Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 17133 al 17152 
AsuntoAutor
319/15 - I Congres Noticias
320/15 - VIAJANDO: Noticias
321/15 - El imperi Noticias
322/15 - VIAJANDO: Noticias
323/15 - Convocato Noticias
324/15 - VIAJANDO: Noticias
=?utf-8?Q?325/15_- Noticias
326/15 - Blog de G Noticias
327/15 - "El imper Noticias
328/15 - Argentina Noticias
329/15 - VIAJANDO: Noticias
330/15 - EE.UU., p Noticias
331/15 - Operación Noticias
332/15 - Argentina Noticias
333/15 -I Congress Noticias
334/15 - 1st Econo Noticias
335/15 - I Congres Noticias
336/15 - Libre com Noticias
=?UTF-8?Q?Re=3A_CO Beatriz
337/15 - Argentina Noticias
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 17466     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 329/15 - VIAJANDO: Visita a San Lorenzo de El Escorial
Fecha:Sabado, 24 de Octubre, 2015  22:53:34 (-0300)
Autor:Noticias del CeHu <noticias @..............org>

NCeHu 329/15
 

 

Visita a San Lorenzo de El Escorial

 

Enclavado a poco más de mil metros de altura sobre la ladera del monte Abantos, en el corazón de la sierra de Guadarrama, se encontraba San Lorenzo de El Escorial, cuyo mayor atractivo lo constituía el famoso Monasterio, enviado a construir por el rey Felipe II.

Antes de la construcción de semejante obra, El Escorial era una pequeña aldea cuyo topónimo provenía de “Escoria de Ferrería”, que posteriormente quedara dividida en dos. Por un lado el primitivo caserío al pie del Real Monasterio, el Escorial de Abajo; y por el otro, el conjunto de edificios que se construyeron en sus inmediaciones, El Escorial de Arriba, que fue justamente el que nosotros visitamos.

Se trataba de un pequeño pueblo donde cada edificio tenía su historia, y la mayoría de ellos se había convertido en galerías de arte, tiendas de artesanías o locales gastronómicos.

 

Gran cantidad de galerías de arte y tiendas de artesanías en la villa de El Escorial de Arriba

 

 

Era víspera de Reyes y nos encontramos con un enorme pesebre a tamaño real que se concentraba en la plaza de la Constitución y se expandía por las calles aledañas.

 

 

Pesebre gigante en la plaza de la Constitución

 

 

Molino del pesebre en la plaza de la Constitución,

frente al edificio del Ayuntamiento de San Lorenzo de El Escorial

 

 

Cabras en la montaña erigida en la plaza de la Constitución

 

 

El Rey Mago Baltasar desfilando montado en un elefante

 

 

El Rey Mago Melchor desfilando por la calle Reina Victoria,

frente al Bar – Restaurante El Caserío  

 

 

Detalle del Rey Mago Melchor

 

 

Un aljibe en la calle de las Pozas, casi esquina calle del Rey

 

                                                                                                

Todas las piezas del pesebre en tamaño real

 

 

El pesebre se expandía por la calle Reina Victoria

 

 

Desde el pesebre se veían el Santuario Nuestra Señora de Gracia y el Monasterio El Escorial

 

 

Santuario Nuestra Señora de Gracia

 

 

No faltaban tampoco expresiones infantiles sobre la Navidad

 

 

Tomamos la calle Floridablanca, y sobre la izquierda, elevada por encima de las demás, se encontraba la que fuera Casa de los Doctores y Catedráticos del Colegio. Había sido proyectada por Juan de Herrera en 1583 con el fin de albergar a los profesores seglares del colegio, pero posteriormente fue convertida en un centro gastronómico, albergando al restaurante “La Clementina”.

Calle Floridablanca

 

 

Pese al frío, los comensales de “La Clementina” disfrutaban del aire libre

 

 

Si bien el disparador fue la conmemoración de la victoria en la batalla de San Quintín contra las tropas francesas, Felipe II ansiaba un gran palacio que no sólo reflejara el poderío de los Habsburgo, sino que a la vez fuera un lugar de retiro donde dedicarse a la vida contemplativa y desarrollar su pasión por la ciencia y el arte.

La batalla había tenido lugar el 10 de agosto de 1557, festividad de San Lorenzo, mártir cristiano que murió en una parrilla, por lo que se decidió que la planta del edificio tuviera esa forma.

La construcción fue iniciada por el arquitecto Juan Bautista de Toledo en 1563, pero tras su fallecimiento en 1567, la continuó su discípulo, Juan de Herrera, quien dio término a la obra en 1584. Este arquitecto reformó el proyecto creando un estilo propio, denominado herreriano, caracterizado por la desnudez decorativa y el rigor geométrico.

