Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 1620 al 1639 
AsuntoAutor
FELIZ DIA DEL GEÓG Luis San
549/03 - Videodeba Humboldt
548/03 - DISCURSO Humboldt
556/03 - Ciclo de Humboldt
557/03 - Reconvers Humboldt
559/03 - PUBLICACI Humboldt
565/03 - XVII CONG Humboldt
554/03 - Globaliza Humboldt
550/03 - SEMINARIO Humboldt
564/03 - Del argen Humboldt
NoticiasdelCeHu 56 Humboldt
563/03 - Discurso Humboldt
555/03 - "Capitali Humboldt
553/03 - Perú: geo Humboldt
561/03 - RECURSOS Humboldt
560/03 - Especiali Humboldt
558/03 - El Cordob Humboldt
RE: NoticiasdelCeH Hirineo
552/03 - L'Irak Humboldt
551/03 - A los geó Humboldt
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 1811     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 555/03 - "Capitalismo Nacional," Crisis y Judicial ización
Fecha:Lunes, 26 de Mayo, 2003  11:15:38 (-0300)
Autor:Humboldt <humboldt @............ar>

Bebida de limón

NCeHu 555/03

Ley de Quiebras 

 Estudio de Caso: TMM (México)

La versión charra de "hacete amigo del juez"


 

El caso de una importante naviera pondrá a prueba la nueva ley de bancarrotas de México

Por Joel Millman y Sonja Ryst


CIUDAD DE MÉXICO — Una sonada disputa entre los tenedores de bonos y la principal empresa de transporte de América Latina ha dado un extraño giro. Las autoridades separaron ayer, jueves, de su cargo a un juez de Ciudad de México, ante sospechas de que se estaba otorgando de manera ilegal una orden para impedir que los acreedores pudieran forzar a la empresa a acogerse a la bancarrota. El caso es observado de cerca por los inversionistas extranjeros como una prueba del compromiso de México con su nuevo código de bancarrota.

El caso involucra a Transportación Marítima Mexicana SA, conocida como TMM, una empresa que ha estado adelantando una lucha en varios frentes con los acreedores, los reguladores y los recaudadores de impuestos con el propósito de evitar la bancarrota. TMM debe cerca de US$500 millones a varios bancos y tenedores de bonos y ya se declaró en cesación de pagos sobre intereses sobre una porción de US$177 millones de su deuda.

El incumplimiento de ese pago, hace dos semanas, se produjo después de que TMM fracasara en el proceso de convencer a la mayoría de sus acreedores para que realizaran un intercambio de sus bonos para darle a la empresa un poco más de tiempo para conseguir efectivo. Esto aceleró los hechos que llevaron al escándalo judicial de esta semana.

Funcionarios judiciales revelaron ayer, jueves, que el juez Hugo Muñiz ha sido trasladado a otra jurisdicción y actualmente está bajo investigación.

TMM presentó una petición ante el juez Muñiz pidiendo la protección frente a sus acreedores por un período de un año para cumplir con sus obligaciones financieras.

De acuerdo con un comunicado de TMM, la empresa tuvo la asesoría de una firma de abogados, que dijo tener experiencia en este tipo de maniobras legales, que tienen el efecto de dilatar cualquier acción por parte de los acreedores. Unos días después, de acuerdo con el comunicado de TMM, las autoridades judiciales mexicanas removieron al juez que emitió la orden de dilatar el proceso "indicando que había posibles irregularidades en la presentación de la demanda".

Aunque asegura no haber obrado mal, TMM dijo que no apelará el nuevo fallo. La empresa también anunció que pondrá fin "a los servicios profesionales de la firma legal que representó a la compañía en este proceso".

Funcionarios de los tribunales dijeron que Muñiz no estaba disponible para hacer comentarios, y su número de teléfono no aparece en la guía telefónica.

Las implicaciones del caso van mucho más allá de la lucha entre TMM y los tenedores de su deuda, cuyo precio de mercado ha declinado desde un poco menos del valor nominal a cerca de US$0,75 por cada dólar esta semana. Cerca de una docena de grandes empresas mexicanas han incumplido sus obligaciones de deuda o parecen estar en peligro de hacerlo y cualquiera de ellas podría verse obligada a entrar en los tribunales de bancarrota.

México reformó sus leyes de quiebra en 2000 para hacerlas más favorables a los acreedores, pero el nuevo código aún no ha pasado la prueba de una gran bancarrota empresarial. Muchos acreedores consideraron a la inusitada orden judicial como una forma de eludir la legislación de bancarrota, y vieron con buenos ojos lo que interpretaron como la intervención del gobierno para imponer el imperio de la ley.

"Resulta tranquilizador ver que el sistema legal mexicano funciona", afirma Evan Flaschen, socio de Bingham McCutchen, una firma estadounidense que representa a inversionistas individuales con más de US$100 millones de bonos de TMM.

TMM, con más de US$1.000 millones en ventas, debería generar suficiente efectivo para pagar su deuda, según analistas de la industria. Una filial, Transportación Ferroviaria Mexicana SA, la denominada Nafta Rail, o TFM, gestiona la mayoría de los US$350.000 millones en cargamento comercial que se intercambia anualmente entre EE.UU. y México.

— Santiago Pérez contribuyó a este artículo.

Updated May 29, 2003 7:22 p.m.


Fuente: The Wall Street Journal of Americas, del 29 de mayo de 2003.