Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 15341 al 15360 
AsuntoAutor
HOTEL SEDE DO III Elias An
471/13 - MAESTRÍA Noticias
472/13 - Conferenc Noticias
473/13 - La fronte Noticias
474/13 - Unión Eur Noticias
475/13 - Crisis y Noticias
476/13 - Chile - C Noticias
FALTA D'ÁGUA EM RI Elias An
477/13 - Crisis y Noticias
478/13 - Israel nu Noticias
479/13 - Crisis y Noticias
480/13 - Crisis y Noticias
481/13 - ASAMBLEA Noticias
482/13 - Túnez - ¿ Noticias
483/13 - Túnez - L Noticias
484/ 13 - Túnez, d Noticias
485/13 - NODAL - P Noticias
486/13 - Crisis y Noticias
487/13 - Jornadas Noticias
488/13 - En el "ci Noticias
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 15654     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 473/13 - La frontera México – Estados Unidos ¿un t ema tabú?
Fecha:Martes, 23 de Julio, 2013  18:08:00 (-0300)
Autor:Noticias del CeHu <noticias @..............org>

NCeHu 473/13
 

 

La frontera México – Estados Unidos ¿un tema tabú?

                                                                          

Alfredo Cesar Dachary

 

 

La frontera de México con Estados Unidos es una de las zonas limítrofes terrestres más largas de América - con 3,141 km de extensión -, la que tiene el mayor tráfico de gente y mercancías legales e ilegales y un mundo de alta complejidad que marca, en parte, la relación histórica entre ambos países.

En el mes de junio de este 2013 se aprobó, como “costo” de la nueva ley de inmigración, un adéndum que va camino a fortificar y militarizar la frontera entre ambos países. El hecho no ha sido prácticamente comentado en la prensa tradicional y la televisión pública y en mínima escala por el gobierno federal, lo que no ocurre fuera del país ni a nivel de la prensa electrónica libre de ataduras oficiales.

El hecho es muy grave y tiene tras sí una larga historia, que no se puede ocultar por eso de mantener las buenas relaciones. En este caso, hay cuatro intelectuales reconocidos en México que opinan del caso y que han sido muy publicitados porque sostienen tesis muy serias sobre lo ocurrido, lo que lo antecede  y lo que vendrá.

Para el historiador Enrique Krauze, este tema “despierta los recuerdos, más ominosos de nuestra historia”. Agregando, que es un agravio, uno más de la lista que arranca en 1846 con la guerra de los dos países, provocada por la sed territorial de Estados Unidos.

No cabe duda que el enfoque es el correcto, ya que cuando Estados Unidos duplicó su territorio a través del despojo a México, la compra de la Luisiana a los franceses y la negociación de la península de La Florida con los españoles, ya mostraba su verdadero rostro  y sus reales intenciones imperiales.

Pocos años después, abre un nuevo ciclo de expansión lo que le permitirá, bajo condiciones diferentes, apropiarse del archipiélago de Hawái, Filipinas, ocupar Cuba, como primera parte de un raid en el Caribe, que cierra el círculo con el apoyo a la burguesía panameña para que se declaren independientes de Colombia dando lugar al “nacimiento de Panamá”. Pero esa maniobra de Estados Unidos se pagó inmediatamente con la concesión por 100 años para poder construir el canal del mismo nombre.

En un enfoque muy similar responde Jorge Castañeda, ex Canciller de México, quien afirma que es un agravio para México, la fortificación y militarización de la frontera, porque son medidas que difícilmente se toman entre países que son “amigos, aliados y vecinos”. Esto traerá como consecuencia mayores riesgos para los que quieran cruzar sin papeles -la gran mayoría- y mayores precios para los “polleros” que hacen pasar gente.

Castañeda toma tres adjetivos, que parecen no figurar en el diccionario de las relaciones internacionales de Estados Unidos. Los amigos son los países, que no responden a sus agresiones, y por ello el presidente Peña Nieto, no contestó en el momento y luego a través de su Cancillería saca una respuesta tibia, que no está a la medida de la ofensa ni a la altura de un país con una larga tradición de prestigio en las relaciones internacionales, que ya se está borrando ante el dominio de una Cancillería de mediocre accionar.

México es el socio del Tratado de Libre Comercio junto con Canadá, pero es el socio pobre con mucho territorio y muchos recursos, comenzando por el petróleo y el gas. Por ello es el único caso de un tratado de libre comercio donde los ciudadanos del país aliado y socio son tratados como enemigos, peligrosos, no confiables y creadores de una situación crítica, aunque la causa de las drogas sea el consumo elevado de los ciudadanos de Estados Unidos.

La militarización de la frontera, que llegará a tener un muro de más de 1,200 km de largo y una policía fronteriza de cuarenta mil personas, el mismo número de efectivos que cuidan la frontera más conflictiva de Asia y el mundo, la que divide a las dos Corea, es un agravio sin justificación y sólo basado en una doble situación que los ha llevado a plantearla.

