Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 18421 al 18440 
AsuntoAutor
42/19 - ARGENTINA Noticias
43/19 - El tecno-f Noticias
44/19 - Del neolib Noticias
45/19 - VIAJANDO: Noticias
46/19 - El surf: Noticias
47/19 - VIAJANDO: Noticias
=?utf-8?Q?Re:_Noti Zeno Soa
48/19 - VIAJANDO: Noticias
49/19 - ¿Es tan pe Noticias
50/19 - VIAJANDO: Noticias
51/19 - La familia Noticias
=?UTF-8?Q?Re:_Noti silvia h
52/19 - HOY 25 DE Ana MarŪ
53/19 - VIAJANDO: Centro H
54/19 - XXI Encuen Centro H
=?UTF-8?Q?55=2F19_ Centro H
Fwd: NoticiasdelCe Centro H
=?UTF-8?Q?art=C3=A Stella A
=?UTF-8?Q?art=C3=A Stella A
=?UTF-8?Q?art=C3=A Stella A
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
PŠgina principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 18771     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:Fwd: NoticiasdelCeHu 53/19 - VIAJANDO: A Valdivia por la Conferencia Regional Humboldt
Fecha:Miercoles, 29 de Mayo, 2019  21:48:40 (-0300)
Autor:Centro Humboldt <centrohumboldt1995 @.....com>



---------- Forwarded message ---------
De: Juan Antonio M√¡rquez Dominguez <antonio@uhu.es>
Date: lun., 27 may. 2019 a las 14:47
Subject: Re: NoticiasdelCeHu 53/19 - VIAJANDO: A Valdivia por la Conferencia Regional Humboldt
To: Centro Humboldt <centrohumboldt1995@gmail.com>


Compa√Īeros, bonito viaje y territorios que alguna vez recorr√≠ con Adriano Rovira Pinto

Un abrazo

Juan A. M√¡rquez

El 27/05/2019 a las 3:04, Centro Humboldt escribió:

NCeHu 53/19


 

A Valdivia por la Conferencia Regional Humboldt

 

Entre los días 25 y 27 de noviembre de 2015 se realizaría en la ciudad de Valdivia, región de los Ríos, Chile, la II Conferencia Regional Humboldt, organizada por el Centro de Estudios Alexander von Humboldt y la Universidad Austral de Chile. Por lo que el día 23 partí junto a Omar, Joao Batista Villas Boas Simoncini y Alan Rebottaro desde Ezeiza rumbo a Santiago de Chile en un avión de Sky.

El vuelo fue espectacular, y pudimos ver con toda nitidez los campos cultivados del noroeste de la provincia de Buenos Aires y del sur de la de Córdoba, así como la Cordillera en todo su esplendor. Pero, no sé qué toqué y borré todas las fotos que había tomado en ese tramo.

Paramos una noche en el hotel Ibis y al día siguiente salimos rumbo a Valdivia en el Tur Bus. Tomamos la ruta cinco hacia el sur, pasando por diferentes ciudades, cada una con una característica particular.

Rancagua y Talca se destacaban por sus vi√Īedos, as√≠ como Linares por ser la mayor productora de arroz, Chill√¡n por el sector agropecuario, Perquenco por sus praderas naturales, Lautaro por sus cultivos y sus industrias cervecera y frigor√≠fica, y Temuco tanto por la industria maderera como por ser el principal centro comercial del sur de Chile, habiendo surgido all√≠ la empresa Cencosud.

 

Circulando por la ruta 5

 

 

Puente sobre el río Claro, en la región del Maule

 

 

Llegando a Talca

 

 

Talca florida

 

 

Producción de arroz en Linares

 

 

Riego por aspersi√≥n en los campos cercanos a Chill√¡n

 

 

Silos en los campos de Chill√¡n

 

 

Producci√≥n de ganado en Chill√¡n

 

 

Puente sobre el r√≠o √Ďuble

 

 

Maquinaria agr√≠cola en Chill√¡n

 

 

Ciudad de Chill√¡n

 

 

Una breve parada

 

 

Producción maderera en el camino

 

 

Camiones trasladando madera

 

 

Praderas naturales en Perquenco

 

 

Silos en las cercanías de Lautaro

 

 

Llegando a Temuco advertimos que no quedaba casi nada del bosque nativo y que hab√≠a grandes √¡reas reforestadas con pinos que serv√≠an como materia prima para la industria del mueble.

