Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 15973 al 15992 
AsuntoAutor
244/14 - El confli Noticias
245/14 - El comerc Noticias
246/14 - Novo Núme Noticias
247/14 - El labori Noticias
248/14 - La educac Noticias
Re: NoticiasdelCeH José Gut
Dirigente es conde Pablo Ma
249/14 - Argentina Noticias
250/14 - Retroceso Noticias
251/14 - Emiliano Noticias
252/14 - VIAJANDO: Noticias
253/14 - "Treinta Noticias
254/14 - Sobre a n Noticias
255/14 - O marxist Noticias
256/14 - VIAJANDO: Noticias
257/14 - Argentina Noticias
258/14 - Los acadé Noticias
259/14 - VIAJANDO: Noticias
260/14 - Ecuador - Noticias
261/14 - 'Ahora' l Noticias
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 16288     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 248/14 - La educación superior en el neoliberalismo
Fecha:Lunes, 7 de Abril, 2014  00:51:39 (-0300)
Autor:Noticias del CeHu <noticias @..............org>

NCeHu 248/14
 
 

La educación superior en el neoliberalismo

 

La meta principal de la educación es crear hombres que sean capaces de hacer cosas nuevas no simplemente de repetir lo que otras generaciones han hecho; hombres que sean creativos, inventores y descubridores. La segunda meta de la educación es la de formar mentes que sean críticas, que puedan verificar y no aceptar todo lo que se les ofrece“. Jean Piaget.

                                                                          

 

Alfredo César Dachary

 

Si Piaget viviera, seguramente tendría una gran desilusión, ya que hoy la creatividad va de la mano de los negocios y por ello es que su definición de educación se limitaría a la primera parte, ya que la segunda parte sobre la criticidad no forma parte de los intereses del mundo universitario, salvo excepciones.

Hoy la universidad privada crece y se posiciona a partir de cubrir diferentes segmentos de la sociedad; las universidades con mayor prestigio en la formación profesional son requeridas por los sectores de mayores ingresos de la sociedad, en cambio las universidades que dan títulos de dudosa responsabilidad son la opción para los alumnos que no pudieron ingresar a la universidad pública o que consideran que la universidad privada les permitirá hacer un salto social.

Las grandes empresas y bancos se orientan a contratar los profesionales técnicos del Instituto Tecnológico de Monterrey, del ITAM, y de otras universidades como la Panamericana o la del Valle de México, entre las más reconocidas en el campo de la Economía, Finanzas e Ingeniería, ya que son una réplica de las Escuelas de Negocios de Estados Unidos.

Hace décadas había un conflicto entre universidades públicas y privadas, hoy esto ha sido superado y mayoritariamente la educación pública tiende a trabajar con la misma lógica que las universidades privadas, sin perder su gratuidad, que es sólo para el nivel licenciatura ya que en los postgrados existen matrículas al igual que las privadas.

El proceso de evolución para unos e involución para otros se ve reflejado en las opciones de los estudiantes, donde destacan carreras cada vez más profesionalizantes y comienzan a perder alumnos las escuelas o facultades que trabajan los temas de Filosofía, Historia, Sociología, Política y Antropología, salvo en los casos en que éstas se reciclen en el nuevo giro del pensamiento actual y se transformen en  formadoras de profesionales que sean útiles al sistema.

En Chile, en los últimos tres años se ha dado una batalla fuerte por democratizar la educación superior que desde las universidades públicas o privadas se han transformado en una carga muy grande para los hogares que plantean mandar a educar a sus hijos y hoy este tema está en la agenda de la recientemente asumida presidenta Bachelet.

La educación como producto del comercio nacional e internacional es una de las metas más preciadas del neoliberalismo y la opera a través de la Organización Mundial de Comercio en los famosos acuerdos del GATS, al lograrlo, la educación dejará de ser un derecho para transformarse en un producto que se podrá adquirir acorde a la capacidad económica o de crédito.

Hacer de todos los derechos sociales un producto es la meta del neoliberalismo; primero la salud, luego la educación, la seguridad, incluido el trabajo, para alimentar la sociedad del consumo que sólo se reproduce a partir de éste, concluyendo así el proceso que se inicia en el siglo XIX de transformar todo lo existente para el consumo, placer y ocio humano en mercancía.

Así como en los países de alto desarrollo humano la educación aún es un derecho y las universidades de importancia y prestigio son las públicas, en muchos casos las únicas existentes, en nuestro mundo asimétrico la situación es inversa, las universidades del Estado tienden a ir reduciendo su presencia en favor de las privadas, hasta llegar a integrarse en un solo modelo, tal como termina planteando Noam Chomsky, en varios trabajos y lo ratifica en una conferencia durante una reunión del Sindicato Universitario de Pittsburgh, Estados Unidos, en la que participó vía Skype.

