Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 16850 al 16869 
AsuntoAutor
74/15 - ESPECIALIS Noticias
75/15 - Argentina Noticias
76/15 - VIAJANDO: Noticias
=?UTF-8?Q?Re=3A_No =?UTF-8?
77/15 - Yemen: otr Noticias
Re: NoticiasdelCeH =?UTF-8?
78/15 - ESPECIALIS Noticias
79/15 - honduras - Noticias
80/15 - ESPECIALIS Noticias
81/15 - El PT de B Noticias
82/15 -Ante la cat Noticias
83/15 - Carta de A Noticias
Re: NoticiasdelCeH =?UTF-8?
84/15 - La ideolog Noticias
85/15 - Imperialis Noticias
86/15 - Imperialis Noticias
87/15 - Imperialis Noticias
88/15 - Imperialis Noticias
89/15 - Imperialis Noticias
90/15 - Imperialis Noticias
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 17185     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 85/15 - Imperialismo y geografía - La cuestión "meso -oriental" - La pesadilla extremista que desvela a dos países
Fecha:Sabado, 4 de Abril, 2015  15:49:21 (-0300)
Autor:Noticias del CeHu <noticias @..............org>

NCeHu 85/15

Imperialismo y geografía

 La cuestión "meso-oriental"

La pesadilla extremista que desvela a dos países

 

La Nación

Buenos Aires, 4/4/15

ROMA.- Los Al-Shabaab ("jóvenes", en árabe) surgieron en medio de una Somalia sumida en el caos y la guerra civil tras la caída del dictador Siad Barre, en 1991, a raíz de la intervención estadounidense y sus aliados occidentales al lado de fuerzas rebeldes en la operación "Restore Hope".

El grupo comenzó a definirse como una organización integrista pocos años después en el curso de la insurrección contra las tropas etíopes que ingresaron en Somalia, en 2006, para derrocar, siempre con el respaldo de Washington, a la Unión de los Tribunales Islámicos, que había tomado el control de la capital, Mogadiscio.

En 2009, Al-Shabaab declaró su alianza con Al-Qaeda, que oficialmente los integró a su red terrorista a comienzos de 2012. Sin embargo, un año antes fueron obligados a retirarse de la capital por los soldados de la Unión Africana (Amisom) y, poco a poco, perdieron todos sus bastiones del centro y sur de Somalia. A pesar de ello continúan controlando vastas zonas rurales, imponiendo a las poblaciones locales una rígida interpretación de la sharia (la ley islámica). Desde allí partieron para perpetrar atentados, ya sea en Mogadiscio como, desde 2013, en la vecina Kenya. El gobierno de Nairobi, a su vez, lanzó a fines de 2011 una campaña militar contra sus bases en el sur de Somalia.

En septiembre de 2013, el grupo perpetró un asalto al centro comercial de Westgate en Nairobi, que causó 67 muertos. Pero no fue el ataque más sangriento: tres años antes, en julio de 2010, una acción lanzada en Kampala, capital de Uganda, provocó 76 víctimas.

Uganda terminó en la mira del grupo extremista por su participación en la misión Amisom.

Los jihadistas mataron además a 37 cristianos en un solo ataque en diciembre, en la frontera entre Somalia y Kenya al juzgarlos culpables de no ser musulmanes.

Anteayer en el asalto al campus universitario en el este de Kenya, el grupo atacó sólo a los estudiantes cristianos y liberó a aquellos musulmanes.

Actualmente, el grupo cuenta entre 5000 a 9000 milicianos, según analistas, y se respaldan en la ayuda de la población rural indefensa, abandonada a su suerte por el poder central tanto de Kenya como de Somalia. Contra ellos fueron desplegados los militares de la Unión Africana, unos 22.000 efectivos, pero hasta ahora no lograron conquistar el sur de Somalia, bastión de la organización.

De profesor a terrorista

En Kenya, el jefe del grupo jihadista y responsable del ataque de anteayer es Mohammed Kuno, fue profesor de una madraza -escuela de teología musulmana- y trabajó en una fundación de ayuda a los pobres.

Antes de dirigir al grupo terrorista, Kuno trabajó para una fundación que se ocupaba de ayudar a los musulmanes más pobres del mundo.

Después, entre 1997 y 2000, dirigió el Instituto Madraza Najah en Garissa y luego se incorporó a los Tribunales Islámicos de Somalia.

Sus posiciones se radicalizaron en los últimos años hasta que decidió dedicarse en cuerpo y alma al terrorismo, uniéndose a Al-Shabaab. Con los jihadistas somalíes se atribuyó la responsabilidad por el ataque del 22 de noviembre de 2014 contra un ómnibus cerca de Mandera, una ciudad en la frontera entre Kenya y Somalia, en el que murieron 28 pasajeros no musulmanes.

De acuerdo con la versión de los sobrevivientes, los jihadistas les pedían a los pasajeros que recitaran el Corán y si no podían repetir alguna estrofa, era fusilados.

La policía ofrece una recompensa de 220.000 dólares a cualquiera que pueda dar información que conduzca a su arresto.

El periódico keniano Daily Nation contó anteayer que el jihadista era antes uno de los líderes del grupo terrorista en la región de Juba en Somalia y luego comenzó a dirigir las operaciones terroristas de Al-Shabaab en Kenya, utilizando a menudo a los miembros de su familia en los ataques.

Agencia ANSA.





El software de antivirus Avast ha analizado este correo electrónico en busca de virus.
www.avast.com