Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 17174 al 17193 
AsuntoAutor
349/15 - Redes soc Noticias
350/15 - FINALIZÓ Noticias
351/15 - VIAJANDO: Noticias
352/15 - Cientista Noticias
353/15 - Los intel Noticias
354/15 - VIAJANDO: Noticias
=?UTF-8?Q?355/15_- Noticias
=?UTF-8?Q?356/15_- Noticias
=?UTF-8?Q?357/15_- Noticias
=?UTF-8?Q?Re=3A_No Maria de
=?UTF-8?Q?Re:_Noti Noticias
358/15 - Las armas Noticias
359/15 - Brasil: E Noticias
=?UTF-8?Q?Concurso =?UTF-8?
360/15 - Argentina Noticias
361/15 - Venezuela Noticias
=?UTF-8?Q?362/_15_ Noticias
363/15 - El profes Noticias
1/16 - EL CENTRO H Noticias
2/16 - XVIII Encue Noticias
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 17512     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 360/15 - Argentina y el neoliberalismo, los cambios que vienen.
Fecha:Martes, 8 de Diciembre, 2015  00:44:09 (-0300)
Autor:Noticias del CeHu <noticias @..............org>

NCeHu 360/15
 
 

Argentina y el neoliberalismo, los cambios que vienen.

 

“Los que prosperan tienen que poner en marcha las políticas necesarias para reforzar esa prosperidad: menos impuestos, menos reglamentaciones y más libre comercio”. G.W. Bush, julio 2001.

 

Alfredo César Dachary

 

 

El triunfo de la derecha en Argentina, en noviembre del 2015, no puede ser visto como la repetición de una historia trágica, como fue el Menemismo en la década de los 90´s, que derivó en la crisis del 2001, el default, la pobreza y un alto costo para el país que no fue fácil salir del mismo.

Al analizar las causas de este retroceso de la Argentina, al sociólogo Boaventura de Sousa Santos, estudioso de los procesos sociales y políticos de Latinoamérica, le preocupa la incertidumbre que se cierne sobre nuestra región, ahora que el ciclo de gobiernos progresistas que impulsaron un profundo cambio en Sudamérica la década anterior entra en crisis, de lo cual hay claros signos de agotamiento del modelo, los casos de Argentina y Brasil lo demuestran claramente.

Sin embargo, no todos los países del grupo denominado “progresista” para unos y “populista” para otros, están sujetos a esta lógica trágica, como es el caso de Bolivia que ha logrado grandes avances y que las transformaciones son más profundas, lo cual hace muy compleja por la vía democrática el retorno al pasado. Estos cambios se reflejan en la sociedad que los ha sabido valorar y, por ello, el Presidente Evo Morales tiene, pese a los años transcurridos, un alto nivel de aceptación.

En el caso del Presidente de Ecuador, Rafael Correa, esto es menor pero el límite constitucional frena la reelección y con ello el régimen se puede debilitar ante una oposición que en toda América Latina se ha caracterizado por la aplicación de los denominados “golpes blandos”.

Este nuevo ciclo de “recuperación” del poder sobre más países por parte de Estados Unidos, ya se expresa en esta segunda década de una manera diferente a las usadas anteriormente, ya no se trata de acuerdos para promover el libre comercio, sino de asumir las premisas del neoliberalismo extremo, que reducen al mínimo el peso del Estado, salvo para controlar el orden interior y eliminar la base de la soberanía a partir de acuerdos secretos, donde hasta la jurisdicción de litigios es cedida y más la de promover leyes que vayan en contra de lo pactado.

Creo que Uruguay y Chile, con aparentes “gobiernos de izquierda”, no forman parte de esta ofensiva, ya que se han plegado desde el comienzo de sus gestiones y no se han sumado al bloque de resistencia a la hegemonía de Estados Unidos, ya que solo fue en la forma pero no en el fondo.

El neoliberalismo hoy plantea una gran zona de libre comercio, pero a diferencia de las anteriores, ésta está orientada más a la agricultura, las agroindustrias y los servicios que son el motor de las grandes economías; de allí la importancia de dos de los modelos planteados por Estados Unidos, a los que seguramente se integra Argentina.

Del TTIP al TISA

El Mercosur tenía importancia como contrapeso por varias razones, quizás la primera fue porque Brasil está en el BRICS y además tiene grandes reservas de petróleo. La segunda sería que Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay son los grandes productores de granos del mundo junto a Estados Unidos, especialmente de soja, y que a Uruguay y Paraguay ya los han plegado; Argentina se sumará ahora con el nuevo gobierno de derecha y Brasil quedará solo, ante la difícil situación al igual que Venezuela.

Con esto se revierte la derrota de Estados Unidos por el ALCA, y como precio se integrarán a un tratado mucho más leonino y dominador que el ALCA y ya tiene como antecedente el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP).

