Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 17174 al 17193 
AsuntoAutor
349/15 - Redes soc Noticias
350/15 - FINALIZÓ Noticias
351/15 - VIAJANDO: Noticias
352/15 - Cientista Noticias
353/15 - Los intel Noticias
354/15 - VIAJANDO: Noticias
=?UTF-8?Q?355/15_- Noticias
=?UTF-8?Q?356/15_- Noticias
=?UTF-8?Q?357/15_- Noticias
=?UTF-8?Q?Re=3A_No Maria de
=?UTF-8?Q?Re:_Noti Noticias
358/15 - Las armas Noticias
359/15 - Brasil: E Noticias
=?UTF-8?Q?Concurso =?UTF-8?
360/15 - Argentina Noticias
361/15 - Venezuela Noticias
=?UTF-8?Q?362/_15_ Noticias
363/15 - El profes Noticias
1/16 - EL CENTRO H Noticias
2/16 - XVIII Encue Noticias
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 17500     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 351/15 - VIAJANDO: El nacimiento de Rocío y las vacaci ones de invierno en tiempos de la Gripe A
Fecha:Sabado, 5 de Diciembre, 2015  23:44:43 (-0300)
Autor:Noticias del CeHu <noticias @..............org>

NCeHu 351/15

 

 

El nacimiento de Rocío y las vacaciones de invierno en tiempos de la Gripe A

 

El 1ro de julio de 2009 nació en Buenos Aires Rocío mi cuarta nieta. Y si bien mis planes habían sido estar lo más cerca posible de ella, todo fue muy particular porque debido a las medidas de seguridad tomadas contra la Gripe A, tanto en el sanatorio como en otros lares, habíamos tenido que estar todos con barbijo además de desinfectarnos las manos con alcohol en gel, tenerla lo más aislada posible de los lugares públicos, limitar al máximo las visitas tanto de familiares como de amigos, y evitar darle besos.

Yo cumplía con todas las normas impuestas por las entidades dedicadas a la salud cuando estaba en presencia de la beba, pero no me creía demasiado la situación que se estaba viviendo, considerando que se trataba de un circo que estaba generando pingües negocios para algunos pocos. De hecho no me vacuné, no andaba con barbijo por la calle, y no pasaba las manos por alcohol con gel sino que me las lavaba como siempre, con agua y jabón, tal cual me lo había indicado mi médico.

 

 

 

Rocío con sus papás, mi hija Alicia y mi yerno Tobías

 

 

Como todos los años, a mitad del mes de julio comenzarían las vacaciones de invierno, sin embargo, en ese entonces se adelantarían ya que por prevención tanto colegios como universidades permanecerían cerrados. Contábamos con todo el tiempo libre, pero todo lucía demasiado extraño, y gran parte de los espectáculos más atractivos de Buenos Aires habían sido suspendidos.

Así que con Martín y Omar, haciendo caso omiso de las tendencias generales, tomamos un micro rumbo a Santiago del Estero para pasar unos días en Las Termas de Río Hondo, cuyos precios estaban por el piso ya que en la temporada más alta del año, los hoteles permanecían casi vacíos.

Una de las ventajas de estar en pleno invierno en Santiago del Estero, era su temperatura primaveral. Sin embargo, sumado a la Gripe A, una ola de frío azotó a la región y las calles quedaron desiertas. Los hoteleros y comerciantes, desesperados. Adonde fuéramos nos trataban de lo mejor, pero era muy triste que en muchos bares y restoranes nuestra mesa fuera la única ocupada, por lo que nos atendían de a dos o tres mozos con el fin de repartirse la propina.

También los espectáculos programados habían sido suspendidos, y otros contaban con muy escaso público, significando grandes pérdidas.

Una tarde salimos a caminar por la vereda del sol hasta llegar al parque General Martín Miguel de Güemes. Hacía mucho frío, y nos encontramos con la sorpresa de que existían allí piletas al aire libre con agua termal llenas de gente. También alquilaban equinos de paseo. Pero nosotros con conformamos con disfrutar de la variada arboleda, observar sus esculturas, y visitar las ferias que se localizaban en sus bordes.

