Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 15301 al 15320 
AsuntoAutor
436/13 - "Caso" Sn Noticias
437/13 - Os EUA e Noticias
438/13 - EUA invad Noticias
439/13 - SNOWDEN: Noticias
440/13 - ANORMALID Noticias
441/13 - "ESTADOS Noticias
442/13 - El "caso" Noticias
443/13 - Morre Ber Noticias
444/13 - El nuevo Noticias
445/13 - Prémio No Noticias
446/13 - Crisis y Noticias
447/13 - España - Noticias
=?utf-8?B?UmU6IE5v Nestor B
448/13 - Argentina Noticias
449/13 - Crisis y Noticias
450/13 - Lógica fo Noticias
=?utf-8?B?UmU6IE5v Roxana T
451/13 - O legado Noticias
452/13 - Crisis y Noticias
453/13 - Crisi y g Noticias
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 15619     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 444/13 - El nuevo esclavista en el siglo XXI
Fecha:Domingo, 14 de Julio, 2013  16:13:06 (-0300)
Autor:Noticias del CeHu <noticias @..............org>

NCeHu 444/13
 
 

El nuevo esclavista en el siglo XXI

                                                                          

Alfredo César Dachary

 

En los siglos donde la esclavitud fue una constante, el esclavista era un terrateniente que pocas veces llegaba a ver lo que eran sus plantaciones y la forma de vida de los esclavos; vivía en otro mundo donde todo era bello y sin cadenas.

Hoy, los esclavistas modernos repiten la tragedia, ya que encargan en talleres a gente que trabaja casi por la comida, el doble de la jornada laboral y ellos tampoco se meten en ese mundo gris de los talleres o fábricas; antes era en África o en Asia donde siempre salían los ejemplos de los talleres de explotación de trabajadores, pero ahora empiezan a emergen en diferentes lugares de América.

En Argentina, un país que logró juzgar a los genocidas y a sus operadores efectivos del mundo civil, no se ha hecho una gran obra con este otro tipo de delincuentes que también generan hechos contra la humanidad, como ha sido la tradicional explotación de paraguayas o bolivianas en los talleres de costura o fábricas clandestinas en Buenos Aires.

Zara, una marca española famosa, no por ser de la alta costura sino por producir ropa para la clase media que cree estar un nivel más arriba, es una nueva forma de negocios que vende más marca que calidad y que es un verdadero gran negocio global. Zara ha subcontratado en Asia a mano de obra semiesclava y con esa experiencia subcontrata en Argentina su producción a talleres textiles clandestinos donde se esclaviza a costureras repitiendo la misma explotación ilegal e inhumana que la que se da en Sao Paulo, Brasil, hasta el punto de que esta “prestigiada firma” tuvo que pagar una multa millonaria por estos mismos delitos que se le imputan también en otros once países.

Los talleres ilegales en el país sureño están ubicados en locales a las afueras de la ciudad de Buenos Aires o en barrios turísticos y con mucha población de inmigrantes atraídos desde la República de Bolivia con engaños, ya que se les promete vivienda, comida, trabajo, una jornada laboral de ocho horas y cobrar en dólares, lo cual jamás se cumple.

Alameda es una ONG que ha dado a conocer que existen, al menos, cuatro talleres ilegales que fabrican ropa para esta firma en el país y que la gente es explotada en jornadas de trabajo inhumanas, que llegan a ser de trece horas.

La organización no gubernamental Alameda es argentina y su lucha es la lucha contra la trata de personas, trabajo esclavo, explotación infantil, proxenetismo y narcotráfico, todos temas que lastiman a los sectores menos protegidos de la sociedad, como mujeres y niños.

A diferencia de las ONG´s que son promovidas desde afuera con fines no claros y con financiamientos más oscuros aún, Alameda nace al fragor de la asamblea barrial de la crisis del 2001, donde el país llegó al default, el dinero dejó de circular y la población se organizó para sobrevivir a partir de la solidaridad, el trabajo y el trueque.

 Tomó presencia internacional con las denuncias de talleres clandestinos que confeccionan prendas para marcas reconocidas a granjas donde se reducían a servidumbre a personas y prostíbulos manejados por políticos y personajes de poder.

En el caso de Zara, las evidencian se obtuvieron mediante grabaciones con cámaras ocultas lo que permitió descubrir como las costureras duermen en literas pegados a las máquinas donde son explotados, como durante la primera etapa de la revolución industrial.

Esto no es un caso aislado, ya que de las 110 primeras marcas de ropa, entre ellas algunas firmas internacionales como Puma y Topper, todas llevan a cabo las mismas prácticas que Zara, y los propios empresarios admiten que la ilegalidad alcanza al 78% de la confección de ropa.

Este sistema de trata y esclavitud ha sido denunciado en México por las maquilas; en Italia, por los talleres que tiene la Camorra y ahora por la fábrica que se ha derrumbado en Bangladesh recientemente que dejó un alto número de muertos.

