Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 18481 al 18500 
AsuntoAutor
=?UTF-8?Q?art=C3=A Stella A
6/20 - VIAJANDO: C Noticias
7/20 - RADIO DEL O Noticias
8/20 - MODERNIZACI Noticias
9/20 - CUADERNOS D Noticias
10/20 - VIAJANDO: Noticias
11/20 - Extractivi Noticias
12/20 - Comunicado Noticias
13/20 - Transforma Noticias
14/20 - El declive Noticias
=?UTF-8?Q?art=C3=A Stella A
15/20 - ¿De qué va Noticias
16/20 - A "NOVA" G Noticias
17/20 - HISTÓRICO Noticias
18/20 - TERRITÓRIO Noticias
=?UTF-8?Q?art=C3=A Stella A
19/20 - BREVE ANÁL Noticias
20/20 - A MENSURAÇ Noticias
21/20 - V CONGRES Noticias
22/20 - EDUCAÇÃO E Noticias
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 18823     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 11/20 - Extractivismo urbano y dinámicas de rururbaniz ación de espacios costeros: conflicto en Quirilluca, Región de Valparaíso, Chile.
Fecha:Miercoles, 1 de Abril, 2020  02:11:43 (-0300)
Autor:Noticias del CeHu <noticias @..............org>

NCeHu 11/20

 

 

 

 

Extractivismo urbano y dinámicas de rururbanización de espacios costeros: conflicto en Quirilluca, Región de Valparaíso, Chile.

 

Luis Díaz Aravena[1]

Tamara Puchi Quinchel[2]

Universidad Austral de Chile

 

 

RESUMEN

Los procesos de extractivismo urbano se sitúan en el análisis del conflicto asociado al desarrollo habitacional en el sector de Quirilluca, comuna de Puchuncaví, Región de Valparaíso. El análisis centra su atención en las formas de entender y producir la naturaleza considerando el panorama actual en un espacio de rururbanización, debido a un proyecto de inversión inmobiliaria que pretende construir 14.180 viviendas en un plazo de 45 años en el denominado Fundo de Quirilluca que cuenta con 1.014 hectáreas. Desde una metodología cualitativa de estudio de caso, se elabora una discusión desde la ecología política, evidenciado las relaciones de poder e influencia que ejercen los actores que configuran este conflicto socioambiental.

 

INTRODUCCIÓN

¿Dónde y para quiénes se construye?, si pensamos en la creciente urbanización de las áreas metropolitanas y la transformación de suelo rural en urbano ha posicionado a una creciente especulación inmobiliaria que se relaciona con el extractivismo urbano. La plusvalía del suelo, ha confortado la compra de espacios rurales a un menor costo de las ganancias que se obtienen tras su urbanización.

Así el extractivismo urbano estaría ligado a la generación de renta para las corporaciones inmobiliarias, el que está consolidando ciudades degradadas, violentas, insalubres, privatistas y antidemocráticas. Al extractivismo urbano o urbanismo neoliberal hay que oponerle el derecho a la ciudad y el problema es que el derecho a la ciudad, como dice el propio Harvey, es que todos piensan que tienen ese derecho, incluso los detentores del mercado inmobiliarios (Viale, 2017).

Adicionalmente en ello se observa un extractivismo clásico, que guarda relación con la mercantilización de la naturaleza, así la tarea sería desprivatizar sus espacios públicos y convertirlos en verdaderos bienes públicos.  Sin embargo, en este caso las relaciones de poder y procesos territoriales se enmarcan en un escenario donde los bienes públicos, como el acceso a una playa o áreas de conservación han sido privatizados para otros usos, facilitados por la ampliación del límite urbano es que se observa en este caso dinámicas de rururbanización.

Sobre la base de los espacios rururbanos, se explica por los fenómenos que acontecen en el continuo urbano- rural, en ella Barros (1999), nos acerca a las seis categorías propuestas por Ramón García las cuales son:  el espacio urbano propiamente dicho, el espacio periurbano o áreas urbanas discontinuas, el espacio semiurbano (con alternancia de usos), el espacio semirural urbanizado, el espacio rural dominado por la actividad agraria pero con algunas influencias urbanas como por ejemplo las derivadas de la descentralización industrial y, por último, el espacio rural "marginal" (García, 1995; en Barros, 1999).

