Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 17134 al 17153 
AsuntoAutor
320/15 - VIAJANDO: Noticias
321/15 - El imperi Noticias
322/15 - VIAJANDO: Noticias
323/15 - Convocato Noticias
324/15 - VIAJANDO: Noticias
=?utf-8?Q?325/15_- Noticias
326/15 - Blog de G Noticias
327/15 - "El imper Noticias
328/15 - Argentina Noticias
329/15 - VIAJANDO: Noticias
330/15 - EE.UU., p Noticias
331/15 - Operación Noticias
332/15 - Argentina Noticias
333/15 -I Congress Noticias
334/15 - 1st Econo Noticias
335/15 - I Congres Noticias
336/15 - Libre com Noticias
=?UTF-8?Q?Re=3A_CO Beatriz
337/15 - Argentina Noticias
338/15 - Robot, ma Noticias
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 17461     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 324/15 - VIAJANDO: El Valle de los Caídos, un lugar para no volver
Fecha:Sabado, 17 de Octubre, 2015  04:32:03 (-0300)
Autor:Noticias del CeHu <noticias @..............org>

NCeHu 324/15
 

  

El Valle de los Caídos, un lugar para no volver

 

Salimos de Segovia apenas pasado el mediodía y en algo más de media hora recorrimos los cincuenta kilómetros que nos separaban del conjunto monumental Valle de los Caídos, situado sobre el paraje del valle de Cuelgamuros, en el municipio de San Lorenzo de El Escorial, en la Comunidad de Madrid.

 

Desde la ruta, la sierra de Guadarrama

 

 

Llegando al valle de Cuelgamuros, repoblado principalmente con pinos, cipreses y abetos

 

 

En el complejo se hallaban una Basílica, una abadía benedictina, y una hospedería para atender al turismo, pero lo primero que tuvimos ante nuestra vista fue una gran cruz dominando la escena. Ésta tenía una altura de ciento cincuenta metros, de los cuales veinticinco correspondían al basamento; dieciocho a los cuatro evangelistas y sus símbolos: Juan y el Águila, Lucas y el Toro, Marcos y el León, y Mateo y el Hombre Alado; diecisiete al cuerpo intermedio con las virtudes cardinales: prudencia, justicia, fortaleza y templanza; y ciento ocho al fuste de la cruz.

 

 

 

 

 

Una enorme cruz dominaba el conjunto monumental

 

 

Detalle de la cruz y a la derecha las vías del funicular que llegaba hasta su base

 

 

La obra había sido ordenada por el entonces Jefe del Estado Español, el general Francisco Franco, comenzándose en 1940 para ser inaugurada recién en 1959. Y en su construcción participaron miles de presos políticos, muchos de los cuales murieron debido a las precarias condiciones laborales hasta la amnistía de 1950, momento en que comenzaron a trabajar reclusos comunes que por cada día de trabajo redimían cinco de pena.

 

 

 

 

 

Al complejo se accedía por una gran explanada

 

 

La explanada y la sierra de Guadarrama

 

 

Uno de los escudos de los Reyes Católicos en sobrerrelieve

 

 

Detalle de los arcos de medio punto formando una galería

 

 

Tras abonar cinco euros, ser revisados, y prohibirnos terminantemente tomar fotografías, ingresamos a la Basílica, que estaba construida debajo de una gran piedra.

Era considerada la más grande del mundo ya que su longitud era de doscientos sesenta y tres metros. Pero Pío XII, quien era el Papa en el momento en que se construyó, no quiso que fuera superior a la de San Pedro que medía ciento noventa y tres, por lo que le colocaron una reja que disminuía en apariencia la extensión de la nave mayor. Sin embargo, al no tener bancos, la sensación de inmensidad igualmente se manifestaba.

Y allí estaban enterrados el general Francisco Franco junto con José Antonio Primo de Rivera, fundador del partido Falange Española, además de treinta y tres mil ochocientos setenta y dos combatientes de la Guerra Civil, tanto nacionalistas como republicanos. Los columbarios se ubicaban detrás de las dos grandes capillas del Santísimo y del Sepulcro, sin separación de bandos; unos y otros se encontraban entremezclados.

Tanto Primo de Rivera como Franco fallecieron un 20 de noviembre; el primero en 1936 y el segundo en 1975. Y por esa causa, el 20-N se había convertido en un punto de reunión para sus seguidores.

 

 

El grupo escultórico La Piedad, sobre la cornisa del pórtico de la Basílica

 

 

El pórtico de la Basílica era de bronce

y estaban representados los quince misterios del rosario y un apostolado

 

 

La explanada desde la escalinata de la Basílica

 

 

Salimos de la Basílica en profundo silencio. Las construcciones de cemento, granito y mármol eran frías, rígidas, que expresaban una gran dureza tal cual lo que había sido el régimen franquista. Todo había sido impactante, tétrico. Negros recuerdos habían invadido nuestras mentes. Sin dudas, un lugar para no volver.

 

 

Ana María Liberali

 

 



El software de antivirus Avast ha analizado este correo electrónico en busca de virus.
www.avast.com