Ante ese hecho que es la punta del iceberg del amplio mundo del trabajo esclavo, el Papa Francisco lo condenó refiriéndose a las víctimas del derrumbe del edificio que alojaba los talleres de confección que causó más de 400 muertos en Bangladesh, y en la homilía, el Papa recordó que el título que le chocó de verdad el día de la tragedia de Bangladesh fue el de “Vivir con 38 euros (US$50) al mes”, que era lo que cobraba toda esa gente, y eso es lo que se llama trabajo esclavo.

En el otro extremo del mundo, en la hoy pujante y poderosa India, cientos de niñas y adolescentes trabajan sin contrato, privadas de la libertad y en condiciones insalubres durante más de setenta horas a la semana por un salario de 0,88 euros al día, del que sólo podrán disponer cuando hayan transcurrido de tres a cinco años y que a ellas les servirá para pagar su dote matrimonial, ya que provienen de las castas bajas de la sociedad indú.

En el estado de Tamil Nadu, que se ubica al sur de la India, es el lugar en que se encuentran los talleres donde son empleadas, en condiciones que rozan la esclavitud por empresas textiles de aquel país, las jóvenes que buscan poder obtener el dinero para la dote. Estas fábricas esclavistas trabajan para poder suministrar sus productos a grandes firmas internacionales, entre ellas, las españolas Inditex, El Corte Inglés y Cortefiel.

Un detallado informe fue elaborado por el prestigioso Centre for Research on Multinational Corporations - una organización independiente holandesa sin ánimo de lucro que investiga a las grandes multinacionales - y el India Committee of the Netherlands - una ONG del mismo país impulsora de la campaña Clean Clothes (Ropas Limpias) contra la explotación vinculada al comercio textil en condiciones de esclavitud.

Hay una larga lista de empresas que son gigantes mundiales de la moda, que están acusados de comerciar con esa presunta red de trabajo esclavo, de entre ellas destacan: Tommy Hilfiger, Timberland, H&M, Marks & Spencer, Diesel, Gap, C&A, El Corte Inglés, Inditex - propietaria de Zara - y Cortefiel.

Se calcula que 20.9 millones de personas viven en condiciones de esclavitud en todo el mundo hoy en día, pero esa cifra es irrisoria, ya sólo los pobres del mundo son más del 60% y venden su fuerza de trabajo por la comida, en el caso de México, éstos pasan de los 20.9 millones que hay en el mundo.

La mayoría de las personas que son víctimas de la trata de esclavos hoy tienen entre 18 y 24 años de edad en la que pueden ser vendidos a los traficantes de personas para usos diversos, pero muchos más se venden sólo por la comida porque ya no tienen ni la fuerza ni la edad; muchos son de los pueblos originarios.

Las víctimas de la esclavitud más débiles son los niños que pueden tener hasta cinco o seis años de edad, niños a quienes se les robó la niñez y se les marcó psicológica y físicamente y luego como adolescentes que buscan una vida mejor pueden quedar atrapados en un trabajo lejos de su hogar que se vuelve una pesadilla.

La esclavitud es el gran problema de nuestro tiempo, en la medida en que el trabajo se reduce y la población crece, el individualismo domina la ideología de los que ejercen el poder y con ello se sientan las bases o el retroceso para las nuevas generaciones que serán las más golpeadas por la falta de trabajo.

La más violenta de las esclavitudes es la sexual, hija predilecta de esta situación de confusión, impotencia y fin de las esperanzas, y en este caso se repite al revés de la esclavitud histórica, se sacan mujeres y niñas de los países pobres para el placer en los países ricos.

 Nuestra generación no ofrece hasta ahora una solución, más que leyes que no se cumplen, por lo que la esclavitud moderna es un gran negocio que involucra al poder en todas sus dimensiones y que por ello tiene grandes ganancias, genera de más de US$ 32,000 millones al año para poder distribuir entre los verdaderos responsables: jueces, jefes de policía, oficiales de migraciones y muchos más, sin contar los clientes que son de los mismos grupos que los reales operadores.

Se calcula que la mitad de las ganancias de la esclavitud se produce en países ricos e industrializados, ya sea en forma directa o indirecta, además del beneficio de los productos que se venden mayoritariamente allí.

La esclavitud moderna es una nueva forma de empleo, luego del triunfo del neoliberalismo, después que se exterminaron los sindicatos y cooperativas y el individualismo quedó sólo como único paradigma a seguir. A ello se le suma una sistemática reducción del empleo por nuevas tecnologías y un aumento de la población mayoritariamente jóvenes, que al no ver perspectivas de empleo deben girar hacia las drogas y la economía criminal.

 

 

alfredocesar7@yahoo.com.mx

 

 






DeepSkyColors en Facebook!
Imagenes de nuestro planeta y del Universo desde los ojos de un fotógrafo español Visita la página en Facebook y dale a ME GUSTA!