Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 18701 al 18720 
AsuntoAutor
197/20 - VIAJANDO: Noticias
198/20 - La cara o Noticias
199/20 - Post pand Noticias
200/20 - VIAJANDO: Noticias
201/20 - La cara o Noticias
202/20 - La cara o Noticias
203/20 - VIAJANDO: Noticias
Re: NoticiasdelCeH g_aguila
204/20 - VIAJANDO: Noticias
Re: NoticiasdelCeH Ana Marí
RELATOS SIN IMÁGEN Noticias
205/20 - La cara o Noticias
206/20 - El ocaso Noticias
207/20 - VIAJANDO: Noticias
208/20 - EL "REGRE Noticias
209/20 - NUEVA GEO Noticias
210/20 - GRANDES C Noticias
211/20 - VIAJANDO: Noticias
212/20 - VIAJANDO: Noticias
213/20 - Gloria a Noticias
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 19038     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 197/20 - VIAJANDO: Andando una linda mañana de invierno por Plaka y Anafiotika
Fecha:Jueves, 6 de Agosto, 2020  00:33:31 (-0300)
Autor:Noticias del CeHu <noticias @..............org>

NCeHu 197/20

 

Andando una linda mañana de invierno por Plaka y Anafiotika

 

Al día siguiente, cuando nos levantamos, salimos al balcón del hotel. Nos asomamos primero hacia la derecha, por la calle Cherefontos, y luego hacia la izquierda, por la calle Thalou; ambas estaban vacías, aunque no era muy temprano. Hacía bastante frío pero con sol, a pesar de que Perséfone se encontrara en poder de Hades. Y como el desayuno del hotel era tan abundante y variado como caro, en relación con el precio de la habitación, salimos a desayunar a uno de los tantos bares de la zona.

 

 

Desde el balcón de la habitación del Adam’s Hotel hacia la calle Cherefontos

 

 

 

Desde el mismo balcón hacia la calle Thalou

 

 

 

Laurita tomando su chocolatada en un bar de Plaka

 

 

Salimos a caminar por Plaka, barrio ubicado a la vera de la colina de la Acrópolis. Tenía una atmósfera pueblerina, con sus calles adoquinadas y pequeñas tiendas donde se ofrecían diferentes prendas, entre ellas ropa deportiva, artesanías, cerámicas, joyas y todo tipo de recuerdos destinados a los turistas. También abundaban las mesas de restoranes y bares en la vereda con las lógicas coberturas muy bien calefaccionadas durante el invierno. Y si bien, no había una calle principal, sin duda, Adrianou era una de las más destacadas.

 

 

Diversidad de locales comerciales en la calle Adrianou

 

 

 

Por la calle Adrianou

 

 

 

Laurita en la calle Adrianou

 

 

Siguiendo por la calle Thrasyllou , que luego se transformaba en Strafonos llegamos al barrio de Anafiotika.

Nosotras comenzamos a ascender por la ladera noreste de la colina de la Acrópolis  hasta llegar a un determinado punto en que nos detuvimos para tener una visión parcial de la ciudad, además, de su monte Licabeto de 299 m.s.n.m.

 

 

Subiendo a la colina de la Acrópolis por la vertiente nordeste

 

 

 

Vista parcial de Athina con el monte Licabeto desde la ladera noreste de la colina de la Acrópolis

 

 

 

Laurita y el monte Licabeto de 299 m.s.n.m.

 

 

Anafiotika estaba situado a los pies de la Acrópolis, justo por encima de Plaka. Sus casas habían sido construidas a mediados del siglo XIX por una población de albañiles provenientes de la isla de Anafi, en las Cícladas, que se habían trasladado a Athina para la construcción del palacio del rey Otón I de Grecia. Por lo tanto, hicieron el barrio a imagen y semejanza de su lugar de origen, con pequeñas casas de uno o dos pisos, todas pintadas de blanco, con puertas y ventanas azules, formando tortuosas y angostísimas callejuelas. Debido a este estilo arquitectónico y a la estructura de la distribución de las viviendas, los atenienses decían que se trataba de “una isla sin su mar”.

Durante todo el recorrido no vimos absolutamente a nadie; y el silencio era tal, que se escuchaba el canto de los pájaros.

 

 

Laurita en Anafiotika

 

 

 

Casitas blancas con puertas y ventanas azules en Anafiotika

 

 

 

Calle en escalera en Anafiotika

 

 

 

Laurita en la calle-escalera de Anafiotika

 

 

Continuamos ascendiendo y ya tuvimos una visión panorámica de Athina, de su cerro, y de las colinas circundantes.

 

 

Continuamos ascendiendo por la ladera nordeste de la colina de la Acrópolis

 

 

 

Vista panorámica de Atenas con el monte Licabeto

 

 

 

Laurita desde el mirador de la ladera nordeste de la colina de la Acrópolis

 

 

Hacia el otro lado, veíamos, a lo alto, los templos antiguos de la Acrópolis, pero el paso estaba cerrado ya que el ingreso se encontraba en el llano, y con una casilla destinada a la venta de entradas. Así que, volvimos sobre nuestros pasos, yendo y viniendo entre las viviendas y disfrutando del paisaje de una isla griega seca, en medio de una gran ciudad.

 

 

Ana María Liberali