Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 16201 al 16220 
AsuntoAutor
446/14 - Argentinb Noticias
447/14 - A propósi Noticias
448/14 - Cierre en Noticias
449/14 - VIAJANDO: Noticias
450/14 - La oligar Noticias
451/14 - Bahía de Noticias
452/14 - Argentina Noticias
453/14 - A grande Noticias
454/14 - Crisis gl Noticias
455/14 - El huevo Noticias
456/14 - "Esperamo Noticias
457/14 - Irak: un Noticias
458/14 - PRÓRROGA Noticias
459/14 - A crise d Noticias
460/14 - La crisis Noticias
461/14 - Vivir en Noticias
462/14 - Nuevo cal Noticias
463/14 - Jihadistá Noticias
464/14 - ¿Cuántos Noticias
465/14 - La balcan Noticias
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 16519     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 449/14 - VIAJANDO: En la represa de Futaleufú
Fecha:Domingo, 29 de Junio, 2014  20:13:56 (-0300)
Autor:Noticias del CeHu <noticias @..............org>

NCeHu 449/14
 

 

En la represa de Futaleufú

 

Desde Trevelin tomamos un remis y le pedimos que nos llevara hasta la represa de Futaleufú, que se encontraba a sólo doce kilómetros de allí.

 

 

 

 

En camino desde Trevelin hasta la represa de Futaleufú bajo enormes cúmulos

 

 

 

Andando por la ruta número doscientos cincuenta y nueve

 

 

En la zona abundaban alerces, cipreses, maitenes, cohihues y radales

 

 

Fuerte erosión mecánica en las rocas desnudas

 

 

La represa de Futaleufú era un aprovechamiento hidroeléctrico que se realizó con el objetivo principal de abastecer de energía a la planta de ALUAR (Aluminio Argentino) de Puerto Madryn. Fue construida entre 1971 y 1976 sobre el río Futaleufú, que en mapudungún significaba “río Grande” y que como todo río de zona montañosa por momentos corría encajonado formando rápidos.

 

Río Futaleufú en el oeste de la provincia del Chubut

 

 

Bordeando el río Futaleufú

 

 

Rápidos del río Futaleufú

 

 

La presa, de ciento veinte metros de altura, se construyó en una zona de clima frío y ventoso entre las isohietas de 1500 a 3000 mm anuales por lo que el bioma característico era un bosque de coníferas, quedando sumergidos gran parte de los árboles; aunque cada tanto aparecían flotando troncos que eran rescatados y usados.

 

El viento se manifestaba a través del oleaje y de la vegetación

 

 

 

En camino hacia el muro de contención

 

 

Vista del muro de contención y del vertedero

 

 

Muro de contención en el marco de los cerros nevados

 

 

 

 

Los lagos anegados eran el Situación, el Quiñe o Lago Uno, el Epu o Lago Dos, y el Cula o Lago Tres, todos ellos de origen glaciario, que estaban encadenados y rodeados de cumbres del cordón Pirámides (2609 m.s.n.m.) y los cerros Situación (2307 m.s.n.m.), Castillo (2125 m.s.n.m.) y Tres Uñas (1976 m.s.n.m.), formando parte del Parque Nacional Los Alerces. El embalse conformó un espejo de agua de nueve mil doscientas hectáreas con una profundidad media de sesenta y cinco metros, y debido al maravilloso paisaje que quedó bajo las aguas, al embalse se lo llamó Amutui Quimei, que en mapuche significaba “Belleza Perdida”.

 

 

 

Embalse Amutui Quimei, desde el muro de contención

 

 

Desde el embalse hasta la turbina el agua era transportada mediante una tubería de presión o tubería forzada para ser transformada en energía.

 

 

La tubería de presión o tubería forzada también arruinaba en parte el paisaje

 

 

El vertedero tenía capacidad para evacuar dos mil novecientos metros cúbicos por segundo, y el agua llegaba a ella con un salto de ciento cincuenta y siete metros, alimentando cuatro turbinas de cuatrocientos cuarenta y ocho MW de potencia y un caudal máximo de noventa metros cúbicos por segundo, generando anualmente dos mil novecientos GWh.

 

 

 

Formación de un arco iris en la represa de Futaleufú

 

 

La energía hidroeléctrica era generada haciendo pasar una corriente de agua a través de las turbinas

 

 

 

Desde lejos continuaba viéndose la nube formada por la fuerza del agua

 

 

Al pie de la nube con flores de amancay

 

 

Flores de amancay, características de la Patagonia

 

 

Como toda central hidroeléctrica de envergadura, Futaleufú contaba con una chimenea de equilibrio que consistía en una estructura tubular complementaria destinada a absorber las sobrepresiones y subpresiones causadas por los golpes de ariete provocados por fluctuaciones de presión y del caudal.

 

Chimenea de equilibrio vista desde la casa de máquinas

 

 

Chimenea de equilibrio

 

 

Y después de visitar las principales áreas de la represa llegamos al mirador desde donde se podía tener una vista panorámica del río Futaleufú y de la zona fronteriza con Chile.

 

El agua de los ríos y lagos de un área de aproximadamente 7500 km2 desagua hacia el océano Pacífico a través del río Futaleufú, cuya naciente vemos en este punto. Allí donde el río deja de verse,

forma un recodo hacia la derecha para adentrarse más adelante en territorio chileno,

según podemos ver en el mapa que grafica toda la cuenca

 

 

Con Martín y Omar en el mirador de la represa de Futaleufú

 

 

Vista panorámica de la represa de Futaleufú

 

 

La energía se transportaba desde la represa de Futaleufú hasta Puerto Madryn por medio de líneas de alta tensión con una longitud de quinientos cincuenta kilómetros cruzando las mesetas patagónicas de la cordillera a la costa.

 

 

Torres de trasmisión de la energía

 

 

 

Cuando estábamos por dejar el área de la represa encontramos un cartel que decía “La Tierra no la heredamos de nuestros padres. Sólo la tomamos prestada de nuestros hijos”. Y si bien acordábamos con la leyenda, nos parecía absolutamente contradictoria en ese lugar.

 

 

La Tierra no la heredamos de nuestros padres. Sólo la tomamos prestada de nuestros hijos

 

 

Martín descansando después de recorrer la represa

 

 

Yo nunca había estado en desacuerdo con la construcción de las represas hidroeléctricas ya que no sólo consideraba que el impacto ambiental negativo era mucho menor que el producido por la explotación petrolera, sino que en muchos casos contribuían a evitar tanto inundaciones como sequías extremas como también a tener otros usos como riego para áreas de cultivo, pesca y recreación, en este caso no me parecía lógica la destrucción de semejante ecosistema correspondiente a un área protegida, para que el ochenta y cinco por ciento de la electricidad generada fuera destinada a alimentar a una planta de aluminio de alto grado de contaminación y básicamente destinada a la exportación.

 

 

Ana María Liberali