 

Plantación de pinos en las proximidades de Temuco

 

 

Ingresando a la ciudad de Temuco

 

 

Establecimientos agropecuarios en la periferia de Temuco

 

 

El √≥mnibus tuvo una parada m√¡s larga en la terminal de Temuco, lo que nos permiti√≥ concurrir a los sanitarios, pero, ins√≥litamente nos cobraron la suma de doscientos cincuenta chilenos, algo no acostumbrado en la Argentina, donde, a lo sumo, se daba una propina a voluntad.

 

Terminal de ómnibus de la ciudad de Temuco

 

 

Hotel Diego de Almagro en el Centro de Temuco

 

 

El Centro Comercial Easy en la avenida Caupolic√¡n

 

 

SOMOS DEL D√ČBIL EL PROTECTOR

(Himno de los Carabineros de Chile)

 

 

Al dejar Temuco cruzamos el río Cautín, y si bien habíamos visto muchos camiones trasladando troncos o maderas a lo largo de toda la ruta, a partir de allí, se incrementó su presencia.

 

Cruzando el río Cautín al salir de Temuco

 

 

M√¡s camiones cargando troncos

 

 

Llegamos a Valdivia cuando ya era de noche, y nos estaban esperando Adriano Rovira y Hortensia Frez. Nos acompa√Īaron hasta el departamento que hab√≠amos reservado, y luego, nos invitaron a cenar a su casa. Pasamos una hermosa noche, en que, adem√¡s de su hospitalidad, nos deleitaron con exquisitas especialidades gastron√≥micas, y nos relataron sus experiencias durante un viaje a la China.

Al d√≠a siguiente, ya mi√©rcoles 25 de noviembre, tuvimos un almuerzo de bienvenida en un restaurant de Isla Teja con profesores de la Universidad Austral de Chile, donde dimos comienzo a la Conferencia Regional Humboldt.¬†Pero dos de los tres d√≠as de duraci√≥n fueron destinados al taller interno entre los integrantes del proyecto ‚ÄúAm√©rica Latina como Geograf√≠a‚ÄĚ.

 

Roberto Martinic Valencia y Adriano Rovira durante el almuerzo de bienvenida

 

 

Alan Rebottaro, Joao Simoncini y Omar Gejo

 

 

Durante la tarde, ya finalizadas las reuniones académicas, hicimos un paseo recorriendo a pie, la ciudad de Valdivia y sus alrededores.

Primeramente cruzamos el puente sobre el r√≠o Callecalle que un√≠a a Isla Teja con el casco c√©ntrico de Valdivia, desde el cual se pod√≠a ver el puerto as√≠ como el imponente Hotel Dreams Pedro de Valdivia, el m√¡s alto de la ciudad.

 

Omar, Joao y Alan cruzando el puente sobre el río Callecalle

 

 

Puerto de Valdivia sobre el río Callecalle

 

 

Vista del Hotel Dreams Pedro de Valdivia, el edificio m√¡s alto de la ciudad

 

 

Y bordeando el r√≠o Callecalle fuimos hasta la feria artesanal ‚ÄúCamino de Luna‚ÄĚ, donde hab√≠a toda clase de art√≠culos, muchos de ellos de gran belleza.

 

En el interior de la feria artesanal ‚ÄúCamino de Luna‚ÄĚ

 

 

Mural en la feria artesanal

 

 

Luego continuamos caminando por la avenida Arturo Prat, y desde la esquina de la calle Libertad, divisamos la Catedral de Valdivia. Unos metros m√¡s adelante hab√≠a un p√©ndulo de Foucault, y m√¡s adelante referencias a diferentes acontecimientos relevantes de la ciudad, como el devastador terremoto de 1960, la actividad volc√¡nica de la zona, y sobre el adelantado Pedro de Valdivia.

 

Esquina de la avenida Arturo Prat y Libertad, al fondo la Catedral de Valdivia

 

 

El terremoto de 1960 fue el domingo 22 de mayo, pasadas las tres de la tarde…

Un terremoto de 9.5, el m√¡s grande registrado en la historia de la humanidad, sacudi√≥ el pa√≠s desde Talca a Chilo√©. El lago Ri√Īihue colaps√≥ por los derrumbes de los cerros y en s√≥lo minutos se abrieron grietas de hasta dos metros en las calles de Valdivia. Aparte de los da√Īos y p√©rdida de vidas (2.300 muertos), se interrumpieron las comunicaciones, se destruyeron industrias, caminos, v√≠as f√©rreas, y cambi√≥ la geograf√≠a del sur de Chile. Pero el terror lleg√≥ horas m√¡s tarde, cuando el mar arras√≥ la costa. Isla Mocha, Puerto Saavedra, Queule, Valdivia, Mehu√≠n, Corral, Bah√≠a Mansa, Maull√≠n, Puerto Montt y Ancud, entre otros, no volvieron a ser los de antes.

