresponder a micro-lotes adjudicados por subasta electrónica.

            Entre los factores externos que inciden en la producción cafetalera, se pueden asociar la mano de obra migrante y el trasiego de café. En este orden de ideas, cabe resaltar que la migración más numerosa e importante hacia Costa Rica ha sido, históricamente, la nicaragüense (Figura 1), pues en la actualidad, más de la mitad de la población nacida en el extranjero, arriba desde Nicaragua, cerca de 295 mil personas en las estadísticas oficiales, sin embargo, estimaciones calculan cerca de 800 mil migrantes, que representarían el 16% de la población total de Costa Rica (Fundación Arias, 2000).

Figura 1. Población migrante en Costa Rica por país de origen. Elaborado con base en: Expansión, 2019.

 

            El trabajo migrante resulta relevante, puesto que los productores tienen la obligación de realizar la cosecha manualmente, conservando la tradición artesanal de Costa Rica y dando valor agregado al producto, sin embargo, no tienen la obligación de informar al ICafé sobre quiénes realizan la pisca en las fincas, por lo que los migrantes viven en condiciones de precariedad obteniendo sueldos por debajo del mínimo.

 

3. Alcance regional de la producción comercializada de café

La producción del café de Costa Rica se dirige hacia los principales mercados internacionales del mundo (Figura 2), mas no en las mismas proporciones ni direcciones que las de los principales productores, cuya conectividad se relaciona con factores como la cercanía de los mercados o disponibilidad de instalaciones para los eslabonamientos posteriores. La dispersión del café costarricense se dirige hacia mercados específicos de países desarrollados con una alta demanda de café especializado: los principales importadores de café de Costa Rica son Estados Unidos, Bélgica, Alemania, Australia y Corea del Sur. La reciente participación de empresas japonesas como Huataru y Murayama ha contribuido a la redirección de la producción hacia mercados diferenciados, presentándose en las tendencias actuales un incremento significativo de exportaciones hacia Japón, China y China-Taiwán, mientras la comercialización hacia Estados Unidos y los países europeos se ha mantenido constante.

Figura 2. Alcance de la producción de café para el ciclo 2016-2017. Elaborado con base en: Instituto del Café de Costa Rica, 2017

 

El aumento en la demanda ha obligado a productores de café especializado a desarrollar técnicas para mejorar el rendimiento sin comprometer la calidad del producto, para ello, el ICafé impulsa como prueba piloto un sistema de trazabilidad, que mediante la asignación de códigos QR únicos para cada lote, permite al consumidor rastrear la cadena productiva hasta el productor y momento de la cosecha, lo que busca vigilar la aplicación de prácticas sostenibles, así como disminuir el trasiego de café entre regiones, y que se da en la frontera sur desde Panamá a territorio costarricense.

El alcance regional de la producción comercializada de café de Costa Rica, se halla enmarcado en el contexto global, pues los flujos de exportación se encuentran dispersos hacia diferentes mercados del planeta, alcanzando mercados específicos con altas demandas de café especializado. De acuerdo con la dinámica histórica y tendencias recientes de la comercialización del café costarricense, el umbral de la actividad económica puede considerarse a partir de la distancia e intensidad del flujo hacia Estados Unidos, debido a la proporción de la exportación total y la relativa fácil comunicación con Costa Rica dada por la proximidad geográfica; mientras que las conexiones hacia Asia y Oceanía, y algunos países de Europa requieren estrategias específicas que faciliten la conectividad y el flujo de mercancías, cubriendo los costos de transporte a través del sobreprecio por el carácter diferenciado del café costarricense.

 

A manera de conclusión

La complejidad actual de la estructura territorial de la producción de café en Costa Rica se reconoce como producto de una serie de procesos dinámicos de transformación del territorio y de las relaciones espaciales entre los actores que intervienen en la actividad cafetalera. Entre los cambios recientes se identifica la desconcentración del proceso productivo en el espacio y los cambios en nivel de injerencia de los actores que inciden en los mecanismos de comercialización, como microbeneficios, sociedades cooperativas y el Instituto del Café. Entre los factores externos, se encuentra la migración nicaragüense y su inserción irregular en la actividad cafetalera como fuerza de trabajo en masa y a bajo costo.

            Parte del éxito de la comercialización del café de Costa Rica se debe al carácter especializado de la producción, y el papel de los diferentes actores en los procesos de exportación, posicionándose como café de alta calidad con valor agregado por la pisca tradicional y la promoción de la indicación geográfica ‘Café de Costa Rica’.

            El alcance regional de la comercialización de cafés diferenciados de Costa Rica posee una escala global, al alcanzar con cierta intensidad de flujo, mercados internacionales alejados, como los de Europa, Oceanía y el este de Asia, donde en los últimos años, la demanda de cafés diferenciados ha aumentado, permitiéndole a Costa Rica incidir con mayor intensidad.

 

Referencias bibliográficas

Amador, M., Madriz, C., Mc Adam, M. A. y E. D. Mena (2017) Propuesta de comercialización de una tienda de café de especialidad para la marca Kawah. Universidad de Costa Rica.

Cartay, R. (1969) La comercialización de café en Costa Rica a través de cooperativas. Tesis de maestría. Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura: San José, Costa Rica.

Expansión (2019) La inmigración en Costa Rica crece en 2.517 personas [En línea] en <https://datosmacro.expansion.com/demografia/migracion/inmigracion/costa-rica> [Consulta: 6 enero 2020]

Fundación Arias para la Paz y el Progreso Humano (2000) La población migrante nicaragüense en Costa Rica: realidades y respuestas. Centro de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos – Universidad de Costa Rica.

Instituto del Café de Costa Rica (2015) Informe sobre la actividad cafetalera de Costa Rica 2015. Instituto del Café de Costa Rica: Heredia, Costa Rica.

Instituto del Café de Costa Rica (2016) Informe sobre la actividad cafetalera de Costa Rica 2016. Instituto del Café de Costa Rica: Heredia, Costa Rica.

Instituto del Café de Costa Rica (2017) Informe sobre la actividad cafetalera de Costa Rica 2017. Instituto del Café de Costa Rica: Heredia, Costa Rica.

Instituto del Café de Costa Rica (2018) Informe sobre la actividad cafetalera de Costa Rica 2018. Instituto del Café de Costa Rica: Heredia, Costa Rica.

Montiel, E. (2020) Alcance regional de la producción comercializada de café de Costa Rica. Tesis de licenciatura. UNAM: Ciudad de México, México.

 

 

Ponencia presentada en el XXII Encuentro Internacional Humboldt – El “Regreso” de la Geopolítica. Santa Rosa – La Pampa – Argentina – 21 al 25 de septiembre de 2020 – MODALIDAD VIRTUAL.

Para ver la presentación en vivo, ingrese a: https://www.youtube.com/channel/UCyfxfhPdmoy3nWbFYs4E_nQ?view_as=subscriber DÍA 3.

 

 

 




[Adjunto no mostrado: image002.png (image/png) ]