Los incas decían que los manantiales de agua termal llevaban el fuego de la tierra y daban milagrosamente la salud al sufriente o al enfermo. Y su fama había sido tan extendida a través de relatos hasta el Imperio del Hijo del Sol, en las alturas del Tahuantinsuyo, que se organizaban caravanas para aprovechar las virtudes de las “Yacu Rupaj”, que en quechua significaba “Aguas Calientes”.

 

Para mitigar el frío, todos al agua termal a cielo abierto y en espacio público

 

 

 

Alquiler de equinos de paseo

 

 

Mansos caballitos para el disfrute de los niños

 

 

Fuente en el parque Güemes

 

 

 

Diversidad arbórea en el parque Güemes

 

 

Árboles de algodón en el parque Güemes

 

 

 

Una de las estatuas del parque Martín Miguel de Güemes

 

 

Paseando por el parque Güemes

 

 

Esculturas en el parque Güemes

 

 

Vista del Centro Cultural y Artesanal San Martín desde el parque Güemes

 

 

Centro Cultural y Artesanal General San Martín

 

 

Feria de textiles multicolores

 

 

Feria donde se vendía todo tipo de prendas y otros textiles de diferentes calidades

 

 

Venta de panes artesanales

 

 

Como ya conocíamos la ciudad, decidimos tomar un city tour que nos llevara hasta sitios más alejados, por lo que partimos desde el Parque Güemes. Lo rodeamos, luego pasamos por el hotel termal Los Pinos, donde yo había parado junto con mi padre y una delegación de periodistas en 1973; y desde allí tomamos la avenida Juan Bautista Alberdi hasta llegar a la calle Sarmiento donde la oferta hotelera y gastronómica era muy abundante, además de la cantidad de locales destinados a la venta de artículos regionales.

 

 

 

 

 

 

El “Tren del Sol” y el “Tren de la Alegría” hacían recorridos turisticos en Río Hondo

 

 

Hotel City en la calle Tacuarí

 

 

Avenida Manuel Belgrano

 

 

Pasando por calle Suipacha y avenida Manuel Belgrano

 

 

Hotel Los Pinos Resort y Spa Termal

 

 

Esquina de Juan Bautista Alberdi y Sarmiento

 

 

 

Calle Sarmiento, en pleno Centro de Las Termas, con gran cantidad de oferta gastronómica

 

 

Restaurante “El Lugar de Siempre”, también en la calle Sarmiento

 

 

Pasamos por la Parroquia Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, dedicada a la patrona de la ciudad. De estilo colonial, databa de 1942.

 

 

Parroquia Nuestra Señora del Perpetuo Socorro

 

 

Y al llegar a la intersección con la calle Bolívar nos topamos con el edificio de la Municipalidad de Las Termas de Río Hondo. También de estilo colonial español, contaba con dos plantas y una torre de cuatro caras con un reloj, sobre el cual había un balcón. Lo rodeaba un jardín y había sido inaugurado en 1949.

 

Edificio de la Municipalidad de Las Termas de Río Hondo

 

 

La Municipalidad de Las Termas de Río Hondo desde la calle Bolívar

 

 

Se anunciaba la presentación de Jorge Corona,

uno de los “cómicos” más groseros de la Argentina

 

 

Dimos la vuelta por la calle Fleming y ya sobre Rivadavia esquina Caseros divisamos el Casino Provincial y Bingo del Sol; otro edificio neocolonial. Había sido inaugurado en 1943. Ese lugar constituía un punto clave de la diversión nocturna porque además de las mesas de ruleta, póquer, black jack, punto y banca, bingo, tragamonedas y otros juegos por el estilo, ofrecía espectáculos teatrales y musicales.

 

Casino Provincial y Bingo del Sol

 

 

Hotel Casino Center, sobre la calle Caseros

 

 

Monumento al General José de San Martín, cercano al Centro de la ciudad

 

 

A medida que nos alejábamos del Centro de la ciudad, pudimos ver varias ferias donde además de artesanías se vendían prendas de diferentes calidades como también comestibles, algunas de ellas destinadas al consumo de los habitantes locales.

 

Venta de la cestería típica santiagueña

 

 

 

 

Exhibición y venta de prendas en la calle

 

 

En pocos minutos nos encontrábamos en el Autódromo Internacional de Río Hondo, el más moderno de la Argentina en ese entonces, que estaba en condiciones de recibir tanto todas las categorías del automovilismo como del motociclismo.

