Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 15080 al 15099 
AsuntoAutor
249/13 - GEÓGRAFOS Noticias
Publicación geogra Jeronimo
250/13 - Guatemala Noticias
251/13 - Guatemala Noticias
Re: NoticiasdelCeH Geóg. Ho
252/13 - Guatemala Noticias
253/13 - México: " Noticias
254/13 - México - Noticias
255/13 - Riós Mont Noticias
256/13 - Globaliza Noticias
257/13 - GEÓGRAFOS Noticias
258/13 - Harvey en Noticias
259/13 - Ríos Mont Noticias
260/13 - VIAJANDO: Noticias
261/13 - "La plani Noticias
262/13 - 17ma. Jo Noticias
263/13 - PRESENTAC Noticias
264/13 - VII JORNA Noticias
265/13 - VIAJANDO: Noticias
RE: Notici asdelCe Vicente
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 15398     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 256/13 - Globalización y sociedad del riesgo (Segund a parte)
Fecha:Domingo, 12 de Mayo, 2013  00:54:16 (-0300)
Autor:Noticias del CeHu <noticias @..............org>

NCeHu 256/13
 
 
 

Globalización y sociedad del riesgo

(Segunda parte)

                                                                         

Alfredo César Dachary

 

La globalización desata una compleja red de movimientos, alianzas y transformaciones que afectan de diferentes maneras la economía planetaria y mucho más a la sociedad que la debe asumir.

Con la segunda postguerra mundial se inicia un nuevo escenario de internacionalización del capital que era algo nunca visto anteriormente porque era de gran intensidad y generalidad, ya que el capital perdía su característica nacional y se inician los movimientos y formas de reproducción del capital a escala internacional. La guerra fría (1946-1989) fue la época de desarrollo intensivo del capitalismo por lo que al caer la URSS, se desató una intensificación de estos movimientos y formas de reproducción.

Las transnacionales rediseñan el mundo en términos geoeconómico y geopolítico, pero esta vez las hay de diferentes magnitudes y objetivos y dentro de éstas se instala la economía criminal en su diferentes versiones o especializaciones, desde la trata de personas a la falsificación de diversos productos pasando por el narcotráfico y la venta de armas.

Se pasó de los monopolios o consorcios a un “nuevo orden económico mundial”, donde el lavado de dinero se traslada de los bancos centrales a la periferia de las zonas de los paraísos fiscales.

Las trasnacionales se liberaron de limitaciones de los estados nacionales con intereses diferentes a los nacionales. Así, las grandes trasnacionales son las naciones grandes, los Estados las chicas, allí en el sector financiero, donde es imposible identificar actores está presente el dinero de estas actividades ilícitas y las lícitas de los grandes capitales, que son también ilícitas cuando provienen de la explotación inhumana e inmoral de las zonas más desprotegidas del planeta, hoy Bangladesh, donde la gente trabaja por hambre, y allí están las grandes empresas de fama mundial.

En la base de la internacionalización del capital se desarrolló la denominada fábrica global, el mundo se transformó en una inmensa fábrica, que permitió que se dispersara geográficamente la producción y con ella la de las fuerzas productivas: el capital, la tecnología y la fuerza de trabajo. Esta deslocalización permite una explotación mayor a la criminal economía, la otra cara de la economía criminal.

El mundo se integró como un gran “shopping global” donde la fábrica global es realidad y metáfora a la vez, ya que el capitalismo así integrado, tiene bases nacionales pero no son determinantes porque la mundialización del mismo se impone con sus reglas a todo el modo de producción.

En este proceso, las características clásicas del Estado - Nación parecen modificadas o radicalmente transformadas y quedan a merced de los organismos e instituciones multinacionales, como son la soberanía, los proyectos nacionales, que son remplazados por los Tratados internacionales de libre comercio o las Zonas de conservación multinacionales.

En medio de estos profundos cambios emergen nuevas formas negativas de gobiernos y estados, son las nuevas tiranías criminales, originadas por las nuevas potencias mafiosas en “democracias criminalizadas o mafiosas”, actuando bajo el agua importantes actores de la economía criminal.

Para poder entender estos fenómenos debemos partir de que las organizaciones de la economía criminal no son una anomalía sino un indicador de la evolución criminal del mundo, ya que se pasó también de la “era de la ideología” a la “era criminal”.

Cuando se den los últimos coletazos del mundo antiguo y sus “ilusiones ideológicas”, los verdaderos poderes del nuevo mundo se habrán instalado para siempre y descubrirán su rostro absolutamente depredador, y es que nuestra representación ideológica del mundo nos impide ver la realidad criminal. Esta ilusión beneficia a las mafias que, como entidades criminales furtivas, pasan por debajo de los radares de la prensa  y las comunicaciones del Estado.

