Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 1620 al 1639 
AsuntoAutor
FELIZ DIA DEL GEÓG Luis San
549/03 - Videodeba Humboldt
548/03 - DISCURSO Humboldt
556/03 - Ciclo de Humboldt
557/03 - Reconvers Humboldt
559/03 - PUBLICACI Humboldt
565/03 - XVII CONG Humboldt
554/03 - Globaliza Humboldt
550/03 - SEMINARIO Humboldt
564/03 - Del argen Humboldt
NoticiasdelCeHu 56 Humboldt
563/03 - Discurso Humboldt
555/03 - "Capitali Humboldt
553/03 - Perú: geo Humboldt
561/03 - RECURSOS Humboldt
560/03 - Especiali Humboldt
558/03 - El Cordob Humboldt
RE: NoticiasdelCeH Hirineo
552/03 - L'Irak Humboldt
551/03 - A los geó Humboldt
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 1831     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 574/03 - El Cordobazo según Tosco
Fecha:Martes, 27 de Mayo, 2003  20:03:37 (-0300)
Autor:Humboldt <humboldt @............ar>

 
NCeHu 574/03
 
Por: Asambleas Sociales
 
Los sucesos del 29 de mayo de 1969 tal como fueron vistos por Agustín Tosco. La nota siguiente apareció originalmente en 'El Combatiente', órgano de difusión del PRT-ERP y está extractada del discurso del congreso 'Amado Olmos'.


Los obreros, mecánicos realizan una asamblea y a la salida al ser reprimidos, defienden sus derechos en una verdadera batalla campal en el centro de la ciudad el día 14 de Mayo.

Los atropellos, la opresión, el


Agustín Mario Tosco se dirige a la multitud

desconocimiento de un sin número de derechos, la vergüenza de todos los actos de gobierno, los problemas del estudiantado y de los centros vecinales se suman. Se paraliza totalmente la ciudad el día 16 de Mayo. Nadie trabaja. Todos protestan. El gobierno reprime. En otros lugares del país, estallan conflictos estudiantiles por las privatizaciones de los comedores universitarios. En Corrientes es asesinado el estudiante Juan José Cabral y ese hecho tienen honda repercusión en toda la población de Córdoba. Se dispone el cierre de la Universidad. Todas las agrupaciones estudiantiles protestan y preparan actos y manifestaciones. Se trabaja en común acuerdo con la CGT.

El día 18 es asesinado en Rosario, el estudiante Adolfo Ramón Bello. Realizamos con los estudiantes y los Sacerdotes del Tercer Mundo una marcha de silencio en homenaje a los caídos. El día 20 de Mayo, fui detenido e incomunicado en el Departamento de Policía 'en averiguación de antecedentes'. Recupero la libertad al día siguiente. El día 21, se concreta un paro general de estudiantes. Una serie de comunicados del movimiento obrero lo apoyan. En Rosario cae una víctima más. El estudiante y aprendiz de metalúrgico Norberto Blanco, es asesinado en Rosario. Se instalan Consejos de Guerra. El día 22 de Mayo, los estudiantes de la Universidad Católica se declaran en estado de asamblea y son apoyados por el resto del movimiento estudiantil. El día 23 de Mayo, es copado el Barrio Clínicas por los Estudiantes. Es gravemente herido el estudiante Héctor Crusta de un balazo por la Policía. Se producen fogatas y choques. La Policía es contundente, y los choques se hacen cada vez, más graves.

El día 25 de Mayo, hablo en la Universidad Católica de Córdóba y hago una severa crítica y condena a los sangrientos atropellos de la Policía y de los arbitrarios procedimientos del Consejo de Guerra en Rosario. El día 26 de Mayo, el movimiento obrero en Córdoba, por medio de los dos plenarios realizados, resuelve un paro general de actividades de 37 horas a partir de las once horas del 29 de Mayo y con abandono de trabajo y concentraciones públicas de protesta. Los estudiantes adhieren en todo a las resoluciones de ambas CGT.

Todo se prepara para el gran paro. La indignación es pública y elocuente en todos los estratos de la población. No, hay espontaneismo. Ni improvisación. Ni grupos extraños a las resoluciones adoptadas. Los sindicatos organizan y los estudiantes también. Se fijan los lugares de concentración. Cómo se realizarán las marchas. La gran concentración se llevará adelante, frente al local de la CGT en calle Vélez Sarsfield 137. Millares y millares de volantes reclaman la vigencia de los derechos conculcados, inundan la ciudad en los días previos. Se suceden las Asambleas de los Sindicatos y de los Estudiantes que apoyan el paro de protesta.

El día 29 de Mayo amanece tenso. Algunos sindicatos comienzan a abandonar las fábricas antes de las once. A esa hora el Gobierno dispone que el transporte abandone el casco céntrico. Los trabajadores de Luz y Fuerza de la Administración Central, pretenden organizar un acto a la altura de Rioja y General Paz y son atacados con bombas de gases. Es una vez más la represión en marcha. La represión indiscriminada. La prohibición violenta del derecho de reunión, de expresión; de protesta. Mientras tanto, las columnas de los trabajadores de las fábricas de la industria automotriz van llegando a la ciudad. Son todas atacadas y se intenta dispersarlas.

El comercio cierra sus puertas y las calles se van llenando de gente. Corre la noticia de la muerte de un compañero, era Máximo Mena, del sindicato de Mecánicos. Se produce el estallido popular, la rebeldía contra tantas injusticias, contra los asesinatos, contra los atropellaos. Nadie controla la situación. Es el Pueblo. Son las bases sindicales y estudiantiles, que luchan enardecidas. Todos ayudan. El apoyo total de toda la población se da tanto en el centro como en los barrios.

Es la toma de conciencia de todos evidenciándose en las calles contra tantas prohibiciones que se plantearon. Nada de tutelas, ni de los usurpadores del poder, ni de los participacionistas.

El saldo de la batalla de Córdoba -El Cordobazo- es trágico. Decenas de muertos, cientos de heridos. Pero la dignidad y el coraje de un Pueblo florecen y marcan una página en la historia argentina y latinoamericana que no se borrará jamás. En las fogatas callejeras arde el entreguismo, con la luz, y el calor y la fuerza del trabajo y de la juventud, de jóvenes y viejas, de hombres y mujeres. Ese fuego que es el espíritu, de los principios, de las grandes aspiraciones populares ya no se apagará jamás. En medio de esa lucha por la justicia, la libertad y el imperio de la voluntad soberana del pueblo partimos esposados a bordo de un avión con las injustas condenas sobre nuestras espaldas. Años de prisión que se convierten en poco menos de siete meses, por la continuidad de esa acción que libró nuestro pueblo, especialmente Córdoba, y que nos rescató de las lejanas cárceles del sur, para que todos juntos, trabajadores, estudiantes, hombres de todas las ideologías, de todas las religiones, con nuestras diferencias lógicas, sepamos unimos para construir una sociedad más justa, donde el hombre no sea lobo del hombre, sino, su Compañero y su Hermano' ...


Fuente: ARGENPRESS.info, del 1ro de junio de 2003.