Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 17761 al 17780 
AsuntoAutor
=?UTF-8?Q?Re=3A_No Edima Ar
=?utf-8?Q?Re:_Noti Zeno Soa
76/17 - VIAJANDO: Noticias
77/17 - XIX Encuen Noticias
78/17 - VIAJANDO: Noticias
79/17 - 28 de Abri Noticias
80/17 - 28 de abri Noticias
81/17 - BRASIL - E Noticias
82/17 - ARGENTINA Noticias
84/17 - Brasil: la Noticias
83/17 - "Europa de Noticias
85/17 - De la pobr Noticias
86/17 - Los Mártir Noticias
87/17 - PRÓRROGA A Noticias
88/17 - II CONGRES Noticias
89/17 - VIAJANDO: Noticias
90/17 - ARGENTINA Noticias
Re: NoticiasdelCeH =?UTF-8?
91/17 - Tecnología Noticias
92/17 - VIAJANDO: Noticias
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 18104     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 89/17 - VIAJANDO: A Paraná y Mar del Plata en cuarenta y seis horas
Fecha:Viernes, 5 de Mayo, 2017  02:46:30 (-0300)
Autor:Noticias del CeHu <noticias @..............org>

NCeHu 89/17
 

 

A Paraná y Mar del Plata en cuarenta y seis horas

 

A las cero horas del jueves 10 de noviembre de 2016 salí de mi casa para tomar, media hora después, un micro de la empresa Flechabus desde Retiro con rumbo a Paraná. Había sido invitada a hacer una alocución en el XVII Congreso del Pensamiento Argentino, organizado por la AMTAC (Asociación Mutual de Trabajadores del Arte, la Cultura y Actividades Afines).

A la mañana temprano llegamos a la ciudad de Santa Fe, y tras cruzar los puentes Gobernador Oroño sobre el río Santa Fe, y luego el del río Colastiné, ingresamos al túnel subfluvial, que conectaba las provincias de Santa Fe y Entre Ríos. 

 

Ciudad de Santa Fe de la Vera Cruz, la capital provincial

 

 

Puente Gobernador Oroño sobre el río Santa Fe

 

 

Puente sobre el río Colastiné

 

 

Selva en galería en las riberas del río Colastiné

 

 

Zonas inundables en la provincia de Santa Fe

 

 

El túnel, que fuera construido por debajo del lecho del río Paraná, al momento de su inauguración, el 13 de diciembre de 1969, fue bautizado con el nombre de Hernandarias de Saavedra, primer gobernador criollo del Río de la Plata en la época colonial. Pero en 2001, comenzó a llamarse “Raúl Uranga-Carlos Sylvestre Begnis”, en honor a los gobernadores de Entre Ríos y Santa Fe quienes había hecho posible su concreción.

La estructura del túnel tenía una longitud de dos mil trescientos noventa y siete metros, a los que se sumaban las rampas de acceso y caminos de convergencia para dar un total de unos tres mil cuatrocientos noventa y siete metros, estando construido a base de segmentos cilíndricos enterrados en el fondo limoso del río. En su cota más profunda, el techo del túnel se encontraba a unos treinta y dos metros bajo la superficie del río.

Había quienes coincidían en que los gobiernos provinciales sólo pudieron escoger este atípico formato por la negativa del estado nacional en construir un puente, a quien correspondía la jurisdicción sobre los espejos de agua, mientras que las tierras debajo del lecho, eran provinciales. Sin embargo, otros afirmaban que, por tratarse no solamente de una solución a los problemas causados por el tráfico en balsas de las mercancías que se trasladaban de una provincia a otra, constituiría el primer nexo efectivo de comunicación entre la Mesopotamia Argentina y el resto del país, y en caso de ataque aéreo hubiesen quedado nuevamente separadas.

 

Interior del túnel subfluvial, totalmente azulejado

 

 

Salida del túnel subfluvial en Paraná

 

 

Las paredes estaban inclinadas para disminuir el impacto de la luz solar sobre los conductores

 

 

Áreas verdes a la salida del túnel en el sector entrerriano

 

 

Intersección de la Ruta Nacional Nro. 168 con la Avenida Crespo en la ciudad de Paraná

 

 

Desayuné en un barcito de la terminal de ómnibus y tomé un taxi hasta el hotel Marian Suites and Towers, en los bordes del parque Urquiza, donde tendría lugar el evento.

 

Terminal de ómnibus de la ciudad de Paraná

 

 

Tras las correspondientes acreditaciones se dio comienzo al Congreso, estando Eduardo Espiro, como representante de la AMTAC, a cargo de la apertura.

Luego, para el deleite de todos, una pareja bailó una chamarrita y un tanguito; y un cantante entonó varias canciones entrerrianas.

Y a continuación, comenzaron las exposiciones, que fueron por demás interesantes. Pero se extendieron demasiado, y me preocupación consistía en que debía tomar un micro de regreso a Buenos Aires para luego continuar a Mar del Plata donde tendría que dictar clases a la mañana siguiente. Así que, gentilmente, me cedieron el lugar, y tras el almuerzo compartido, expuse el trabajo “La Heterogeneidad de las distancias de las capitales de las provincias argentinas”.

 

Eduardo Espiro durante la apertura del XVII Congreso Nacional del Pensamiento Argentino

 

 

Durante mi exposición sobre

“La Heterogeneidad de las distancias de las capitales de las provincias argentinas”

 

Tras pedir un taxi que nunca llegaba, salí del hotel con premura en medio de una lluvia torrencial, que no me permitió tomar fotografías del hermoso parque Urquiza.

Compré sándwiches y bebidas en la terminal y tomé la Costera Criolla de las 17,30. Volvimos a transitar por el túnel subfluvial, y la tormenta continuó durante toda nuestra travesía por la provincia de Santa Fe.

 

Regresando hacia Santa Fe

 

 

Mucho tránsito en el túnel subfluvial

 

 

Paredes rectas en la salida del túnel en Santa Fe

 

 

La tormenta continuaba

 

 

La tormenta sobre la ciudad de Santa Fe

 

 

En cuanto oscureció comí y me dormí. El micro debía llegar a Retiro a la 1:15 de la madrugasa, pero llegó a la 1:58. Cuando el chofer me despertó en Retiro vi que el El Cóndor a Mar del Plata con horario de partida a las 2:00 en punto, estaba por salir varias plataformas de por medio. Y, con gran desesperación, a pesar de estar semi-dormida, salí corriendo para alcanzarlo.

Como de costumbre, todos los viernes del segundo cuatrimestre, tras arribar a “La Feliz” a la mañana temprano, desayuné en la terminal y di clase toda la mañana en la Universidad Nacional. Almorcé en el bar de enfrente con mi ayudante, y pegué la vuelta en un servicio de las 16:30. Durante el trayecto, la tormenta estuvo latente, pero no se desató.

 

Campos cercanos a la ciudad de Dolores

 

 

A eso de las diez de la noche del viernes 11, estaba nuevamente en mi casa, a sólo cuarenta y seis horas de haber partido, habiendo transitado mil ochocientos ocho kilómetros, y realizado actividades académicas en las dos puntas del camino.

 

 

Ana María Liberali

 


Libre de virus. www.avast.com