Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 15434 al 15453 
AsuntoAutor
547/13 - O Irão po Noticias
¿ESTÁN DISPUESTOS Geóg. Ho
ÁGUA DE CHUVA PEDE Elias An
548/13 - FALLECIÓ Noticias
549/13 - 'Guerras Noticias
Convocatoria de ar Jesica V
550/13 - La nueva Noticias
551/13 - Alto a la Noticias
552/13 - VIAJANDO: Noticias
553/13 - EL PRIMER Noticias
554/13 - EUA, Fran Noticias
555/13 - Petróleo Noticias
556/13 - O direito Noticias
557/13 - Socialist Noticias
558/13 - O desenca Noticias
559/13 - Sobre a i Noticias
560/13 - VIAJANDO: Noticias
561/13 - Obama apr Noticias
Favor divulgar Adauto d
562/13 - Edital pa Noticias
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 15755     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 555/13 - Petróleo y gas en la nueva agenda del mundo
Fecha:Domingo, 1 de Septiembre, 2013  17:48:49 (-0300)
Autor:Noticias del CeHu <noticias @..............org>

NCeHu 555/13
 
 

Petróleo y gas en la nueva agenda del mundo

                                                                          

Alfredo César Dachary

 

En estos últimos dos años se ha dado un vuelco en la agenda mundial del petróleo y el gas, que pasó de ser un recurso casi en extinción a uno que abunda en varios países y lleva a que los Estados que más consumen hoy se precien de ir camino a la autosuficiencia, como es el caso de Estados Unidos.

El cambio en el libreto de la agenda mundial, no es un tema de “casualidad”, ya que el tipo de explotación que hoy se propone como la “opción”, el tristemente famoso fracking, fue un descubrimiento del texano George Mitchell, quien además fue el pionero en el desarrollo de la controvertida técnica de extracción.

Mitchell comenzó a utilizar la fracturación hidráulica con fines comerciales hace tres décadas en el Barnett Shale, cuando las petroleras preferían extraer la materia prima en vertical, él vio el potencial en horizontal, pensando en lo que podía recuperarse de pozos ya explotados fracturando el lecho rocoso para que los hidrocarburos pudieran fluir libremente a través de las grietas creadas en la roca.

A comienzos de siglo XXI, las grandes corporaciones que dominaban la extracción e industrialización del petróleo entran en una “loca carrera” para adquirir una gran parte del “decreciente” recurso por cualquier medio, ante el temor de una inminente y precipitada disminución de la producción de petróleo.

Pocos años después y ante el asombro del mundo se “descubre” que éste está “inundado de petróleo”. Se realizan grandes “descubrimientos”, algo imposible de creer al conocer los tiempos y las grandes inversiones para llegar a éstos en África, en el centro de Eurasia, en Estados Unidos, en el mar del Sur de China, en América del Sur, primero los grandes yacimientos marinos de Brasil y luego los de Argentina y el propio México, cuando se comienza a hablar del fracking.

A esto hay que sumarle las grandes reservas del océano Ártico, del Atlántico sur, zona de Las Malvinas y nuevas áreas que irán apareciendo según dicte el guión de las Siete Hermanas, que han decidido hacer caso omiso a la nueva era postindustrial y han regresado nuevamente a la “fiebre del oro negro”.

Ésta es la cara bonita de este tema, atrás, lo que no se dice, están los costos ambientales que tiene esta nueva forma de lograr extraer gas y petróleo conocido como fracking.

En un amplio reportaje que Elena G. Sevillano publicó en marzo de este año en el periódico El País, aparecen partes de las amenazas que diferentes grupos de científicos han hecho respecto del uso de esta nueva tecnología para la extracción de gas y petróleo. Un estudio publicado esta semana en la revista Geology ha relacionado un sismo de magnitud 5.7 ocurrido en Oklahoma (Estados Unidos) en 2011, que dejó dos heridos, 14 casas destruidas y carreteras dañadas, con una técnica que se usa en la explotación de hidrocarburos y que consiste en inyectar en el subsuelo el agua residual del proceso. En este caso, el fluido procedía de un pozo de petróleo, pero si el estudio ha tenido impacto en medios internacionales como la BBC ha sido porque la técnica se usa también para eliminar el agua sobrante del fracking, el polémico método de extracción de gas pizarra que algunos países europeos ya han vetado y cuyos riesgos medioambientales están en discusión en otros.

Los investigadores estudiaron la relación entre la inyección en el subsuelo de fluidos residuales y el terremoto que sufrió la localidad de Prague, el de mayor intensidad en la historia del estado de Oklahoma. Tras 18 años inyectando sin incidentes los fluidos sobrantes de la extracción de petróleo en un yacimiento agotado, el 5 de noviembre de 2011 los movimientos sísmicos empezaron a asustar a los habitantes de la zona, acostumbrados hasta entonces sólo a los tornados. Al día siguiente, se produjo el terremoto de magnitud 5.7, “el mayor de los relacionados con la inyección de aguas residuales”, explica por correo electrónico la geofísica de la Universidad de Oklahoma, Katie Keranen, autora principal del estudio.

