Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 17702 al 17721 
AsuntoAutor
25/17 - 1ra. CIRCU Noticias
26/17 - VIAJANDO: Noticias
27/17 - 2da. CIRCU Noticias
28/17 - PRIMERAS J Noticias
29/17 - ARGENTINA Noticias
30/17 - ARGENTINA Noticias
31/17 - El turismo Noticias
32/17 - ARGENTINA Noticias
33/17 - ARGENTINA Noticias
34/17 - XX CONGRES Noticias
35/17 - VIAJANDO: Noticias
36/17 - BRASIL - C Noticias
37/17 - ARGENTINA Noticias
38/17 - VIAJANDO: Noticias
39/17 - La nueva d Noticias
40/17 - VIAJANDO: Noticias
41/17 - www.centro Noticias
42/17 - ARGENTINA Noticias
43/17 - GEOECONOMI Noticias
44/17 - VIAJANDO: Alexande
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 18049     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 44/17 - VIAJANDO: A Catamarca por el Encuentro Humboldt
Fecha:Lunes, 20 de Marzo, 2017  21:11:38 (+0000)
Autor:Alexander von Humboldt <cehumboldt @.........ar>

NCeHu 44/17
 
 
A Catamarca por el Encuentro Humboldt
 
El domingo 14 de agosto de 2016 partí junto con Omar y Joao rumbo a la ciudad de San Fernando del Valle de Catamarca en un micro de la empresa General Urquiza. Era un servicio rápido, que después de atravesar el norte de la provincia de Buenos Aires, la de Santa Fe, Córdoba y La Rioja llegaba a destino catorce horas después.
Ese lunes 15 comenzaba el XVIII Encuentro Internacional Humboldt que con el lema “Geografía de la Crisis”, tendría su acto de apertura en el Complejo Cultural “Urbano Girardi”.
Allí, después de la presentación que hiciera Solange Redondo, Coordinadora del Encuentro, dije algunas palabras agradeciendo a todos los que de una u otra manera habían colaborado en la organización y dándoles la bienvenida a los presentes.
Acto, seguido el cantante Rafael Toledo interpretó temas alusivos a diferentes regiones de la provincia de Catamarca, así como una pareja de bailarines realizó una versión moderna de un tango.
Y cerró la jornada el Dr. Alfredo César Dachary (de la Universidad de Guadalajara – Campus de la Costa, México), con la conferencia “La Geografía del turismo moderno, ¿una construcción neo colonial?”
 
La Lic. Solange Redondo presentando el XVIII Encuentro Internacional Humboldt
 
 
Agradecí a los colaboradores y dí la bienvenida a los presentes
 
 
El cantante Rafael Toledo
 
 
Pareja de baile de tango moderno
 
 
El Dr. Alfredo César Dachary durante su alocución
 
 
Para agasajar a los participantes se los convidó con empanadas, locro, quesillos y dulces regionales acompañados con un buen vino argentino.
 
Alan Rebottaro, Gustavo Keegan, Solange Redondo,
Nathan Belcavello de Oliveira y Omar Gejo
 
 
Stella Arnaiz Burne y Alfredo César Dachary junto al chef
 
 
Exquisito locro
 
 
Junto a Anabella Graffigna, Alberto Espeche y Orlando Abarza
 
 
Joao Villas Boas Simoncini, de Brasil, probando el típico postre argentino:
Vigilante, Martín Fierro, o simplemente fresco y batata
 
 
La cálida noche fue propicia para que argentinos y extranjeros nos volviéramos a encontrar en los alrededores de la plaza 25 de Mayo para tomar fotografías y compartir la cena.
 
Catedral de Catamarca, frente a la plaza 25 de Mayo
 
 
Durante los días martes 16, miércoles 17 y jueves 18, las ponencias y paneles tuvieron lugar en el Salón de Conferencias de la Universidad Nacional de Catamarca.
 
