Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 15881 al 15900 
AsuntoAutor
161/14 - La hegemo Noticias
162/14 - La burbuj Noticias
163/14 - ¿Se acerc Noticias
164/14 - Crítica a Noticias
165/14 - Arabia Sa Noticias
166/14 - Crimea - Noticias
167/14 - Venezuela Noticias
168/14 - Farsa en Noticias
169/14 - Tras las Noticias
170/14 - Europa es Noticias
171/14 - Horizonte Noticias
172/14 - Crecer co Noticias
173/14 - Menos Eur Noticias
174/14 - Una deuda Noticias
175/14 - ¡Las izqu Noticias
176/14 - VIAJANDO: Noticias
177/14 - Poder bla Noticias
178/14 - EUA e UE Noticias
Antropológicas 110 Antonio
179/14 - Cómo Arge Noticias
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 16207     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 176/14 - VIAJANDO: Athina desde el ómnibus de turismo
Fecha:Lunes, 17 de Marzo, 2014  02:46:16 (-0300)
Autor:Noticias del CeHu <noticias @..............org>

NCeHu 176/14
 

 

 

Athina desde el ómnibus de turismo

 

Ya habíamos caminado bastante por Athina por lo que decidimos tomar el ómnibus que hacía un circuito turístico dando explicaciones en varios idiomas.

Subimos en la plaza Omonias y tras algunas vueltas por las avenidas céntricas aparecimos nuevamente en Monastiraki donde en las áreas aledañas a la plaza, una gran cantidad de comerciantes exponían sus mercancías en la calle. Había absolutamente de todo, souvenirs, prendas de vestir, objetos de arte, antigüedades o librerías de segunda mano.

 

 

 

 

 

De todo por todas partes en el barrio de Monastiraki

 

 

Pero el centro comercial por excelencia era el viejo mercado donde convivían los puestos de frutas y verduras con los locales destinados a la venta de joyas, los de numismática, y los de las famosas sandalias griegas hechas a mano… Todo al regateo.

 

Mercado de Monastiraki

 

 

Bebidas, frutas, especias, infusiones, y mucho más…

 

 

Los vendedores conversaban, tomaban bebidas y fumaban mientras esperaban a sus clientes

 

 

Y ya en la avenida Stadiou pasamos por la plaza Kolokotrónis, dedicada al principal militar y político de la Guerra de Independencia de Grecia. Se destacó en la recuperación del Peloponeso y la toma de los bastiones turcos en la región las ciudades de Tripoli, Nauplia y Corinto, donde realizó una voraz limpieza étnica de otomanos. Y combatió con éxito la posterior invasión de tropas albano-egipcias en 1823, empleando tácticas guerrilleras. Todo esto lo llevó a cabo al mando de una temible banda de “kleftes”, bandidos que vivían en las montañas de Grecia. Estando el poder y las riquezas en manos del ocupante turco, los kleftes se convirtieron en sus enemigos naturales, asaltando los convoyes, atacando a las patrullas turcas, y saqueando las propiedades de los poderosos. Como enemigos de los odiados turcos, los kleftes se fueron ganando el apoyo del pueblo, que ayudaba a protegerlos y a esconderlos, erosionando al régimen otomano. Y fue así como pasaron de bandoleros a ser considerados auténticos héroes nacionales en Grecia, siendo los más famosos, Theodoros Kolokotrónis, Georgios Karaiskakis y Nikita Stamatelopoulos. Con la instauración del independiente estado griego, Kolokotrónis fue partidario de la asimilación de albaneses, apoyando a Ioannis Kapodistrias aunque discrepaba con la excesiva occidentalización de Grecia. Luego se opuso a la monarquía bávara de Otto de Wittelbasch abogando por una alianza con Rusia por lo que fue acusado de traición a la corona, y encarcelado. Durante su cautiverio aprendió a leer y escribir pudiendo entonces redactar sus memorias.

Frente a la plaza Kolokotrónis se encontraba el edificio que acogió el Parlamento de Grecia entre 1875 y 1932, pasando luego a ser la sede del Museo Nacional de Historia de Grecia.

 

 

Museo Nacional de Historia (antiguo Parlamento);

y estatua ecuestre de Kolokotrónis, héroe máximo de la nación e ícono de la revolución

 

 

Continuamos el paseo por centros comerciales más modernos donde se bajaron varias personas, pero para nosotros no constituían atracción alguna.

 

 

Galería comercial céntrica

 

 

En Athina el recorrido turístico clásico incluía una visita al famoso Arco de Adriano, una construcción de mármol pentélico situado al sudeste de la Acrópolis, donde estaba el Ágora. Construido por los romanos, era el típico arco de triunfo, y resultaba increíble que aún se conservara en el mismo sitio, justamente en el límite entre la antigua ciudad de Athina y el barrio nuevo creado por el emperador. La puerta medía un metro y medio de ancho por dieciocho de alto, mientras que el arco de medio punto se basaba en pilastras de orden corintio; el ático (la parte superior de la puerta), contaba con tres aberturas también enmarcadas en pilares corintios, que tenían la función de sujetar el arquitrabe, a su vez sostenido por columnas ligeramente en saledizo, con un frontón que remataba la parte central.