Esto significa que estamos frente a un cambio de paradigmas, ya que el poder mafioso está ubicado en el centro de la sociedad, no como era antes en los límites de ésta, por lo que hoy este tipo de actividades deben ser objeto de las ciencias políticas.

Nuestra modernidad debe entenderse también a través de estos nuevos actores criminales que son las mafias; la historia contemporánea resulta incompleta si se niega la existencia del hecho criminal. El crimen aporta datos sobre los miedos y la evolución profunda de la sociedad.

Los Estados mafiosos, gobiernos regionales mafiosos y empresas mafiosas como las que administran la basura y residuos tóxicos en casi todo el mundo industrializado, ya no son un invento de la imaginación. En América, el golpe de Estado contra el presidente haitiano Jean–Bertrand Aristide fue porque pasó de un gobierno populista a un narco estado.

En Italia, país de donde salen los grupos mafiosos más fuertes, los ejemplos sobran, ya que la mafia controla la industria legal de la basura y los residuos tóxicos. Así manejan el 30% de las empresas de tratamiento de residuos, con un total de 705 vertederos ilegales de residuos tóxicos, que cubren 7.000,000 de m2 y además 4,000 vertederos de toda clase de basura.

Cada año desaparecen 11.000,000 de toneladas de residuos industriales, de ellos 300,000 son muy tóxicos, algo que se está generalizando en todo el mundo desarrollado y que ha dado lugar a la denominación del sexto continente, la masa de basura similar a media Europa que flota entre Hawái y California, pero hay más en otros mares.

El vertedero ilegal de La Camorra les daba diariamente 500,000 dólares y además de esto la mafia controla los contratos de depuración de aguas, la gestión urbanística y conservación del patrimonio, todos los resquicios del Estado pasan a control de estos grupos.

El conflicto de los Balcanes llevó al poder a las mafias de la región encabezada por la mafia albanokosovar en: Albania, Bosnia Herzegovina, Croacia, Macedonia, Serbia-Kosovo y Montenegro.

 Kosovo es un estado donde la mafia controla el Estado y su primer ministro  es un delincuente, un criminal que se concreta en sacarles a los presos serbios algunos de sus órganos, generalmente riñones, para ponerlos a la venta. Estas actividades comenzaron antes de los bombardeos de la OTAN en Yugoslavia y prosiguieron sin impedimento alguno hasta 2008.

Todo parece indicar que el líder kosovar, Hashim Thaci, que es respaldado por la Unión Europea y Estados Unidos, es en realidad el jefe de una red criminal con largos años de experiencia, y que es la independiente república de Kosovo: ¿un estado fallido o un estado criminal?

La atomización de Estados o balcanización favorece a la economía criminal, como es el caso de Kosovo, que gobierna el ejército de liberación de Kosovo, disfraz de la mafia albanesa, lo mismo ocurre con los países que emergen en los Balcanes que logran formar estados frágiles que son una meta de las mafias, también entran los procesos de autonomía y los de descentralización del estado.

Según Pierre George ”…se forman nuevos imperios, invisibles en el mapa, sin límites físicos ni jurídicos, que poseen una naturaleza inmaterial. No aparecen en los atlas ni en los repertorios políticos, pero extienden sus redes sobre el planeta y concentran su poder efectivo en determinados sectores preferentes que pasan a convertirse en lugares de confrontación del poder económico y técnico. Las estructuras invisibles son mucho más sólidas y están menos expuestas desde el punto de vista político, mediático y judicial”.

Busca su integración al sistema, y como en el mundo actual de la política se requiere de grandes sumas de dinero, su poder económico compra candidatos y para ello actúa con sigilo y bajo perfil, promoviendo candidatos “limpios”.

Puede la sociedad mediática actual descubrir la existencia de un mundo invisible, les conviene ponerlo al descubierto, los medios determinan lo bueno y lo malo, moldean un nuevo tipo de persona: emotiva, estresada y dotada de una actitud mental particular según la cual lo que no puede mostrarse no existe, por ello los medios disimulan el mundo real que no muestran.

Las organizaciones son objetos vivos, fluidos y multiformes, que poseen una inmensa capacidad de expansión a nivel mundial; en general, el Estado tiende a negar la existencia de actores extra estatales, como una forma de “defensa” para evitar la descalificación de estados fracasados.

Para Martin Heidegger, las mafias son verdaderos poderes configuradores del mundo moderno, al igual que los Estados, las trasnacionales y las ONG, desconocerlos es no querer ver una nueva realidad que hoy nos acecha, por un lado la economía criminal y por el otro la criminal economía, aquella que legalmente deja a millones de personas en la pobreza. ¿Cuál de las dos es más perjudicial?

 

 

alfredocesar7@yahoo.com.mx