El XVIII Encuentro Internacional Humboldt
fue organizado por el Centro de Estudios Alexander von Humboldt,
auspiciado por la Universidad Nacional de Catamarca,
la Facultad de Humanidades de la UNCa, la Unión Geográfica de América Latina;
 y declarado de interés por la Secretaría de Gobierno de la Provincia de Catamarca
 
 
Y contó con el apoyo incondicional del Departamento de Geografía de la UNCa
 
 
La Lic. Solange Redondo presentando al Lic. Orlando Abarza y al Prof. Joaquín Iturriza,
de la Universidad Nacional de Catamarca,
quienes realizaron una exposición sobre la Geografía de Catamarca
 
 
Asistentes procedentes de diferentes regiones de la Argentina,
y de otros países latinoamericanos
 
 
Osvaldo Morina, Nathan Belcavello y Omar Gejo presentando libros y revistas,
mesa moderada por María Edit García
 
 
Panel América Latina como Geografía,
integrado por Nathan Belcavello, Alfredo César Dachary y Omar Gejo,
moderado por Claudemira Azevedo Ito
 
 
Stella Maris Arnaiz durante el Panel Geografía y Turismo
 
 
Y, además de las actividades académicas, todos los días compartíamos almuerzos y cenas.
 
Solange Redondo, Gustavo Keegan, Osvaldo Morina, Omar Gejo y Ana Fernández
almorzando en La Fonda de Carlitos
 
 
Con Stella Maris Arnaiz y Solange Redondo durante la cena en la vereda de la calle Sarmiento
 
 
Humita al plato
 
 
Beatriz Goldwaser, su marido y Osvaldo Morina durante la cena de despedida
 
 
Orlando Abarza y Alan Rebottaro disfrutando del espectáculo de canto y baile
 
 
El viernes 19 nos encontramos a las ocho menos cuarto de la mañana en la puerta de la universidad, y en dos combis, partimos rumbo al departamento La Paz con el fin de realizar el viaje de estudios denominado “Una Mirada hacia el Este”. Esta actividad estuvo coordinada por el Prof. Ezequiel Montivero, quien, además de ser geógrafo, se estaba desempeñando como Director de Turismo de la Municipalidad de Recreo.
En primer lugar, realizamos una caminata rumbo a Casa de Piedra, donde, además de visitar la Gruta de la Virgen del Valle, hicimos reconocimiento de vegetación xerófila hasta llegar a las viviendas de aborígenes con muestras de arte rupestre.
 
Con Nathan Belcavello de Oliveira junto a una de las combis de la Universidad Nacional de Catamarca
 
 
El Prof. Montivero (coordinador del viaje), dirigiéndose al grupo
 
 
Vivienda precaria en el camino
 
 
Caverna natural donde se encontraba la Virgen del Valle
 
 
Gruta de la Virgen del Valle
 
 
Piedra donde descansó Fray Mamerto Esquiú
 
 
Gran parte de las variedades de cactus y otras plantas espinosas rastreras se extendían por el sendero, que muy irregular, también se caracterizaba por la presencia de piedras, algunas de las cuales, eran puntiagudas. Y todo eso dificultaba nuestra marcha, en especial la mía, que no estando al tanto de cuál iban a ser las características del camino, iba calzada con endebles sandalias.
 
Cactáceas que atravesaban parte del sendero, lo que me hacía difícil caminar con sandalias
 
 
Casas de aborígenes en el sector más elevado
 
 
Detalle de las casas de aborígenes
 
 
Predominaban talas, espinillos, quebrachos blancos y colorados, tipas y nogales criollos
 
 
Una hermosa flor entre las piedras
 
 
Imponentes cardones
 
 
Una rara variedad de cactus extendiéndose por el sendero
 
 
El día era espectacular, el cielo tenía un celeste intenso y prácticamente no había nubes. Sin embargo, las hormigas iban y venían presurosas cargando grandes hojas rumbo al hormiguero. Y eso, a pesar de que nos costara creerlo, era sin duda, pronóstico de lluvias para las próximas horas.
 