 

En relación con el devastador terremoto de 1960

 

 

El volc√¡n Chait√©n o ‚Äúcanasto de agua‚ÄĚ para los huilliche, es la capital de la provincia de Palena y una de las puertas de entrada a la Patagonia. Fue poblada paulatinamente desde comienzos del siglo XX por chilotes y argentinos. Sepultado por una nube de cenizas que lleg√≥ hasta Buenos Aires, en 2008, Chait√©n hizo noticia: se convirti√≥ en un pueblo fantasma por la erupci√≥n de su volc√¡n. Mientras se evacuaban sus 4.000 habitantes, las autoridades debat√≠an si refundar o no la ciudad en otro lugar.

En 2011, el gobierno acord√≥ mantener la capital provincial en el casco norte del pueblo. Entonces se inici√≥ el repoblamiento y‚Ķ ¬¡logr√≥ no ser borrada del mapa!

 

Referencia a la actividad volc√¡nica de la zona

 

 

Cuentan que los extreme√Īos In√©s de Su√¡rez y Pedro de Valdivia se conocieron en Per√ļ. √Čl era maestre de campo del conquistador Francisco de Pizarro y ella ven√≠a al Nuevo Mundo en busca de su marido. Una vez aqu√≠, se enter√≥ de su fallecimiento. Viuda, do√Īa In√©s de Su√¡rez (1507-1580) comenz√≥ su romance con Pedro de Valdivia (1500-1553), para esc√¡ndalo de muchos, pues este era casado. Desde el Cuzco emprendieron viaje a Chile y llegaron al valle del r√≠o Mapocho. All√≠, el conquistador fund√≥ Santiago de la Nueva Extremadura (1541) y organiz√≥ el reino de Chile. Encontr√≥ la muerte, emboscado por su paje Lautaro, en la batalla de Tucapel (1553).

Santa Mar√≠a la Blanca de Valdivia fue fundada en 1552 por Valdivia, el primer gobernador de Chile, fue destruida en 1602 en medio de la sublevaci√≥n general mapuche. Visitada por corsarios y piratas en los siglos XVII y XVIII, logr√≥ defenderse con un sistema de fuertes, que, adem√¡s, la protegi√≥ de los asaltos ind√≠genas. A mediados del siglo XIX fue cuna de la colonizaci√≥n alemana. Conoci√≥ de incendios, terremotos y tsunamis, como el de 1960, que la marcar√≠a para siempre. En el siglo XX vio llegar la Universidad Austral y, en 2007, se constituy√≥ en capital de la Regi√≥n de Los R√≠os.

‚ÄúEl martirio de Pedro de Valdivia‚ÄĚ seg√ļn do√Īa In√©s.

‚ÄúA una orden del √Īidoltoqui (Lautaro) los mapuche, enardecidos, desfilaron ante Pedro de Valdivia con afiladas conchas de almeja, sac√¡ndole bocados del cuerpo. Hicieron un fuego y con las min√ļsculas conchas le arrancaron los m√ļsculos de los brazos y las piernas, y lo asaron y se lo comieron delante de √©l.

Esta macabra org√≠a dur√≥ tres noches y dos d√≠as, sin que la madre Muerte socorriese al infeliz cautivo. Por fin, al amanecer del tercer d√≠a, al ver Lautaro que Valdivia se mor√≠a, le verti√≥ oro derretido en la boca, para que se hartase del metal que tanto le gustaba y tanto sufrimiento causaba a los indios en las minas‚ÄĚ.

 

Sobre el fundador de Santa María la Blanca de Valdivia

 

 

M√¡s adelante encontramos placas referidas a las obras llevadas a cabo en relaci√≥n con las cat√¡strofes naturales que hab√≠an afectado a Valdivia, as√≠ como un busto en honor al h√©roe valdiviano Vicente Castro de Or√≥stegui Coronado, muerto en acci√≥n el 21 de mayo de 1879 a bordo de la corbeta Esmeralda, en cumplimiento de la arenga de su capit√¡n Arturo Prat, durante la Guerra del Pac√≠fico.

