Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 15881 al 15900 
AsuntoAutor
161/14 - La hegemo Noticias
162/14 - La burbuj Noticias
163/14 - ¿Se acerc Noticias
164/14 - Crítica a Noticias
165/14 - Arabia Sa Noticias
166/14 - Crimea - Noticias
167/14 - Venezuela Noticias
168/14 - Farsa en Noticias
169/14 - Tras las Noticias
170/14 - Europa es Noticias
171/14 - Horizonte Noticias
172/14 - Crecer co Noticias
173/14 - Menos Eur Noticias
174/14 - Una deuda Noticias
175/14 - ¡Las izqu Noticias
176/14 - VIAJANDO: Noticias
177/14 - Poder bla Noticias
178/14 - EUA e UE Noticias
Antropológicas 110 Antonio
179/14 - Cómo Arge Noticias
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 16208     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 177/14 - Poder blando: la “democracia y la libertad” - Tercera parte
Fecha:Lunes, 17 de Marzo, 2014  03:01:07 (-0300)
Autor:Noticias del CeHu <noticias @..............org>

NCeHu 177/14
 
 

Poder blando: la “democracia y la libertad”

Tercera parte

 

Alfredo César Dachary

 

 

El conflicto en Venezuela era un tema que debía llegar luego de las últimas elecciones donde el grupo que apoyaba a Maduro se redujo, presumiblemente con deserciones en las clases medias, y la oposición liderada por Capriles estuvo más cerca del poder. Sin embargo, no ocurrió lo mismo en los comicios posteriores, donde el oficialismo ganó en 240 de las 337 alcaldías, situación que lleva a los sectores más radicales a no pensar en la democracia.

En Estados Unidos esto ocurrió dos veces en la primera década de este siglo, pero allí las reglas son “pase lo que pase no puede haber anulaciones ni golpes internos” porque es la potencia hegemónica.

En México ocurrió dos veces: la oposición encabezada por López Obrador, que amenazó pero pronto se fue a su casa, como una década y media antes Cárdenas hizo lo mismo. ¿Por qué las diferencias, por qué al final la oposición en México es uno de los extremos del sistema, el otro son los que ganaron y en Venezuela la situación es totalmente diferente hay un enfrentamiento que superó al sistema?

En Venezuela hay un enfrentamiento que no puede terminar en empate y que no puede ser soslayado, se trata de una lucha entre dos modelos opuestos, donde no puede haber retrocesos sin un baño de sangre.

Muchos se preguntarán porque Estados Unidos no intervino en Venezuela durante la era Chávez y la respuesta es más compleja de lo esperado, ya que además de haber una red de gobiernos que actúan independientes de Estados Unidos y sus diferencias con éste son de distintos niveles, Venezuela es una potencia petrolera con inversiones en Estados Unidos, en este rubro desde gasolineras a plantas, por lo cual se mandaría un mensaje negativo si se comenzara expropiando y luego a partir de esto, interviniendo.

Hoy la oposición venezolana está también dividida en dos grupos que tienen una perspectiva diferente de como desplazar al Chavismo del poder, pero entendiendo que el ejército y un sector de la población lo apoyan, lo cual no es una cosa menor, sino que implica un enfrentamiento directo.

En un extremo está la línea no democrática donde el dirigente del partido de ultraderecha Voluntad Popular, Leopoldo López, hoy preso y su esposa Lilian Tintori junto a la diputada María Corina Machado y el alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, han echado a caminar un golpe de Estado, o sea, han comenzado a operar el golpe blando.

Henrique Capriles Radonski, ex candidato a la presidencia de Venezuela y que contendió con Maduro y anteriormente con Chávez, apuesta por la salida democrática y confía en mantener y aumentar el caudal de votos para la próxima elección, una vía democrática que divide a la oposición hoy.

Capriles apuesta a ganar el poder transitando por la ruta electoral y sumando adeptos entre chavistas descontentos con la crisis económica y la inseguridad pública, mientras que López y Machado anunciaron el inicio de su campaña de desestabilización política, el golpe blando y a esa estrategia la denominaron  La Salida, cuando se inició el movimiento opositor el pasado 23 de enero.

Los sectores académicos, así como los estudiantes, todos hijos de familias de clase media y acomodada, apoyan la aventura en nombre de la democracia, con consignas del siglo pasado, reviviendo el anticomunismo de los de Miami y acusando a Maduro de colombiano.

Cuando la concentración había terminado, un grupo de 600 personas encapuchadas, con bombas molotov, coordinadas por medio de radios de onda corta, levantaron barricadas, quemaron vehículos policiales y dispararon armas de fuego, así se inicia el camino de difícil regreso que transita la violencia.

