Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 16181 al 16200 
AsuntoAutor
428/14 - Capitalis Noticias
429/14 - Irak, 23 Noticias
430/14 - VIAJANDO: Noticias
431/14 - ¿Qué es e Noticias
432/14 - VIAJANDO: Noticias
433/14 - SOBRE LAS Noticias
434/14 - VENCE EL Noticias
435/14 - www.centr Noticias
436/14 - IV COLOQU Noticias
437/14 - XXXV Cong Noticias
438/14 - Brasil - Noticias
439/14 - Los nuevo Noticias
440/14 - México - Noticias
Re: NoticiasdelCeH Gerardo
441/14 - "Hay que Noticias
442/14 - Iraq - ¿H Noticias
443/14 - Algumas c Noticias
444/14 - El rompec Noticias
445/14 - La urgent Noticias
RE: NoticiasdelCeH Vicente
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
PŠgina principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 16509     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:Re: NoticiasdelCeHu 415/14 - El default del relato argentino / Rumbo al XVI EnHu ( 154 )
Fecha:Sabado, 28 de Junio, 2014  13:57:17 (-0300)
Autor:Gerardo Mario de Jong <gerardodejong @.....com>

Estimado amigo Vicente:
El texto del art√≠culo del diario decano de la prensa argentina es de un profundo gorilaje cipayo vendepatria. No vale la pena, siquiera, destinarle una media neurona para contestar. Ese relato gorila, √ļnicamente un relato sin sustento no se pregunta acerca de las circunstancias en que se tom√≥ la deuda, antes que sus corruptos gestores se imaginaran siquiera c√≥mo la pagar√≠an. El art√≠culo no se pregunta acerca del porqu√© ciertos pa√≠ses, en particular EEUU que tiene la deuda m√¡s grande e impagable del mundo, sigue subsistiendo en base a un sistema internacional operado por los pa√≠ses del Atl√¡ntico norte, mientras que a nosotros nos quieren "hacer saltar la cadena" por una deuda perfectamente pagable luego que se elimin√≥ la totalidad u algo parecido de su parte obscenamente usurera. Tampoco se preguntan acerca de qu√© est√¡ atr√¡s de esa presi√≥n por parte del las corporaciones del feudalismo corporativo del sistema financiero internacional.
Abrazo 
Gerardo


El 22 de junio de 2014, 12:32, Vicente Di Cione <vdicione@hotmail.com> escribió:
EL DEFAULT DE ALGUNOS DISCURSOS
 
Tomo como ejemplo el que acabo de leer. Un viejo caudillo del interior, en buen estilo jauretchiano puso de moda el término CHACHARA, término que le cabe muy bien al texto que, sin duda, se inscribe en un universo discursivo que tiene irremediablemente el vuelo científico y político de las gallinas.
Teniendo en cuenta¬†la adhesi√≥n al pensamiento gramsciano del autor, ser√≠a¬†m√¡s pedag√≥gico que el autor¬†pudiera precisar, QUE HACER. Digo m√¡s pedag√≥gico a los fines de precisar la "sustentabilidad cultural" de cualquier otra alternativa. El discurso que dice estar en default es, sin dudas, en t√©rminos gramscianos,¬†el m√¡s sustentable pol√≠ticamente, salvo, claro, para aquellas/os propensas/os a los juegos del pensamiento abstracto, es decir, ahist√≥rico y a-geogr√¡fico.
 
Con mis respetos
 

From: noticias@centrohumboldt.org
To: humboldt@eListas.net
Date: Sun, 22 Jun 2014 03:20:27 -0300
Subject: NoticiasdelCeHu 415/14 - El default del relato argentino / Rumbo al XVI EnHu ( 154 )


NCeHu 415/14

www.centrohumboldt95.blogspot.com.ar
Rumbo al XVI EnHu (154)

América Latina como geografía

Bariloche, 6 al 10 de octubre


Argentina como geografía: El programa de burguesía (4)
 

El default del relato argentino

 

Eduardo Fidanza  | LA NACION

Buenos Aires, 21/6/14

 

Que al cabo de una tortuosa negociaci√≥n, el fallo de un juez del pa√≠s m√¡s poderoso del mundo sacuda al Estado y pueda precipitar al pa√≠s a una crisis econ√≥mica y social, suena a final de juego y quiz√¡s exige una reflexi√≥n m√¡s abarcadora. La hip√≥tesis que propongo examinar es que el eventual default de la deuda encierra, en rigor, un default a√ļn mayor: el del relato mismo sobre la Argentina. No s√≥lo el del kirchnerismo, hiperb√≥lico y machacante, sino el que ha sostenido la elite pol√≠tica y ha acompa√Īado la sociedad a lo largo de d√©cadas. Sugiero que lo que se pone en tela de juicio es nuestra identidad, confrontada con la imagen que el mundo posee de nosotros. Y que ese cuestionamiento debilita a la Argentina en momentos en que deber√≠a mostrar fortaleza para enfrentar la adversidad.

