Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 15474 al 15493 
AsuntoAutor
574/13 - VIAJANDO: Noticias
575/13 - Processo Noticias
576/13 - Turismo y Noticias
Re: NoticiasdelCeH ALEXANDR
577/13 - CONCURSO Noticias
=?UTF-8?Q?Re=3A_No Yuri San
578/13 - VIAJANDO: Noticias
=?utf-8?Q?Re:_Noti Noticias
EDITAIS DO PROGRAM =?UTF-8?
579/13 - VIAJANDO: Noticias
580/13 - GEOEVENTO Noticias
581/13 - SIRIA. CO Noticias
582/13 - Siria, en Noticias
583/13 - VIAJANDO: Noticias
(sin asunto) Elias An
584/13 - "Un viejo Noticias
585/13 - NUEVO LIB Noticias
586/13 - Congreso Noticias
587/13 - El desafí Noticias
588/13 - Veinte añ Noticias
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 15796     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 582/13 - Siria, en el centro de una geografía de con flictos
Fecha:Jueves, 3 de Octubre, 2013  12:12:53 (-0300)
Autor:Noticias del CeHu <noticias @..............org>

NCeHu 582/13
 

 

Siria, en el centro de una geografía de conflictos

 

 

Por Juan Roberto Benitez (*)

 

 

“¡Basta con las guerras que enmascaran intereses más oscuros de los objetivos oficiales que se proponen!”

(Papa Francisco)

 

 

Quienes hoy -con mayor o menor énfasis- se ubican en la oposición a la intervención militar en Siria, concurren en una expresión que bien podría ser ¡Salvar a Siria! Por esto es que considero que vale  preguntarse si Siria existe o es solamente un dibujo en el mapa político del mundo.

Siria contiene a diferentes grupos étnicos localizados en diferentes regiones: los drusos en el sur, kurdos en el noreste, suníes en el centro y chiíes-alauíes en el noroeste.

Y podría decirse que ninguno de ellos es leal a Siria, sino a cada uno de los referentes tribales. Una situación semejante a Irak, por mencionar a uno de los lugares en donde EE.UU. intervino recientemente y con la misma supuesta razón: posesión y uso de armas químicas. Esta situación se reproduce en una importante cantidad de estados nacionales del mundo, en donde su geografía política fue dibujada desde afuera. En este sentido, África es un ejemplo emblemático de la variedad de naciones encerradas por los límites de un estado nacional.

Sé que esto no es fácil de comprender desde América Latina y mucho menos desde Argentina. Por estos lares, los pueblos originarios fueron dominados y sometidos, cuando no eliminados literalmente del mapa; de modo tal, que hoy su presencia es casi irrelevante a la hora de comprender el ser nacional. Estoy convencido de que muchos se enteraron de la existencia de los Qom en el Chaco, luego del episodio de represión que sufrieron recientemente.

¿Cuántos saben de la existencia de los wichis, chiriguanos, mocovíes y otros que viven en la oscuridad de la miseria y la marginación?

Muy lejos de nuestra realidad vernácula; en otras partes del planeta, los pueblos con historias milenarias mantienen su cohesión fruto de la construcción cultural de la que fueron capaces. Y desde allí pueden entenderse varios de los conflictos no resueltos que bien podrían terminar con el dibujo de un nuevo mapa. Esta realidad permite comprender en buena medida, que países como Yugoslavia o Checoslovaquia, ya no formen parte de la geografía política del mundo.

Una de las preguntas que nos hacemos desde muy chicos en el camino de convertirnos en un homo sapiens- sapiens, es ¿por qué? Sin embargo, considero que existe una pregunta superadora a la que pocos llegan, obnubilados por la creencia de que el origen de las cosas es la suficiente explicación de los hechos; y esa pregunta es el ¿para qué?

El para qué no sólo supera a la interpretación determinista, sino que fundamentalmente le asigna al hombre la maravillosa capacidad de darle un sentido a sus acciones.

En lo que sigue y desde ese para qué, va la intención de arrojar un poco de luz para comenzar a entender una realidad compleja; sabiendo que en función del espacio limitado de una publicación periodística, es inevitable caer en un reduccionismo explicativo, que deje afuera otras variables no menos importantes.

El nacimiento del conflicto En 1973 se firma el certificado de nacimiento de los célebres petrodólares.

El acuerdo entre Estados Unidos y Arabia Saudita obligaba a cualquier país que quisiera comprar petróleo a cambiar primero su moneda nacional por dólares de Estados Unidos. A cambio de este compromiso en el cual Arabia Saudita vendería su petróleo exclusivamente en dólares norteamericanos; a cambio EE.UU. ofreció armas y la protección militar de todos los campos petroleros sauditas. Esto le permitía a la Reserva Federal de EE.UU. imprimir una gran cantidad de billetes para facilitar las transacciones de petróleo en todos los rincones del planeta.

Este sistema de petróleo por dólares generó una gran demanda artificial de dólares en todo el mundo, y a medida que la demanda de petróleo aumentaba también lo hacía la demanda de dólares. Estados Unidos recibió el beneficio de ser el dueño exclusivo de este nuevo patrón monetario y ello le permitió ejercer un gran dominio sobre la economía mundial.

Por otra parte y concurrente en la explicación de la maniobra, vale recordar que EE.UU. es el país con la mayor deuda externa del mundo y por lo tanto a la hora de los vencimientos, sólo tiene que imprimir más de sus propios billetes. Cualquier país que emita más dinero sin aumentar su producción de riqueza (bienes y servicios), produce una inflación inevitable. Pero si ese dinero comienza a circular en el ámbito internacional, lo que realmente se hace es exportar la inflación.