 

Placas referidas a las cat√¡strofes naturales que afectaron a Valdivia

 

 

Al héroe valdiviano Vicente de Oróstegui Coronado

 

 

Frente a los terrenos de la ex ‚Äď aduana, estaba nada menos que el submarino O‚ÄôBrien que hab√≠a sido atracado all√≠ seis a√Īos antes para ser convertido en un museo.

 

Submarino O’Brien devenido en museo

 

 

Y deambulando por otros sitios de la ciudad, muchos carteles de protesta por parte de la ANEF (Agrupación Nacional de Empleados Fiscales), estaban fijados a las paredes, demostrando la disconformidad con la administración de turno.

 

Carteles de protesta de la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales

 

 

El jueves por la ma√Īana Hortensia nos llev√≥ a pasear visitando los barrios de Isla Teja para despu√©s proseguir hasta la caleta Los Molinos, lugar donde se produc√≠an tsunamis con frecuencia.

 

Una de las modernas casas de Isla Teja

 

 

Bordeamos el r√≠o Valdivia hasta llegar a la Terminal de Transbordadores Niebla, pasando por √¡reas donde las laderas sin vegetaci√≥n estaban contenidas por bloques de cemento para evitar derrumbes.

Luego continuamos hasta la caleta Los Molinos, y desde allí, ya pudimos ver la desembocadura del río Valdivia en el océano Pacífico.

 

Bordeando el río Valdivia

 

 

Llegando a la Terminal de Transbordadores Niebla

 

 

Ladera contenida por bloques de cemento para evitar derrumbes

 

 

Terminal de Transbordadores Niebla

 

 

Con Hortensia en un mirador del río Valdivia

 

 

Vista panor√¡mica de la caleta Los Molinos

Al fondo, el río Valdivia desembocando en el océano Pacífico

 

 

A pesar de ser una zona de elevado riesgo sísmico y de tsunamis, vislumbramos, y nos lo confirmó Hortensia, que se estaban edificando gran cantidad de hospedajes y de establecimientos gastronómicos.

 

Aquí comenzaba la Ruta del Mar y de la Selva Valdiviana

 

 

Con Omar, Joao y Alan en caleta Los Molinos

 

 

Indicaciones sobre evacuación por tsunamis

 

 

Algas en la playa Los Molinos

 

 

Indicación de ZONA DE AMENAZA de TSUNAMI a metros de la Capilla Cristo Peregrino

 

 

Sistema de alerta de tsunami de la Armada de Chile

 

 

Camping Vista Hermosa, en la barranca de la caleta Los Molinos

 

 

Embarcaciones endebles en el río Valdivia

 

 

Trabajador del lugar con su indumentaria adecuada

 

 

RECUPERANDO TIERRAS ANCESTRALES

USURPADAS X CODICIO$O$

AVALADOS CON CONTRATOS FRAUDULENTOS

 

 

Retornando a la ciudad a través de la selva valdiviana

 

 

Nuevamente en Isla Teja, ingresamos al predio de la Universidad Austral de Chile, y recorriendo sus jardines y deteniéndonos en el Museo E. A. Philippi de la Exploración y en el Museo Histórico y Antropológico Mauricio Van de Maele, para luego continuar por la Costanera Cultural desde donde obtuvimos hermosas vistas de la ciudad.

 

Jardines de la Universidad Austral de Chile

 

 

Museo R. A. Philippi de la Exploración

 

 

Con Joao, Omar, Hortensia y Alan frente al Museo Histórico y Antropológico Mauricio Van de Maele

 

 

Vista de Valdivia con el puente sobre el río Callecalle y el hotel Dreams Pedro de Valdivia

 

 

Vista de Valdivia en la zona del puerto y la catedral en el centro de la imagen

 

 

Y desde all√≠ Hortensia nos llev√≥ a conocer una obra inconclusa que hab√≠a significado un verdadero fiasco para la poblaci√≥n valdiviana. Se trataba de la construcci√≥n del puente Cau Cau, cuya construcci√≥n hab√≠a sido adjudicada por el Ministerio de Obras P√ļblicas a la empresa espa√Īola AZVI CHILE S. A., y tendr√≠a la ventaja de poder abrirse para el paso de barcos de gran porte, es decir que ser√≠a basculante.

