Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 16581 al 16600 
AsuntoAutor
755/14 - ¡Eres Tú! Noticias
756/14 - México - Noticias
757/14 - México - Noticias
758/14 - México - Noticias
759/14 - "México, Noticias
760/14 - Ayotzinap Noticias
761/14 - El mundo Noticias
762/14 - El Mundo Noticias
763/14 - La noche Noticias
764/14 - Morir en Noticias
765/14 - David Har Noticias
Re: NoticiasdelCeH Noticias
766/14 - VIAJANDO: Noticias
Re: NoticiasdelCeH José Var
767/14 - VIAJANDO: Noticias
768/14 - Arde Méxi Noticias
RE: NoticiasdelCeH Hernando
Re: NoticiasdelCeH Noticias
Re: NoticiasdelCeH Noticias
Re: NoticiasdelCeH Bianca F
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 16904     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 760/14 - Ayotzinapa, ¿otra muerte masiva de jóve nes?
Fecha:Domingo, 9 de Noviembre, 2014  09:50:13 (-0300)
Autor:Noticias del CeHu <noticias @..............org>

NCeHu 760/14
 
 
 Ayotzinapa, ¿otra muerte masiva de jóvenes?

                                                                 

Alfredo César Dachary

 

El país no sale del asombro y el mundo está horrorizado por lo que ocurrió en el Estado de Guerrero,  el secuestro de los cuarenta y tres estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, ocurrido el 26 de septiembre pasado, en una zona bajo el control de grupos armados del narcotráfico, que han impuesto su sello de violencia en la misma.

Los estudiantes de la Normal de Ayotzinapa fueron atacados por policías municipales de Iguala y Cocula, allí murieron seis y el resto 43 fueron detenidos y posteriormente entregados a integrantes del grupo delictivo Guerreros Unidos, una escisión del cártel de los Beltrán Leyva, y a partir de ese momento nada se sabe de los normalistas.

Esta tragedia anunciada, ya que las autoridades estaban en conocimiento  del grado de penetración y control de los grupos del narcotráfico en los municipios y especialmente en sus policías, no es la primera que ocurre en el país y trágicamente se viene a sumar a una larga lista de hechos similares que se han dado desde hace medio siglo, si tomamos como parte aguas de los tiempos modernos de México a la masacre de Tlatelolco, un hecho como todos los que han ocurrido que no tiene culpables, sólo víctimas.

El 27 de septiembre del 2013, durante el arranque de la Consulta Nacional de la Juventud que forma parte del Programa Nacional de Juventud 2014-2018, en Guanajuato, el director general del Instituto Mexicano de la Juventud (Imjuve), José Manuel Romero Coello, destacó que en los últimos 10 años los homicidios relacionados con la delincuencia desplazaron a los accidentes de tránsito como primera causa de muerte entre la población joven de México.

Según la información del Imjuve, en el país existen 37.9 millones de jóvenes, con lo que México se ubica como la segunda nación con mayor número de personas entre 12 a los 29 años en América Latina, de ellos unos 7.5 millones son “nini”, ni trabajan ni estudian.

Según datos del Instituto Nacional de Geografía (INEGI) de 2000 a 2011, los homicidios entre la población joven pasaron de 4,104 a 10,535, lo que representa un crecimiento de 156 %, y de las defunciones en 2011, tres de cada diez muertes violentas sucedieron en la población de 15 a 29 años de edad, 86.1% fueron hombres.

¿Por qué los jóvenes son las víctimas de esta guerra entre diferentes tipos de delincuentes, el Estado y otros sectores sociales?, si a ello le sumamos los feminicidios que son más del 90% de mujeres jóvenes, éstos crecen exponencialmente.

Entre 2006 y 2012, los feminicidios en México aumentaron un 40%. En Estados como Chihuahua, el número de asesinatos contra mujeres es 15 veces más alto que el promedio mundial. En el país, se cometen 6.4 asesinatos de mujeres por día, de los cuales, 95% quedan impunes según datos del informe y de la Organización de Naciones Unidas.

La masacre de jóvenes viene sin parar el último medio siglo, y en esta década en la que el presidente Calderón logró el record de llegar a 100,000 víctimas incluido desaparecidos, 20,000 en una guerra no declarada, de baja intensidad pero miles de víctimas, entre algunas de éstas, siempre los jóvenes destacan.

La matanza de 60 estudiantes en el fraccionamiento Villas de Salvárcar, en Ciudad Juárez, Chihuahua, el 31 de enero de 2010 a manos de narcotraficantes, se recuerda como una de las peores tragedias en las que jóvenes han perdido la vida.

Los estudiantes del CBTIS 128, del Colegio de Bachilleres 9 y de la Universidad Autónoma de Chihuahua se encontraban reunidos en una vivienda del fraccionamiento cuando fueron sorprendidos y atacados por un comando armado de al menos 20 pistoleros que descendió de siete vehículos.

El 23 de octubre del 2010, nuevamente en ciudad Juárez, un comando acribilló a los asistentes a una fiesta en un domicilio de la colonia Horizontes del Sur con saldo de 14 muertos, 6 mujeres y 8 varones y 20 heridos, incluidos 4 menores.