Primero, buscar responsables de la crisis y pérdida sistemática de la hegemonía de Estados Unidos, entre los ilegales que trabajan en negro, que es una manera de hacer recaer la culpa de los grandes bancos y Wall Street en los más pobres, que son al final el fruto de esta trágica situación.

Segundo, la sociedad norteamericana con un bajo nivel intelectual y de conocimiento del mundo, requieren siempre de enemigos visibles o “demonios” para poder saber contra quien luchan, y ésta es una guerra más que debería haberse dado en territorio norteamericano, lugar del consumo masivo de las drogas, pero se da donde se produce y se mueve que es en la periferia.

Héctor Aguilar Camín, historiador y novelista de gran reconocimiento, sintetiza su pregunta sobre la respuesta de Estados Unidos a la nueva ley migratoria y a sus medidas iniciales de militarización de la frontera de la siguiente manera: “Raymond Aron escribió que Estados Unidos es una República Imperial. La reforma migratoria que el Congreso estadounidense procesa es hija de la república. El muro de mil kilómetros y los 20,000 policías adicionales que acompañan a esta reforma son hijos del imperio. La democracia republicana quiere legalizar sus inmigrantes. La arrogancia imperial quiere criminalizarlos”.

Esta es una visión novedosa aunque entrampada en la propia ideología del que la fórmula, ya que puede haber una dualidad en un estado imperial en una potencia hegemónica, la república es la forma, el imperio es el fondo. Así la lucha por los derechos humanos es el verso y la base de Guantánamo son el cuadro tétrico de una psique decadente. La invasión a Afganistán, un país casi feudal, en nombre de la guerra antiterrorista es el discurso, la masacre de miles de personas es la realdad hecha historia del agravio.

Cuando hay un Sheriff que su mayor orgullo es cazar mexicanos, o policías fronterizos que matan niños que juegan en el límite territorial y el Estado se calla o la respuesta es tímida, no se trata de problemas internos de un país sino de la vigencia de los derechos universales del hombre y el respeto a la vida, en este caso, los millones que llegan a la frontera son un número, los que mueren estadística y los que pasan, potenciales delincuentes.

Sergio Aguayo, reconocido intelectual mexicano, profesor del Colegio de México, define la situación con una frase contundente: “Nuestros gobernantes tienen el corazón de vasallo”, y luego agrega que lo que ocurrió es un agravio, de un vecino que por considerarse excepcional, actúa de manera unilateral.

La falta de una respuesta contundente y el regreso a la política internacional al servicio de Estados Unidos, hoy en Alianza del Pacífico, frente a la UNASUR y al Mercosur, ha terminado por consolidar el ciclo que inicia Carlos Salinas de Gortari de una política acorde a los intereses imperiales, que ha dejado a México fuera del campo de las alianzas de América Latina, especialmente en el sur.

Para Julio César Almanza Armas, Presidente de la Federación de Cámaras de Comercio (FECANACO) del Estado de Tamaulipas, la nueva enmienda no sólo militariza la frontera sino establecería dos sistemas, uno obligatorio para verificar empleos, llamado E-Verify y otro para monitorear la entrada y salida de las personas que entran al país con visas. Los residentes fronterizos estamos de acuerdo en tener una visa para entrar a Estados Unidos, pero no queremos que ese país también nos ponga a checar salidas ya que es la estrada a nuestro país, México.

De la propuesta aprobada por el Senado de Estados Unidos se deduce que habrá una media de doce policías por kilómetros de frontera, los cuales operarán un equipo de control muy sofisticado que incluirá los famosos Drones o aviones sin piloto en la vigilancia y control del movimiento de personas en la frontera.

Organizaciones de defensa de derechos de inmigrantes en la frontera pidieron el sábado que se evite la “militarización” de la frontera, por considerar que causará un alto número de muertes y abusos de autoridad.

El grupo Ángeles de la Frontera, a través de su fundador Enrique Morones, lamentó los términos en los que ha sido aprobada la reforma migratoria en el Senado de Estados Unidos, por lo que sostuvo que las medidas para reforzar la Patrulla Fronteriza son “decepcionantes” y en vez de militarizar la frontera se debería optar por una combinación de las propuestas del “acta de sueños” como cambiar las leyes de trabajo, incrementar el número de visas, que no deberían ser sólo para los trabajadores con mucha educación universitaria, sino para todos.

Este es el escenario que plantea Estados Unidos de uno de sus principales socios, ¿cómo sería si la frontera fuera con país enemigo? Una forma de menosprecio a las relaciones bilaterales que seguirá existiendo en la medida en que la docilidad oficial transforme las quejas en simples formulas diplomáticas y no en acciones concretas.

 

 

alfredocesar7@yahoo.com.mx

 

 






DeepSkyColors en Facebook!
Imagenes de nuestro planeta y del Universo desde los ojos de un fotógrafo español Visita la página en Facebook y dale a ME GUSTA!