En diciembre de 2011, el presidente de Chile, Sebasti√¡n Pi√Īera, hab√≠a colocado la primera piedra, dando as√≠ por inaugurado el inicio de las obras, cuyo plazo de ejecuci√≥n era de novecientos d√≠as. Pero a menos de dos a√Īos, fue detenido un falso top√≥grafo que trabajaba en el lugar, y poco tiempo despu√©s, los tableros basculares fueron puestos err√≥neamente, por lo que, llegando a febrero de 2015, se presentaron fallas en el sistema de alzamiento de los brazos. Fue as√≠, entonces, que el Ministerio de Obras P√ļblicas declar√≥ el t√©rmino anticipado del contrato de la licitaci√≥n adjudicataria a la empresa AZVI.

El desastre fue tan evidente que, en octubre de 2015, el canal estadounidense Discovery, calific√≥ a este puente como ‚Äúhorror de c√¡lculo‚ÄĚ, documental que emiti√≥ en sus pantallas. Al mes siguiente, cuando nosotros est√¡bamos all√≠, el puente continuaba con sus brazos levantados en forma permanente sin poder comunicar a ambas m√¡rgenes del r√≠o Cau Cau como indicaba el eslogan del Ministerio de Obras P√ļblicas ‚ÄúOBRAS QUE UNEN CHILENOS‚ÄĚ.

 

¬¿OBRAS QUE UNEN CHILENOS?

 

 

El puente Cau Cau había quedado permanentemente levantado

 

 

Esa ma√Īana concluimos el paseo con la visita al Gabinete de Patolog√≠a de la Universidad Austral de Chile, donde pudimos observar animales con diferentes deformaciones.

 

Animales deformados exhibidos en el Gabinete de Patología de la Universidad Austral de Chile

 

 

Durante la tarde hicimos las presentaciones formales en la Universidad Austral de Chile. Omar Gejo, del Centro Humboldt y Universidad Nacional de Luj√¡n, dio comienzo a la jornada abierta al p√ļblico, desarrollando los lineamientos generales del proyecto, para luego continuar Adriano Rovira Pinto, Coordinador de la Conferencia, miembro del Centro Humboldt y profesor de la Universidad Austral de Chile, con el tema ‚ÄúGeohistoria Econ√≥mica de Chile‚ÄĚ.

Tras un breve corte, yo continu√© con la ponencia ‚ÄúFormaci√≥n de las econom√≠as regionales de Argentina y Brasil‚ÄĚ junto con mi colega Joao Villas Boas Simoncini, representando a las universidades de Buenos Aires (Argentina) y Santa Maria (Brasil) respectivamente, y ambos al Centro Humboldt.

Luego, Claudio Rosales Urrutia (Universidad de Los Lagos) se refiri√≥ a ‚ÄúLa actividad salmonera en Chile‚ÄĚ, mientras que Roberto Martinic Valencia (Universidad Austral de Chile) hizo lo propio con ‚ÄúEl crecimiento de la Industria del Retail en Chile y sus efectos en la producci√≥n del espacio urbano‚ÄĚ.

Posteriormente, Susana Coper W. hizo referencia a la ‚ÄúCaracter√≠sticas actuales de la econom√≠a chilena‚ÄĚ, para continuar las exposiciones Alan Rebottaro, de la Universidad Nacional de Luj√¡n, y Omar Gejo sobre ‚ÄúArgentina como Geograf√≠a‚ÄĚ.

 

 

http://www.elistas.net/lista/humboldt/archivo/indice/17166/msg/17499/cid/589DC50B33EF444BAEF981D1AB203C6F@PCOMAR

Omar Gejo y Adriano Rovira Pinto, coordinador del evento,

durante la apertura de la II Conferencia Regional Humboldt en la Universidad Austral de Chile

 

 

 

 http://www.elistas.net/lista/humboldt/archivo/indice/17166/msg/17499/cid/4954E733F0C14DA5AEAD8397E4C50A50@PCOMAR

Alan Rebottaro, Joao Batista Villas Boas Simoncini, Roberto Martinic Valencia,

Claudio Rosales Urrutia y Omar Horacio Gejo

durante las exposiciones

  

 

 

Antes de retirarnos de la universidad, nos detuvimos a observar el sism√≥grafo mec√¡nico de p√©ndulo horizontal que hab√≠a colapsado durante el terremoto del 27 de febrero de 2010, cuya intensidad fuera de 8,8.