Este “redescubrimiento” emerge en medio de un proceso avanzado de sustitución de energía obtenida por medio convencional por nuevas logradas por el sol principalmente y otras nuevas formas de energías alternativas.

Bloomberg New Energy Finance (BNEF) publicó recientemente un informe recomendando especialmente el futuro de la energía renovable como inversión, ya que según ellos, la inversión anual en capacidad de nueva energía renovable va a aumentar significativamente de ahora a 2030. El informe señala: “El escenario más probable implica un salto del 230%, a 630,000 millones de dólares hasta 2030, impulsado por nuevas mejoras en la competitividad de los costes de tecnologías eólicas y solares con respecto a las alternativas basadas en los combustibles fósiles…”

Pero hay más: “Las mejoras en la competitividad de los costes significan que las energías renovables representarán entre el 69% y el 74% de la nueva capacidad energética agregada hasta 2030 en todo el mundo”.

Las energías renovables no sólo están cruzando la línea de la utopía, ya que el sector manufacturero se mueve tan rápido que existe un “exceso” de paneles solares, lo que ha logrado abaratar los costos de los mismos.

Esta nueva situación lleva a la industria petrolera a enfrentar a un peligro obvio y presente que realmente promete el suministro de energía sin los grandes costos que genera el petróleo y el gas desde su extracción al consumo, principalmente en los países de mayor desarrollo donde existe una mayor conciencia ecologista.

Por ello, esta nueva etapa de “redescubrimiento del petróleo y gas abundantes” es un giro violento ya que con tal de mantener el poder, las grandes corporaciones han hecho a un costado los costos ambientales, poniendo en evidencia que la visión ecologista del primer mundo es una mezcla de pose con intereses y a la hora de la verdad, allí tenemos el caso del protocolo de Kioto.

 

Un nuevo frente de lucha

La minería en el mundo y principalmente en los países emergentes se ha transformado en un frente de lucha, del cual atestigua toda la cordillera de Los Andes para el caso de Sudamérica, y hoy enfrenta nuevos problemas a partir de la explotación petrolera desde Ecuador a Argentina, los más amenazados por este nuevo modelo extractivista que hace de la cuestión ambiental una externalidad más a tomar en consideración relativa.

Sin embargo, en lo referente al petróleo y gas extraído por el método de fractura o fracking, los principales frentes de lucha se dan en los países más desarrollados, que son los que van tomar esta explotación como un tipo de salvavidas para su grave situación económica.

En Estados Unidos se han formado dos grupos de opinión, los que viven en las zonas de explotación más los que tiene conciencia ecologista se enfrentan a los que no la tienen y aún están en zonas donde no se explota el petróleo y gas por el sistema de fractura.

En este mes de agosto, un centenar de activistas medioambientales, entre ellos las estrella de cine Daryl Hannah, se concentraron ante la Casa Blanca para exigir al Presidente Barack Obama, que prohíba el "fracking" para la extracción de gas en terrenos federales, “…porque si no el gobierno está participando en una forma de corrupción legalizada que contamina nuestra democracia y socava el interés nacional...”

Esta protesta fue organizada por el grupo Americans Against Fracking y del plantón en frente a la Casa Blanca se trasladó posteriormente a la Oficina de Gestión de Tierras, donde presentó casi 650,000 peticiones para advertir al gobierno de los efectos negativos de esta técnica de extracción por considerar que suponen una "amenaza a nuestro aire, salud y agua".

En este mes, se inició la movilización contra el fracking al formarse los primeros campamentos de protesta en la hasta ahora inalterable y verde Inglaterra, lo que llevó a enfrentamientos con la policía, tensión, arrestos y desembarco de las televisoras.

No es casual que mundo rural inglés se ha levantado en pie de guerra frente a las intrusiones de una industria energética que ansía los recursos de su subsuelo, ya que el gobierno británico está apuntalando como solución a la dependencia energética, pero que sus detractores tildan de insegura y de fatal para el medio ambiente.

En Holanda, el Primer Ministro ha tenido que dar explicaciones incluso ante un sismo que se aseguraba estaba relacionado con esta extracción; en España, la sociedad en general rechaza el fracking, aunque el gobierno lo vende como la salvación.

¡Qué vueltas tiene la vida! A los países del “viejo subdesarrollo” se les vendió la industrialización como la salida mágica; a los países desarrollados se les aplica algo más drástico, el cambiar sus ecosistemas por una salida corto placista cuando existen otras opciones de energías alternativas, que dejaron de ser una quimera. El sistema no tiene “preferidos” ni protegidos porque en esta lógica hay una sola meta: una mayor acumulación al costo que sea.

Hoy le toca a los ciudadanos del primer mundo un enfrentamiento para la supervivencia de “su naturaleza”, un tema que nos tocó y lo seguiremos sufriendo porque México y Argentina están en lista de los países con grandes reservas de gas y petróleo extraíbles vía fracking.

 

alfredocesar7@yahoo.com.mx

 

 

 





DeepSkyColors en Facebook!
Imagenes de nuestro planeta y del Universo desde los ojos de un fotógrafo español Visita la página en Facebook y dale a ME GUSTA!