Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 15801 al 15820 
AsuntoAutor
87/14 - Ucrania y Noticias
88/14 - VIAJANDO: Noticias
89/14 - Especialis Noticias
90/14 - El conflic Noticias
91/14 - El extranj Noticias
92/14 - VIAJANDO: Noticias
93/14 - "La hipóte Noticias
94/14 - La crisis Noticias
95/14 - Japón: la Noticias
96/14 - Europa em Noticias
97/14 - Egipto - L Noticias
98/14 - VIAJANDO: Noticias
99/14 - 1ro de mar Noticias
100/14 - PRIMERA C Noticias
101/14 - Ucrania - Noticias
Re: NoticiasdelCeH J Outtes
Re: NoticiasdelCeH Luzia Ne
102/14 - Ucrania - Noticias
103/14 - Ucrania - Noticias
104/14 - La crisis Noticias
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 16122     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 98/14 - VIAJANDO: En Sultanahmet
Fecha:Sabado, 1 de Marzo, 2014  01:08:04 (-0300)
Autor:Noticias del CeHu <noticias @..............org>

NCeHu 98/14
 

 

En Sultanahmet

 

A pesar de ser domingo, me levanté bien temprano para comunicarme con mi familia y contestar la parva de correos que me estaban esperando. Y acto seguido, después de un suculento desayuno, fuimos a ver algunos de los atractivos más recomendados.

 

Junto a la computadora en la habitación del hotel Diva’s

 

 

Salimos hacia la izquierda por la misma calle del hotel, Katip Sinan Cami Sk, bajando la pendiente pronunciada que daba a la mezquita de Sokollu Mehmet Pasa y tomamos Sht. Mehmetpasa Yks., una callecita muy coqueta, totalmente preparada para el turismo donde todos los productos estaban ofertados en euros.

 

Sht. Mehmetpasa Yks., callecita del barrio histórico de Sultanhamet

 

 

Y al terminar la calle nos encontramos ante un enorme espacio, la Sultanahmet Meydani (Plaza Sultán Ahmet), construida sobre lo que fuera el antiguo Hipódromo de Constantinopla, capital del Imperio Bizantino. Sin embargo, el emperador Constantino el Grande, en 324 sólo lo renovó, ya que el monumento era anterior a ese período. Había sido construido por orden del emperador Septimio Severo en el año 203, cuando la ciudad aun se llamaba Bizancio, no teniendo la importancia que tomara posteriormente.

 

 

 

 

Impactante espacio perteneciente al otrora hipódromo

 

 

Se estima que el hipódromo tenía cerca de cuatrocientos metros de largo y un ancho de ciento treinta metros, con una capacidad para cien mil espectadores. La pista de carreras tenía forma de U, y el Kathisma (palco del emperador) estaba situado en el extremo este, pudiéndose acceder directamente desde el Gran Palacio.

Sobre las casillas del hipódromo había cuatro estatuas de caballos construidos en bronce, que fueron saqueados durante la Cuarta Cruzada en 1204 y colocada en la fachada de la Basílica de San Marcos, en Venecia. Luego la pista volvió a ser decorada con otras estatuas de caballos y aurigas famosos, de las cuales no se ha conservado ninguna.

Durante el período bizantino, el hipódromo fue el centro de la vida social de la ciudad. En las carreras de carruajes se apostaban grandes cantidades de dinero, y toda la ciudad se dividía entre los seguidores del equipo de los Azules (Venetii) y de los Verdes (Prasinoi). Los otros dos equipos, los Rojos (Rousioi) y los Blancos (Leukoi), se fueron debilitando siendo absorbidos por los principales. La rivalidad entre Azules y Verdes solía verse influenciada por las rivalidades políticas y religiosas, y en ocasiones los disturbios acababan en una guerra civil. Los más graves fueron los de Niká ocurridos en el año 532, en los que se decía que murieron cerca de treinta mil personas.

Cuando los turcos otomanos conquistaron la ciudad en 1453 no se interesaron por las carreras de caballos por lo cual el hipódromo lentamente fue cayendo en el olvido.

 

Atmeydani Cd, calle construida sobre la pista del viejo hipódromo

 

 

Para mejorar la imagen de su nueva capital, Constantino y sus sucesores llevaron obras de arte desde todos los rincones del imperio para adornarlo. Entre ellas estaba el Trípode de Platea, conocido como la Columna de las Serpientes.

Otro emperador que se ocupó mucho del hipódromo fue Teodosio el Grande, que en el año 390 hizo llevar un obelisco desde Egipto hasta Constantinopla. Tallado en granito rosa, había sido colocado en el Templo de Karnak en Luxor durante el reinado de Tutmosis III, en el 1490 a.C. Pero sólo sobrevivió la parte superior que fue erigida sobre un pedestal de mármol dentro de la pista.