El lingüista habla sobre la manera como el modelo empresarial en el que se inscriben las instituciones de educación superior, en Estados Unidos y muchos países especialmente en América y Europa, precariza la calidad de la enseñanza y el aprendizaje. 

La universidad se suma así al proceso de ruptura de la estabilidad laboral que durante el último siglo pasado la caracterizó y hoy el académico, principalmente los más jóvenes deben enfrentarse a contratos inestables, profesores temporales, flexibilización laboral, sobrecarga de trabajo, salarios injustos, escasa participación de la comunidad universitaria en la toma de decisiones, aumento de puestos administrativos y burocráticos, autoritarismo y exclusión.

Los estudiantes, el sector más joven de la universidad también recibe su dosis de neoliberalismo al quedar sometidos a la presión de los créditos y las deudas, cursos superfluos, precios cada vez más elevados, estudiantes que se limitan a tomar apuntes y a recitarlos de manera literal a la hora de la evaluación.

Para Chomsky todo esto sucede cuando las universidades se convierten en empresas, como ha venido ocurriendo durante las últimas décadas, cuando el neoliberalismo ha ido tomando por asalto cada una de las dimensiones de la vida, hasta llegar a ésta que es fundamental en la sociedad y en los individuos.

Chomsky, al analizar la precariedad en el empleo universitario para los profesores hora o temporales los compara con la contratación de temporales en la industria y toma el ejemplo de Wall Mart que denomina como “asociados” a los empleados sin derechos sociales ni cobertura sanitaria, y es que la terciarización y la contratación de trabajadores temporales se ha disparado en el período neoliberal y en la universidad se reproduce el fenómeno.

Así los profesores, que no tienen estabilidad laboral, se convierten en trabajadores temporales, sobrecargados de tareas, con salarios baratos, sometidos a las burocracias administrativas y a los eternos concursos para conseguir una plaza permanente, como los de la industria de la comida ligera.

Uno de los grandes problemas que la iniciativa privada ve en la educación pública es el activismo estudiantil, no sólo de grupos de izquierda, sino los otros que aparentan no ser políticos como el feminista, el ambientalista o antibelicista que es un tema que les inquieta para integrarlos a sus empresas por su capacidad de liderazgo social en causas justas, por ello es que buscan mecanismos para poder cooptarlos y adoctrinarlos en el desarrollo de un individualismo que los haga competitivos.

 Para Chomsky, en las universidades pagas como en Estados Unidos o Chile,  uno de los mejores métodos de adoctrinamiento ha sido el de los préstamos con los que los estudiantes financian sus carreras, ya que la deuda estudiantil es una trampa de la que los jóvenes no podrán salir en mucho tiempo y es que los créditos funcionan como una carga que les obliga a alejarse de otros asuntos y concentrarse en trabajar para pagarlos.

Chomsky señala que la ausencia de vínculos profundos entre los docentes y los estudiantes, cuyas relaciones son cada vez más frías y superfluas, en grandes salones y largas clases dadas por profesores temporales promueven una  educación escasamente personalizada, como en la fábrica, en la que los trabajadores poco o nada tienen que ver en la organización de la producción o en la determinación del funcionamiento de la planta de trabajo, eso es cosa de ejecutivos.

De allí que el lingüista plantee que igual le sucede a estos profesores con los estudiantes, ya que deben salir muy rápido para ir a otros campus o salones para dar más clases, ya que es la única forma de poder lograr un salario digno y que le permita poder mantener un mejor nivel de vida.

Por ello es que la educación, de cualquier nivel, debe hacer todo lo posible para que los estudiantes adquieran la capacidad de inquirir, crear, innovar y desafiar, y se quiere que los profesores y estudiantes estén más comprometidos en actividades que resulten satisfactorias, disfrutables, desafiantes, apasionantes, para poder tener sueños y metas, que aunque sean utópicas son mecanismos necesarios para mover a los jóvenes.

La necesidad de criticidad de los estudiantes es un tema fundamental ya que en ella está resumida la capacidad de análisis, critica y proposiciones de los jóvenes algo que aprendido a esa edad sirve de ejercicio social para poder entender y asumir la democracia, no como votación sino como compromiso a todos los niveles posibles.

La universidad siempre se adecua a su tiempo, pero el nuevo tiempo plantea propuestas que van en contra de los principios elementales de la enseñanza en general y superior en lo particular, como la formación permanente para lo cual necesita estabilidad el académico, actividad critica para promover la evaluación y criticidad como práctica social y la solidaridad con los estudiantes en sus retos y con la sociedad con sus mejores metas. Así se lograría una carrera universitaria que forme maestros y alumnos para enfrentar estos nuevos retos.

 

alfredocesar7@yahoo.com.mx

 

 


 

 

 





DeepSkyColors en Facebook!
Imagenes de nuestro planeta y del Universo desde los ojos de un fotógrafo español Visita la página en Facebook y dale a ME GUSTA!