En lo anterior, el espacio semirural urbanizado o en proceso de urbanización frecuentan dinámicas asociadas a lo rural, o para este caso, asociados a la nueva ruralidad con predominancia de nuevos usos especializados, como es la segunda residencia y el uso turístico, además se reconocen las funciones territoriales de estos espacios, como es lo que proporciona la conservación de los bienes comunes tomando especial atención a la dinámica ecosistémica que proporciona la naturaleza. Todo esto tiene una mixtura con prácticas y relaciones sociales urbanas, que evidencian la desterritorialización evidenciado por (Haesbaert, 2004)

En el mismo orden de ideas, la conflictualidad es el proceso de enfrentamiento permanente en las interpretaciones que objetivan las permanencias y/o superaciones de las clases sociales, grupos sociales, instituciones, espacios y territorios (Fernandes, 2008c; en Mançano, 2008)

En esta disputa, procesos de acumulación por desposesión que declara el geógrafo David Harvey en su libro Breve Historia del Neoliberalismo, se centran en : la empresarialización, la mercantilización y la privatización de los activos previamente públicos, los que han sido un rasgo distintivo del proyecto neoliberal. Se le suma, la desregulación que permitió al sistema financiero convertirse en unos de los principales centros de actividad redistributiva a través de la especulación, la depredación, el fraude y el robo. Para finalizar en la “trampa de la deuda”, como principal instrumento de la acumulación por desposesión (Harvey, 2007). Estos factores se sitúan como antecedentes en este caso.

El caso de Maratué en Puchuncaví, presentando al SEIA en septiembre del año 2017 para su calificación ambiental, puede ser entendido desde distintas perspectivas según la Ecología Política, en ella nos centraremos desde una perspectiva de distintas formas de entender y producir la naturaleza.

 

El proyecto Desarrollo Urbano Habitacional Maratué de Puchuncaví de 1.014 hectáreas el que pretende construir 14.180 viviendas (incluyendo alrededor de 2.000 viviendas del tipo subsidiable) las que serán construidas gradualmente en un plazo de 45 años.

Los “Acantilados de la Quirilluca”, están considerados como el primer sitio de interés a nivel local para la conservación definidos en la Estrategia Regional para la Conservación de la Biodiversidad de la Región de Valparaíso (2005), en esta se establece un listado de 51 sitios, donde en el área de Quirilluca, Puchuncaví se sitúa con 508 ha de conservación, sin embargo, sólo en este proyecto se sitúan 266 ha del total apto para la conservación.

Este lugar destaca por poseer un área de nidificación de aves piqueros (Sula variegata), una familia de nutrias marinas o chungungos (Lontra felina) y por la presencia de la especia Belloto del Norte (Beilschmiedia miersii) bosque nativo de la Quebrada de Quirilluca (Bosque Nativo de Preservación), como se observa en el Mapa 2, dentro del área del proyecto se considera un porcentaje no menor, que atiende a las áreas protegidas y sitio prioritarios para la conservación.

Los impactos asociados con este proyecto van en distintas esferas; daños al patrimonio ambiental y al ecosistema terrestre, alteración comunidades florísticas (matorral, pradera y bosque esclerófilo), alteración de las condiciones ambientales de ecosistemas acuáticos al afectar la dinámica de las aves acuáticas por cambios en su hábitat como son los dos humedales que se encuentran en el área del proyecto. De igual forma, se añade daños al patrimonio arqueológico e histórico, en un sitio donde existen hallazgos del Período Alfarero Temprano.

El proyecto considera alteración a nivel paisajístico y en sus atractivos naturales o culturales, como es el área turística denominada “Litoral Quintero- La Ligua”, siendo sus principales hitos turísticos Las Ventanas, Caleta Horcón, Playa Quirilluca, Caleta Maitencillo y Balnerario Maitencillo. Cabe agregar que, en este lugar, se encuentra la playa La Luna, conocida por su condición de balneario nudista de la Región de Valparaíso.

Estos imponentes acantilados de 40m de altura, formados por areniscas medianas y finas, y conglomerados correspondientes a sedimentos marinos de la Formación Horcón, son además uno de los 5 geositios reconocidos por la Sociedad Geológica de Chile en la comuna de Puchuncaví, declarados como tal en el año 2013[3].

