Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 15454 al 15473 
AsuntoAutor
563/13 - INFORMACI Noticias
564/13 - VIAJANDO: Noticias
Chile: 40 años de Pablo Ma
Grupo de geografía Paola Ma
CONFLITO NO TRÂNSI Elias An
=?utf-8?B?UmU6IE5v =?utf-8?
565/13 - El conci Noticias
566/13 - El otro M Noticias
567/13 - VIAJANDO: Noticias
568/13 - MERIDIANO Noticias
Re: NoticiasdelCeH Gerusa D
=?UTF-8?Q?Re=3A_No Yuri San
Envíamos trabajo R José Var
569/13 - VIAJANDO: Noticias
570/13 - World Jou Noticias
bolsa para doutor Jussara
571/13 - CINE DEBA Noticias
572/13 - Finalizó Noticias
573/13 - VIAJANDO: Noticias
Re: NoticiasdelCeH Marcela
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 15777     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 569/13 - VIAJANDO: Volando de Bogotá a Buenos Aires
Fecha:Miercoles, 25 de Septiembre, 2013  09:28:42 (-0300)
Autor:Noticias del CeHu <noticias @..............org>

NCeHu 569/13
 
 

 Volando de Bogotá a Buenos Aires

 

El lunes 31 de mayo emprendí el regreso a Buenos Aires. Como otras veces, lo hice por la empresa aérea LAN. No sólo porque tenía millaje y porque el servicio era muy bueno, sino porque generalmente iba siguiendo la costa del Pacífico; y además de tener menor turbulencia por sobrevolar la corriente fría de Humboldt, el paisaje era maravilloso. Así que partí del Aeropuerto Internacional de El Dorado, de la ciudad de Bogotá, a la mañana muy temprano…

 

Ciudad de Bogotá desde el aire a poco de despegar del aeropuerto de El Dorado

 

 

Además de sectores industriales, podía ver campos cultivados y un río meandroso que los atravesaba.

 

Áreas industriales y campos de cultivo en las afueras de Bogotá

 

 

A medida que tomábamos altura la vista panorámica se hacía más interesante dado que podía verse parte del cordón montañoso que enmarcaba la ciudad, así como la altiplanicie central denominada Sabana de Bogotá. En realidad no es una sabana, ya que no se condice con las características climáticas ni de biomas correspondientes a esa formación. Su temperatura era inferior a 20ºC por encontrarse a una altura promedio es de alrededor de 2600 m.s.n.m.

 

Alrededores de Bogotá con la Cordillera Oriental como fondo

 

 

Los cursos de agua correspondían a la cuenca del río Bogotá, cuyos principales afluentes eran el Salitre, el Fucha y el Tunjuelo. Y si bien se utilizaba para el riego del distrito La Ramada, también era el principal desagüe de los efluentes de la ciudad en su conjunto, y en particular del sector industrial.

 

Los campos inundados estaban cultivados con arroz

 

 

La Cordillera de los Andes, en el sector colombiano contaba con tres cordones dispuestos de norte a sur: el Oriental, el Central y el Occidental, que se unían en el Nudo de Pasto, hacia el sur del país.

 

Cordón Oriental en los Andes Septentrionales colombianos

 

 

A pesar de su latitud, debido a la altura, permanecía nieve en sus cumbres durante todo el año.

 

Andes Septentrionales al sur del territorio colombiano

 

 

Pero justamente esa combinación de latitud y altitud, permitía generar un grado de biodiversidad muy alto, ya que en los valles más profundos podían encontrarse selvas o bosques tropicales hasta alcanzar la tundra en las zonas más elevadas, tal cual como si nos trasladáramos desde el Ecuador a los polos en tan sólo una ladera.

 

Los tres cordones se unían en el Nudo de Pasto

 

 

Si bien ya había sobrevolado la zona muchas veces, para mí era una experiencia alucinante porque el buen tiempo permitía ver con nitidez accidentes geográficos que había estudiado desde el tercer año de la escuela secundaria con mi profesora Alicia Giudice de Solari, responsable de mi elección por la carrera de Geografía.

 

 

Relieve complejo en el sur de los Andes Colombianos

 

 

Se trataba de una región de elevada intensidad sísmica y volcánica debido a su reciente formación, perteneciente al Cinturón de Fuego del Pacífico.

 

Área sísmica y volcánica perteneciente al Cinturón de Fuego del Pacífico

 

 

Los Andes Septentrionales continuaban por el territorio ecuatoriano hasta el golfo de Guayaquil con una altura promedio de 5000 m.s.n.m. Pero el avión debió hacer un pequeño desvío debido a que tres días atrás, el volcán Tungurahua, de 5029 m.s.n.m., situado a 135 km al sur de la ciudad de Quito, había hecho violentas explosiones que desataron alerta roja, habiéndose evacuado a quinientas familias, y cuyas cenizas habían llegado a la ciudad de Guayaquil, a 160 kilómetros al sudoeste, suspendiéndose las clases.

 

Valles longitudinales en los Andes Ecuatorianos

 

 

Ya en territorio peruano nos encontramos en plenos Andes Centrales, que volvían a ensancharse hasta el Nudo de Pasco, en el sector central del país.

 

La aridez característica del cordón Occidental de los Andes Peruanos

 

 

Nosotros sobrevolamos el cordón occidental, que presentaba mayores condiciones de aridez.