El s√≠ntoma de esta ca√≠da es el reiterado error de percepci√≥n en que incurre la dirigencia pol√≠tica, no los funcionarios de carrera, al tratar delicadas cuestiones de Estado vinculadas, por empezar, con las relaciones internacionales. Como lo han mostrado diversos an√¡lisis, pareciera que este defecto no depende del sistema de gobierno que rija a la Naci√≥n. Bajo una dictadura se evalu√≥ que Estados Unidos ser√≠a un aliado clave en una guerra insensata, como en democracia se crey√≥ factible un blindaje financiero, una renegociaci√≥n exitosa de la deuda o un acuerdo con el pa√≠s sospechoso del peor atentado de la historia nacional. Todos estos supuestos se demostraron luego falsos, con graves consecuencias para la Argentina.
Lo que se manifiesta como un desenfoque hacia afuera se expresa hacia adentro bajo la forma de pol√≠ticas econ√≥micas que se exaltan y se sostienen m√¡s all√¡ de lo conveniente, transform√¡ndose en dogmas, sobre todo si han resultado electoralmente exitosas. La convertibilidad en la d√©cada del 90 y el "modelo" en los 2000 concluyeron con el mismo error: creer que eran sustentables indefinidamente, sin advertir su utilidad decreciente y sus efectos adversos en el mediano plazo. Destrucci√≥n del aparato productivo y recesi√≥n en un caso, alta inflaci√≥n en el otro, con el correlato de desocupaci√≥n y pobreza, fueron los resultados de esos defectos de evaluaci√≥n.
Pueden postularse una serie de factores para sustentar la idea de un default m√¡s amplio y sist√©mico, de car√¡cter cultural. Son un cat√¡logo previsible de defectos que, considerados en conjunto, acaso expliquen el colmo de que nos vapulee un juez extranjero. En orden de exposici√≥n, no de importancia, pueden mencionarse: soberbia, impericia, improvisaci√≥n, ideologismo y falta de apego a la ley. Tal vez la soberbia, que es la tara de creerse superior, se asiente en un mito de riqueza y de fortuna dif√≠cil de erradicar a la luz de los acontecimientos que le ocurren al pa√≠s. Un ejemplo cl√¡sico es lo que sucedi√≥ durante a√Īos con la pampa h√ļmeda, fuente de rendimientos extraordinarios que habilitaron el dicho "con una cosecha nos salvamos". No es ficci√≥n: al trigo y la carne le sigui√≥ la soja, que le dio al pa√≠s una d√©cada de prosperidad. Pero all√≠ no termina el destino venturoso. Ahora irrumpe Vaca Muerta, con su combinaci√≥n de novela y realidad, para seguir sosteniendo el mito de la superioridad y la suerte argentinas. Observados sin apasionamiento, estos contrastes resultan, a la vez, oportunidades de progreso y tentaciones de f√¡cil salvaci√≥n a la que es propensa nuestra sociedad.
La impericia y la improvisaci√≥n resultan, en este inventario, caras de una misma moneda. Cuando un ministro vacilante dice, en medio de una dura dificultad, que el pa√≠s puede quedarse tranquilo porque todo est√¡ profundamente estudiado, asoma la precariedad argentina que pretende arreglar con alambre un desaguisado de incalculable complejidad. La impericia y la improvisaci√≥n llevan, entre otros desatinos, a juzgar err√≥neamente c√≥mo funciona el sistema de toma de decisiones en el exterior, a evaluar mal las estrategias de negociaci√≥n y a errar o desconocer el c√¡lculo de las relaciones de fuerza en los conflictos, una preocupaci√≥n t√¡ctica de Gramsci que deber√≠a conocer Cristina, preocupada por lograr la hegemon√≠a del pueblo. La pesada herencia de la deuda no la exime de la lucidez.
Respecto del ideologismo y la falta de apego a la ley, alcanza con decir que el populismo argentino, no s√≥lo el peronista, captur√≥ el Estado con fines partidarios, estropeando la aspiraci√≥n a la objetividad que debe distinguir a una naci√≥n seria. All√≠ tiene que ubicarse el origen de las m√¡s notorias anomal√≠as del pa√≠s, empezando por la falta de confiablidad internacional, la corrupci√≥n y la incapacidad de fijar pol√≠ticas a largo plazo. Antes de denunciar la indudable injusticia del capitalismo habr√¡ que revisar estas r√©moras. S√≥lo la solidez permitir√¡ enfrentar con suerte a la depredaci√≥n financiera internacional.
Como el rey de Andersen, el relato argentino qued√≥ al desnudo. La amarga medicina de un juez for√¡neo, aunque provoque repulsa, puede ser una oportunidad para pensar que el temido default excede a la econom√≠a, hasta cuestionar nuestras pr√¡cticas y la versi√≥n cultural que tenemos de nosotros mismos.






--------------------------------------------------------------------- 
Tu dirección de suscripción a este boletín es humboldt-alta@eListas.net. 
Para darte de baja, envía un mensaje a  
humboldt-baja@eListas.net 
Para obtener ayuda, visita http://www.eListas.net/lista/humboldt 





--------------------------------------------------------------------- 
Tu dirección de suscripción a este boletín es humboldt-alta@eListas.net. 
Para darte de baja, envía un mensaje a  
humboldt-baja@eListas.net 
Para obtener ayuda, visita http://www.eListas.net/lista/humboldt 






DeepSkyColors en Facebook!
Imagenes de nuestro planeta y del Universo desde los ojos de un fotógrafo español Visita la página en Facebook y dale a ME GUSTA!