Como una verdad ciudad, esta iniciativa liderada por la familia Leria, considera entre sus medidas de compensación la creación de área de conservación y mejoramiento del bosque nativo y hábitat en el área de influencia. Además, considera como medidas de mitigación, áreas buffer para los humedales y zona de protección para el Bosque de Belloto y la zona de nidificación para las aves piquero.

De esta forma, se abre la discusión en cómo se entiende la naturaleza como algo socialmente construido y que, por ende, refleja juicios y valores, abre un rango de definiciones y significados que le dan una complejidad y riqueza al análisis de la relación sociedad-naturaleza. Esta contiene una determinada posicionalidad discursiva, cuya validez surgen y se evidencian las relaciones de poder (Bustos, Prieto, & Barton, 2014).

En síntesis, atendiendo a las relaciones de poder que se ejercen en los territorios, y en especial sobre la naturaleza es evidente que la interacción se produce por medio de la apropiación como lo menciona Harvey (2007),  pero reconocemos  en el trabajo el permanente desarrollo que tiene la naturaleza humana con la naturaleza exterior entendiendo este proceso como metabolismo social, un proceso dialéctico, ya que al transformar la naturaleza los seres humanos se transforman a sí mismos, transformando, por lo tanto, su propia naturaleza (Kruter & Misoczky, 2015).

El debate es amplio, pero si sólo tomamos atención a como el hombre entiende el trabajo y relacionando la crisis ambiental con la crisis del capitalismo, nos acercamos a la posición que juega el conocimiento en esto. Como menciona (Leff, 2004) “el conocimiento ha desestructurado a los ecosistemas, degradado el ambiente y desnaturalizado a la naturaleza”, lo lógico sería acercarnos como investigadores en el territorio inmaterial, el que está formado por ideas y diferentes pensamientos: re-hacer lecturas sobre la construcción de los territorios, coincidiendo en que no es el conocimiento el que ha desestructurado la naturaleza, sino más bien combatir la colonización interna de la academia, con el posicionamiento del conocimiento occidental como forma válida de conocer. 

Finalizo, con la idea de manzano, que considera el territorio inmaterial no se limita sólo a la esfera de la ciencia, también pertenece a la esfera de la política (Mançano, 2008). En ello, este análisis colabora en aumentar las discusiones desde las organizaciones hasta la academia.

 

Referencias bibliográficas

Barros, C. (1999). De rural a rururbano: transformaciones territoriales y construcción de lugares al sudoeste del área metropolitana de Buenos Aires.

Bustos, B., Prieto, M., & Barton, J. (2014). Ecologia política en Chile. Santiago: Editorial Universitaria.

García, R. (1995). Geografía Rural. Madrid: Síntesis.

Haesbaert, R. (2004). El mito de la desterritorialización.

Harvey, D. (2007). Breve Historia del Neoliberalismo.

Inmobiliaria El Refugio. (2017). Estudio de Impacto Ambiental Desarrollo Urbano Habitacional Maratué de Puchuncaví.

Kruter, R., & Misoczky, M. (2015). Hacia una crítica ontológica de la Ecología Política en América Latina. En M. E. Tijoux, Naturaleza Americana, Extractivismo y Geopolítica del Capital (págs. 61-86). Santiago: LOM Ediciones.

Leff, E. (2004). Saber ambiental: la reapropiación social de la naturaleza. Ciudad de México.

Mançano, B. (2008). Sobre la tipología de los territorios.

Viale, E. (2017). El extractivismo urbano. En A. M. Vásques Duplat, Extractivismo urbano, debates para una construcción colectiva de las ciudades (págs. 15-20). Buenos Aires: Editorial El Colectivo.

 

 

 

 

 



[1] Licenciado en Conservación de Recursos Naturales, Universidad Austral de Chile, Diplomado en Ecología Social y Ecología Política, Universidad de Santiago – Fundación Heinrich Böll

[2] Licenciada en Geografía y Planificación Territorial, Universidad Austral de Chile, Diplomada en Ecología Social y Ecología Política, Universidad de Santiago – Fundación Heinrich Böll

[3] Acantilados costeros de Quirilluca, Puchuncavi (Sociedad Geológica de Chile) http://sociedadgeologica.cl/acantilados-costeros-de-quirilluca-puchuncavi/

 



[Adjunto no mostrado: image001.png (image/png) ]