El TTIP es la Asociación Transatlántica para el Comercio y la Inversión, propuesta de tratado entre Estados Unidos y la Unión  Europea (UE) y está dividido en 15 grupos de trabajo específicos, cada uno atendiendo a diferentes áreas. Este acuerdo es un peligro democrático ya que está siendo negociado de forma opaca y de espaldas a la ciudadanía, ya que se conoció por filtraciones de plataformas como WikiLeaks o Filtra.la, en 2014.

Un mandato que otorgaba competencia exclusiva a la Comisión Europea para negociar el acuerdo de libre comercio e inversiones entre Europa y Estados Unidos pero sin embargo, a nadie se le escapa que no se trata de un simple tratado comercial. Tanto por el tamaño del socio, Estados Unidos, como por su ambición, al querer renovar, armonizar o converger las barreras protectoras que dificultan los intereses del comercio en el Atlántico norte, estamos frente a algo nuevo y con un potencial de impacto gigantesco.

El objetivo es crear un área comercial con 800 millones de consumidores. La ciudadanía europea está en alerta, sumida en un proceso de deterioro social y con su blindaje social, el estado del bienestar, dañado por años de crisis y la desconfianza crece en un planeta en el que el 1% de la población tendrá para 2016 más dinero que el 99% restante, según el último informe de Intermón Oxfam.

El primer objetivo es  eliminar, tanto como sea posible, todas las "obligaciones aduaneras" entre la UE y Estados Unidos. Esto ya ha sido prácticamente conseguido, excepto en el sector agrícola donde permanecen siendo elevadas.

El segundo objetivo es reducir, o incluso eliminar, lo que la jerga especializada denomina barreras no arancelarias. Esto hace referencia a las normas, reglas y regulaciones legales y constitucionales alegables de limitar la amplitud de la competencia económica, definida aquí como una libertad fundamental suprema e inalienable. Estas normas pueden ser de cualquier tipo: éticas, democráticas, legales, sociales, referentes a la salud o de orientación medioambiental, financieras, económicas o técnicas. Un artículo establece que los servicios audiovisuales no están incluidos en el acuerdo.

El tercer objetivo es proporcionar a las corporaciones privadas derecho de litigio contra las leyes y regulaciones de los diversos estados, en aquellos casos en los que dichas corporaciones sientan que tales leyes y regulaciones representan obstáculos innecesarios para el comercio, el acceso a los mercados públicos y a las actividades de suministro de servicios. Estos litigios no serán ya más establecidos de acuerdo a las jurisdicciones nacionales, sino a través de estructuras privadas de arbitrio denominadas "mecanismos de resolución de conflictos". Los artículos 23 (inversiones), 32 (normativas laborales y medioambientales) y 45 (para todo el acuerdo), requieren la creación de este mecanismo.

Los puntos conflictivos más importantes son las políticas europeas de limitación de las importaciones de alimentos transgénicos, así como la normativa de la UE relativamente más laxa sobre la regulación del sector financiero, en oposición a las leyes domésticas más estrictas de aplicación sobre los bancos estadounidenses.

La Resolución de Conflictos entre Inversores y Estados (RCIE) es un instrumento que permite a los inversores crear un caso directamente contra el país que alberga sus inversiones, sin la intervención del país de origen del inversor.

Por ello, el objetivo es integrar y “armonizar” las economías de Estados Unidos y la UE con normas para remplazar a gobiernos, leyes y jueces en el manejo de la cuestión pública cuando afecta a las grandes compañías, comenta Susan George.

El documento es poco conocido y los diputados europeos solo tienen dos horas en una habitación controlada, sin copias de ningún tipo para verlo en la versión electrónica y para poder votarlo, situación que se tolera por ser la derecha la gran mayoría en este euro parlamento.

El motivo es “aparentemente los aranceles” que son muy bajos entre Estados Unidos y la UE, del 2 al 3% salvo en la agricultura, pero esto va más allá ya que si se da este tratado, 13,000.000 de familias en Europa no podrán competir con las granjas mecanizadas y tecnificadas de Estados Unidos, con grandes subsidios; a México ya le pasó, se aniquilaron 2,500.000 campesinos con sus familias.

Si se aprueba el TTIP, los europeos están sujetos a consumir alimentos contaminados con químicos, desde la carne a los peces y las verduras, todos altamente expuestos. Hasta hoy, las agencias de la UE aceptan los principios de Precaución, algo que no aceptan los empresarios de Estados Unidos que exigen en este tratado que se pruebe al 100% la toxicidad de los alimentos, algo muy difícil. Se trata en el TTIP de abolir las denominaciones de origen europeas, más de 3,000, para que se puedan “reproducir” masivamente en Estados Unidos, eso es despojar de la identidad a una región.