 

Obelisco de Teodosio y Mezquita del Sultán Ahmed o Mezquita Azul

 

 

En el siglo X, el emperador Constantino VII construyó otro obelisco, en el extremo opuesto al anterior. Originalmente estaba cubierto con placas de bronce doradas pero fueron robadas durante la Cuarta Cruzada, quedando a la vista el interior construido con bloques de piedra.

 

Obelisco de Constantino

 

 

Tras la paz de Zsitvatorok y el resultado negativo de las guerras contra el Imperio Safávida, el Sultán Ahmed, ordenó construir una mezquita en Istanbul para apaciguar a Alá. Pero mientras sus predecesores las habían hecho con el botín de las guerras, el sultán Ahmed I tuvo que retirar fondos del tesoro, debido a que no había ganado ninguna batalla importante, lo que provocó la ira de los ulemas.

La mezquita se construyó en el lugar que ocupaba el Gran Palacio de Constantinopla frente a Hagia Sophia, en ese momento la mezquita más venerada de la ciudad, y en gran parte de la tribuna del hipódromo. También fue necesario comprar a un precio muy elevado varios palacios para derribarlos, entre ellos el de Sokollu Mehmet Pasa. La ceremonia de inauguración de la Mezquita del Sultán Ahmet o Mezquita Azul se realizó en 1617, aunque el edificio no se terminó bajo su sultanato sino durante el de Mustafa I.

Esta mezquita era una de las únicas dos de Turquía que contaba con seis minaretes, junto con Adana. Cuando se supo el número de minaretes que tendría, se criticó al sultán por presuntuoso, ya que en aquel momento, era el mismo número de minaretes que tenía la mezquita de la Kaaba, en La Meca, por lo que le hizo agregar a ésta un séptimo minarete. Cuatro de los minaretes se encontraban en las esquinas, eran estriados y con forma de lápiz, contando con tres terrazas con ménsulas, mientras que los otros dos, al final del patio delantero, sólo tenían dos terrazas.

Hasta poco tiempo atrás, el almuédano tenía que subir mediante una estrecha escalera de caracol cinco veces al día para llamar a la oración, pero posteriormente comenzó a utilizarse megafonía por lo que la llamada podía ya oírse en la parte antigua de la ciudad.

 

Mezquita del Sultán Ahmet o Mezquita Azul con seis minaretes

 

 

La fachada y entrada principal se encontraban frente al hipódromo

 

 

El patio era casi tan grande como la propia mezquita y estaba rodeado por una galería continua

 

 

Contaba con espacio para la ablución a ambos lados

 

 

Lavado de pies antes de determinadas ceremonias

 

 

La fuente hexagonal del centro era relativamente pequeña comparada con las dimensiones del patio

 

 

Desde una puerta lateral de la galería del patio salimos al parque Sultán Ahmed

 

 

No pudimos ingresar al interior de la mezquita por ser el momento de la oración

 

 

En el parque Sultán Ahmet

 

 

Del otro lado del parque se encontraba Santa Sofía o Hagia Sophia

 

 

Santa Sofía o Hagia Sophia fue una antigua basílica patriarcal ortodoxa convertida en mezquita luego de ser saqueada y violentados, esclavizados o asesinados sus feligreses, durante la toma de Constantinopla por los turcos. Previamente, había sido reconvertida en catedral católica entre 1204 y 1261, durante el Patriarcado Latino de Constantinopla del Imperio Latino, establecido por los cruzados.

Sofía no representaba a una santa sino que era la transcripción fonética de la palabra griega “sabiduría”, habiendo sido su nombre completo “Iglesia de la Santa Sabiduría de Dios”, ya que el templo estaba dedicado a la Divina Sabiduría, haciendo referencia a la segunda persona de la Santísima Trinidad. Al convertirla en mezquita fueron retirados las campanas, el altar, el iconostasio y los vasos de sacrificio, añadiéndole los detalles arquitectónicos islámicos como el mihrab, el minbar y cuatro minaretes. En 1935 fue destinada exclusivamente a museo por iniciativa de Mustafa Kemal Atatürk.

 

Santa Sofía o Hagia Sophia, basílica ortodoxa convertida en mezquita y luego en museo

 

 

Mezquita del Sultán Ahmet o Mezquita Azul desde el otro lado del parque

 

 

La mañana estaba despejada aunque muy fresca y algo ventosa, pero de todos modos era un gran placer pasear por esos jardines. Y en un momento me detuve a observar una y otra vez el entorno, porque como dijera Javier Reverte en su libro La aventura de viajar: “En mi particular mitología viajera, lo que busco es contrastar con mis sentidos la realidad de lugares sobre los que he leído mucho y que han despertado mis emociones.”

 

 

Ana María Liberali