Las hormigas cargando grandes hojas, pronóstico seguro de próximas lluvias
 
 
La segunda parada tuvo lugar en La Guardia, donde se encontraba su estación abandonada, producto del levantamiento del servicio de ferrocarril que otrora funcionara en la zona.
 
Estación abandonada de La Guardia
 
 
Sala de espera de la estación de La Guardia
 
 
Con María Nélida Scotti y su hermana melliza en la vía muerta de La Guardia
 
 
Con Susana Rabaza y Jael Gorjón de Lincoln
 
 
Con Telma de Souza Chaves y Anabella Graffigna en la vía
 
 
El grupo frente al depósito abandonado
 
 
Posteriormente hicimos un recorrido sin descenso por Cerrito, lugar donde había una empresa de explotación de cal. Todo estaba cubierto de blanco, suelo, árboles… ¡Y no era precisamente nieve! Pero lo peor era que muy próximas y a merced de los vientos dominantes, se encontraban las viviendas de los obreros.
 
Llegada a Cerrito. ¡Todo blanco y no era nieve!
 
 
Explotación de cal en Cerrito
 
 
Todo el suelo cubierto de cal ¡Pobre cerdo!
 
 
La vegetación de los alrededores también cubierta de cal
 
 
Viviendas cercanas a la planta de cal
 
 
Vegetación xerófila
 
 
Nidos de catas en casi todos los postes
 
 
Desprolijo nido de catas
 
 
Al llegar a El Suncho, ingresamos al predio donde habían erigido un monumento dedicado a Fray Mamerto Esquiú, quien falleciera en ese sitio el 10 de enero de 1883.
 
Llegada a El Suncho
 
 
Con Dionéa Belcavello en el ingreso al predio El Suncho
 
 
Lugar donde murió Fray Mamerto Esquiú
 
 
RECUERDO DE LA CABALGATA
DE LA AGRUPACIÓN GAUCHA
“CHASQUIS CATAMARQUEÑO”
DE PIEDRA BLANCA A EL SUNCHO Y DE
AG. G. “JINETES DE LA VIRGEN DEL VALLE”
DE CHUMBICHA
ROGANDO POR LA BEATIFICACIÓN DE
FRAY MAMERTO ESQUIÚ
09-06-2013
 
 
Monumento en homenaje a Fray Mamerto Esquiú
 
 
El grupo junto a la capilla en el predio de homenaje a Fray Mamerto Esquiú
 
 
Árbol a cuya sombra descansara en sus últimos minutos de vida el Padre Esquiú  
 
 
Seguimos viaje y en el camino hacia Recreo una humareda intensa obligó a los choferes a andar con cuidado. Lo que ocurría era que estaban utilizando la técnica del rozado, es decir, la quema de campos para obtener fertilidad inmediata, aunque a mediano y largo plazo esto se volvía negativo por la destrucción de las nutrientes.
 
En los campos se aplicaba la técnica del rozado
 
 
Los suelos después de la quema
 
 
Recreo era considerada la Capital Nacional del Cabrito debido a su tradición ganadera, aunque también se habían instalado allí algunas plantas industriales como ARCOR, y últimamente se estaba incentivando el turismo.
Ya había pasado el mediodía y todos estábamos reclamando el almuerzo, así que nos instalamos en la parrilla “El Quincho” frente a la plaza 25 de Mayo, donde compartimos diferentes platos. Y durante la sobremesa, Ezequiel Montivero nos hizo entrega a cada uno de una imagen religiosa, como recuerdo de la ciudad.
 
Recreo, Capital Nacional del Cabrito
 
 
Cabras a la vera de la ruta en Recreo
 
 
Planta de ARCOR, la empresa productora de dulces y golosinas
 
 
Plaza 25 de Mayo, en la ciudad de Recreo
 
 
Después nos dirigimos al monumento al Cristo Redentor, el símbolo más representativo de Recreo, y desde lo alto, pudimos tener una vista panorámica del lugar.
Montivero nos tomó fotografías con todas nuestras cámaras y celulares, y ya avanzada la tarde, nos despidió con un “Que Dios los bendiga”. Habíamos tenido una jornada espléndida desde todo punto de vista, y su guiada había sido excelente, no sólo en cuanto a sus conocimientos sino a su buena predisposición y amabilidad.
 