 

 

Sism√≥grafo mec√¡nico de p√©ndulo horizontal

 

 

El viernes 27 por la ma√Īana volvimos a la zona de la desemboca del r√≠o Valdivia en el oc√©ano Pac√≠fico, pero esta vez, para visitar el Museo de Sitio Castillo de Niebla. Y todav√≠a en la ciudad, encontramos varias inscripciones en el frente de algunas casas, como una firmada con la hoz y el martillo que dec√≠a lo siguiente: QUE LOS SUE√ĎOS DE LA CALLE SEAN LOS OBJETIVOS DEL GOBIERNO

 

QUE LOS SUE√ĎOS DE LA CALLE SEAN LOS OBJETIVOS DEL GOBIERNO

PARTIDO COMUNISTA

 

 

Tras dieciocho kilómetros de marcha llegamos a Niebla, donde seguido al terremoto, en 1960, en esta zona se formaran olas de cerca de doce metros de altura.

 

Tan bello como riesgoso paisaje

 

 

Ribera del río Valdivia próximo a su desembocadura en el mar

 

 

Desembocadura del río Valdivia en el océano Pacífico

 

 

Río y mar unidos

 

 

Rocas metamórficas cercanas a la costa del Pacífico

 

 

El Fuerte de Niebla, llamado ‚ÄúCastillo de la Pura y Limpia Concepci√≥n de Monfort de Lemus‚ÄĚ, era una de las fortificaciones del sistema de fuertes de Valdivia que fuera construido en el siglo XVII en el estuario del r√≠o Valdivia por la armada que el Virrey del Per√ļ enviara con el fin de refundar la ciudad de Valdivia y levantar un complejo defensivo con el fin de proteger la costa de la codicia de corsarios y piratas.

Durante muchos a√Īos hab√≠a sido tierra de nadie, y los visitantes, adem√¡s de tener dificultades para acceder a los principales centros de inter√©s, comet√≠an tropel√≠as contra el patrimonio cultural, por lo que, se hab√≠an construido pasarelas que, por un lado, orientaban el curso de la visita, y por otro, limitaban el acceso a √¡reas cr√≠ticas. De todos modos, sum√¡ndome a la opini√≥n de algunos pobladores, no me result√≥ agradable ni adecuada la utilizaci√≥n de metal; considero que la madera hubiese sido m√¡s armoniosa con las caracter√≠sticas del lugar.

 

Alan y Hortensia desplaz√¡ndose por la pasarela met√¡lica

 

 

El Museo del Sitio se destacaba, adem√¡s, por su muralla, por su foso labrado en la roca misma y bater√≠a, acompa√Īados de una vista excepcional.

 

 

Muralla del Castillo de Niebla

 

 

Faro de Niebla

 

 

Polvorín del sistema de defensa

 

 

Baterías del Castillo de la Pura y Limpia Concepción de Monfort de Lemus en Niebla

 

 

Detalle de uno de los ca√Īones

 

 

Valdivia fue fundada en 1552. En 1599 fue destruida por los mapuche durante la recuperación de sus territorios al sur del río Bío-Bío. La ciudad quedó abandonada; los sobrevivientes escaparon hacia el norte y sur.

Adem√¡s de esa amenaza interna, durante el siglo XVII las incursiones piratas y corsarias a las costas de Chile configuraron un peligro externo que deb√≠a se neutralizado mediante una estrategia defensiva.

La llegada al río Calle-Calle y el breve asentamiento de una escuadra holandesa en las ruinas de Valdivia, apurarían esa decisión.

 

Fundación y destrucción de la ciudad de Valdivia

 

 

Vista panor√¡mica del acceso a la bah√≠a de Corral

 

 

Considerando la incursi√≥n holandesa en Valdivia, el Virrey del Per√ļ, Marqu√©s de Mancera, decidi√≥ eliminar su presencia en el estuario del Calle-Calle.

Organiz√≥ una flota de 22 barcos para expulsarlos. Esa flota zarp√≥ en diciembre de 1644, al mando del hijo del Virrey, Antonio Sebasti√¡n de Toledo.

Cuando la flota arribó al estuario valdiviano en febrero de 1645, los holandeses ya habían abandonado el lugar ante la falta de pertrechos y la ausencia de refuerzos.

As√≠, la expedici√≥n espa√Īola result√≥ en parte in√ļtil, pero permiti√≥ el asentamiento y dominio definitivos sobre los cursos fluviales valdivianos, que actuaban como fosos naturales.

 

Los holandeses abandonan Valdivia

 

 

El Siglo de las Luces (o Ilustraci√≥n) y sus ideas liberales cambiaron la pol√≠tica europea y occidental. Espa√Īa no fue excepci√≥n. Con la dinast√≠a de los Borbones, a partir del reinado de Felipe V desde 1701, hubo profundas reformas. Carlos III (1759-1788) racionaliz√≥ el gobierno mediante la centralizaci√≥n, aumento de tributos y modernizaci√≥n del Estado.