 

Autódromo Provincial Termas de Río Hondo

 

 

En el autódromo durante los entrenamientos

 

 

Bordeando el autódromo por el paseo costanero

 

 

Larga pista de 4806 metros de longitud

 

 

Ambulancia disponible durante las pruebas de los pilotos

 

 

Y dejando atrás al autódromo, nos allegamos al gran espejo de agua generado por el Dique Frontal de Río Hondo, que interrumpiendo el paso del río Salí, se constituía en la cabecera del Complejo Hidráulico del Río Dulce, que se pusiera en funcionamiento en 1968, embalsando grandes volúmenes de agua procedentes de las cumbres calchaquíes y de las sierras tucumanas del Aconquija.

Allí, además de controlar las crecidas y destinar al riego en épocas de sequía, se presentó la posibilidad de practicar diversas actividades náuticas como la navegación a vela y la pesca deportiva del dorado, del pacú, del surubí y de las tarariras.

 

 

Ganado vacuno a la vera del espejo de agua del embalse de Río Hondo

 

 

Embalse de Río Hondo

 

                                                                                                                

Dique de Río Hondo

 

 

Generación de electricidad en el embalse de Río Hondo

 

 

Vista panorámica del dique frontal de Río Hondo

 

 

Detalle del dique frontal de Río Hondo

 

 

Plantas acuáticas en las costas del embalse

 

 

Control de las crecidas, disponibilidad de agua, de energía, de pesca

y de paseo para los santiagueños

 

 

Regresando a la ciudad, pudimos ver los esteros y bañados que le daban el nombre a la provincia. Y a pesar de que nuestros compañeros de excursión los veían como algo negativo, nosotros los valoramos como un ambiente de gran biodiversidad, en especial en relación con la avifauna, que fue lo que, aunque parcialmente, pudimos divisar.

 

Río Dulce

 

 

 

 

Bañados en las inmediaciones del dique

 

 

Esteros que le daban el nombre a la provincia

 

 

Suelos salitrosos

 

 

Una estepa arbustiva en un clima subtropical con estación seca en invierno

 

 

Regresando a la ciudad

 

 

Los partidos de fútbol, infaltables

 

 

Parques muy cuidados

 

 

A la mañana siguiente una gran feria local se extendía por gran parte del Centro de la ciudad, muy próxima al edificio de la Municipalidad, donde gran cantidad de gente se concentraba para hacer sus compras cotidianas, aunque el fantasma de la Gripe A daba vuelta por todas partes.

 

Venta de los productos del embalse

 

 

Feria urbana callejera con venta de cabritos y de otros productos de la zona

 

 

Verduras y hortalizas de excelente calidad en los mercados

 

 

Nosotros nos tomamos un día entero de descanso, utilizando el agua termal de la bañera del hotel, y haciendo una larga siesta al mejor estilo santiagueño. Pero a la noche fuimos a disfrutar de las típicas empanadas y del cabrito asado a fuego lento durante horas, para luego ir a tomar una infusión a una de las confiterías más coquetas del lugar.

 

Restoranes con asadores y empanadas

 

 

Omar leyendo el diario en una de las coquetas confiterías

 

 

Al otro día dejamos Las Termas para continuar nuestro viaje rumbo a la ciudad de Catamarca, haciendo una pequeña escala técnica en Tucumán. El frío seguía siendo intenso, al punto que los campos estaban escarchados. Y en el camino pudimos ver ganado y algunos cultivos.

 

Dejando Las Termas de Río Hondo

 

 

 

Campos escarchados a primera hora de la mañana

 

 

Caballo pastando en campos del oeste de Las Termas de Río Hondo

 

 

Establecimientos agropecuarios en camino hacia Tucumán

 

 

Plantas xerófilas en la frontera santiagueño-tucumana

 

 

Plantación de caña de azúcar en la provincia de Tucumán

 

 

El ómnibus en que viajamos estaba casi vacío. No había más turistas que nosotros, y éramos los únicos que no llevábamos barbijo.

 

 

Ana María Liberali

 

 

 

 

 

 

 
 



El software de antivirus Avast ha analizado este correo electrónico en busca de virus.
www.avast.com