Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 17541 al 17560 
AsuntoAutor
272/16 - Megaminer Noticias
273/16 - LA EXPLOT Noticias
274/16 - VIAJANDO: Noticias
275/16 - EL CORRED Noticias
=?UTF-8?Q?Re:_Noti Brisa Va
276/16 - LEGISLACI Noticias
=?UTF-8?Q?Re=3A_No Beatriz
277/16 - CONCENTRA Noticias
278/16 - VIAJANDO: Noticias
279/16 - TRANSFORM Noticias
280/16 - A REVISÃO Noticias
281/16 - VIAJANDO: Noticias
282/16 - La socied Noticias
283/16 - SOBRE EL Noticias
Re: NoticiasdelCeH Patricia
Re: NoticiasdelCeH Noticias
284/16 - BRASIL: V Noticias
285/16 - DINÁMICA Noticias
286/16 - VIAJANDO: Noticias
287/16 - "Humboldt Noticias
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 17886     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 286/16 - VIAJANDO: Tardecitas de enero en Salta Capital
Fecha:Viernes, 7 de Octubre, 2016  00:52:35 (-0300)
Autor:Noticias del CeHu <noticias @..............org>

NCeHu 286/16
 

 

Tardecitas de enero en Salta Capital

 

Desde el 16 de enero, ya solos con Ludmila y Laurita, Omar y yo salíamos a pasear por el Centro de Salta cuando bajaba el sol, tal cual lo hacía gran parte de los salteños.

Nuestro departamento estaba en la calle Deán Funes a media cuadra de la Basílica de San Francisco de Asís, una iglesia imponente mucho más bonita que la propia Catedral. Y era un placer pasar frente a ella, por lo que generalmente íbamos hasta la calle Caseros y continuábamos por esa arteria hasta la plaza 9 de Julio, a sólo una cuadra.

 

Basílica de San Francisco de Asís

 

 

La torre de la Basílica San Francisco de Asís desde la plaza 9 de Julio

 

 

Sin duda la plaza era el lugar más concurrido, y como en toda ciudad hispanoamericana, estaba rodeada por los edificios más destacados; y si bien en este caso, a la Gobernación la habían mudado hacia las afueras, el Cabildo representaba la importancia histórica del lugar, así como la Basílica Catedral y el Arzobispado.

 

La plaza 9 de Julio era el paseo obligado de los salteños

 

 

Cabildo de Salta, en la intersección de las calles Caseros y Bartolomé Mitre

 

 

Plaza 9 de Julio frente al Cabildo sobre la calle Caseros

 

 

Alrededor de la plaza también había una gran cantidad de locales comerciales, restoranes y confiterías. Y nos gustaba mucho tener nuestras meriendas allí. Sin embargo, en la confitería New Time, no permitían ocupar las mesas de la calle con menores debido a que estaba permitido fumar.

 

La confitería New Time, frente al Cabildo, con un nombre para nada telúrico

 

 

La confitería New Time y la plaza 9 de Julio

 

 

Calle Bartolomé Mitre

 

 

Varios bares y restorames frente a la plaza 9 de Julio

 

 

Caminando hacia el Arzobispado y la Catedral

 

 

Siempre caminábamos de un lado a otro observando construcciones antiguas, y algunos balcones de estilo colonial, que las nenas apreciaban muchísimo; pero una de esas tardecitas, las llevamos a conocer el interior de la Basílica Catedral donde se encontraban los sarcófagos de Martín Miguel de Güemes y de otros héroes de la Independencia.

 

Balcón del Arzobispado

 

 

Fachada de la Basílica Catedral de Salta, sobre la calle España

 

 

Nave principal de la Catedral

 

 

Sarcófagos de Martín Miguel de Güemes y de otros héroes de la Independencia

en el interior de la Catedral

 

 

Después de cada paseo se nos hizo costumbre ubicarnos en el Café Van Gogh para conversar sobre difentes temas y ver la gente pasar.

 

Laurita y Ludmila merendando en el Café Van Gogh

 

 

Omar en el Café Van Gogh viendo la gente pasar

 

 

Caminando por la calle Bartolomé Mitre, al llegar a la esquina de Leguizamón, a sólo cuatro de la plaza 9 de Julio, se encontraba el Palacio Legislativo, un hermoso edifico de estilo barroco y academicismo francés construido entre 1892 y 1902 para reemplazar al cabildo. Se lo conocía también como “Casa de los Leones” ya que en la entrada principal había dos gárgolas que habían sido traídas desde Francia. En la fachada del edificio, sobre cada uno de los tres arcos de los balcones principales se encontraban los símbolos de la ciencia, el trabajo y la justicia. En el emblema de la justicia, la mujer no estaba vendada y la balanza se encontraba inclinada hacia un costado, por lo que algunos historiadores afirmaban que esto se debía a que los obreros que lo construyeron eran anarquistas. 

 

Bartolomé Mitre esquina Leguizamón

 

 

Palacio Legislativo también conocido como “Casa de los Leones”

 

 

Pero el sentido de desplazarnos hacia allí era el de llevar a Ludmila y a Laurita a la plaza Gral. Don Martín Miguel de Güemes, que tenía juegos, y era mucho menos concurrida que la central.

 

Plaza Gral. Don Martín Miguel de Güemes

 

 

Y mientras las nenas se divertían con sus amigos ocasionales, con Omar recorrimos ese agradable espacio verde, donde se encontraba un monumento a Hernando de Lerma, quien fundara la ciudad de Salta en 1582.

 

Monumento a Hernando de Lerma en la plaza Güemes

 

 

Palacio Legislativo desde la plaza Güemes

 

 

Permanecimos un buen rato en la plaza Güemes

 

 

Y en esa oportunidad, antes de que anocheciera fuimos a tomar unas bebidas frescas al bar Los Tribunales en la esquina de Bartolomé Mitre y Rivadavia.

Se trataba de un bar emblemático que funcionaba desde 1952. Se había convertido en un templo de la política salteña, no sólo por estar frente a la Legislatura, sino que en los años duros de las dictaduras el Bar Los Tribunales había sabido cobijar a las más notables figuras de la política lugareña como radicales, peronistas, conservadores, socialistas y ciudadanos comunes que se sentaban a discutir acaloradamente sobre los problemas del país.

Omar y yo ya lo conocíamos porque lo habíamos frecuentado durante otras visitas a la ciudad de Salta varios años atrás; y habíamos podido conocer a su propietario, Don Carlos De Francesco.

Don Carlos, como todo italiano, era calentón, y reprendía a sus clientes si corrían las mesas, cambiaban las sillas de lugar, prendían el ventilador o el televisor, pegaban o despegaban publicidad de los vidrios sin su consentimiento, para luego largar una carcajada y cortésmente preguntarles qué se iban a servir. ¡Pura espuma!

Pero esa tarde nos atendió su hijo, quien nos hizo saber que Don Carlos, con ochenta y tres años, ya no estaba al frente del local. Ya el lugar, a pesar de no haber cambiado su fisonomía, no parecía ser el mismo.

 

 

Ana María Liberali

 




Avast logo

El software de antivirus Avast ha analizado este correo electrónico en busca de virus.
www.avast.com