El movimiento cuenta con el apoyo financiero y logístico de Estados Unidos, el entrenamiento de organismos que, en nombre de los derechos humanos, se especializan en incubar revoluciones de terciopelo y la participación de paramilitares colombianos en la asonada.

Este movimiento fue acompañado de la desestabilización económica operada por los grupos de mayor poder económico, que generaron la fuga de capitales y desabasto de productos básicos, para propiciar malestar y desaliento.

La estrategia de la ultraderecha tiene un serio problema porque carece de simpatía organizada dentro de las Fuerzas Armadas Bolivarianas, desde la oficialidad a la mayoría de la tropa, sin embargo, unos militares como el general retirado Ángel Vivas han participado en el entrenamiento de grupos de choque opositores.

El mensaje de los tres líderes golpistas fue en el viejo estilo de la guerra de baja intensidad, como los cacerolazos en Sudamérica, así el 2 de febrero de 2014,  Leopoldo López acusó al poder como responsable de todos los males: “Las carencias que padecemos hoy tienen un culpable. Ese culpable es el poder nacional”  y, en el mismo tono,  Antonio Ledezma, figura de la oposición y alcalde de la capital, Caracas, también lanzó un llamado al cambio: “…Este régimen que cumple hoy quince años continuos promoviendo la confrontación. Hoy comienza la unidad en la calle de toda Venezuela…”.

La tercera lideresa de este grupo, la diputada de la oposición María Corina Machado, lanzó un llamado a acabar con la “tiranía”: “…El pueblo de Venezuela tiene una respuesta: ‘Rebeldía, rebeldía’. Hay algunos que dicen que debemos esperar a unas elecciones en unos cuantos años. ¿Pueden esperar los que no consiguen alimentos para sus hijos? ¿Pueden esperar los empleados públicos, los campesinos, los comerciantes, a quienes les arrebatan su derecho al trabajo y a la propiedad? Venezuela no puede esperar más…”.

Así comenzó a acelerarse el proceso de insurgencia y el 6 de febrero de 2014, tras una manifestación de la oposición, un centenar de estudiantes encapuchados atacó la residencia del gobernador del Estado de Táchira, hiriendo a una decena de policías, y en la misma semana, varias manifestaciones de la oposición se suceden en diferentes Estados y degeneran todas en violencia.

El 12 de febrero, otra manifestación orquestada por la oposición frente al Ministerio Público, compuesta de estudiantes de las universidades privadas organizados en grupos de choque, resultó de una violencia inaudita, con tres muertos, un centenar de heridos e innumerables daños materiales, pero repitiendo la estrategia del golpe de Estado de abril de 2002, ya que las tres personas fallecidas fueron ejecutadas con una bala en la cabeza.

 Desde hace varios meses, Venezuela sufre una guerra económica orquestada por la oposición que controla aún amplios sectores, con la organización artificial de penurias, acaparamiento de productos de primera necesidad y multiplicación de actos especulativos, y el 5 de febrero de este año, las autoridades requisaron en el Estado de Táchira cerca de mil toneladas de productos alimenticios de primera necesidad  escondidos en almacenes. Pero esta estrategia ya viene dándose desde mucho antes, ya que en el 2013 las autoridades han requisado más de 50,000 toneladas de alimentos.

En plena campaña contra el desabastecimiento y la especulación, en noviembre de 2013, fue intervenida la cadena Daka de productos electrodomésticos y en base a ello y otros casos similares el gobierno decidió regular los precios, a fin de bajarlos y hacer asequibles los electrodomésticos a los venezolanos de bajos ingresos.

La prensa internacional manejada por los grupos aliados a Estados Unidos ya han transformado el conflicto y han condenado al gobierno de Maduro a fin de acelerar el proceso y la asonada golpista, situación a la que se han sumado varios gobiernos desde el propio Estados Unidos, Colombia y los países de la Unión Europea, haciendo realidad el regreso a una nueva etapa de la guerra fría.

Venezuela, Ucrania y Siria son los escenarios actuales de los golpes blandos camino a una guerra de baja intensidad; son los países que han dejado de ser parte del cortejo de Estados Unidos y el país hegemónico no puede permitirse aumentar sus frentes de resistencia, por ello aceleran el conflicto sin medir los costos posibles, como los que ha debido pagar primero Irak, destruido y saqueado, luego Afganistán, Somalia y ahora los países africanos principalmente de colonización francesa, que han entrado en conflicto a partir de la expansión de Al Qaeda, que fue protegido por Norteamérica mientras le fue útil en Libia, pero dejando crecer un terrorismo ya incontrolable.

 

alfredocesar7@yahoo.com.mx

 

 






DeepSkyColors en Facebook!
Imagenes de nuestro planeta y del Universo desde los ojos de un fotógrafo español Visita la página en Facebook y dale a ME GUSTA!