Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 16664 al 16683 
AsuntoAutor
=?UTF-8?Q?IV_PYDES Elias An
817/14 - México - Noticias
818/14 - Dani Rodr Noticias
819/14 - La izquie Noticias
820/18 - Estado, m Noticias
821/14 - Ayotzinap Noticias
822/14 - ¡Viven! Noticias
Re: NoticiasdelCeH Nestor B
823/14 - El aguace Noticias
824/14 - La rebeli Noticias
825/14 - Frustraci Noticias
826/14 - México - Noticias
RE: Notici asdelCe Matias V
827/14 - México - Noticias
828/14 - Argentina Noticias
829/14 - Dilma obl Noticias
830//14 - Brasil - Noticias
831/14 - México du Noticias
832/14 - Finanzas Noticias
833/14 - La pareja Noticias
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 16994     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 826/14 - México - ¿Quién administrará el descont ento? (Hugo Aboites)
Fecha:Sabado, 29 de Noviembre, 2014  11:25:06 (-0300)
Autor:Noticias del CeHu <noticias @..............org>

NCeHu 826/14

México como geografía
¿Quién administrará el descontento?
 
Hugo Aboites*
La Jornada
México, 29/11/14

Son tiempos veloces. Mientras un enorme y creciente número de mexicanos de toda edad y condición, en cuestión de semanas se está volviendo consciente de la fuerza que tiene su indignación y determinación de transformar al país, apresuradamente, y cada vez más alarmados, los actores hasta ahora encumbrados buscan afanosamente maneras de preservar las ventajas clasistas y el poder acumulado en estos últimos 30 años. Se mueven en el esquema acostumbrado, que combina la represión y los intentos de administración del descontento. En 68, el movimiento amplio de estudiantes primero fue descalificado, atacado luego mediante una represión violentísima y, más tarde, administrado por un Estado que algo entendió de las causas y el dinamismo de la protesta. Así, luego de Tlaltelolco, vino la apertura democrática de Echeverría (iniciativas clientelares en el campo y la ciudad, integración de cuadros opositores, y una fuerte expansión de la educación superior) que permitió al Estado fortalecerse, retomar la conducción y subordinar y acotar en gran medida la fragmentada resistencia. El costo de esa administración fue alto: apenas una década más tarde (en los 80) el país ya estaba inmerso en la aventura neoliberal y, pese a la resistencia, no fue posible detener sus avances.

Es cierto que en los 70 se dieron logros en la movilización y se crearon, en el campo y la ciudad y también en la educación, estructuras para una agenda distinta a la autoritaria del régimen (el sindicalismo universitario, el fortalecimiento del derecho a la educación, nuevos modelos universitarios críticos y populares, propuestas pedagógicas libertarias). Pero estos esfuerzos quedaron aislados sin lograr constituirse en polos crecientes de un poder alterno amplio y nacional. Un poder autogestivo, capaz de interactuar con el Estado desde una posición de fuerza y autonomía. La receta represión-administración se ha aplicado desde entonces a los movimientos estudiantiles (y magisteriales) más recientes: se les descalifica, se les reprime y/o fragmenta internamente, y, ya debilitados, sus demandas vienen retomadas, ya no a partir de nuevas estructuras de participación y poder amplio creadas por las comunidades estudiantiles y académicas o magisteriales, sino unilateralmente, por las propias autoridades universitarias o educativas.

Hay, sin embargo, dos elementos radicalmente nuevos en este escenario. Uno es el movimiento de las comunidades zapatistas de Chiapas, notable porque logró romper con el esquema represión-administración, aparentemente invencible. Pudo primero eludir de manera audaz e inteligente la represión; de fuerza de guerra se convirtió en movimiento civil; logró crear y mantener una imagen de creciente legitimidad dentro y fuera del país; provocó incluso cambios constitucionales (artículo 2) y, lo más importante, pudo establecerse –a pesar del cerco y el acoso– en el administrador de sus propias demandas. Con las Juntas del Buen Gobierno creó una estructura que ha contribuido al bienestar y la cultura social y política de las comunidades y a la creación de un sistema educativo alterno al neoliberal. Lo más importante: ha sido capaz de establecer negociaciones y acuerdos tácitos con el Estado, y con eso ha podido ejercer su autonomía en un grado inusitado en la historia mexicana. Y con ese norte se mueven regiones de Guerrero, Oaxaca y Michoacán, y las luchas magisteriales. El otro elemento de radicalidad la ha venido ofreciendo el actual movimiento nacional que por su amplitud y la fuerza de sus demandas está logrando una fuerza inesperada que pone en jaque al gobierno. Y por eso tiene la posibilidad de enraizarse y estructurarse de forma permanente.

Hay que decir, finalmente, que la ruta de los poderes alternos no la inauguran estos movimientos. Si algo hemos visto en estas últimas décadas, ha sido la manera como se ha consolidado un nuevo poder nacional, capaz incluso de acorralar al Estado: el poder de los grandes monopolios y cúpulas empresariales, las gigantescas corporaciones internacionales (las legales e ilegales de la industria del narcotráfico), que cada vez con más fuerza infiltran las instancias estatales, los partidos y medios de comunicación, y que generan una constante corriente de corrupción, sangre y una profunda inestabilidad. En este contexto, el actual movimiento, como el zapatista, plantea demandas profundamente éticas, humanas y sociales, que ofrecen la oportunidad de dar paso a una profunda transformación. En un momento en que la apertura gubernamental de 10 puntos (más policía, más vigilancia, más leyes) muestra que desde el Estado ya no hay propuestas sólidas para salir de la crisis, el surgimiento de un poder organizado, nacional, con estructuras permanentes y con claros objetivos sociales, es el único factor capaz de sentar nuevas bases de civilidad, propiciar una discusión mucho más amplia respecto del rumbo del país y darle a la nación una estabilidad que no podrá alcanzar si sigue como está, copada por el poder de la ganancia. Es ésta la única y más sólida esperanza.

* Rector de la UACM





Este mensaje no contiene virus ni malware porque la protección de avast! Antivirus está activa.






DeepSkyColors en Facebook!
Imagenes de nuestro planeta y del Universo desde los ojos de un fotógrafo español Visita la página en Facebook y dale a ME GUSTA!