Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 15701 al 15720 
AsuntoAutor
HOY SE CONMEMORAN Pablo Ma
8/14 - La CRCI se Noticias
9/14 - Julián Conr Noticias
10/14 - Especialis Noticias
11/14 - VIAJANDO: Noticias
12/14 - De la seg Noticias
13/14 - "O capital Noticias
14/14 - Especialis Noticias
15/14 - Na Índia, Noticias
16/14 - Sudáfrica Noticias
17/14 - Especialis Noticias
Fwd: {Ubuntu} INCE Pablo Ma
18/14 - Iraq - Enf Noticias
19/14 - Medio Orie Noticias
20/14 - Las drogas Noticias
21/14 - República Noticias
22/14 - Entrevista Noticias
23/14 - ¿Por qué o Noticias
24/14 - Al fin, un Noticias
25/14 - Especialis Noticias
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 16016     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 12/14 - De la seguridad privada a los grupos de autodefensa
Fecha:Domingo, 5 de Enero, 2014  00:47:06 (-0300)
Autor:Noticias del CeHu <noticias @..............org>

NCeHu 12/14
 
 

 De la seguridad privada a los grupos de autodefensa

 

"Si quieres hacer la paz con tu enemigo tienes que trabajar con él. Entonces se convierte en tu compañero". Nelson Mandela.

                                                       

 

Alfredo César Dachary

 

El sistema en forma permanente expone contradicciones que son fácilmente detectables y que responden a una lógica de subestimación de la gente, que piensa que no se da cuenta del engaño, pero no hay que confundir paciencia con sumisión.

Un ejemplo de eso que todos los días vivimos es la famosa Comisión de los Derechos Humanos, que buscan en forma constante las violaciones para poder aplicarle a los que la hicieron un llamado de atención. En estos días la CEPAL, anunció que en México en el último año ha crecido la pobreza en un millón de ciudadanos más, ¿quién es el responsable de esta ignominia? Los derechos humanos, el tener derecho a la alimentación, al techo, a una educación mínima, a la salud, si esos no son los derechos humanos fundamentales, los otros son meros reflejos de esta inadmisible asimetría en la que vivimos en México.

La mitad de la población vive en la pobreza y no hay a quién quejarse, salvo a la famosa campaña política contra el hambre, pero carece de votos, que está llevando a cabo el Estado como un “mejoralito” más a una situación que lleva décadas de estancamiento.

Las malas políticas no tienen más castigo que el que se puede dar en las urnas, la mitad de los mexicanos no tiene “derechos humanos” o un actor del Estado que los ampare, más allá de los planes mínimos que reciben algunos miles de pobres como una ayuda de subsistencia.

En este tema está el centro de la controversia que hoy vivimos, está la fuente de los problemas que nos aquejan y se contabilizan como ganancias, pérdida de competitividad y otra serie de indicadores orientados a hacer de la lectura de una tragedia una verdadera comedia, como la actual con los grupos de autodefensa, policías comunitarias, etc., como si ese fuera el problema y no la gran asimetría del país, la pobreza, la falta de esperanzas, la migración forzada de muchos y el dominio cada vez mayor de grupos de poder alternativo que encabezan a nivel planetario la ofensiva de la denominada Economía criminal.

Junto a ello y no por casualidad está el hecho de que México es el segundo país de América Latina con mayor número de billonarios, sólo superado por Brasil con 30 billonarios, México tiene 11, a razón de uno por cada 10 millones de habitantes, y encabezan la élite económica; es decir, una minoría que concentra un alto porcentaje del ingreso nacional y que controla una significativa proporción de los recursos productivos.

Inicialmente ellos, los dueños de la mayoría de la riqueza existente y generada, necesitaban cuidar sus espaldas y así se crean los cuerpos de seguridad primero para una élite y luego para una clase alta y otra más abajo, y así sigue ampliándose desde los 80´s la gran base que es el mercado en expansión de las grandes empresas de seguridad.

El tamaño del miedo es la dimensión de la seguridad y en México las compañías que se dedican a esta actividad hoy representan el 1% del PIB del país, o sea, 160,000 millones de pesos, un tema que va de la seguridad privada a la seguridad electrónica, pasando por custodia de mercancías, el rastreo satelital, guardaespaldas, capacitación en seguridad y equipos de emergencia.

Según la Asociación Mexicana de Seguridad Privada, en el 2012, esta industria en plena expansión tuvo un crecimiento del 40%, crecimiento que se viene sosteniendo desde hace varios años y para el 2013 se estima éste en un 60%, a partir del aumento significativo y la percepción de la gran inseguridad que reina en el país.

La industria de la seguridad crece en un país donde la economía tiene un mínimo crecimiento, que en los últimos dos trimestres se ha ido rebajando por debajo del 2%, mientras en diversas empresas los costos de esta seguridad llegan a representar el 10% de los costos totales.

Esto ha pasado a la mayoría de la sociedad donde cada día crecen más los cotos cerrados, desde los construidos con esa idea a los barrios donde cierran calles y ponen vallas y custodios para controlar la gran ola de delincuencia que les toca vivir.