Esto es una primera parte, un ensayo del asalto final a todo occidente, por el otro tratado que está más oculto, el TISA, y que será el que Argentina en el 2016 se va a adherir sin lugar a dudas, porque es un requerimiento del verdadero poder.

El TISA

Detrás del TTIP como el gran enemigo, el TISA (Trade in Services Agreements), que es el Acuerdo sobre el Comercio de Servicios, tratado extremo del neoliberalismo firmado por más de 50 países, sin que la población lo sepa y puesto a la luz por Wikileaks.

Se ha negociado en secreto y, a su vez, no se conocerá hasta el año 2020, que entre en vigor y ya controle el 68,2% de los servicios. Este tratado ha sido manejado clandestinamente, es una violación a la Convención de Viena sobre la Ley de Tratados.

Los gobiernos involucrados en la negociación secreta son: Australia, Canadá, Chile, Colombia, Corea del Sur, Costa Rica, Estados Unidos, Hong Kong, Islandia, Israel, Japón, Liechtenstein, México, Nueva Zelandia, Noruega, Paquistán, Panamá, Paraguay, Perú, Suiza, Taiwán, Turquía y la Comisión Europea en representación de los 28 países de la UE.

El objetivo del TISA es la liberalización absoluta de los servicios financieros, suprimiendo todo límite a sus instituciones y restricciones incluido los Swaps. El acuerdo incluye: telecomunicaciones, comercio electrónico, transporte aéreo y marítimo, distribución y envíos, servicios profesionales, transparencia, movimiento de personas físicas, regulaciones nacionales internas, servicio postal universal, además de salud, educación y hasta los servicios de seguridad de los ejércitos privados.

El TISA obligará a los gobiernos firmantes a apuntalar y ampliar la desregularización y liberalización bursátil, causas de la crisis del 2008; los forzará a aceptar derivados crediticios tóxicos y los atará de manos si tratan de impedir adoptar medidas para responder a la recesión.

El TISA obliga a los gobiernos a tener “imparcialidad” para conceder licencias de servicios a empresas extranjeras y por ello seguir “criterios objetivos y transparentes”, como la “capacidad de prestar servicios” que tenga una empresa dejando de lado las razones: sociales, medioambientales y culturales, con ello el  TISA restringe la capacidad del gobierno para regular el mercado.

En el punto 3 del artículo 1-1- sobre el alcance de las disposiciones generales, sostiene que en cumplimiento de las obligaciones y compromisos bajo el acuerdo, cada participe (país) debe adoptar todas las medidas razonables a su disposición para asegurar el cumplimiento por los gobiernos regionales y locales y por las autoridades y organismos no gubernamentales dentro de su territorio.

Los gobiernos que negocian el TISA renuncian a su derecho soberano de dar preferencia a los proveedores locales de servicios estratégicos o de necesidad pública como, la educación, la sanidad, las telecomunicaciones, la energía o los abastecimientos urbanos.

Así mismo, se renuncia a limitar la inversión extranjera en sectores claves o de requerir mayoría de nacionales en los consejos de administración y en los accionarios de los sectores de los que dependa la seguridad nacional.

Si uno de los países firmantes no notifica una propuesta de ley y tampoco ofrece la oportunidad de comentarla con la suficiente antelación, comunicará por escrito las razones por la cual no ha hecho.

Otro de los objetivos del TISA es el de eludir las regulaciones de la Organización Civil Internacional (ICAO) que integra a la industria del transporte aéreo y remplazarla por directrices propias, que traerán aparejadas, la pérdida de derechos laborales de sus empleados sin ninguna protección ante los vaivenes empresariales. Aumenta la inseguridad aérea en el mantenimiento de las naves y sus riegos. El número de accidentes por mantenimiento ha crecido en un 100% según la ITF, citada por la ICAO, mientras los vuelos han crecido un 55% más.

El TTIP Y TISA son las herramientas para una concentración y globalización del poder económico y político de mano de las transnacionales a manos de las transnacionales y el mercado financiero. El objetivo de estos tratados es el de desestructurar el tejido productivo local, social, ambiental y laboral, como mecanismo para reactivar las tasas de acumulación y beneficio del gran capital financiero.

Argentina del 2016 se ubica en este grupo de promotores de una nueva globalización donde los actores son las grandes corporaciones mundiales, los fondos de inversión y los que pagarán las consecuencias son la gran mayoría de la sociedad hoy alienada por el consumo, pero cada vez más limitada por los ingresos que están en contradicción con un trabajo cada vez más escaso y menos retribuido.

 

 


 

 

 

 




El software de antivirus Avast ha analizado este correo electrónico en busca de virus.
www.avast.com