 

Monasterio de San Lorenzo de El Escorial

Declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO

 

 

Palacio Real de San Lorenzo de El Escorial

 

 

Palacio Real desde la explanada

 

 

Vista panorámica del Palacio Real, edificios adyacentes

y el monte Abantos, de la sierra de Guadarrama

 

 

Real Colegio de Alfonso XII Agustinos

 

 

La arquitectura herreriana se basaba en el protagonismo de la pureza de la línea frente a los elementos decorativos. Los muros de los edificios casi desnudos y sólo interrumpidos por hileras de ventanas, los torreones en las esquinas añadían un sentido militar, techos de pizarra negra y columnas jónicas y dóricas con frontones triangulares y pináculos con bolas fueron las características distintivas de este estilo.

 

Portada central de la fachada principal del Palacio, entre columnas dóricas;

y en la parte superior, la estatua de San Lorenzo, la parrilla del santo

y el escudo de armas de los Habsburgo, entre columnas jónicas

 

 

Basílica de El Escorial

 

 

Detalle del campanario de la Basílica de El Escorial

 

 

Concluidas las obras del Monasterio y de su basílica, Felipe II ordenó a sus arquitectos la construcción de varios edificios para acoger las dependencias secundarias que no hubieran sido incluidas en el complejo. Así que entre los años 1587 y 1596 fueron levantadas, nuevamente bajo la dirección de Juan de Herrera, las dos primeras Casas de Oficios, siendo su uso principal el de albergar al personal de servicio. Su discípulo, Francisco de Mora, realizó entre 1590 y 1597, la Casa de la Compañía, edificio pensado como almacenaje, animales y distintos servicios de la comunidad de monjes que se hicieron cargo del Monasterio.

Dos siglos después, en 1769 se construyó la Casa de los Infantes y de la Reina, y la Tercera Casa de Oficios finalizada en 1797. Estos últimos edificios fueron encargados por el rey Carlos III y estuvieron a cargo del arquitecto Juan de Villanueva.

 

 

Arco de unión de las Casas de los Oficios,

posteriormente convertidas en Casa de Cultura, Biblioteca Municipal “Manuel Andújar”,

Sala de Exposiciones, Oficina de Turismo – Centro de Interpretación,

Santuario Nuestra Señora de Gracia

y Centro Integrado de Estudios Musicales "Padre Antonio Soler"

 

 

Con María Amelia, Fernando y Enriqueta frente a la Casa de los Infantes y de la Reina

 

 

Niños vestidos para un evento en El Escorial

 

 

Figuras infantiles de los Reyes Magos desfilando junto al complejo de El Escorial

 

 

Palacio de El Escorial desde la avenida Juan de Borbón y Battenberg al atardecer

 

 

Ya estaba cayendo el sol cuando regresamos a la calle Floridablanca, donde si bien ya se estaban ofreciendo servicios para cenar, nosotros fuimos invitados a conocer el departamento que Enri y Fernando tenían en las inmediaciones, para luego continuar camino hacia Madrid.

 

Calle Floridablanca al atardecer

 

 

Dejamos el auto, y después de deambular un buen rato por el Centro de Madrid, por la Gran Vía, por la calle Preciados…, ingresamos a la famosa tienda “El Corte Inglés”, frecuentada por muchos inmigrantes argentinos en busca de yerba mate y de otros productos ajenos a los consumos cotidianos de los españoles. Allí se había abierto un espacio denominado “Gourmet Experience”, donde se habían instalado locales gastronómicos de diferentes especialidades.

 

 

El cine Capitol, en el sector de la Gran Vía conocido como el Broadway madrileño

 

 

Calle Preciados entre el Callejón de Preciados y la Calle Maestro Victoria

 

 

Espacios “Gourmet Experience” en El Corte Inglés

 

 

Venta de productos alimenticios de alta calidad en “El Corte Inglés”

 

 

Para cenar nuestros amigos eligieron el Restaurante-Bar-Sidrería “El Escarpín”, en la calle de Las Hileras, lugar donde se servía sidra tirada. Omar comió salmón crudo, y yo preferí jamón ibérico con tabla de quesos. Y si bien los hombres se sirvieron otras bebidas, las mujeres acompañamos nuestra comida con sidra.

 

Increíble como llenaban ambos vasos sin desperdiciar una sola gota de sidra

 

 

 

Sifón de sidra llevado a las mesas

 

 

Fernando comió un revuelto de chacinados y verduras,

mientras que Omar prefirió salmón crudo

 

 

Tabla de quesos y dulce

 

 

El día había sido largo, pero no teníamos intención de despegarnos, por lo que la charla de sobremesa se prolongó con un café en un sitio donde los servían fríos o calientes. Yo pedí uno de frambuesas…

 

 

Ana María Liberali

 




El software de antivirus Avast ha analizado este correo electrónico en busca de virus.
www.avast.com