El 28 de octubre de 2010, siete jóvenes entre los 22 y los 28 años fueron asesinados en el barrio de Tepito, en la Ciudad de México, mientras se encontraban reunidos en la calle. La matanza de los tepiteños, atacados con armas de fuego disparadas desde un vehículo, fue la cuarta matanza de jóvenes que se había registrado esa semana en el país, dos de ellas en centros de rehabilitación para drogadictos.

El 18 de julio del 2010, a 17 asistentes a una fiesta son acribillados en las afueras de la ciudad de Torreón. El 24 de agosto, militares mexicanos localizan en un rancho cercano a San Fernando (Tamaulipas) los cadáveres de 72 inmigrantes de El Salvador, Honduras, Guatemala, Ecuador y Brasil.

La mañana del 29 de marzo de 2011 fue hallado el cuerpo de Juan Francisco Sicilia Ortega, de 24 años, hijo del poeta y novelista Javier Sicilia, en el interior de un automóvil junto con otros seis jóvenes, frente a un hotel y a unos metros de la autopista del Sol México-Acapulco, a la altura del municipio de Temixco, en Morelos.

En este mar de secuestros, asesinatos y otros delitos,  el 6 de abril del 2011 se inicia el hallazgo de más de 40 fosas clandestinas cerca de San Fernando (Tamaulipas,) en las que se descubren 193 cadáveres. En forma paralela, en el Estado de Durango son hallados otros cementerios clandestinos con unos 250 cuerpos. 

Un grupo de individuos irrumpió en el centro de rehabilitación “La Victoria”, en Torreón, Coahuila, el 6 de julio de 2011, para asesinar a 13 jóvenes, que buscaban rehabilitarse de su adicción a las drogas. Uno de los testigos que sobrevivió al ataque narró que llegó un taxi del que vio cómo descendía un individuo que portaba un arma larga y corrió a esconderse debajo de la cama. La autoridad estatal nunca aclaró cuál habría sido el motivo del ataque ni qué pandilla armada perpetró la matanza.

Un grupo de personas irrumpió el viernes 8 de julio de 2011 en el bar Sabino Gordo, de Monterrey, Nuevo León, matando a 20 jóvenes y dejando heridos a otros cinco, los agresores también se llevaron secuestradas a ocho personas, por lo que la versión oficial se trató de ajuste de cuentas entre dos grupos criminales.

Los jóvenes se encontraban en el bar disfrutando de su fin de semana, cuando al menos 15 personas con rifles de alto calibre entraron al establecimiento disparando a quien les saliera al paso.

También en Monterrey, el 14 de marzo de 2012, autoridades policíacas informaron de la muerte de cinco jóvenes que fueron atacados por sujetos armados en la zona noroeste de la ciudad.

El 26 de mayo 2013, un total de 12 jóvenes del Barrio de Tepito desaparecieron del bar Heaven, ubicado en la Zona Rosa del Distrito Federal, pero durante su secuestro no hubo disparos ni escenas violentas, según captaron las cámaras de los negocios cercanos.

Después de una serie de explicaciones que no dejaron contentos a los familiares de los desaparecidos y a tres meses de su desaparición, el 22 de agosto pasado se informó de la localización de 13 cuerpos en una fosa clandestina en el municipio de Tlalmanalco, Estado de México. Tras una serie de peritajes se comprobó que los restos eran de los secuestrados de Tepito y que no se trataba de 12, sino de 13 personas.

El 23 de septiembre por la noche un comando asesinó a 10 personas, entre ellas varios jóvenes y una niña de 6 años, en el ejido Loma Blanca, en el municipio de Juárez, Chihuahua. El comando ingresó a una vivienda ubicada en la intersección de la calle Manuel Belmont y la carretera Juárez-Porvenir, donde integrantes de un equipo de béisbol celebraban con sus familias tras concluir su participación en un torneo. 

El 2 de septiembre de 2013, un grupo de 22 turistas mexicanos son secuestrados en Acapulco, y los cuerpos de 18 de ellos son hallados casi dos meses después. El 8 de enero hallan 15 cadáveres decapitados al exterior de un centro comercial de Acapulco.

La lista es interminable, la memoria está siempre limitada por la realidad y la necesidad de tomar distancia de lo que estamos viviendo, salvo cuando ese ciudadano anónimo es afectado en forma directa, allí reacciona y actúa.

La muerte de jóvenes de todos los bandos y grupos es parte de esta gran tragedia nacional, que representa la otra cara de México o quizás la cara real de un país, la segunda economía de Latinoamérica pero a su vez es el más asimétrico de América Latina.

El bono demográfico de México se lo está llevando una guerra cuyos orígenes y destino están fuera del país, y éste sólo presta el territorio y su gente para el escenario de esta tragedia. ¿Quién responde por esto?

 

 

alfredocesar7@yahoo.com.mx

 





Este mensaje no contiene virus ni malware porque la protección de avast! Antivirus está activa.






DeepSkyColors en Facebook!
Imagenes de nuestro planeta y del Universo desde los ojos de un fotógrafo español Visita la página en Facebook y dale a ME GUSTA!