En Am√©rica, el Virreinato de Buenos Aires o de la Plata (1776) fortaleci√≥ su soberan√≠a en el Atl√¡ntico ante el avance portugu√©s y brit√¡nico.

El Reglamento de Comercio Libre (1778) agilizó el intercambio de productos; y el régimen de intendencias (1784) aumentó la fiscalización real.

En Chile, las reformas se tradujeron en el reordenamiento y urbanización del territorio, concentrando la población en ciudades y villas.

 

El imperio espa√Īol en el siglo XVIII

 

 

Territorios coloniales de los imperios de ultramar

 

 

Valdivia fue anexada a Chile en 1820 y el castillo permanec√≠a en la niebla. El Monumento fue reconstruido y protegido por ley en 1950, recreando las construcciones espa√Īolas de la √©poca, obra inaugurada en 1992, dentro de las actividades de conmemoraci√≥n del V Centenario.

En el edificio se encontraba la exhibici√≥n sobre la historia y caracter√≠sticas tanto del Castillo de Niebla como de las dem√¡s fortificaciones de la bah√≠a de Corral y su desarrollo; y estaba compuesta por paneles informativos, diferentes objetos, adem√¡s de reproducciones de mapas, planos y documentos.


En el Museo de Sitio Castillo de Niebla junto a los mapuche

 

 

En el Museo del Sitio junto a uno de los conquistadores

 

 

Imagen de Pedro de Valdivia

 

 

LOS DOMINIOS DEL ORO

 

 

PUERTO DE VALDIVIA. 1764

 

 

Y al llegar el mediod√≠a, almorzamos en la cervecer√≠a alemana Kunstmann, en cuyos jardines, ya hab√≠an armado un √¡rbol de Navidad, utilizando latitas de cerveza en lugar de los tradicionales globos de vidrio.

Una vez en la mesa, nos ofrecieron diferentes sabores de cerveza para degustar, y algunos de nosotros, le hicimos honor a la gastronom√≠a germano-chilena, disfrutando de sendas costeletas de cerdo con acompa√Īamiento.

Antes de retirarnos nos mostraron los vasos exclusivos pertenecientes a los clientes frecuentes; y por √ļltimo nos tomamos la tradicional fotograf√≠a con los personajes t√≠picos del lugar.

 

√Ārbol de Navidad adornado con latitas de cerveza

 

 

Alan junto a las cervezas de degustación

 

 

Costeleta de cerdo con acompa√Īamiento

 

 

Vasos exclusivos de clientes frecuentes

 

 

Junto a Joao, Omar y Alan formando parte de las figuras alemanas

 

 

Por la tarde paseamos por el Jard√≠n Bot√¡nico de la Universidad Austral, un hermoso predio donde pudimos ver la gran variedad de especies de la selva valdiviana, caracter√≠stica de una zona de abundantes lluvias que llegaban habitualmente a dos mil quinientos mil√≠metros al a√Īo.

 

Entrada al Jard√≠n Bot√¡nico de la Universidad Austral de Chile

 

 

Paseando por el Jard√≠n Bot√¡nico

 

 

Jardín prolijamente cuidado

 

 

Variedad de helechos

 

 

Característica selva valdiviana

 

 

En el Jard√≠n Bot√¡nico junto al r√≠o Callecalle

 

 

Dejamos Isla Teja y comenzamos a bordear el r√≠o Callecalle, y a medida que avanz√¡bamos comenzaba a cambiar el nivel socioecon√≥mico del barrio.

Por la avenida Arturo Prat las condiciones de vida eran muy buenas, y, adem√¡s de presentarse viviendas con todo confort, la zona estaba parquizada, teniendo una buena vista hacia el r√≠o. Mientras que en la calle Ecuador, predominaban las casas de madera y chapa con evidencia de ciertas falencias.

 

Barrio residencial sobre la costanera del río Callecalle en la avenida Arturo Prat

 

 

Barrio popular sobre la calle Ecuador

 

 

Tomando la avenida Balmaceda, m√¡s all√¡ de la parroquia Nuestra Se√Īora del Carmen, nos encontramos con la Villa Altos del Callecalle, ya en el barrio Collico, donde se constru√≠an viviendas destinadas a la clase media.

