Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 17722 al 17741 
AsuntoAutor
45/17 - DOCUMENTO Noticias
46/17 - ARGENTINA Noticias
47/17 - ARGENTINA Noticias
48/17 - La revoluc Noticias
49/17 - ARGENTINA Noticias
50/17 - ARGENTINA Noticias
51/17 - ARGENTINA Noticias
52/17 - ARGENTINA Noticias
53/17 - Trump bomb Noticias
=?UTF-8?Q?Re=3A_No =?UTF-8?
54/17 - ¿Qué hay d Noticias
55/17 - 1RA. CIRCU Noticias
=?UTF-8?Q?Re:_Noti Jussara
56/17 - 1ra. CIRCU Noticias
57/17 - VIAJANDO: Noticias
58/17 - 'Unidad en Noticias
59/17 - El mayor m Noticias
60/17 - La rebelió Noticias
61/17 - Bolo de ch Noticias
62/17 - La llegada Noticias
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 18064     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 57/17 - VIAJANDO: Trabajo de campo en Santa María
Fecha:Viernes, 14 de Abril, 2017  11:25:44 (-0300)
Autor:Noticias del CeHu <noticias @..............org>

NCeHu 57/17
 

 

Trabajo de campo en Santa María

 

Santa María era una pequeña ciudad situada al norte de la provincia de Catamarca a 1900 m.s.n.m., que en 2016 contaba con una población cercana a los veinticinco mil habitantes.

Su nombre derivaba de la misión de Santa María de los Ángeles de Yokavil fundada en 1618 por los jesuitas en el poblado al que los habitantes originarios llamaban Yokavil (yoka=cerro, vil=pueblo).

El motivo de mi viaje a Santa María era el de acompañar en su último trabajo de campo a Anabella Graffigna, a quien yo le estaba dirigiendo su tesis doctoral sobre los conflictos sociales generados en esa localidad por la explotación de los recursos naturales, en especial la minería.  Así que, en cuanto llegué a la terminal de ómnibus, tomé un taxi y pedí que me llevara hasta el hospedaje de la casa de la familia Lamas en la calle 25 de Mayo s/n, donde ella me estaba esperando.

 

En camino al hospedaje de la familia Lamas

 

 

Era el domingo 18 de setiembre, y al estar cerradas las principales instituciones adonde ella tenía acordado un horario durante la semana, aprovechamos para dialogar con diversos actores sociales de manera informal. Anabella preguntaba y grababa, mientras yo escuchaba, acotaba algún comentario, y tomaba fotografías. Y al final del día habíamos conseguido varios testimonios con opiniones encontradas sobre los mismos hechos.

 

Inscripción en un muro de la ciudad de San María

 

 

A pleno sol recorrimos gran parte de la ciudad

 

 

Cooperativa de Productores Agrícolas del Valle Calchaquí Ltda.,

que en setiembre de 2016 se encontraba abandonada

 

 

Almacén “El Baratillo” en la avenida Vicente Saadi

 

 

Intersección de la calle 25 de Mayo y la avenida Vicente Saadi

 

 

KSAMA Disco New sobre la calle 25 de agosto

 

 

Enorme cruz vista desde la calle 9 de Julio

 

 

Albergue estudiantil San Agustín

 

 

Plaza General Manuel Belgrano

 

 

Catedral de Santa María dedicada a la Virgen de la Candelaria

 

 

Ya de noche fuimos a la Catedral a escuchar misa, y mientras comíamos algo ligero analizamos la información obtenida y organizamos las actividades del día siguiente.

 

Ingresando a la Catedral en la noche del domingo

 

 

El lunes 19 Anabella tenía programadas visitas a establecimientos educativos de diferentes niveles.

En la primaria, ella había preparado algunas consignas que se cumplían a través de dibujos donde los niños de sexto grado debían representar el lugar que más les impactaba de Santa María y, si así lo deseaban, la mina La Alumbrera. Varios de ellos dibujaron la Catedral, la plaza Manuel Belgrano y el atardecer; y muy pocos se refirieron a la mina, ya que manifestaron no conocerla por quedar muy lejos. Pero algunos de los que la mencionaron, hicieron algunos comentarios negativos en voz baja.

 

Mural en la Escuela Provincial 114 de Santa María

 

 

Anabella al ingresar a la escuela primaria

 

 

Chicos de sexto grado durante el recreo

 

 

Los jóvenes del secundario también fueron consultados con una encuesta diagramada en base a su edad; mientras que Anabella entrevistó a la profesora de Geografía del curso, pudiendo así recabar una información más específica.

 

Anabella entrevistaba a la profesora de Geografía,

mientras los estudiantes secundarios contestaban la encuesta

 

 

Y en el terciario, pudimos ingresar al segundo año de la carrera de Profesorado en Geografía, donde las preguntas y consignas fueron más complejas, incluyendo la realización de un mapa mental de la región.