 

Arco de Adriano

 

 

Volvimos al nuevo edificio del Parlamento de Griego, muestra del Neoclasicismo Griego, que fuera construido entre 1836 y 1840 según los planos del arquitecto F. Goertner. Sirvió como palacio a Otón, el primer rey de Grecia tras la ocupación turca. En 1884 y 1909 sufrió daños por incendios y en 1910 fue abandonado por la familia real, para posteriormente ser remodelado y ser sede del Parlamento.

 

Edificio del Parlamento Griego con la tumba del soldado desconocido

 

 

Ya en la zona sur de los Jardines Nacionales nos encontramos ante el Zappeion, de estilo neoclásico diseñado por el arquitecto Theofil Hansen, finalizándose su construcción en 1888. El edificio, un hermoso megaron, era utilizado para la realización de exposiciones de arte y conciertos, y en algunas ocasiones, también para recepciones. Su nombre se eligió en honor a Zappas, quien donara su fortuna para que renacieran las antiguas Olimpíadas, dando origen así a los Juegos Olímpicos Modernos.

 

El Zappeion, en los Jardines Nacionales de Athina

 

 

George Gordon Byron, más conocido como Lord Byron, fue un poeta inglés considerado uno de los escritores más versátiles y destacados del Romanticismo. Era excéntrico, polémico, ostentoso y controvertido, al punto que muchos han atribuido sus capacidades extraordinarias a un trastorno bipolar, también conocido como síndrome maníaco-depresivo. Ácido y cruel, se inclinó por los desheredados, los marginados, y los miserables como los corsarios y cosacos; y a todo lo demás lo consideraba hipocresía: la nobleza, la sociedad… Siempre defendió a los más débiles y a los oprimidos, por lo que apoyó a España frente a la invasión napoleónica, a la independencia de las naciones latinoamericanas y, por supuesto, a la libertad de su querida Grecia, siendo un gran admirador de Rosseau. En marzo de 1823 lo designaron miembro del Comité de Londres para la independencia de Grecia del Imperio Otomano, la que no pudo ver cumplida debido a su prematura muerte de malaria en 1824. En la calle Leóforos Amalías de Athina, se le ha hecho un monumento en su honor.

 

Monumento a Lord Byron

 

 

La Academia de Athina era la Academia Nacional de Ciencias de Grecia, el centro de investigación más importante del país. Su organización, cuyo nombre hacía referencia a la antigua Academia de Platón, contaba con centros de investigación y una biblioteca central, creándose a principios del siglo XXI la Fundación para la Investigación Biomédica. Desde su fundación ha sido miembro de la Asociación Internacional de Academias y del Concejo Internacional de Uniones Científicas.

Academia Nacional de Ciencias, con las esculturas de Atenea y de Apolo en columnas jónicas

 

 

El edificio principal de la Academia fue diseñado en 1859 como parte de una trilogía arquitectónica, por el arquitecto danés Theophil Hansen, junto con la Universidad y la Biblioteca Nacional. Los fondos fueron proporcionados por el magnate Simon Sinas, las esculturas por el griego Leonidad Drosis, mientras que los murales y cuadros por el austríaco Christian Griepenkerl.

 

Academia Nacional de Ciencias rodeada de árboles frutales

 

 

Universidad Nacional y Kapodistríaca de Athina

 

 

Biblioteca Nacional de Grecia

 

 

Otro monumento destacado era el dedicado a Melína Merkoúri, una ateniense nacida en 1920, quien fuera actriz, cantante y activista política. Merkoúri se hizo muy popular internacionalmente cuando en 1960 tuviera una nominación al Oscar a la mejor actriz por su actuación en la película “Nunca en domingo”. Durante el Régimen de los Coroneles (1967-1974) se exilió en Francia donde grabó cuatro álbumes tanto en griego como en francés. Y cuando la dictadura le retiró su ciudadanía griega, ella respondió diciendo: “Yo nací griega y moriré griega. Stylanos Pattakos nació siendo fascista y morirá siendo fascista”. Al reinstaurarse la democracia, Merkoúri regresó y se convirtió en miembro del Parlamento por el Movimiento Socialista Panhelénico; y en 1981 sería la primera mujer en Grecia en ocupar el puesto de ministra de Cultura. Durante su gestión logró que Athina fuera nombrada Capital Europea de la Cultura. También abogó por el regreso de los llamados Mármoles de Elgin, que Thomas Bruce, conde de Elgin, se llevara de la Acrópolis en el siglo XIX, para ser exhibidos en el Museo Británico; pero sus esfuerzos resultaron infructuosos. Melína Merkoúri murió en 1994 en un hospital de New York debido a un cáncer de pulmón. Su féretro fue trasladado a Athina donde recibió un funeral de estado en el Proto Nekrofateio (Primer Cementerio); y como había sido una fumadora empedernida, como casi todos los griegos, cientos de ciudadanos griegos colocaron en su tumba cajetillas de su marca favorita de cigarrillos, a modo de  homenaje.

 

Estatua de Melína Merkoúri

 

 

Y después de algunas vueltas más, cuando el bus llegó a las cercanías de las puertas de ingreso de la Acrópolis nos bajamos para hacer esa tan ansiada visita.

 

 

Ana María Liberali

 





DeepSkyColors en Facebook!
Imagenes de nuestro planeta y del Universo desde los ojos de un fotógrafo español Visita la página en Facebook y dale a ME GUSTA!