 

Los ríos alóctonos y el regadío en consecuencia eran verdaderos oasis

 

 

La Cordillera de los Andes comenzó a elevarse al final de la era Mesozoica, en el Cretácico tardío, por el movimiento de subducción de la plaza de Nazca debajo de la Placa Sudamericana. Pero en la Era Cenozoica, durante el período terciario, se produjo la principal orogénesis, cuya formación continua a través de terremotos y actividad volcánica.

 

Andes Centrales peruanos en el noroeste del país

 

 

Debido a que antes del ascenso de los Andes el mar ingresaba en el continente, es que actualmente se presenten salinas y salares en gran parte de las cuencas cerradas. Una de ellas es la salina de Huacho, sobre la costa, al norte de la ciudad de Lima.

 

Salinas de Huacho, sobre la costa norte peruana

 

 

En las Salinas de Huacho, distantes unos ciento treinta kilómetros al norte de Lima, la sal es obtenida por evaporación solar. Se trata de una reserva de características inagotables, sobre la cual se extienden más de ciento ochenta de hectáreas de cristalizadores. La sal allí producida es envasada tanto como sal industrial como de consumo humano.

 

Relieve muy plegado al este de las Salinas de Huacho

 

 

El paisaje desértico era surcado por un río utilizado para regadío permitiendo la presencia humana.

 

 

Río alóctono en el desierto del norte del Perú

 

 

Verdadero oasis en el gran desierto

 

 

Si bien todos los paisajes desérticos me atrapan por el hecho de permitirme ver las rocas al descubierto y apreciar sus diferentes minerales y coloración, en el caso de Perú y el norte de Chile, su proximidad al mar, los hace más imponentes.

 

Montañas desérticas próximas al mar

 

 

De pronto desaparecieron los paisajes que veníamos viendo, pero sobrevolar sobre un colchón de nubes no dejaba de ser maravilloso, en el marco de un cielo muy azul.

 

Volando sobre un colchón de densas nubes

 

 

Pero el espectáculo tendría un paréntesis, ya que debíamos atravesar las nubes para poder bajar en Lima.

 

Atravesando nubes para bajar en Lima

 

 

Y como siempre, el puerto y aeropuerto de El Callao, aparecían con niebla muy gris, que los hacían característicos.

 

 

El puerto de El Callao, tan gris como siempre

 

 

Aterrizando en el aeropuerto de El Callao (Lima)

 

 

¡Los frenos del avión a full…!

 

 

En poco más de una hora, volvimos a despegar...

 

Sobrevolando otro colchón de nubes

 

 

Pocos kilómetros al sur de Lima, cercana al río Ica, divisamos la península de Paracas, desierto que se asomaba al mar. Justamente Alexander von Humboldt descubrió que la temperatura de las aguas era muy inferior a la prevista por latitud, y esa es una de las razones por las cuales la condensación de los vientos húmedos del Pacífico se produce en el mar, sin llegar al continente.

 

 

Península de Paracas, al sur del río Ica

 

 

La fuerza de los vientos del océano menos pacífico de todos, producían un oleaje muy fuerte, ideal para quienes practicaban surf, actividad realizada en las cercanías de la isla Sangayan.

 

Península de Paracas e isla Sangayan

 

 

En un rato más ingresamos a territorio chileno…

 

 

Geoformas del norte de Chile

 

 

Penetramos en el desierto de Atacama donde se realizaban explotaciones de cobre, una de las actividades centrales de la economía chilena.

 

Desierto de Atacama donde se extraía cobre

 

 

Pasamos por el salar de Atacama, el mayor depósito salino de Chile y el quinto mayor del mundo. Estaba formado por una depresión sin salida de aguas que recibía al río San Pedro de Atacama y múltiples quebradas por donde se filtraba el agua desde la cordillera. Nos encontrábamos sobre la región de Antofagasta.

 

Salar de Atacama en la región de Antofagasta

 

 

Y a poco más, comenzamos el cruce de la cordillera de los Andes, que en ese sector determinaba el límite entre Chile y Argentina.

 

 

Inicio del cruce de la cordillera de los Andes

 

 

Pleno cruce de la Cordillera

 

 

Salares y lagunas de altura

 

 

Andes Centrales argentino-chilenos con las primeras nevadas del año

 

 

Reflejos insólitos al ingresar a la provincia de Salta

 

 

Un verdadero regalo para los ojos

 

 

Bordes nevados en el sector argentino

 

 

La majestuosidad del paisaje hizo que por un rato olvidara cuestiones técnicas y que perdiera la vista en algo tan espectacular, que la cámara de fotos pudo registrar sólo parcialmente.

 

Noroeste Argentino

 

 

Y después de lo que había visto, la llanura pampeana ya no tenía atractivos para mí. En realidad, para nadie en el avión, ya que la mayoría de los pasajeros, dejaron de mirar por las ventanillas y se dedicaron a leer o mirar películas.

 

Atravesando la llanura

 

 

Sin embargo Buenos Aires, seguramente celosa por nuestra preferencia andina, nos recibió con una espectacular puesta de sol, no tan habitual para ese momento del año.

 

Puesta de sol en Buenos Aires

 

 

Ana María Liberali

 





DeepSkyColors en Facebook!
Imagenes de nuestro planeta y del Universo desde los ojos de un fotógrafo español Visita la página en Facebook y dale a ME GUSTA!