¡Cuánto daríamos para que nuestros pesos tuviesen algún valor fuera de Argentina!

El malo de la película Saddam Hussein quería negociar con Europa el petróleo de Irak en euros. El 24 de septiembre de 2000, el gobierno de Saddam Hussein señaló que Irak comenzaba la transacción de sus exportaciones de petróleo a la moneda del euro y se comprometió a promover al euro como una moneda de competencia con el dólar. En una nota de la Revista Time de noviembre de 2000, Saddam Hussein decía que no le importaba que el euro se estuviese devaluando frente al dólar, simplemente no quería aceptar más dólares por el petróleo dado que no quería tratar “con la moneda del enemigo”. Así le fue a Hussein.

La estrategia económica y geopolítica de los petrodólares ha sido una de las más brillantes de la historia económica reciente, que le ha otorgado a Estados Unidos el predominio absoluto de la economía mundial.

Cada vez que algún país petrolero manifiesta su intención de salirse del sistema petrodólar (como Irán, Siria o Venezuela) pasa a formar parte del llamado ‘eje del mal’, y el ejército de Estados Unidos se encarga de reinstaurar el orden por medio de la fuerza. Si bien lo obvio no debiera ser explicado; considero válido recordar aquí, que la amenaza o el uso de la fuerza significa un mayor presupuesto para el Pentágono y rentables negocios para los fabricantes de armamentos y pertrechos militares.

La razón geopolítica inconfesable Siria ocupa una posición privilegiada para el transporte de gas y petróleo. En 2009 Bashar al Assad anunció instrumentar la “estrategia de los cuatro mares”, cuyo objetivo era convertir Siria en un nodo de transporte de petróleo y gas entre el Golfo Pérsico, el mar Negro, el Mediterráneo y el Caspio. Por su territorio pasa el Gasoducto Panárabe (Arab Gas Pipeline), que conecta Egipto con Libia. También lo atraviesa el tramo de gasoducto que conectaba la ciudad iraquí de Kirkuk con el puerto sirio de Baniyas; pero este tramo no funciona desde la intervención en Irak en 2003.

En el 2011 Siria firmó un convenio con Irak e Irán para construir un nuevo gasoducto que saldría del yacimiento de gas South Pars (Pars del Sur) en Irán, pasaría por Irak y Siria, y desde allí por el Mediterráneo llegaría hasta Europa.

El periódico árabe Al-Ajba informa sobre la existencia de un plan aprobado por EE.UU. para la construcción de un nuevo gasoducto que transportaría gas de Catar a Europa a través de Turquía, Arabia Saudita, Jordania, Siria e Israel. No mencionó su capacidad, pero supuso que puede superar la capacidad de otros proyectos en la zona: el gasoducto Nabucco (también estadounidense) y South Stream. El gasoducto se ramifica en tres direcciones cerca de la ciudad siria de Homs. No debiera sorprender entonces, que Homs sea uno de los lugares donde se han dado las batallas más fuertes en Siria. Pareciera que allí se decide el futuro de todo el oriente medio.

A esta situación económica, debemos sumarle el condimento étnico- religioso que intenté resumir más arriba. Los países orientales, la mayoría de los cuales profesa el islam sunita, ven el proyecto como un “gaseoducto chií”. Es un gaseoducto que sale desde Irán -chií-, pasa por Irak -de mayoría chií- y llega a Siria, en donde los chiíes están en el poder, incluido el presidente.

La situación se agrava, por el hecho de que el yacimiento South Pars se ubica en la frontera entre Irán y Catar, que es sunita y aliado de EE.UU.

Actualmente se demandan 90 millones de barriles de petróleo al día que a un precio de  100 dólares el barril suma 9 mil millones de dólares diarios que con los diferentes procesos de refinamiento y producción llegan a los 18 mil millones de dólares, es decir 6,5 billones de dólares anuales. Estos valores permiten entender que a EE.UU. no puede interesarle un petróleo barato, sino todo lo contrario. Una prueba lo da el hecho de que antes de la invasión a Irak hace diez años, el petróleo rondaba los 20-25 dólares el barril. Desde entonces ha quintuplicado y sextuplicado su precio. Esto es muy conveniente para Washington, dado que mientras mayor sea el precio del petróleo, mayor es la demanda de dólares y más beneficios recibe el cártel bancario de Estados Unidos amparado en la Reserva Federal.

Sólo el aviso de los bombardeos contra Bashar dispararon los precios de petróleo, oro y plata. Algunos banqueros visionarios de Wall Street y la City han de estar festejando por las fortunas colosales que están haciendo.

Volviendo al por qué de las cosas - que en este caso se parece en mucho a una excusa-, la posesión y el uso de armas químicas parecieran ser las causas razonables para una intervención militar. Una intervención militar que desde ya no se va a concretar -si se concreta- con armas que lancen flores o con panfletos destinados a convencer a los hostiles para que depongan su actitud; se va a realizar con armas que también destruyen y matan.

Para los que avalan y propician la intervención de EE.UU. junto con sus principales aliados (Francia y Gran Bretaña) pareciera ser que existen formas más humanas de matar.

 

 

(*) El profesor Juan Roberto Benitez, docente de las carreras de Geografía, Relaciones Internacionales y Trabajo Social en la Facultad de Ciencias Humanas (UNICEN) y en la Facultad de Ciencias Económicas (UBA).

 

 

18 | INTERNACIONALES Domingo 29 de septiembre de 2013 El Eco de Tandil - Tandil, provincia de Buenos Aires - Argentina.

 





DeepSkyColors en Facebook!
Imagenes de nuestro planeta y del Universo desde los ojos de un fotógrafo español Visita la página en Facebook y dale a ME GUSTA!