 
El Cristo Redentor, el símbolo más representativo de Recreo
 
 
Ascendiendo al monumento al Cristo Redentor
 
 
El grupo junto al Cristo Redentor. Foto tomada por Ezequiel Montivero
 
 
Vista panorámica de Recreo desde el monumento al Cristo Redentor
 
 
Ya de noche, de regreso a San Fernando del Valle de Catamarca, los participantes del Encuentro nos dispersamos no sin despedirnos hasta el año siguiente en el estado de Rio Grande do Sul, Brasil, lugar donde se realizaría el próximo Humboldt.
El sábado amaneció lloviendo. ¡Las hormigas no se habían equivocado! Pero, además, el Ambato estaba nevado. Así que con María Nélida Scotti, subí a la terraza del hotel Suma Huasi, para sacar fotos. Y allí descubrimos, que además del cordón montañoso, se visualizaban hermosos campanarios que no podían escapar a nuestros objetivos.
 
El Ambato después de la nevada
 
 
Las nubes cubriendo el Ambato
 
 
Despejándose de nubes y derritiéndose la nieve
 
 
Campanario visto desde la terraza del hotel Suma Huasi
 
 
Campanario de la Iglesia y convento de San Francisco
 
 
Cuando bajamos de la terraza nos quedamos conversando con uno de los conserjes del Suma Huasi, quien también era profesor de Geografía. Él nos contó que se había criado en la caliza, y la defendía a muerte. También agregó que el dueño de la planta también lo era de ese hotel. Y que pretendía que, en otra oportunidad, además de conseguirnos una visita, tuviéramos un debate con Ezequiel Montivero quien denunciaba contaminación ambiental cuando eso no era cierto.
Minutos después recibíamos la noticia de que el Prof. Montivero (30) acababa de fallecer en un accidente de tránsito junto con dos docentes más de la ciudad de Recreo. La lluvia en una ruta en malas condiciones había sido la causa del infortunio. Estábamos consternados. Sentíamos pena y bronca. ¡Una de las tantas injusticias de esta vida!
 A la tarde emprendimos el regreso. Tomamos la ruta provincial número treinta y tres que corría por el valle longitudinal donde se encontraba asentada la ciudad de Catamarca. Al oeste teníamos las sierras de Ambato (4000 m.s.n.m.), y al este, las de Ancasti (1700 m.s.n.m.), ambas pertenecientes al sistema de las Sierras Pampeanas. Ya la lluvia había cesado, y variedad de nubes se iban formando paulatinamente, mientras poco a poco, se iba ocultando el sol.
 
Vista de San Fernando del Valle de Catamarca desde la ruta
 
 
La Sierra de Ambato al oeste de la capital catamarqueña
 
 
Estratos en contraluz
 
 
Cirrus sobre el Ambato
 
 
Río seco cruzando la ruta
 
 
La Sierra de Ancasti desde la ruta provincial número 33
 
 
El cordón de Ancasti se encontraba al este de la ciudad de Catamarca
 
 
Pasamos por el Aeropuerto Internacional Coronel Felipe Varela
 
 
Cúmulos sobre las cumbres de la sierra de Ancasti
 
 
El sol poniéndose en la sierra de Ambato
 
 
 Al llegar a Buenos Aires, como siempre, los miembros del Centro Humboldt hicimos un balance sobre el desarrollo del Encuentro. Y nuestro balance había sido muy positivo desde varios puntos de vista, tanto referidos a la amplia participación de argentinos y extranjeros, como al nivel de los trabajos y discusiones; y, por otra parte, a la cordialidad con que los catamarqueños nos habían recibido y a la posible continuidad de las relaciones establecidas. Pero a pesar de todo, nos había quedado un sabor amargo que nadie podía ocultar.
 
 
Ana María Liberali