 

Con Anabella en el patio del Instituto de Estudios Superiores “Santa María”

 

 

Estudiantes de segundo año de Geografía contestando la encuesta

 

 

Después de obtener información referida al área de educación, visitamos una clínica privada, donde nos quedó claro que la ciudad contaba con escasos servicios in situ, dependiendo principalmente de los de San Miguel de Tucumán, que quedaba a ciento ochenta y cinco kilómetros, pero que no era posible hacerlos en menos de tres horas y media por tener que atravesar varias cuestas en un camino de montaña muy peligroso.

Y al caer la tarde, el Señor Lamas nos ofreció llevarnos a Chañar Punco, un barrio en las afueras de Santa María, con el fin de que Anabella pudiera entrevistar al dueño de la finca y bodega Berman, así como lo había hecho con otros productores de la zona.

Y al cruzar el puente sobre el río Santa María pudimos comprender por qué los niños de la escuela habían dibujado con tanto entusiasmo el atardecer.

 

Atardecer cruzando el río Santa María

 

 

El río Santa María durante el estiaje

 

 

Increíbles tonalidades durante el atardecer

 

 

Gran cantidad de estratos cubriendo el cielo santamariano

 

 

Mientras el sol se ponía se encendían las luces de la ruta

 

 

El sol ocultándose detrás de los cerros

 

 

Llegando al barrio Chañar Punco (Puerta del Chañar)

 

 

El sol se había ido, pero la luminosidad continuaba

 

 

En la bodega nos estaban esperando el señor Berman y su esposa. Y antes de comenzar con la entrevista, nos hicieron probar buen vino, y nos mostraron orgullosos las retribuciones que les habían hecho llegar desde el Vaticano por haber enviado uvas para el vino misal.

 

El Señor Lamas, Anabella, el Señor Berman y su esposa

mostrando las retribuciones que les fueran enviadas desde el Vaticano por las uvas para el vino misal

 

 

Anabella entrevistando al Señor Berman

 

 

Visitamos la bodega, los viñedos, y compramos algunas botellas para llevar a nuestros respectivos hogares. Y en una noche muy cerrada, regresamos al Centro de Santa María.

 

Anabella con el Señor Berman en la bodega

 

 

Toneles de la bodega Berman

 

 

Vinos de diferentes calidades envasados en origen

 

 

Viñedos de la bodega Berman

 

 

Regresando al Centro de Santa María en una noche muy cerrada

 

 

Esa noche, mientras cenábamos en un restorán céntrico, Anabella tuvo algunas contracciones aisladas. Estaba de seis meses, y al haber tomado conciencia de las limitaciones sanitarias de Santa María, le propuse que acortáramos nuestra visita. Así que al día siguiente después de sendas entrevistas al Intendente y a la Directora del Hospital Municipal Dr. Luis Alberto Vargas, nos dedicamos a descansar.

 

Municipalidad de Santa María

 

 

Hospital “Dr. Luis Alberto Vargas”

 

 

Finalizadas las actividades en Santa María fuimos a devolver las llaves y nos despedimos de la familia Lamas, a la que habíamos alquilado uno de los departamentitos que habían construido con el dinero producto de sus trabajos de muchos años en las mineras.

 

Llavero de nuestro departamentito

 

 

La Señora Lamas con Anabella

 

 

Y en la madrugada del miércoles 14 de setiembre, tomamos el micro de la empresa Aconquija que iba a los saltos durante el recorrido de las cuestas. A mí me preocupaba el estado de Anabella, pero felizmente llegamos a San Fernando del Valle de Catamarca cerca de las siete de la mañana, y sin problemas. Prontamente fuimos a la casa de Anabella, desayunamos y dormí hasta casi el mediodía en la habitación de su hijito Juanjo.

En un remis me trasladé a la terminal, almorcé, y me quedé trabajando con la computadora hasta las seis de la tarde en que partí rumbo a Retiro con la empresa Gral. Urquiza.

 

Saliendo de San Fernando del Valle de Catamarca

 

 

Plantas xerófilas en el camino

 

 

La sierra de Ambato desde el valle

 

 

Un río catamarqueño durante el estiaje

 

 

El sol poniéndose detrás de la sierra de Ambato

 

 

El amplio valle de Catamarca

 

 

Grandes extensiones de olivares

 

 

Chañares en el valle catamarqueño

 

 

Después de la cena, permanecí un buen rato mirando el festival de estrellas que me ofrecía ese cielo del desierto, mientras los demás pasajeros miraban una película. Y así me quedé dormida, hasta que, al estar próximos a la ciudad de Rosario, la azafata vino a pedirme que corriera la cortinita porque era habitual que, en los suburbios de esa ciudad, nos tiraran piedras.

 

La Villa de Retiro junto a las vías del ferrocarril

 

 

La Villa de Retiro junto a la terminal de ómnibus

 

 

Ingresando a la terminal de ómnibus

 

 

Llegando a destino

 

 

Cansada por el largo periplo, pero feliz por todas las experiencias vividas, llegué a casa para descansar unas horas, y luego partir rumbo a Mar del Plata para dictar clases el viernes por la mañana.

 

 

Ana María Liberali

 

 

Libre de virus. www.avast.com