Esta es la seguridad “aceptada”, la que está “controlada”, aunque no siempre, la que requieren los grupos sociales urbanos que sienten la inseguridad como la mayor amenaza, pero entonces ¿por qué se asustan y se rajan las vestiduras frente a las “empresas comunitarias de seguridad”, las empresas de los pobres que no podrían nunca contratar una empresa privada de seguridad?

La inseguridad y los ataques del crimen organizado han generado desde 1995 el surgimiento de diversos grupos de autoprotección en al menos una decena de Estados, en varias regiones del país, principalmente en el sur de México, según lo plantea un análisis que realiza Proceso sobre este complejo tema.

Pero a pesar de que tienen un mismo origen, las policías comunitarias mantienen diferencias sustanciales con los grupos de autodefensa ciudadana que emergieron desde principios de 2013 en la zona de Tierra Caliente, Michoacán y han tenido un papel protagónico desde entonces.

El miedo del Estado y las clases dominantes a que los campesinos tengan armas, que siempre las han tenido, se da cuando se organizan para defenderse e inmediatamente se los “confunde” con guerrilleros, como los grupos de Autodefensa Unidas de Colombia, sin tomar en cuenta la diferencia de contextos, objetivos e historias.

En Colombia, que lleva más de medio siglo de luchas internas contra grupos guerrilleros, las autodefensas o los tristemente celebres, “paramilitares” fueron creados por los grupos políticos dominantes en alianza con los militares y financiados por los grandes ganaderos y empresarios para combatir a la guerrilla, pero después se transformaron en otro actor importante al integrar un ejército dentro de la economía criminal que hay en ese país, pero ya era tarde, la propia burguesía había creado un monstruo incontrolable.

En México la situación es diferente, y los orígenes de las luchas sociales también, por ello no hay similitud con los de Colombia, ni la policía comunitaria de Guerrero con los grupos de autodefensa ciudadana de Michoacán. Desde 1995 surge en la región de La Montaña de Guerrero, la Policía Comunitaria que con el paso del tiempo se amplia y transforma para dar lugar a la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC) de la Montaña y Costa Chica de Guerrero, la cual consta de un sistema propio de seguridad, justicia y reeducación comunitaria al cual son sometidos los delincuentes que detienen.

El origen de estos cuerpos de autodefensa fue  “la gran ola de violencia que se presentaba en los caminos de la Montaña y la Costa Chica de Guerrero en la década de los ochenta e inicios de los noventa movió a los habitantes de algunas comunidades de la región a organizarse para combatirla. En este suceso, las organizaciones y sociedades de producción, principalmente cafetaleras, eran también afectadas por la inseguridad en el traslado de sus productos y recursos económicos”.

Por ello es que la policía comunitaria tiene como origen la autoprotección y, al mismo tiempo, la defensa de la tierra, un elemento fundamental en la vida y la cultura de estos pueblos rurales y forman parte de su concepción de justicia colectiva y de auto-organización e incluso de auto-gobierno. Ellos no se cubren el rostro, como otros grupos y las propias fuerzas del Estado, y son elegidos en asamblea por méritos como respeto a la comunidad, a la familia y por su honestidad, por ello es que la comunidad los mantiene aunque reciben apoyo de sus respectivos gobiernos.

Hoy en plena crisis de seguridad en varios Estados del centro oeste de México y el norte, se han dado un auge de estas organizaciones sociales, lo que ha generado un serio resquemor de las autoridades alimentadas por las fuerzas que le temen a estos grupos sin el recato y la honestidad de cuestionar a la seguridad privada de que ellos gozan. Así se escribe la historia, unos pueden tener seguridad y los pobres tienen que tener resignación ante los atropellos de los diferentes bandos en pugna por los controles territoriales y el mercado donde se desarrollan los negocios de la economía criminal.

En el Distrito Federal, los vecinos de la Colonia Pedregal de Santa Úrsula Xitla, ubicada en la delegación Tlalpan, están planteando crear grupos de autodefensa ante el aumento de la inseguridad y el narcomenudeo que envenena a los jóvenes de la misma. Ya se salió el tema de los límites rurales, son las guardias de seguridad de las colonias pobres, las autodefensas, ¿qué hará el Estado, las reprimirá por no estar inscriptas como más de 8,000 empresas de este rubro, o les dará mayor protección policial?

El tema está llegando a una situación compleja, porque la criminalización de la protesta social no ha logrado frenar a los que se sienten que se les han vulnerado derechos, los que viven la inseguridad diaria, no pueden organizarse como las clases altas en una ONG, deben defenderse, un tema que está en los límites siempre grises del denominado “Estado de derecho”.

 

 

alfredocesar7@yahoo.com.mx

 

 


 

 

 

 

 





DeepSkyColors en Facebook!
Imagenes de nuestro planeta y del Universo desde los ojos de un fotógrafo español Visita la página en Facebook y dale a ME GUSTA!