 

Parroquia Nuestra Se√Īora del Carmen en la avenida Balmaceda

 

 

Villa Altos del Callecalle, en el barrio Collico

 

 

Alej√¡ndonos del r√≠o, circulamos por la calle Francia, muy bonita por su boulevard de palmeras, y fuimos retornando lentamente hacia el casco c√©ntrico de la ciudad. En algunas zonas se concentraba mucha basura, y a la vez, hab√≠a manzanas enteras sin edificar. Y al llegar a la intersecci√≥n de Vicente P√©rez Rosales y Guillermo Frick, nos encontramos frente al Club Zulema, considerado el night club m√¡s antiguo del sur de Chile.

 

Boulevard de palmeras en la calle Francia

 

 

Mucha basura acumulada en algunas cuadras

 

 

Grandes espacios abiertos

 

 

Muchas zonas sin edificar

 

 

Club Zulema, el night club m√¡s antiguo del sur de Chile

 

 

Al atardecer subimos a la confitería del piso doce del Hotel Dreams Pedro de Valdivia, y de manera informal le dimos cierre a la II Conferencia Regional Humboldt.

 

http://www.elistas.net/lista/humboldt/archivo/indice/17166/msg/17499/cid/21AACF12052946C98EF6394D107B8542@PCOMAR

Alan Rebottaro, Omar Gejo, Joao Simoncini, Hortensia Frez y Adriano Rovira,

d√¡ndole cierre a la II Conferencia Regional Humboldt

 

 

Yo estaba tomando fotograf√≠as desde la ventana que daba a nuestra mesa, cuando alguien me avis√≥ que desde el ba√Īo del establecimiento podr√≠a obtener mejores vistas. ¬¡Y all√≠ fui! Era ins√≥lito que al arquitecto hubiese tenido la ocurrencia de hacer ba√Īos vidriados, desde ya aprovechando la ausencia de edificios enfrentados.

 

Fotografía del Centro de Valdivia tomada desde la ventana que daba a nuestra mesa

 

 

Puente sobre el río Callecalle que unía a Valdivia con Isla Teja

tomado desde el ba√Īo de la confiter√≠a del Hotel Dreams Pedro de Valdivia

 

 

Vista del r√≠o Callecalle tomada desde el ba√Īo en el piso doce

 

 

Inodoro con vista al río Callecalle

 

 

Paisaje visto desde el inodoro del ba√Īo de damas

 

 

Al anochecer volv√≠ a tomar fotograf√≠as desde la ventana de la confiter√≠a, y ya de noche volv√≠ al ba√Īo para obtener una nueva vista del r√≠o.

 

Anocheciendo en Valdivia

 

 

Vista nocturna del puente y del r√≠o desde el ba√Īo de la confiter√≠a del Hotel Dreams Pedro de Valdivia

 

 

Los anfitriones compartieron una cena de despedida a la que se sumó nuestra colega y amiga Cecilia Camila Quintana Binimelis.

Mantuvimos una agradable charla hasta que ante mi pregunta sobre qu√© pasar√≠a all√≠ ante la posibilidad de que se produjera un terremoto, nuestros amigos chilenos nos mostraron en el celular una filmaci√≥n tomada poco tiempo atr√¡s en que mozos y comensales no pod√≠an mantenerse en pie y se sosten√≠an de columnas y barandas hasta tanto el edificio dejara de zarandearse. Y eso, sin duda, gener√≥ mi urgencia en finalizar la reuni√≥n.

 

http://www.elistas.net/lista/humboldt/archivo/indice/17166/msg/17499/cid/7EDA4900DDE4470091E9F382E6D65B3A@PCOMAR

Alan, Omar y Camila durante la cena de despedida

 

 

Todo lleg√≥ a su fin. Hab√≠an sido escasas jornadas, pero de mucho trabajo y aprendizaje, no s√≥lo en lo relativo a la Conferencia Regional en s√≠, sino en referencia a la geograf√≠a e historia de una de las ciudades m√¡s bellas de Chile.

Y esa misma noche, a borde del Tur Bus, emprendimos viaje rumbo a Santiago…

 

 

Ana María Liberali

 



--------------------------------------------------------------------- 
Tu direcciÔ¿Ĺn de suscripciÔ¿Ĺn a este boletÔ¿Ĺn es humboldt-alta@eListas.net. 
Para darte de baja, envÔ¿Ĺa un mensaje a  
humboldt-baja@eListas.net 
Para obtener ayuda, visita http://www.eListas.net/lista/humboldt